+ 0

Más de lo mismo

Vengo tiempo diciendo, y en esta bitácora se puede comprobar, que este Athletic no es el que era. Ayer al margen de la decepción en lo deportivo, que es una más, esperada -no se si por la cautela con la que afronto ya las temporadas o por el pesimismo inherente a la época post-vacacional-, me entristeció y me enrabietó, a partes iguales, la actitud del público de San Mamés. No se puede jugar a aplaudir al final del partido al rival si te has cebado con dos de tus jugadores durante los 90 minutos. Creo que Casas no tiene la culpa de ser el menos malo de los laterales izquierdos que ha dado Lezama en el último lustro, de pasar de estar defenestrado la pasada temporada a ser titular en la puesta de largo de la Liga BBVA.

Alguien debe explicar la decisión. Si Koikili era para muchos, no sólo para Caparrós, un acierto por su actitud, su sacrificio, su capacidad de dar la cara y a pesar de las innumerables carencias que otros muchos le veíamos, ¿cómo se explica que un jugador al que se dejó sin ficha le quite el puesto con esa facilidad? Lo peor es que, además, el estado físico de Casas, principalmente su carencia de velocidad, es alarmante. No sólo de Casas, el resto del equipo ayer deambulaba por el campo, a velocidad de tractor, mientras el Almería hacía gala de chispa y velocidad a cada contra.
Ya lo dijo Yeste, silbado de manera aterradora por esa mayoría de la afición que no le quiere ni ver, pero que seguro montaría una campaña contra el presidente si decidiera traspasarlo. Al único de nuestros jugadores con presunto criterio futbolístico (porque desde luego hace tiempo que no lo muestra y su carrera deportiva empieza a declinar) se le niega el pan y la sal cuando falla, cuando calla y cuando habla, a pesar de que, para mi, dijera la pasada semana las verdades del barquero. Porque, ¿no se ha demostrado que la pretemporada ha sido calamitosa? ¿Han servido los amistosos para algo más que para hacer caja? El afán recaudatorio en que la directiva ha decidido poner el acento de su gestión ha puesto en peligro el aspecto deportivo. 17 partidos amistosos, con viajes a Huelva, Marruecos, Inglaterra, Cádiz, Canarias, Cuenca... ¡qué locura! Han hecho que el equipo no entrene prácticamente el apartado físico y ayer se pudieron ver las carencias. También la merma en lo deportivo con el traspado de Aduriz es importante por lo que resta. No estamos sobrados de alternativas en lo deportivo y la baja del donostiarra resta posibilidades.

Veremos si los millones ingresados, de los que hemos gastado ya el 20% en la compra de un lateral izquierdo con currículum de 2ª B que tiene la oportunidad de su vida de dar el salto a primera viendo lo barato que es jugar en ese puesto en el Athletic, sirven para, al menos, fortalecer al club para poder el año próximo acometer la incorporación de gente que refuerce en lo deportivo.

Y por último, lamentar el tono revanchista de algunos periodistas. Lo de Javier Ortiz de Lazcano en El Correo –ver aquí- atizando a Yeste (ahora es él, mañana será otro) de manera excesiva y vengativa es lamentable. Creo que este hombre, no sé si a sueldo de Vocento, de Macua, o de ambos dos, lleva ya un tiempo practicando un periodismo vergonzoso. Si a Lamikiz le atizaba cuando existían razones y cuando no las había, la defensa de la directiva actual bajo cualquier circunstancia y utilizando las páginas de su periódico como brazo armado pasa ya de castaño oscuro.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

Publicar un comentario

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.