+ 4

Buen resultado en un partido pésimo

El empate, visto lo visto en el campo, ha sido el mejor de los resultados que el Athletic ha podido obtener. El Recre, mucho más ordenado, rápido y metido en el partido ha merecido, claramente, ganar el partido. Álvarez Izquierdo, árbitro malo donde los haya, ha perdonado un claro penalti de Gorka sobre Colunga en la reanudación y ahí ha estado la clave. Segundos después marcaba Javi Martínez, de cabeza, el tanto de la igualada.

Ha dicho Caparrós que el partido lo había visualizado previamente en varias ocasiones y que sabía que esto iba a suceder. Ha hablado, incluso, de relajación y alguno de sus jugadores, Baleziaga por ejemplo, lo ha ratificado. Así las cosas, con el único objetivo de ganar el partido de semifinal de copa frente al Sevilla, el Athletic pierde punch frente a esa impresionante racha que, quizás, nos hizo a todos perder la perpectiva de lo que este equipo puede dar de sí.

La ausencia de Llorente, hoy por hoy, es un peaje que este equipo no puede pagar. Ni Etxebe, ni Toquero, ni ninguno de los Vélez tienen capacidad de hacer olvidar al riojano. Tampoco de reemplazarle en el esquema táctico del equipo. Tanto se ha acostumbrado el Athletic a buscarle cuando, como hoy, las bandas no funcionan, que su no presencia hace que el equipo titubee.

Lo cierto es que la previsibilidad del juego y de la actitud de los zurigorris es excesiva. A cualquiera de los que acudimos frecuentemente a San Mamés nos bastan los primeros cinco minutos de juego para saber como viene el partido. Hoy quedaba claro que tocaba uno de esos clásicos encuentros contra uno de esos rivales teóricamente inferior que siempre sacan nuestras peores carencias.

Las bandas no han funcionado en la primera parte y los cambios realizados por Caparrós tampoco han tenido el efecto esperado. Susaeta ha salido enchufado pero con pocos metros de cable. Gabilondo, por la izquierda, ha vuelto a demostrar que es un jugador intermitente y de juego recalcitrante. Quizá hubiese sido más lógico su cambio antes que el de David López.

Mención aparte merece la defensa. Balenziaga ha acusado la inactividad y ha dado la razón a quines defienden la titularidad de Koi. Le ha costado, y mucho, cerrar en condiciones su banda. Por la derecha, Iraola sigue pidiendo a gritos que se le dé oxígeno y ser, también, “víctima” de las rotaciones del de Utrera. El problema es la ausencia de relevo. Premio especial hoy para los centrales, con fallos continuos y mala colocación, han sido superados en muchas de las contras que ha tenido hoy el equipo onubense.

La nota más positiva la sigue dando Javi Martínez. Al margen de su rapidísima recuperación, ha demostrado que, junto a Orbaiz, es imprescindible el equipo. Su pelea en el centro del campo y el número de balones que roba lo hacen insustituible.

Con esto y con todo, debemos tener paciencia. Ni lo de hace unas jornadas era normal, ni al principio de temporada éramos tan malos. La principal pega que se puede poner es la mezcla de falta de frescura y cierto relajamiento que hace que el equipo no carbure. Si, además, el entorno lo toma como válido, mal vamos. No se puede intentar justificar una temporada sólo por la Copa y ligar todos los quehaceres en lo deportivo a pasar la semifinal del 3 de marzo.

Y en días como hoy me acuerdo más que nunca de Aduriz o de la falta que puede hacernos un jugador como Díaz de Cerio. Porque si por la razón que fuese Llorente se marchase, ¿alguno creéis que se puede afrontar la liga con el resto de delanteros que tenemos?
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

4 comentarios

  1. El plantel de delanteros del Athletic, supongo que estaremos todos de acuerdo, es de los más flojos de primera. Me parece encomiable la actitud y la casta que le echan Toquero y Vélez, pero seamos serios, ninguno de los dos da el mínimo para jugar en primera división. Eso sí Gontzal, nunca nos quedaríamos con esa terna si llorente se va, porque si así es sería dejando 30 millones yh entonces supongo que ficharíamos al otro Llorente e incluso a Aduriz, además de De Cerio.

    Por cierto, ayer echamos mucho de menos a Llorente, pero también a Yeste, en un equipo con tan limitada calidad estas dos ausencias se notan y mucho.

    ¿hablamos de Gabilondo y su impresionante momento de forma? mejor lo dejamos.

    manolete

    ResponderEliminar
  2. Coincido en lo que dices. El nivel de los delanteros no es el requerido en primera. Sobre el bajón de Etxebe, que es el comentario de todo Bizkaia, mostrar mi extrañeza. No sé si es la falta de rodaje o que ha pegado un bajón definitivo. Habrá que comprar una cámara de hipopsia.

    Sobre lo de la venta de Llorente y la compra de sustitutos no lo sé, pero me preocupa la incapacidad goleadora. Sobre lo que dices de comprar a Aduriz, la verdad es que el negocio no es tan redondo como quienes justifican la venta nos quieren hacer ver. Lo compramos, siendo jugador de segunda -detalle importante-, por casi 3 millones de euros y lo hemos vendido por 5, sin llegar a cobrar, de momento, todo.

    Lo de Gabilondo es más de lo mismo. Un jugador incomprensiblemente intermitente, que hubiese podido ser un crack si se pudiese sacar lo que lleva dentro con cierta regularidad.

    ResponderEliminar
  3. Empate, un punto y gracias. Gracias porque fue un resultado injusto, y no me refiero a las andanzas del árbitro que un día las lía aquí y otro allí, sino a las innumerables ocasiones que el Recre perdonó. Bueno, algún día nos tenía que tocar a nosotros, ¿no? No siempre vamos a tener que ser los pardillos que fallan hasta lo infallable y pierden puntos que merecen.

    Por lo demás se demuestra que como dije medio en broma antes de empezar el partido, hasta Iraizoz tiene más opciones que marcar que Vélez. Prestos y raudos han salido Goiko y Lizeranzu, que amén de ser la pareja de centrales histórica del Athletic, han coincido en entrenar al correcaminos de Tafalla, en señalar las virtudes del susodicho y en prometernos que a éste, como al antes denostado y ahora endiosado Llorente, hay que darle tiempo de cocción. No seré yo quien les enmiende la plana a quienes más que yo saben y conocen, la verdad es que aparte de su nefasta definición y su atropellado y desesperante manejo del balón en carrera, algún mérito y parte del rédito habrá que concederle en la explosión del "Madari, es que es la pera". Con eso, a nada que mejore de cara al gol bien ganada tiene su titularidad, pero claro, siempre de complemento del de Rincón de Soto, porque para ser primer espada, "ná de ná" como bien se demostró el domingo. En parte la culpa la tuvo el juego del equipo, que jugó como si Llorente estuviera en el campo, pelotazos en largo para que el rubio que está allí los peine. Pero claro el rubio del otro día no se las llevaba todas, sino más bien pocas. Jugando con Vélez y Etxebe yo me imaginaba que el Athletic saldría al contrataque, desplegando un juego vertical y rápido a ras de suelo, pero en vez de eso tiró del esquema de siempre. Esquema que sirve cuando está la pieza clave que rebaña todos los pelotazos pero que resulta inútil si esa pieza falla. Si a este error táctico unimos escaso carácter y falta de concentración pues ya se sabe, derrota segura. Por suerte el Recre, el árbitro y Gorka lo evitaron. No siempre nos va a tocar perder.

    ResponderEliminar
  4. Fíjate Gontzal que hasta pude fijarme en detalles otra vez... mala señal para nuestro fútbol, jejeje

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.