+ 2

Y ahora... ¿qué?

Ya está la temporada finiquitada, ya hemos logrado la tan ansiada –y por momentos más que complicada- salvación con un triunfo fácil y cómodo ante el Levante y debemos centrarnos en que el club de un giro no sé si de 90, 180 o 270 grados, pero un cambio radical.

Esta afición ha demostrado que es distinta, que es grande, que defiende a su equipo por encima, incluso, de lo razonable. Cualquier persona despistada que viese imágenes de San Mamés ayer y que desconozca lo sucedido, pensaría que en ese campo se jugaba un partido con objeto de ganar un título de liga. Nunca he visto tantas camisetas rojiblancas juntas. La forma de gritar, de animar o de cantar el himno al inicio del partido ponían la carne de gallina.

Pero para mantener esto a futuro hay que invertir la tendencia. Debemos pensar en reforzar la plantilla de manera urgente. Doy por sentado que nadie entrará a debatir en profundidad sobre la filosofía, cuestionada en horas bajas, incuestionable, al menos hasta ahora, en procesos electorales. La presencia de una sexta candidatura -tu nuevo Athletic-que abiertamente apuesta por los extranjeros es una oportunidad para tomar la temperatura de la aceptación por parte de la masa social de esta opción. Habrá que ver quienes la conforman, porque si el nivel de propuestas y de capacidad de transmisión de ideas está a la altura de la precandidatura Athletic Eup!, mejor que se queden en casa.

Me preocupa la imagen que se va a dar en las elecciones. Es momento de que personas serias debatan abiertamente sobre el Athletic de futuro y que tras las elecciones se deje trabajar de verdad a una directiva que deberá ser potente si queremos poder pervivir en la primera división. No veo opciones más que para García Macua y Ercoreca. El resto –Zuluaga merece un post aparte- creo que serán convidados de piedra. Javier González, según dicen, ha manifestado que no cree necesario acometer fichajes para la próxima liga. Si es cierto, este señor es un humorista, no un presidenciable.

Me gustaría que la junta que saliese de las elecciones tuviese amplia capacidad de gestión, relaciones para buscar patrocinadores –especial relevancia tiene la camiseta- valentía para plantear una subida de cuotas –es impopular, lo sé, para mi el primero, pero si queremos potencial económico hay que asumirlo- y confiar la gestión deportiva en quienes conocen el fútbol, al margen de que sean exjugadores del Athletic.

El susto de estas dos pasadas campañas debe hacernos ver la necesidad de cambiar el modelo de gestión del club de las últimas dos décadas. Si nos resistimos a no variar la filosofía debemos atinar en los fichajes, contener el gasto con una gestión responsable y optimizar los ingresos para acometer las inversiones necesarias en aquello que verdaderamente necesitamos: potencial deportivo.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

2 comentarios

  1. Lo de ayer no fue un partido fue un simulacro, un sainete. Jamás había visto un equipo hacer salidas al fuera de juego suicidas como hizo el Levante ayer, partido más facil no hemos tenido en muchos años. La verdad es que es sospechoso y Abel Resino tuvo que justificar la pésima imagen de su equipo aduciendo a que una vez salvados es dificil mentalizarse.

    Y a las 21:00 otro equipo de los llamados mediocres, el Mallorca demostró que ha conjuntado un equipo bien serio para el próximo año. Con los mediocres mejorando de este modo veo dificil conseguir el próximo año más de 50 puntos. Y eso siendo optimista, si nos respetan las lesiones. Vamos que veo dificil aspirar a algo serio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estamos sumidos en la mayor de las mediocridades, nuestro equipo arrastra su prestigioso nombre, no pintamos absolutamente nada en el fútbol español, y no digamos ya en el europeo o mundial.

    Mientras tanto párrafos como este, aparecidos en la crónica de la web oficial me hacen sentir vergüenza ajena e indicarme lo bajo que estamos cayendo, válgame dios:

    "Las socias, los socios, los peñistas, los simpatizantes, las personas que han sufrido en casa, las que no lo han querido ni ver ni oír, los que creen y los que no creen, los que han aplaudido al final y los que han silbado, los que han mandado mensajes durante la semana o al final del encuentro como si estuviéramos en Navidad, los que han poblado balcones y ventanas de rojiblanco... los que por razones de edad nunca han podido celebrar un título y han vivido lo de hoy con similar emoción. Quizá suene a poco salvarse en la última jornada, pero para los que estamos orgullosos del Athletic tiene el valor de un inmenso tesoro."

    Para mi por lo menos no tiene valor de un tesoro ni hostias, simplemente hemos evitado un desastre, pero este barco está a la deriva, y para asalir de esta mediocridad más que competir con las mismas armas de nuestros rivales. Si no, el descenso a segunda no estará lejano.

    Por cierto lo de la candidatura que propone extranjeros tiene una pinta de bufonada acojonante.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.