+ 7

Zenbat gera? Lau, bat, hiru, bost, zazpi?

Es dificil reivindicar nada cuando ni tan siquiera te pones de acuerdo en el nombre de lo que reclamas. Vaya por delante que soy un defensor a ultranza del nombre de Euskal Herria frente al de Euskadi, pero la polémica desatada entristece. Ver, además, como salen al paso los carlosherrera de turno a mezclar política, terrorismo y fútbol, ulcera.

Y es que hay cosas que no tienen sentido. Parece que las presiones políticas del pasado año han hecho mella en el presidente de la Federación Vasca, Iñaki Dobaran, y este año no quería polémicas con aquellos que sueltan las subvenciones. Decidió que la selección pasase, otra vez, a llamarse Euskadi. Ayer se encontró con el plante de los jugadores. Sobre la etimología de la palabra poco voy a aportar que no se sepa. Pero la sensación que tengo es que el neologismo Euskadi, transformación a recomendación de Euskaltzaindia del sabiniano Euzkadi, ha sido adoptado y aceptado como el nombre oficial de una comunidad que para unos es una cosa, para otros otra, pero que oficialmente la componen los tres territorios de la CAV. Además, parece que se acepta como un término más transversal, menos abertzale que el clásico Euskal Herria, cuando es todo lo contrario.

Si esa selección que anualmente juega en navidades contra rivales del potencial de Irán quiere representar a ese territorio en el que se habla euskera por encima de barreras políticas, su nombre debe ser Euskal Herria. Si lo que quieres es que jueguen jugadores de Iparralde o Navarra además de los de la Comunidad Autonóma de Euskadi, el nombre correcto es el que los futbolistas reclaman. Tiene sentido.

Otro debate es si los futbolistas deben entrar en disquisiciones políticas o no. Y aquí no lo tengo claro, pero pienso que dificilmente se les puede privar de algo al que tenemos derecho todos los ciudadanos independientemente de a lo que te dediques. Cuando se les utiliza en campañas en favor del euskera, del cáncer de turno, de los niños del Congo o de la asociación de vecinos de Kareaga Goikoa no pasa nada, se alaba su conciencia social. Otra de las críticas que he escuchado es que nunca se han manifestado en contra del terrorismo. Ya empezamos.

Tampoco me valen las críticas encaminadas a anular su reivindicación por los malos resultados deportivos. Si fuesen primeros, la causa tendría la misma validez. Es cierto que a mi como socio del Athletic sólo me preocupa la clasificación deportiva del equipo y el partido contra Osasuna, pero no haré demagogia barata.

Y los ataques furibundos de los jeltzales más recalcitrantes como Anasagasti son de carcajada. Este señor, al que hace tiempo perdí bastante respeto, tiene opiniones de ida y vuelta según le interese. Ya puede ser Lizarra, el Diario Deia -que pierde su esencia según si escribe él su homilía dominical o no- o Xabier Arzalluz. Hoy arremete contra los futbolistas diciendo que el término Euskadi lo acepta hasta ETA. Vaya, pues menudo garante de las esencias más cualificado. Éste, que dice aquello de loro viejo no aprende a hablar cuando le recriminan su desconocimiento de euskera, se permite intentar imponer un nombre, encima con z, a la selección. Tanto apelar a Sabino o la historia, mejor que lea un poquito más de lo escrito por Resurreción María de Azkue, coetaneo del primero.

Veremos como pronto sale José Luis Bilbao a decir alguna de las suyas en contra de los futbolistas y vuelve la leyenda urbana de que ciertos futbolistas están discriminados en función de lo que este señor diga a su gran amigo Macua.

Por cierto, hay cosas que me cortocircuitan el neuronamen. ¿Qué pinta Fernando Llorente o David López reivindicando un nombre u otro? Espero que no salga ahora nadie a embarrar aún más el terreno de juego con aquello de que algunos lo han firmado presionados.

¿Qué necesidad había, de todas formas, de armar una como estas? Me queda la tranquilidad de que pronto saldrán Dávila y Época al rescate. Gracias a Dios. Y lo de Dios, más que nada, por aquello del Jaungoikoa eta Lagi Zarra.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

7 comentarios

  1. Pues algunos se tienen que estar descojonando, porque si no nos ponemos de acuerdo ni en el nombre, mal vamos. Bueno mal ibamos ya, desde que muchos pseudopolíticos quieren pescar en el mundo del deporte. O es que pensamos que Esait va por libre y no está politizado y lo maneja quien todos sabemos?
    Estoy casi seguro que muchos de los jugadores del Athletic han firmado por "presiones externas, o internas, me da igual.
    Y otra cuestión, si en este partido habría una suculenta prima por ganar, también firmarían todos los que han firmado?
    Pienso que quien debe decidir estas cosas es quien lo ha decidido, las instituciones que les corresponde. Que a algunos no les gusta? Pues ya sabes, en las sigiuientes elecciones les das el voto al otro.
    Si no, te organizas tú el partido

    ResponderEliminar
  2. Mi planteamiento es un MANIFIESTO con Euskal Herria y está máxima:

    "Nazio bat, Selekzio bat, Federazio bat, Liga bat".

    Por otro lado llevo años esperando que jugadores vascos saquen un manifiesto NEGANDOSE A JUGAR CON LA ESTATAL. Pero como en la estatal se cobra en euros...

    El setero

    ResponderEliminar
  3. Postura de las Federaciones Vascas

    La Unión de Federaciones Deportivas Vascas (EKFB), que cuenta con el respaldo de todas las federaciones vascas, considera como “pataleta” la decisión de los jugadores. La polémica viene suscitada a raíz del cambio de nombre del combinado vasco de fútbol que volverá a llamarse este año Euskadi, y no Euskal Herria como en 2007, para enfrentarse el próximo 23 de diciembre en San Mamés ante Irán en el tradicional partido de las fechas navideñas que sirve de homenaje al fútbol local. El pasado año, la Federación autonómica cambió la denominación de la tricolor, una decisión que provocó una considerable tormenta política de la que fueron protagonistas la mayoría de los partidos. Desde EKFB se preguntan, “¿qué será lo siguiente, cambiar el himno?

    ResponderEliminar
  4. Lo más patético de todo esto es que sea firmado por toda la plantilla del Athletic? ?Qué pasa, que ahora toda la plantilla es de ideología próxima a la izquierda abertzale? no me jodas.

    Por supuesto que hay presiones y miedos y que los jugadores no quieren problemas y quien no lo quiera ver es que se pone una venda.

    De que se hablaría hoy en los foros del Athletic si se destacara que lo habían firmado todos menos Orbaiz, López (español a todos los efectos, al que por cierto, nuestra "gran afición" llama hijo de puta todos los partidos)o Lllorente?

    Por otro lado yo creo que sí tienen derecho a expresar sus ideas políticas, ¿por qué no? el problema es que hay miedo, y mucho.Y claro, todos a tragar con lo que dice Esait, porque si no...ya sabemos.

    Y por cierto, por mi mejor que no se juegue esa pachanga anual en la que todos los años se nos lesiona algún jugador

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Pues no hace tantos años que el Athletic llevó en su camiseta la publicidad pagada por el Gobierno Vasco en la que se leía "Euskadi"
    Os acordáis? Creo que fue en un par de partidos de la copa de la UEFA. Creo que algún jugador de la plantilla de entonces quedará en la actual. Y entonces todos callados. Me lo expliquen por favor.
    Ah! y el año que viene el partido, a este paso, le van a tener que pedir el permiso para jugar a Patxi lehendakari y entonces jugará la selección de la Comunidad Autónoma del País Vasco contra la Comunidad Autónoma de Cantabria (si quieren venir)

    Y Josu Erkoreka, chapeau!

    ResponderEliminar
  7. Coincido en el comentario de Gontzal punto por punto. Este episodio, que ni siquiera hubiese existido de haber cumplido su palabra la federación vasca, ha devenido en un esperpento vergonzante. La cosa es la siguiente, en cierto partido político escoció sobremanera que el año pasado los jugadores reivindicasen y obtuviesen el cambio de denominación de la selección, relegando el nombre propuesto por su sacrosanto fundador. Desde este partido, que cree tener el monopolio de vasquidad en este país, se han dado las más peregrinas argumentaciones para denostar el citado cambio, incluyendo la absurda idea de que se trata de una manipulación y una victoria de la izquierda abertzale. Manda narices que un término como Euskal Herria, aparecido por vez primera por escrito nada más y nada menos que en el primer libro escrito en euskera, el Linguae Vasconum Primitiae de Etxepare, 1545, sea hoy en día presentado como un término impuesto por la izquierda abertzale. No señores burukides, no pasamos por ahí, este término tiene cuatro siglos y medio de existencia y por mucho que les guste el término Euzkadi propuesto Sabino, el otro es más antiguo y en mi opinión mucho más claro y presto a menos equivocos. Euskal Herria es lo que es y engloba lo que engloba y Euskadi parece ser que también quiere decir eso pero en realidad engloba otra cosa distinta y menor. Y me temo que ahí es donde está el quid de la cuestión, pues ciertos burukides están muy cómodos poniendo velas a Dios y al Diablo, y prefieren opacidad a claridad, no sea que la poltronita que se jugarán en breve cambie de manos y que cientos de pesebreros vayan a conocer la oficina del INEM. Y esto es lo que pasa cuando los "michelines" del partido en vez de menguar crecen y al final todos contentos porque se pueden presentar a miss talla grande.

    Ya conocéis mis opiniones respecto a la selección. Más de una vez he comentado que no se toma en serio y que hay gente que prefiere mantenerla en lo que es, una pachanga folclórica anual en la que se juega contra selecciones de serie Z, con una lista de seleccionados que va por cuotas (como todo en este país), con un día que se ha convertido en un encuentro de preadolescentes, en un partido con 30 cambios y en definitiva en un evento festivo cuyos elementos definitorios en nada contribuyen a que su esencia, el camino a la oficialidad, se tome en serio. Y esta polémica del nombre es otra palada más en esa tendencia. La enésima.

    Y atención a las canalladas que se escuchan para ridiculizar y denostar a los firmantes del manifiesto. Que si este o aquel son afines a la izquierda abertzale, como si por ello no tuviesen derecho a opinar (hay que ver cómo interiorizan algunos la antidemocrática filosofía de la Ley de Partidos). Que si este o aquel son riojanos, como si eso les convirtiese en inválidos para la selección (y como si en otras selecciones pusiesen esas pegas ante la procedencia de la gente, en fin, Marcos Senna debe ser un burgales que ha abusado del sol o algo así). Que si este o aquel acuden a los llamados de la selección española sin chistar, obviando se trata de casos distintos, pues la Ley del Deporte no deja márgen de decisión alguno al obligar a acudir a la selección del Estado so pena de perder la licencia de ejercer como futbolista profesional.

    Dicen que allá donde se junten 3 griegos, allá crearám 5 partidos políticos distintos. Aquí podría decirse lo mismo, donde hay 3 vascos, allá crearán de la nada 5 querellas irresolubles. Como siempre, una pena.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.