+ 0

A seguir trabajando para que las cuentas salgan

No seré yo quien se suba al carro de los optimistas ahora que el Athletic suma, por fin, tres puntos tras un partido trabajado, pero con buena dosis de suerte a favor y un arbitraje en condiciones (porque no nos engañemos, si Mejuto no gustó en Valencia y recibió pitos en san Mamés es que estuvo correcto).
De no haberse ganado el partido, estaríamos con la moral por los suelos, puesto que la imagen dada no fué como para prometérselas felices. El Athletic, al igual que en otros partidos, trabajó a destajo (sí, como en otros partidos José Luis Bilbao) pero sin fútbol, sin brillo... Ahora sólo queda esperar al Espanyol y, por que no, intentar conseguir la victoria, pero sin volverse locos. No debemos caer en ese estado de ansiedad que nos ha hecho no sacar ni un punto contra Osasuna, Betis o Nástic. Cuatro de seis puntos los hubiésemos firmado la pasada semana. Vamos a garantizar los cuatro y después busquemos con calma los seis.

La jornada fué propicia, muy propicia. El Athletic está vivo porque en esta liga nadie parece querer tranquilidad y eso es lo único que nos está ayudando. Tras la racha negativa que hemos pasado, con 5 de 9 partidos en San Mamés, estar fuera del descenso es para estar mínimamente esperanzados. No ya por el fútbol que este equipo puede dar, que es inexistente, ni por las ayudas arbitrales; (qué caradura eres Sánchez, qué forma más descarada de intentar maquillar la prepotencia que te llevó a alinear un equipo de partido veraniego contra un Athletic al que creías haberle ganado los puntos antes de venir a San Mamés) si el Athletic se salva es por su entorno, por esa afición que el sábado dió una leccíon de lo que es animar y llenar un campo en plenas vacaciones para hacer conseguir los tres puntos que permiten soñar con seguir en primera.

Que no nos pueda el optimismo. El reto es complicado, pero es posible. Todo pasa por una mezcla de casta, suerte, ánimos del público y, lo más importante, por evitar que ahora nada desestabilice al club.

Sigo viéndolo dificil, pero tras los nervios que me produjo el partido (verlo en la Sexta, con el bufón Montes es auténticamente infernal) las cuentas pueden salir. Además, tal y como va la clasificación, con 40 puntos o hasta con 38-39 puede haber salvación matemática este año.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

Publicar un comentario

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.