+ 1

Mayday, mayday, mayday

Una primera parte dicen que decente -yo sigo insistiendo en la crítica por la falta de pegada- dió paso a la desaparición del equipo en la segunda. Menos mal que Caparrós dijo que la derrota del Bernabeu iba a marcar un antes y un después. Si es así, casi prefiero el antes. El Athletic tiene el mismo olor que en el llamado bienio negro y todo hace indicar que la temporada volverá a ser tan angustiosa como aquellas.

Y es que no veo mucha salida a la situación. Mallorca y Osasuna, próximos rivales, marcarán el destino del entrenador de Utrera, al que se le acaba el crédito. Una reacción inmediata debiera pasar por ganar los dos partidos. Perder en las islas haría que el entorno zurigorri pida la cabeza del mister, si no algo más. El ambiente es irrespirable, ayer se vieron pañuelos y se escucharon silbidos. La histeria social entorno al club es, ahora, de un nivel similar al miedo en lo deportivo. Cada aficionado tiene una teoría sobre el origen y una solución distinta para la crisis. Nos faltan dósis de paciencia. Alguien tendría que reflexionar sobre lo que queremos. No tenemos peor plantilla que otros -al menos- cuatro o cinco equipos de primera. No podemos pretender tirar de cantera y no tener paciencia. Si nuestra apuesta por el lateral izquierdo es Balenziaga -que tampoco veo una mejor- hemos de asumir que tenemos que darle tiempo a que aprenda lo que es ser jugador de primera. Y lo mismo con Llorente. Este chaval en cualquier otro club sería la promesa de delantero al que darían minutos con viento de popa. Aquí se los damos cuando no hay viento, con ventisca y con galerna. Culparle de la escasez de goles es injusto y, además, contraproducente.

Por otra parte, a mi sigue sin convencerme Yeste de mediocentro. Es un lujo alejarlo del área rival y un riesgo añadido arrimarlo en exceso a la propia. Tampoco entiendo porqué Gabilondo sigue gozando de la confianza del banquillo. Y resulta paradójico ver que los estratégicos no juegan. Javi Martínez no está para jugar de inicio, Susaeta paga sus fallos con minutos de banquillo y Amorebieta se nos lesiona para casi dos meses. Nos quedamos sin centrales cuando más arrecian las críticas contra Aitor Ocio.

La sangría goleadora vuelve, con un Gorka que no es el que era. Me pregunto si la recuperación de este ha sido correcta. No lo parece, se le ve falto de confianza en su capacidad física.

Tengo serias dudas de la capacidad física del equipo. Las segundas partes se desmorona. En el aspecto psicológico también, pero en el que es un desastre es en el táctico. Pierden la cabeza y después el sitio en el campo. No saben a qué jugar y nadie es capaz de serenar el juego. La segunda parte de ayer fué un despropósito. Es dificil que un equipo pueda borrarse de un partido de esa manera.

En lo social, Macua sigue ganando detractores. La oposición a su mandato empieza a notarse -y mucho- a pié de calle y en el propio San Mamés. Lo peor, es que tiene pinta de ir a más. Me ronda por la cabeza durante todo el día de hoy qué pasará si la próxima semana perdemos en Mallorca con gol de Aduriz. Sí, ya lo sé, ya se que es morboso, pero a este flaco Athletic al que todo son pulgas, sólo le falta precisamente eso, carnaza barata. Lo mejor que podemos hacer todos es no excedernos en las críticas.

En fin, que esto es como en la bolsa. Aquí ya habíamos descontado en la cotización del Athletic que iba a cosechar cero puntos en cuatro partidos. El problema es si será capaz ahora de sumar con los que se han convertido en nuestros rivales en el último lustro. Qué pereza me da escuchar los partidos esta tarde, desear que Osasuna pierda, que los que están más cerca de nosotros no puntuen... es el día de la marmota en versión futbolística y rojiblanca.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

1 comentario

  1. A mi esto ya me parece insoportable, estoy desesperado, no me resigno a ser seguidor de un equipo cuya máxima aspiraciómn sea estar en mitad de tabla, pero es que no veo solución.

    El Villareal es hoy en día un equipo infinitamente superior al Athletic. Es cierto que la primera parte fue buena, pero a costa de hacer un sobresfuerzo tremendo, un desgaste descomunal.

    Pellegrini sabía cual era la receta, como la temporada pasada, aguantar el chaparrón en la primera parte, desgastar a un rival con dos buenos jugadores en el centro del campo, pero frágiles en lo físico. A ello unes un inexistente Gabilondo (que vergüenza que fichemos jugadores de este tipo), y a un David López inconsistente y te encuentras un centro del campo roto.

    ¿Y la defensa? Ustaritz en una forma vergonzosa, dos laterales ofensivos pero blandos atrás y un Ocio cada vez a menos.

    Ante ellos un sensacional Senna, genial Cazorla y sublime Pires.

    ¿Se puede si quiera comparar? Me jode, y me jode mucho que un Villareal, con todos mis respetos, toda la vida en tercera o segunda B sea tan superior y juegue al futbol de maravilla mientras nosotros no vemos más que bodrios infumables y aguantamos con resignación como nos humilla cualquier equipo, grande como el submarino o mediocres como el Almería.

    Ayer leí que Osasuna va a intentar la cesión de Saviola en enero...¿y el Athletic?

    Que depresión.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.