+ 7

Empate insuficiente

Al margen de puntuar, de seguir sin ser colistas, del alivio de puntuar un partido que se daba por perdido, poco positivo se le puede ver al panorama del equipo. Caparrós consigue mantenerse al frenta del banquillo una semana más -creo que aún perdiendo tenía garantizado seguir tanto en Copa como contra Osasuna-. El equipo ha demostrado, quizá por primera vez en la temporada, algo de carácter y capacidad de reacción, pero hasta ahí. Poco más.

Partidos como el Mallorca son de esos en los que por conseguirse el empate cuando te temes lo peor tienden a que te muestres un poco más condescendiente con el equipo. El análisis frío (que es la única forma de hacerlo) hace que te des cuenta que nada ha variado en exceso y que, tras diez jornadas, ¡diez!, nos encontremos con seis puntos. Un mísero 20%. A este ritmo, terminaríamos la liga con 23.

Encajó el Athletic un gol muy pronto y ahí se le complicó el partido ante un Mallorca que tuvo a Arango como jugador más destacado. La primera media hora de partido el equipo desapareció. Un buen remate de cabeza sacado sobre la línea por un defensor y el penalty marcado por Iraola metieron al equipo en el partido. Apostó Caparrós por variar el muy criticado doble pivote de los últimos partido ligueros con Yeste y Orbaiz introduciendo a Javi Martínez. Al apostar arriba por Etxebe y Llorente, Yeste vió el partido desde el banquillo. Finalmente, y después de todas las probaturas, a Ocio lo acompañó Ustaritz en el centro de la defensa.

En la segunda parte no le dió tiempo al Athletic a lucirse en exceso. Su intento de ir a por el partido lo cortó de cuajo Arango en dos ocasiones. Ahí, cuando ya parecía todo perdido, resurgió el Athletic con los goles de Llorente y Vélez.

Las reflexiones a lo sucedido son varias. La primera, que los cambios en el centro del campo debían haber afectado también a Gabilondo. No está para jugar. Ustaritz está falto de ritmo y no parece el jugador al que hizo debutar Clemente. Habrá que darle tiempo, si las lesiones no lo convierten en una segunda edición de Tabuenka, un jugador que pasó más tiempo en la enfermería que en el campo de juego. Sigo sin entender de qué va Aitor Ocio. Da la sensación de estar más pendientes de las guerras, los codazos, las tarjetas y las tanganas que de defender. El centro de la defensa es un auténtico coladero y eso es lo que nos está consumiendo. Por otra parte Yeste aporta, y mucho, cuanto más cerca esté del área contraria y con libertad de movimientos. Hoy me ha gustado. Y me ha sorpendido Llorente. Creo que ha sido, por primera vez en tiempo, el jugador que ha contribuido a mantener al Athletic vivo creando peligro en balones jugados en muchos momentos sin ningún tipo de criterio. De la misma forma que le critico muchas veces hay que reconocer que ha sido el artífice del empate de hoy. Vélez, en su estilo, lleva ya tres goles jugando poco, aún siendo cierto que ha fallado unos cuantos. Y curioso lo de Susaeta. La paciencia infinita que el de Utrera tiene en algunos (i.e. Ocio, Gabilondo, David Lopez, Llorente) no parece existir para el eibartarra.

Se le critica también a Medina Cantalejo por anular un gol de Llorente (lo cierto es que pitó antes) por falta a un defensa y por no ver un penalty al delantero de Rincón de Soto. Es cierto, se ha equivocado, pero creo que estuvo correcto en general, valiente en pitar el primer tiro desde los once metros y en no dejarse llevar por las presiones del Mallorca. Espero que los amigos del presidente no nos intenten confundir ahora con los arbitrajes para desviar la atención de lo deportivo, porque no sería nada justo.

Ahora ya todo pasa por ver si lo de la Copa en Huelva es un trámite y no hay sorpresas, para pasar a jugar la enésima final de los últimos cuatro años contra Osasuna el domingo. Me da, fráncamente, mucha pereza. Caparrós llega muy cuestionado y el equipo muy criticado. Todo lo que no sea ganar será un punto de no retorno hacia la angustia total durante la temporada, al más que seguro relevo en el banquillo y a la definitiva revolución en lo social. El Athletic es una olla de presión a fuego alto.

En lo que respecta al morbo, Aduriz no marcó, pero dió dos pases de gol. El empate y los goles de Vélez y Llorente han ayudado a que no se ponga mucho acento en este detalle, pero ahí está el dato.

Por último, y como maldad, el comentario a la portada de El Correo de ayer. La prensa del régimen (Latxaga dixit) sacó al bueno de Macua dando su apoyo a Caparrós en plena primera plana. No se puede quejar el presidente. ¿Cuánto cuesta una imagen como esa en un diario de esa tirada? Desde luego tiene García amigos poderosos y generosos.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

7 comentarios

  1. Efectivamente, no sé si el empate es bueno (un punto es un punto) o malo (sirve para prolongar algo a lo que no se le ve mucho futuro). Nada nuevo bajo el sol en Mallorca. El mismo equipo despistado y sin ideas sobre el campo, con una defensa que encaja dos goles gemelos (el 2-1 y el 3-1) Por cierto, el 1-0 y el 2-1 antes del primer cuarto de hora de cada tiempo.
    Si no se gana a Osasuna estaremos peor que antes de empatar contra el Mallorca, así de claro.

    ResponderEliminar
  2. Yo no soy tan negativo como vosotros, creo que la primera parte fue penosa, pero en la segunda, el Athletic, guiado por un gran Yeste y un soberbio Llorente, que dominó por completo el juego aereo, dominó casi por completo al Mallorca.

    También hay que dar algo de mérito al rival y reconocer que los dos goles del Mallorca del segundo tiempo son dos golazos, sólo a la altura de un jugador con una calidad en el golpeo descomunal. Muy bien también Aduriz en ambas dejadas.

    Un empate como el de ayer tiene gran valor, no estoy para nada de acuerdo con los que decís que sirve para poco.

    Lo mismo oí cuando Iraola puso el empate a 3, en el último minuto, en Anoeta hace unas temporadas.

    Está claro que la presión es grande para ganar el domingo, pero de perder 6 partidos seguidos a empatar un partido que a falta de 15 minutos vas perdiendo 3-1, hay un trecho grande, por mucho que sólo sea un punto más.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Si no me equivoco Iturraspe estuvo en la convocatoria y yo me pregunto: ¿no necesita esta chaval jugar partidos? ¿le necesita el Bilbao Athletic?, ¿porque le lleva convocado si no le va a sacar a jugar? ¿para qué tenemos a Garmendia?.

    Muchas interrogantes para otra mala gestion deportiva a mi parecer de Caparrós.

    ResponderEliminar
  5. Hombre, verte a ti Kevin tan optimista siempre es positivo y reconfortante. Yo coincido más con Juan Carlos, este empate sólo será bueno si -y sólo si- se gana a Osasuna. En lo que respecta al juego está claro que vimos a la mejor versión de Llorente y a un Yeste que dió lo mejor de si mismo, motivado seguramente por el cambio de puesto y el no verse de inicio en el once. Lo que dices del Mallorca, para mi, es más demérito del Athletic que otra cosa. Lo de encajar tres goles, por mucho que sean golazos es muy preocupante. Aunque que Arango la rompa como nadie, no puede recibir por dos veces sin ningún tipo de impedimento.

    Coincido en el valor de obtener un punto cuando todo estaba perdido pero, sinceramente, con las necesidades que tenemos no me puedo mostrar muy optimista por ello. A mi este empate me recuerda más al que se obtuvo en Valencia en época de Sarriugarte (con gol de Llorente al final del partido) que al de Anoeta. Veremos qué damos de si ante Osasuna. Miedo me da. Es el clásico partido en el que todos creemos que vamos a ganar porque toca, porque el rival aún no lo ha hecho, porque ha marcado pocos goles... y luego nos complicamos la vida en exceso. Ojalá me equivoque, pero volver a ver partidos como aquel Athletic-Cádiz de la tercera era Clemente me acongoja.

    ResponderEliminar
  6. Coño micólogo, ongi etorri.
    Estoy de acuerdo en lo de Iturraspe. Para que no juegue (y creo que tenía claro que no lo iba a hacer) mejor lo hubiese dejado con Liñero, que falta le hace.

    Lo de Garmendia extraña, pero no más que otras cosas. El asunto Koikili-Casas que no hace sino alimentar rumores en la calle, prescindir de Susaeta, empecinarse con Gabilondo u Ocio... Creo que Caparrós está nervioso, ni confía en la caseta ni ésta en él, ni sabe cómo enmendar la situación. Dicho esto, tampoco tengo claro qué entrenador puede ser adecuado para salir del paso...

    ResponderEliminar
  7. Eskerrik asko por la bienvenida, participare siempre que tenga ocasión y tenga algo que aportar.

    Sobre la referencia a Susaeta que realizas, ayer el de Eibar el tiempo que estuvo en el verde balear desbordo y tuvo uno contra uno que es lo que mejor se le da, ya que el físico no es su fuerte. Me gusto mucho Susaeta.
    También observe por las fotos que he visto, que el equipo ha cerrado filas y hay implicación.Sacaran adelante la crisis deportiva, confio en los leones.

    Sobre el tema de cambio de entrenador que suscitas en caso de resultados adversos, lo ideal es un entrenador vasco, ya sea el tamden Mane-Ondarru o Iruretagoiena residente en Guetxo y que ven todos los partidos.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.