+ 1

Con los ánimos bajos

Esto de pelear por la permanencia hace que estés en un constante cambio de estado de ánimo. Si tras el partido del Espanyol veíamos la cosa mucho más fácil e incluso los más optimistas (que algunas veces parece que existen) hablaban de dar la sorpresa en Sevilla, esta semana estamos otra vez mirando el calendario de los rivales, rezando para ganar el domingo al Madrid (esta semana dedicaré un post para hablar del asunto del precio de las entradas) en un San Mamés que no va a tener, me temo, el efecto presión de otras ocasiones.

Era lógico y previsible perder en Sevilla. Sin embargo noto, otra vez, que vuelven al ambiente el derrotismo, el miedo y las angustias. La forma de perder hace estragos. La imagen dada en el partido fué bochornosa. Es fácil criticar ahora a Mané, a toro pasado, pero a mi no me gustó nada en absoluto el planteamiento y mucho menos los cambios. Aún así, no merece la pena analizar mucho más ese partido. Quedan siete y hay que ganar tres de ellos. El margen de error se ha estrechado hasta tal punto que ya la tarea es más propia de francotiradores que de futbolistas. No se puede fallar ante Mallorca, Depor y Levante.

Ante el Madrid, no nos engañemos, lo vamos a tener muy complicado. San Mamés no sé si responderá como en otras ocasiones, el arbitro de turno (uno de los malos) creo que no va a poder con la sucia campaña que se ha iniciado desde la capital madrileña para este partido y, no le quitemos méritos, el Madrid es un equipo muy bueno fuera de casa. Un empate, a priori, sería un resultado positivo, aunque lo sabremos bien antes de empezar el partido. Creo que la alineación de Mané y su planteamiento variarán en función de lo que los resultados de la jornada deparen.

Por último, os animaría a los que sois socios a que acudáis al partido. Al margen de lo que nos parezca la decisión de la impresentable directiva, el equipo necesita un campo lleno. Es hora de hacer un esfuerzo más. Si se diese la casualidad de ganar ese partido estaríamos muchísimo más cerca de la salvación. Después podremos criticar a la señora del bolso con más legitimación. Más todavía, si cabe...
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

1 comentario

  1. La verdad es que yo me lo esperaba. Tras ganar al Valencia y cuando se avecinaba el partido del Espanyol pensé que la necesidad de ganar era más acuciante que nunca. Y es que yo contaba con las dos derrotas frente al Sevilla y Madrid y me aterrorizaba pensar en 3 partidos seguidos perdidos sin disponer de un colchón de puntos. Por ello al ganar a los de Valverde me tomé las cosas con alivio. Sabía que venían 2 huesos y 2 derrotas eran muy probables pero que no iban a sacarnos de la pelea, por el colchón obtenido y por la actitud vista en el campo en casa. Pedirles más es una quimera, vista la situación del equipo últimamente y la Lanjarón edición especial que los sevillanos poseen. Y frente al Madrid lo mismo dada la campaña de basura con la que pretenden sepultarnos.
    Y respecto al partido tengo decidido no ir desde hace semanas. Cobrar 50€ cuando el equipo se juega tanto es de impresentables. Y luego financian viajes para que la afición les anime, no te jode, pues podían haberse aplicado el cuento.
    Lo del Madrid lo doy por perdido, pero sin desesperar, todo previsto, el partido clave es el siguiente en Huelva.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.