+ 3

Frenazo a la euforia

Volvió a pasar lo que pasa siempre cuando nos pega el calentón. Que ni San Mamés tuvo el ambiente que decíamos iba a tener ni, lo que es más importante, dejamos la eliminatoria cuesta abajo. Más bien parece un falso llano. El resultado, el mejor de no ganar. Además, y visto lo visto en el terreno de juego, fue el mejor de los que pudieron darse. La euforia nunca le ha ido al Athletic. Lo sabemos y no aprendemos.

Mientras en Bizkaia nos afanábamos por organizar ya los viajes a la final de Valencia, Manolo Preciado, muy mosqueado por el último partido de los suyos en Liga, se dedicó a preparar el partido a conciencia mientras en Lezama se seguía organizando la contienda con las armas que tan buenos resultados han dado los últimos partidos, como si las advertencias sobre la falta de rotación que se estaban haciendo desde algunas instancias fuesen las paranoias de Carlos Jesús.

Pues ganó la batalla Preciado. Y bien. Porque el Athletic no pudo ganar el partido en ningún momento. Sólo tuvo ocasión con el tercer penalti que de paradinha intentaba transformar Llorente y tras aparente regalo –me pilla muy lejos en el campo y no lo he visto por la tele- de Medina Cantalejo. Antes de eso y, sobre todo, después, el Sporting juntaba su línea de defensa con el centro del campo. Con ello, Orbaiz no encontraba a quién entregar el balón pues las bandas parecía que, como hacen los piquetes con las cerraduras en las huelgas, las habían sellado con silicona. Gabilondo volvió a ser el que acostumbra y Susaeta, más voluntarioso, no tenía éxito en nada de lo que intentaba. Sus recambios poco dieron de sí. A Llorente le pusieron dos escoltas. También preocupa Etxebe. Parece que le han caído en unos meses 5 años encima. Pero, quizá, el jugador que mejor resuma al Athletic de ayer fue Jon Vélez. Muy desacertado, desastroso. Sin ideas y mostrando todas sus carencias de golpe. Me niego a creer que su nivel sea el demostrado anoche. Quizá acusó la falta de espacios, que es cuando y donde se debe demostrar la calidad que, en general y no sólo en el caso del de Tafalla, nos falta.

Me molestaron, también, los silbidos que por momentos se escucharon en La Catedral. Hay cosas que son inaceptables. Por incongruentes. No se puede pasar de convertir San Mamés en la sede de la ABAO con interpretaciones continuas de la “Marcha Triunfal” de Aída, para pasar en 4 días a la música de viento. Quizá fuese por los nervios de alguno que, tras los últimos partidos y en pleno calentón, haya ejercido de bilbaino mayor y se haya atrevido a reservar suite en el Sidi Saler de Valencia.

Así que la Copa sigue siendo lo que era. Un trofeo más complicado de lo previsto en el que los rivales que creemos asequibles nos complican la vida desde hace 24 años. El resultado, viendo el juego de los dos equipos, es hasta bueno. Porque quedó claro que el Sporting jugó mejor y que si no ganó fue porque sus delanteros, que por momentos parecían acampar en el área de Iraizoz, cara a puerta del rival son más inocentes que una niña el día de su Comunión.

En Almería tocará rotación –algunas forzadas- porque el equipo necesita aire. Pero en ciertos puestos, sobre todo el del delantero centro- no hay, por desgracia, alternativas.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

3 comentarios

  1. Pues si la verdad es que fue decepcionante, esta vez no hubo bombardeo como el día del Valencia. Es lo que tiene ser noticia, sales en todos los lados y los entrenadores toman buena nota de tu forma de jugar y tus debilidades. Además Manuel Preciado es un fenómeno, con once tuercebotas es capaz de crear un bloque competitivo. En el Racing lo hizo francamente bien hasta que llegó Piterman y se negó a participar en el sainete, y el año pasado en el Sporting hizo milagros, cogió un equipo en suspensión de pagos que había vendido a todos sus jugadores decentes y lo ascendió, quedando por encima de equipos como el Málaga y la Real Sociedad que además de tener mejores plantillas se dedicaron a comprar rivales con el mayor descaro del mundo. Este año en primera con el mismo equipo el más difícil todavía, en la liga asentados en mitad de tabla con la permanencia casi asegurada y en la copa en cuartos de final. De verdad que a mí no me importaría para nada que este hombre dirigiera al Athletic algún día. Ayer tenía claro lo que había que hacer, mantener el balón lejos de su área y presionar al Athletic constantemente por todo el campo, de tal manera que ningún jugador tuviera tres segundos de tiempo para levantar la cabeza y pensar a donde envíar el balón. La lección táctica fue de libro, en ningún momento del partido estuvimos a gusto, encima manda narices que jugando nosotros con los titulares, con nuestro campo lleno a reventar y ellos con un montón de suplentes nos vapulearan en tiros a puerta, lo dicho un jarro de agua fría.

    Como aspectos positivos destacaría la gran concentración de nuestra defensa. Podemos jugar fatal pero en nuestra área somos superiores al rival y eso es importante. Además es esperanzador el gran momento que vive David López, el hombre se está rencontrando, le empiezan a salir las cosas y está cogiendo mucha confianza, creo que habría que aprovecharlo y darle más cancha.
    Ion Velez estuvo fatal y el oráculo de La Secta se acordó de Yeste pero la verdad que en un partido como el de ayer dudo mucho que el rubio hubiera tenido demasiadas opciones, más bien hubiera estado tan maniatado como el resto del equipo.
    Otra cosa que me pareció positiva fue el arbitraje casero que tuvimos, supongo que no está bien decirlo pero nos estamos haciendo grandes también en este aspecto, a Llorente le respetan muchísimo más que el año pasado y ya le han pitado varios penaltis que antaño parecían imposibles de señalar, el de ayer fue de risa.

    En relación a nuestro futuro yo también creo que habría que ir a Almería con un equipo lleno de suplentes. Después del esfuerzo realizado ayer se me antoja casi imposible ganar allí. Llevar a los titulares y jugar un partidazo a cara de perro para en el mejor de los casos sacar un punto no creo que merezca la pena, mejor reservarnos e ir a por todas al Molinón. Allí ya veremos lo que pasa, supongo que Caparrós adelantará la defensa para tratar de jugar más cerca del área rival. De todas formas por lo que se vió ayer ellos están en gran buen momento, no tienen grandes estrellas pero desde luego tampoco pierden el tiempo en los entrenamientos. La verdad veo la eliminatoria bastante jodida.

    Saludos del Tigre de Tetuan.

    ResponderEliminar
  2. Típico partido del Athletic con "viento sur", parece una perogrullada lo que comento pero la historia zurigorri nos dice que ocurre casi siempre lo de malísimos partidos con esta climatologia. Cuando salí de la estación de Renfe de Llodio a ver el partido había 18 grados centígrados.

    El partido no fue brillante por tanto y destacaron sobre el resto del equipo en mi opinión tres jugadores -Iraizoz, Orbaiz, Lertxundi- artífices del buen resultado que conseguimos en comparación al juego desarrollado.

    Soy optimista en cuanto a la eliminatoria.

    Seguimos con la racha y ya son diez partidos seguidos sin perder. Comentar que llevabamos muchos partidos metiendo algún gol y ayer se rompio la estadistica en este aspecto.

    Animo Llorente y también muchos ánimos para Ion Vélez que fue abucheado por un sector del público de San Mamés, que seguramente son los mismos que aplaudieron a Villa el domingo pasado. Cada vez me gustan menos ciertas actitudes de un sector de la masa athletizaile.

    Del Sporting me gusto mucho la chispa que tenían y que les permitio realizar un gran partido de presión y lucha. Lo único que les falto fue resolución arriba. Observe también que Preciado puso un entramado de muchos hombres en el centro del campo. Un gran Sporting pude ver.

    Estoy de acuerdo con ir a Almeria con suplentes. Hay que apostar por la Copa para poder entrar en UEFA.

    Somo

    ResponderEliminar
  3. Típico partido del Athletic con "viento sur", parece una perogrullada lo que comento pero la historia zurigorri nos dice que ocurre casi siempre lo de malísimos partidos con esta climatologia. Cuando salí de la estación de Renfe de Llodio a ver el partido había 18 grados centígrados.

    El partido no fue brillante por tanto y destacaron sobre el resto del equipo en mi opinión tres jugadores -Iraizoz, Orbaiz, Lertxundi- artífices del buen resultado que conseguimos en comparación al juego desarrollado.

    Soy optimista en cuanto a la eliminatoria.

    Seguimos con la racha y ya son diez partidos seguidos sin perder. Comentar que llevabamos muchos partidos metiendo algún gol y ayer se rompio la estadistica en este aspecto.

    Animo Llorente y también muchos ánimos para Ion Vélez que fue abucheado por un sector del público de San Mamés, que seguramente son los mismos que aplaudieron a Villa el domingo pasado. Cada vez me gustan menos ciertas actitudes de un sector de la masa athletizaile.

    Del Sporting me gusto mucho la chispa que tenían y que les permitio realizar un gran partido de presión y lucha. Lo único que les falto fue resolución arriba. Observe también que Preciado puso un entramado de muchos hombres en el centro del campo. Un gran Sporting pude ver.

    Estoy de acuerdo con ir a Almeria con suplentes. Hay que apostar por la Copa para poder entrar en UEFA.

    Somo

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.