+ 1

Sólo tienen ojos para su Sevilla

Anestesiado. El entorno rojiblanco parece haber decidido hacer como el Guadiana y desaparecer hasta el próximo día 4. Mientras, jugadores, entrenador, cierta prensa y la afición dan por bueno el discurrir con bastante pena y ninguna gloria en este comienzo de la segunda vuelta.

Aún sin ver el partido de ayer, después de ver los resúmenes que he podido y leer todo aquello que esta mañana estaba a mi alcance, tengo que reconocer que estoy alucinado. Nadie repara en que la buena racha ha finalizado, que el número de puntos obtenido es muy escaso ante la llegada de los grandes y el mismo que en la primera vuelta hizo saltar las alarmas por todo lo alto. La venta de entradas para la semifinal, el precio de éstas y el ambiente de ese partido hacen olvidar que el sábado se disputa un ensayo general contra el mismo equipo al que queremos aguar el pase a la final de copa.

Visto lo visto, de momento, todo se fía al éxito que se pueda tener en lo que se ha dado en denominar el partido más importante del último lustro. Miedo me da, porque el equipo se está dedicando, además, a hacer todo aquello que debe evitar dentro de 9 días: encajar un gol temprano y fallar las ocasiones que tenga. Lo de los penaltis no es nuevo. Pero sí más preocupante que nunca. Hace años que este equipo carece de un especialista. Desde la marcha de Larrazabal, pienso. El número de ellos marrado es excesivo, bien sea Urzaiz, Yeste, Iraola o Fernando Llorente. Y ahí debiera tener el míster un plan. Se debe buscar un especialista de manera inmediata. No vale con dejar que los jugadores decidan como en los colegios que los tira el que primero coja el balón. Y a fuerza de parecer cenizo, tan solo recordar que en la última semifinal, contra un equipo sevillano, los lanzamientos desde los 11 metros fueron los causantes de que se desparramase la ilusión, que no era menor que la de ahora. Ezquerro y del Horno lo recuerdan. Yo también.

Y espero que no se vuelva en contra, porque ya conocemos que los árbitros toman buena nota de todo y seguro que lo harán ahora con Llorente como en su día aprendieron con Etxebe.

Del partido de ayer, y para dejar mi opinión lanzada a la espera de las vuestras, os dejo mis sensaciones:

  1. El equipo sigue dejando pasar las oportunidades de conseguir puntos contra rivales asequibles.

  2. El entrenador está, igualmente, en la misma inercia que el equipo. La tarjeta provocada por Yeste, la quinta, lo demuestra. Me parece un error.

  3. Iraizoz lleva tres jornadas consecutivas haciendo penalti, señal más que suficiente para demostrar que la defensa vuelve a estar desajustada.

  4. Llorente demuestra que es imprescindible, a pesar del gol fallado tras una nueva buena asistencia de Toquero. Como Vélez, también desperdicia ocasiones claras.

  5. Caparrós sigue confiando en su sistema y en los mismos jugadores. Ayer cambios de manual, puesto por puesto. Lo de Vélez por Toquero va a convertirse en un clásico.

  6. Me parece anecdótica la bronca entre Yeste y Ocio, a pesar de que debieran ambos preocuparse más por su rendimiento antes de llamar la atención a otro compañero.

  7. Soprende el ostracismo de David López, coincidente con la falta de efectividad en las jugadas a balón parado. En eso tampoco Yeste acierta últimamente.


En resumen, ¿nadie coincide conmigo en lo peligroso de jugarse la temporada a cara o cruz dejando pasar estas oportunidades de seguir puntuando de 3 en 3?
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

1 comentario

  1. Gontzal, acerca de lo que comentas sobre los lanzadores de penaltis pienso que Koikili Lertxundi es el adecuado por ser muy fuerte mentalmente, tener gran potencia de disparo y mucha precisión al mismo tiempo y porque en el River era el especialista, y no fallaba nunca. Sus números en el River en la suerte de los penaltis tengo entendido que era de un 100%.

    En cuanto a lo que comentas de Llorente y que como todos conoceis para mí es un "supernueve" por el que siento gran admiración, el último gran crack salido de Lezama, el último "9" salido de la cantera y no olvidemos que Uralde, Ciganda y Urzaiz no han salido de Lezama, tengo que decir en su contra que no esta gustandome esas "lipotimias" que sufre de vez en cuando dentro del área y al revés de Urzaiz que nunca se tiraba. Y como bien dices Gontzal en cuanto ls árbitros se aprendan la cantinela como paso con el Gallo se acabarón las señalizaciones del punto fatidico.

    Decir que yo del partido solamente ví el primer tiempo ya que preferí ver la finalisima del Saski-Baskonia. Y en las repeticiones del partido ví a Gaizka levantar la cabeza, mirar y centrar y dejarle el balón a huevo a Llorente, y esto va para los que dicen que no tiene calidad. Me acuerdo del centro en el gol de Susaeta también. ¿Que es calidad? ¿Que es jugador de primera? Muchas txorradas en bocas de gentes que les gusta jugar a entrenadores. Mucho entrenador fracasado es lo que veo en distintos foros. Decir que Gaizka tiene un estilo de juego feo, puede ser, pero decir que no tiene calidad es de risa. Vamos que Pouso se enfado porque se lo quitaron del Eibar porque sí. Y que Pouso no quiera a nadie del Bilbao Athletic cedido para el Eibar casualidad tambien ¿no?, eso para los que dicen que en el B/A los hay mejores que Gaizka. Y Caparros loco por el de Villanueva de Valdegobia, pero este tampoco sabe de futbol al igual que Pouso, los que saben son tertulianos y foreros de distintos foros que han dicho que Gaizka es jugador de Segunda B y no es jugador de Primera. Cuanto listo, pero conviviremos con ellos jajajajj.

    Aupa Gaizka...............SOMO

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.