+ 2

Hoy tampoco tocaba

Está claro que estamos condenados a que este equipo no nos dé ninguna alegría esta temporada. Por ello debemos rezar para que, al menos, no nos de un disgusto importante. Porque hoy, cuando parecía que teníamos todo de cara para poder ganar el partido, con la defensa mejor asentada que en partidos anteriores, el que ha protagonizado el fallo garrafal de la jornada ha sido Gorka.

Y es que llevamos tiempo hablando de que no anda bien, de que no es el mismo que antes de la lesión. No soy partidario de abrir -una vez más- la enésima discusión sobre la portería, pero es que se repite la historia. Cuando parece que tenemos un portero con proyección algo pasa y se comienza con las dudas. Creo que debiéramos aprender de lecciones anteriores y no poner a Iraizoz en el punto de mira. Ha fallado y punto, no le demos más vueltas. Porque el problema, sinceramente, creo que está más en el entorno que en los inquilinos del portal rojiblanco. Y si no, que quien tenga dudas pregunte en A Coruña por un tal Aranzubia.

Hubiese sido un gustazo haber ganado al Racing hoy para que esas ganas de los cántabros de cantar la fuente del Cacho las tuviesen que emplear mañana por la mañana en la ducha y no en el campo de fútbol. Me empieza a aburrir un poco la fijación de los racinguistas con el Athletic. Y es mejor no entrarles al trapo. La forma óptima de hacerlo era volver a ganar, para pasarles en la tabla y dejar clara la histórica diferencia entre ambos clubes, que con esto de nuestro empequeñecimiento corremos riesgo de convertirnos en rivales directos del Racing.

Lo peor ha sido que hemos tirado toda la primera parte. Por mucho que hago memoria creo que no recuerdo en tiempo una primera parte más intrascendente y más aburrida. Es de esos partido que te preguntas por qué razón habrás cambiado la siesta por presenciar ese bodrio.

En la segunda el Athletic se ha estirado un poco y el partido ha tomado algo de ritmo. Sin grandes ocasiones y sin demasiado juego pudimos haber ganado el partido. Porque este Racing no es el de Marcelino. Y aún así, nos ha empatado sin haber dispuesto de ocasiones. Sí, está claro, es por el fallo del portero, pero es que cuando no es por uno es por otro y no terminamos de arrancar. Ni de demostrar que tenemos ese algo más que los equipos que están condenados a luchar por eludir el descenso. Más impotencia, si cabe, entra al ver cómo Amorebieta podía perfectamente haber marcado en la última jugada del partido. Pero no es delantero y la precipitación a la hora de rematar tras el rechace del portero ha hecho que decidiera intentar un remate imposible de cabeza y no esperar a golpear con su pierna derecha, que parecía lo lógico. Falta de experiencia, costumbre y confianza, entiendo. O quizá habíamos ya consumido el cupo de buena suerte con el gol de falta de Yeste, que ha pegado en la barrera para cambiar la trayectoria del balón engañando a Toño.

Como positivo el partido de Iraola. Ha hecho un importante trabajo en defensa y ha aportado mucho en ataque. Partido completo el del usurbildarra, que en una galopada en la segunda parte ha puesto en apuros a Toño con un gran disparo cruzado. Ni tan siquiera la primera expulsión de Orbaiz con el Athletic creo que ha influido en el resultado. Con diez tampoco hemos pasado grandes apuros. Por eso duele el empate.

Siento, también, volver con el "soniquete Caparrós", pero no he entendido los cambios. Ni el de un Yeste que estaba -a pesar de la "condena" en banda izquierda- dando los pocos pases con sentido por un Gurpegui que ha salido de interior derecha ni el de Garmendia por Vélez. Ninguno de los dos ha aportado más que los compañeros a los que han reemplazado.

Y la situación, aunque nos intenten vender el punto, la leve mejoría en el juego -al menos en defensa- y que se llevan ya dos partidos sin perder, sigue siendo alarmante. Cierto es que no estamos en descenso, pero tenemos los mismos puntos que quien sí lo esta. Quedan cinco partidos para finalizar la primera vuelta y necesitamos, al menos, 7 puntos para seguir vivos. Así que, a priori, Sporting y Espanyol deben salir derrotados de San Mamés y confiar en sacar un puntito bien en el Calderón o bien en el Lopera -menudo infierno nos espera-. Si no, el Valencia cerrará la primera vuelta y ya ha demostrado ayer el Barça que es vulnerable.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

2 comentarios

  1. Algo le pasa a Gorka, parece que la lesión le ha dejado secuelas, al menos psicológicas, que se aprecian claramente en su deficiente golpeo de balón partido tras partido. ¿Recordáis algún golpeo defectuoso el año pasado?

    Quizás sea algo normal que un portero, tras una muy grave lesión necesite mucho tiempo para volver a ser el que era. El problema es que apenas vemos lesiones gravísimas en porteros y que les tengan mas de medio año lesionado. No tenemos con qué comparar.He oído muchas veces, que un jugador cuando se rompe el ligamento cruzado necesita una temporada enter jugando para volver a recuperar el nivel.

    Pero claro, el problema es que el equipo, estando como está, no puede permitirse errores como estos. La decisión es delicada.

    Sigo pensando que es un gran portero, y sí, mejor, mucho mejor que Aranzubia.

    ResponderEliminar
  2. Que pongan a "el gato" Armando de una santa vez. Con la agilidad y la potra que tiene estamos perdiendo el tiempo. Además tiene madera de líder.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.