+ 4

Un Athletic pequeño

Hubiésemos firmado el resultado antes del comienzo del partido y analizando fríamente lo sucedido fue el mejor de los que se pudieron dar. Porque el Athletic puso en peligro la eliminatoria de manera injustificable.

Decir que el mejor fue Gorka es evidente. Gorka y Llorente, que nos está acostumbrando muy mal, demasiado mal. Emerge de la nada y nos mete en los partidos. El soberbio cabezazo de ayer puede tener un valor enorme. Lo tenía todo de cara el Athletic gracias a la genialidad del de Rincón de Soto, que contribuye a ponerlo aún más en el escaparate. La revalorización de este jugador nos va a obligar a hacer un esfuerzo de los importantes. Está ya en primera línea del frente mediático y es imposible ya dejar de escuchar todo tipo de rumores sobre él.

En la reanudación quedó claro que el mejor rival del Sevilla fue la lluvia y no el Athletic. En la primera al pequeño Navas, que tanto temíamos, no fue necesario marcarlo en exceso. Estuvo tranquilo Koi. El sevillano tiene tanta calidad y velocidad como poca fuerza, por lo que los charcos de la banda servían para frenarlo. A pesar de ello y del gol, el Sevilla planteó mejor el partido en la primera parte también. Lo leyó mejor. Buscó la portería de los rojiblancos y jugó con balones largos, pero el larguero y la bien plantada defensa del Athletic con la ayuda inestimable del centro del campo hicieron que la portería se mantuviese a cero.

En la segunda todo cambió. El drenaje funcionó mejor de lo que en un campo del sur se espera y el terreno ya no impedía que el Sevilla desplegase su juego. Salvo una ocasión de Ion Velez en el minuto 6, a la que una vez más no llegó, el Athletic decidió plantar su trasera sobre la línea del área grande de Iraizoz. Y empezó un nuevo juego. Frontón por fútbol. Y tanto pelotearon al frontis los delanteros y zagueros sevillistas que al final consiguieron dar en la chapa. Por dos veces. Por cierto, para chapas la de Patxi Alonso en laSexta. ¡Qué razón tenían los que se quejaban! ¡Qué insufrible verborrea!

No aprendió el Athletic del partido que hizo el Valencia en el Pizjuán la pasada semana. El resultado dolió. No porque fuese especialmente malo sino por la imagen y por ver una eliminatoria muy encarrilada hasta a dos minutos del final.

Desconozco si el culpable es el equipo, Caparrós o ambos. Poco me importa ya. Cierto es que el utrerano demostró sus intenciones al cambiar a Yeste por Balenziaga. Esa sustitución significaba la renuncia definitiva al balón y la obsesión por frenar como fuese al Sevilla desde atrás.

No quiero pasar por alto, también, el arbitraje. No se puede decir que fuese malo pero no me pareció justo el reparto de tarjetas que hizo. Y en el lanzamiento del penalti que alguien explique que si el balón pega en el palo y vuelve al jugador que lo ha lanzado y éste vuelve a golpearlo la jugada queda invalidada. Si no, que se lo pregunten a Garitazo, que ya le invalidó un pequeño árbitro francés una jugada igual en aquella noche mágica contra el Newcastle en San Mamés.
¿Volveremos a repetirla 15 años después? Ahora ya sólo queda esperar un mes para comprobarlo. Un mes que se hará eterno, campaña electoral mediante.

Al final ayer no fue nuestra Agate Deuna la única mártir. Por cierto que le debemos a la santa una víspera porque ayer Bizkaia estuvo más pendiente de la tele que del tradicional aintzaldun.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

4 comentarios

  1. Pues yo como todo el mundo me hice grandes ilusiones tras el 0 -1, e incluso con el 1-1 y el gol al final fue un jarro de agua fría, sin embargo creo que más que nunca debemos ver la botella medio llena. Resistimos contra uno de los 8 o 10 mejores equipos de Europa, que además estaba enchufado y tuvo un gran momento de juego durante la segunda parte. Por primera vez en mucho tiempo vi a nuestros dos medios centros superados por el contrario, lo cual no es como para pensar en rescindirles el contrato, jugaban contra rivales de importancia y que además en esa zona contaban con un jugador más. Sinceramente no creo que el equipo se echara atrás creo que fue el Sevilla el que le hizo retroceder ganando la batalla en el medio del campo e impidiendo que el Athletic tuviera posesión.

    En el segundo tiempo nos las hicieron pasar moradas, sus dos extremos ancharon el campo y con ello se abrió nuestra defensa, lo cual fue aprovechado fenomenalmente por Kanoute para hacer diabluras por el centro, donde hubo más espacio. Ahí sí que eché de menos que los dos medios centros ayudaran un poco más e incluso que por momentos se incrustaran en el centro de la defensa. Hubiera sido recular más todavía pero tal y como estaba el partido creo que hubiera sido lo mejor, pero claro esto es muy fácil decirlo desde fuera.

    El resultado es bueno, el partidazo de vuelta se presenta apasionante y habría que estudiar con los médicos del club la manera de llegar a esa fecha con un pico de forma, como si fuera un examen de universidad. Ellos son un equipazo pero su defensa por lo que se vió ayer no puede con Llorente que está inmenso y a cada mes que pasa aprende cosas nuevas, Fernando en el partido de vuelta les puede hacer un daño inmenso.
    Creo que ese día debemos jugar más que nunca a dominar las áreas, los medios centros tienen que jugar muy cerca de la defensa, e incluso si es necesario partimos el equipo en dos, con 6 atrás y 4 adelante, pero el caso es que los seis de atrás tienen que jugar muy juntos, porque sus delanteros son más rápidos que nuestros defensas, no solo a la hora de correr también a la hora de pensar y reaccionar y necesitamos una buena superioridad numérica y poco espacio en esa zona o en tres segundos nos la liarán. Adelante me preocupa menos, con seis o siete centros bien puestos, que parece mucho hablar pero es a lo que nos hemos acostumbrado últimamente, partido solucionado, bien en jugada normal o bien a balón parado.
    No se como planteará el partido Caparros pero en estos casos los entrenadores suelen pensar que es una gran idea llegar con un 0 – 0 a los últimos minutos y lanzar entonces una última carga de caballería, con San Mamés convertido más que nunca en una olla a presión, veremos.

    Y por cierto, el Oráculo ayer estuvo bastante más comedido y lo digo muy en serio. Se ve que entre semana no le da al txikito como los sábados.

    Saludos del Tigre de Tetuán

    ResponderEliminar
  2. Pequeño y temeroso, Gontzal. Se veía que podía pasar lo que pasó al final, y gracias que quedó en 2-1. Me pareció en conjunto que no jugamos nada bien (tampoco me parece que la convocatoria estuviera acertada) aunque también yo prefiero ver la botella medio llena, con un resultado que a priori hubiésemos firmado.

    A ver si mantenemos el nivel este mes.

    ResponderEliminar
  3. Ayer Caparrós se encontro con la mala suerte del estado del campo, y le jodio los planes porque Gabilondo por su gran estado de forma y su fuerza nos hubiera venido de perlas, como Gurpe con ese campo también.

    No entiendo cuando dijó en rueda de prensa Caparrós que los jugadores técnicos se desenvuelven bien en ese campo también, se noto que es sureño.

    Caparrós ayer no acerto y no supo corregir la posición de Jabi Martinez o también pudo ser orden de él de jugar metido entre los dos centrales en el segundo tiempo y que en mi opinión origino la debacle porque se quedo muy solo Orbaiz y yo el cambio que hubiera hecho entonces seria Vélez por Gurpe para reforzar el entramado medio-defensivo, añadiria también como causa de la debacle del 2º tiempo que dejo solo a Toquero arriba y retraso a Llorente de pivote. Y una cosa quedo clara, el Sevilla nos gano por fuerza, carácter, Kilos y se adapto mejor al terreno de juego siendo sureños incleiblemente. Ayer falto tranquilidad en nuestro juego y fallo Caparrós al que le rompio la mala suerte -aguacero y estado del campo- su pensamiento pre-partido, y el lo sabe. Otro dia acertara, espero....

    Quiero comentar también que hemos jugado miércoles-domingo-miércoles-domingo-miércoles etc.....viajes y viajes etc....
    Y entonces ocurre que jugadores que juegan muchos minutos adquieren una forma impresionante y eso lo sé por experiencia, porque me pasaba a mí.
    Pero por ende, ocurre lo contrario en los jugadores que viajan y solamente juegan 20 minutos del partido sustituyendo a un compañero y es que pierden su punto de forma, y este disminuye muchisimo porque no entrenan al máximo por estar viajando o convocados y no entrenan los minutos necesarios y solo juegan 20 minutos. Y esto último nos esta pasando con algunos jugadores que han perdido fuerza y chispa. En cambio otros estan en un estado de forma muy alto por disponer de muchisimos minutos.

    Los que no viajaron a Almeria y se quedaron en Bilbo para entrenar y jugar en Gijón fue perfecto porque además se ahorraron el viaje que también cansa, y entrenaron en Lezama.

    A lo mejor no me pillais lo que digo en referencia a la falta de entrenos, viajes y jugar 20 minutos solamente de algunos jugadores, pero lo digo con intención porque a un par de jugadores les ha pasado claramente eso de que les ha bajado mucho su pico de forma por esta razón. Imagino que sabréis a quienes me refiero, uno es de Valdegobia jajaj.

    Somo

    ResponderEliminar
  4. Somo estoy muy de acuerdo con el análisis que has hecho de lo sucedido. El otro es ¿Yeste?

    Iñaki has puesto el dedo en la llaga. A ver qué pasa este mes, que la temporada no se circunscribe a la copa.

    Tigretón esl resultado es peligroso, pero todos lo hubiésemos firmado, el problema es el minuto de encajar el gol y el juego. Y lo del oráculo no sé cómo será otros partidos, pero nunca me han gustado los periodistas forofos, sean del Madrid o del Athletic.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.