+ 1

Abrir o cerral el grifo

Suenan muchos nombres a estas alturas de la mal llamada precampaña. Y no sólo de los que pueden entrar, sino para indicar quienes serán los que crucen la puerta de salida en caso de ganar la candidatura de García Macua. Los nombres flotaban en el ambiente. Fueron señalados por Clemente por ser miembros de la Comisión Deportiva que decidió su salida y el posterior nombramiento de Sarriugarte como entrenador del primer equipo. También han sido los destinatarios de algunas insinuaciones por parte de ex jugadores como Alkorta. Mi sensación es que, además de una medida populista por parte del precandidato, detrás de la decisión se esconde una estrategia.


Y puede ser bien un acercamiento a Clemente y su entorno –aunque me extrañaría muy mucho que Macua lo integre en su proyecto deportivo- y/o un paso necesario para intentar obtener una amnistía para el bueno de Carlos Gurpegi.

Entre los nombres que se barajan para entrar, parece que se enfría el interés por Iraizoz por el alto precio fijado por el Espanyol. Y es que ya basta de soportar los intentos de extorsión que pagamos por nuestra -cada vez más- incongruente filosofía. Si los pericos creen que algún club les va a pagar los 7 millones de euros por el portero que ellos mismos han considerado suplente a lo largo de la temporada, es lógico que demanden esa cantidad. Pero el Athletic no tiene una carencia en ese puesto que justifique el desembolso. Máxime viendo que no existe lateral izquierdo o que se debe encontrar en el mercado un delantero centro.

Por último, está el asunto Kepa Blanco. El debate suscitado me parece indigno y me avergüenza. No se suscitó con Mario Bermejo ni tampoco con Santi Ezquerro. El ruido por el fichaje de David López ha sido, también, escaso. ¿Cómo se come que ahora los talibanes del vasquismo, los que reparten carnets de identidad virtuales, se rasguen las vestiduras? Creo que Kepa puede jugar en el Athletic. Primero, porque necesitamos un delantero; segundo porque es un jugador con un nivel futbolístico prometedor; tercero porque su madre es vasca y hace tiempo que se abrió esa senda; cuarto, porque no me considero quien para juzgar el sentimiento de nadie.

Esta semana escribiré un post más detallado con las reflexiones que todo ello me merece, pero la pregunta clave que traslado es, ¿no puede jugar en el Athletic el hijo de un vasco cuyo padre por cualquier motivo –laboral, decisión personal o lo que sea- haya tenido que ir a vivir fuera de Euskal Herria?

Abrimos en su día un grifo. Ahora la cañería por el efecto de la presión hace ruido y debemos debatir si lo abrimos del todo o lo cerramos.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

1 comentario

  1. Tras la bajada de pantalones del señor García Macua de hoy, he de decir que estoy hasta las mismísimas pelotas, paso de ir a votar. Menuda mierda y que vergüenza estoy pasando.



    PD: Javier González me parece inaguantable

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.