+ 2

Nueva decepción

Disiento de la mayoría de las crónicas que he podido leer esta mañana. Es lo que tiene tomar café en el Zodiakos, que en un momentito puedes ojear lo que cuentan en la mayoría de periódicos vizcainos. A mi el Athletic no me gustó. Y no me gustó porque salvo los primeros 45 minutos, en los que tampoco sobresalió en exceso, en el conjunto de los 90 estuvo a merced de un Barça que a un ritmo muy bajo hizo lo mínimo para ganar.

Si analizamos nuestras ocasiones, las únicas claras fueron dos, en la primera parte y a balón parado. El resto, meros tiros con balas de fogueo. Este equipo tiene poco espíritu. Ayer trabajó, pero lo hace sin carácter. Lo intenta, lo pone todo, pero el equipo no tiene ni chispa, ni velocidad, ni físico. Y carece de calidad.

El profesor Joaquín Bacterio, además, se empeña en realizar cada semana un invento para comenzar cada misión. Todos ellos son desacertados. Y lo peor es que no consigue encontrar el antídoto hasta que el daño está hecho. Normalmente los antídotos no suelen ser muy efectivos, siempre es mejor prevenir. Ayer, de inicio, volvió a desordenar el equipo. Inventó una posición de mediapunta defensivo para Garmendia, portento físico por todos conocido, apostó por Yeste para el medio centro -sabedor de que es su hombre de más pulmón para combatir a un equipo como el Barça que no sabe mantener el balón en el centro del campo- y optó por dejar sólo en punta a un Llorente que no se enteró de la fiesta en toda la tarde. 

Menos mal que no le dió tiempo a terminar su nueva arma destructiva: poner al bueno de Gurpegui de interior derecha. Ello hubiese sido el súmmum. Amorebieta vuelve a ser el jugador alocado de hace dos años (¡vaya entradita ayer!) y Ocio parece que sólo se acuerda de corregir los errores ajenos. La defensa flojea, cuando era de las pocas noticias positivas del pasado año. ¿Ahora quiénes son los estratégicos? ¿Balenziaga?

Cinco puntos en siete partidos, marca que bien pueden empeorarse el domingo en ese Bernabeu que tanto nos aprecia. Los números son, otra vez, de vértigo. Y asumir que por cuarto año consecutivo vamos a pasar la temporada sufriendo se antoja insoportable.

Mientras tanto, el Superintendente Vicente Macua sigue buscando enemigos por doquier. El sábado uno de sus mejores agentes Mortadelo Ortiz de Lazcano denunciaba un contubernio judeo-masónico celebrado en el edificio de la Bolsa de Bilbao en el que la supuesta oposición se reunió para deliverar sobre la asamblea. En ella se reunieron miembros de todas las candidaturas perdedoras de las últimas elecciones y de plataformas supuestamente organizadas. ¿Para qué? Eso no me quedó muy claro pero El Correo, por si acaso, ya lo denuncia de antemano.

Veremos qué dice hoy el otro agente secreto, Filemón Velasco. Éste es mucho más directo y menos sibilino.

Y así está el Athletic, moribundo en lo deportivo y con guerras fratricidas en lo social. Pero el público no falla. Ayer muy buena entrada a pesar del coste de las entradas y de la situación del equipo. Por eso me hace gracia cuando nos llaman la atención a los socios y aficionados sobre nuestra responsabilidad. Y cuando vienen del entrenador, me producen carcajadas. Aquí los de fuera siempre vienen a enseñarnos, sean de Utrera o sean de Mönchengladbach. Le leí recientemente a Latxaga que Caparrós y Macua se han convertido en la nueva pareja Monchito-José Luis Moreno, que ya no se sabe quién es el que pone la voz y las ideas. Qué cierto es.

Como anécdota final la sorpresa que me produjo ayer ver muchísima gente vestida del Barça por Bilbao y por San Mamés. Mujeres, hombres, niños e incluso personas de otros países que seguro viven en Bilbao y que se han hecho aficionados del Barça. Eso es una muestra clara del empequeñecimiento de nuestro club. Lo que más me... digamos alucinó fué ver un matrimonio vestido del Athletic que llevaban de la mano un crío de unos tres años vestido del Barça. Si eso es lo que transmitimos, en poco tiempo colgaremos el cartel de liquidación por cese de negocio.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

2 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Ahora Joaquín Bacterio, antes Forrest Gump Irureta, Espantapájaros Mendilibar, Mostachón Mané, Cucaracha Sarriugarte...sigamos, ¿quién será el siguiente en esta casa de putas?

    El mayor error de este buen señor es haber tragado con lo que le dice Macua, creo que se ha equivocado viniendo a esta casa en ruinas, como se equivocará cualquier entrenador con un mínimo de prestigio que acepte fichar por el Athletic.

    Cuando nada funciona porque no hay más cera que la que arde, te desesperas, buscas, revuleves el armario para dar con la llave, tus decisiones dejan de parecer coherentes, pero es que esto ya no hay por donde cogerlo.

    Si yo ahora fuera niño, estoy seguro de que no sería del Athletic, les comprendo perfectamente a estos niños.

    Bacterios, Filemones u Ofelias, sinceramente, cada vez me la traen más floja.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.