+ 3

Dávila al rescate. ¡Qué tranquilidad!

No puedo resistirme a comentar el último número de la revista de humor del Grupo Intereconomía. Esta semana, después del circo a cuenta del Marichalazo, salen a rescatar a nuetro Athletic Club de las garras de los que Anson bautizó como proetarras. Denuncian que existe una campaña de la izquierda abertzale para tomar al asalto el club. En ella toman parte destacados jugadores del vestuario rojiblanco.

En su línea habitual, el rigor de la información es inexistente y se limitan a hacer un collage de informaciones publicadas, aderezadas con los tópicos y las calumnias que los periodistas que tienen por costumbre adelantar al pepé por la derecha suelen vomitar en las tertulias. Y es que no hay que olvidar que el director del planfleto es el gran Carlos Dávila (alter ego de ese cerebro hispano de nombre Curry Valenzuela) o que el fundador es Jaime Campmany, histórico camisa azul.

Una de las cosas que más me molesta es que parte de esa información se haya basado en artículos poco rigurosos y malintencionados publicados (¿por encargo?) en Bilbao, curiosamente antes de que el equipo fuese al Bernabeu. El publicado el jueves 23 por Eduardo Rodrigálvarez en El País es uno de ellos -o quizá el peor de ellos- y sirvió, además, como pase de la muerte para que de la Morena rematase al Larguero ese día por la noche.

Estoy harto de la politización del Athletic. No estoy en absoluto de acuerdo con la iniciativa de estos socios, no por su militancia política -que no me importa, igual que la del presidente- sino porque en muchos casos son los mismos de siempre -con su eterno afán protagonista-, se llamen Compromisarios por el Athletic, Athletic Eup o Por el río nervión bajaba una gabarra. Son los que llenan las tertulias de teles locales, creyéndose los gurús y representantes de 33.000 socios y de toda Bizkaia, cuando en realidad muchos debieran dejar que les representen otros, porque da pena verles abrir la boca.

Pero volviendo a la información, hay que reconocer que ni El Jueves ni Ripa y Rodríguez en Caduca Hoy han conseguido una portada tan graciosa como esa. Ver a Sarriegi, Tiko, del Horno y Aduriz en la portada como miembros de la caseta es divertido. Pero ya que nos digan que Yeste es alguien cercano a la izquierda abertzale es de carcajada.

Lo peor de todo esto es que los que damos pié a ello somos nosotros con nuestras batallas intestinas. Ya sean los compromisarios capitaneados por Goirizelaia como los afines a Lertxundi, Arrate, Lamikiz, Erkoreka o el hábil García Macua. Quizá lo mejor sea seguir echando leña al fuego, a ver si lo terminamos de reventar. Yo propondría regalar una camiseta firmada por los de la portada a José Barrionuevo, Pío Moa y Federico J. Losantos y hacer presidente de honor del club a Josu Ternera, en aras de convertirnos en campeones de la transversalidad, para mayor gloria de José Luis Bilbao (que corrió a socorrer a su amigo Macua), Josu Jon, Petronor y la planta de coke muskiztarra.

Y el sábado el Villarreal, pero como ya tenemos asumido que hasta la décima jornada llegamos con cinco puntos, ¿para qué hablar de fútbol?
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

3 comentarios

  1. Me quedo con una idea de las que expones: si Época se ha lanzado al ruedo es porque algunos le han puesto el toro en suerte. Es lo peor de todo este asunto, que de un tiempo a esta parte el ruido político es el que más se oye en el Athletic.
    (acabo de ver en una tertulia de ETB a un par de señores siguiendo estupendamente el juego que nos marcan Dávila y los suyos)

    ResponderEliminar
  2. La única respuesta es la de los tribunales. Y material para ello parece que existe.

    Julen, como abogado, ¿qué opinas?

    ResponderEliminar
  3. Solo con la portada, como poco, veo indicios de delitos de injurias. No he podido leer el artículo pero supongo que será igual de vomitivo que la portada.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.