+ 8

La gomina perjudica la salud mental

Es dificil poder hacer un análisis frío de lo que ayer aconteció en La Catedral. La posible superioridad deportiva del Madrid no puede quedar acreditada ante el descalabro anímico al que abocó el árbitro al Athletic. Lejos de fallos puntuales, lo de Muñiz Fernández fue una constante, de inicio a fin. Con descarada predisposición. Si alguien lo discute no tiene más que ver los primeros cuatro minutos de partido, las faltas señaladas -y más las no señaladas- y el reparto de tarjetas.

Hoy la prensa madrileña, esa que vía radio, televisión o periódicos dificilmente podemos obviar, hablarán del triunfo contundente del Madrid. No mencionarán, no, el Villarato. Esperarán a utilizarlo para otra jornada que convenga, guardando el concepto en esa misma nevera en la que debieran encerrar bajo llave y de por vida a un inepto repeinado.

Denuncian los jugadores del Athletic que ya en el minuto 10 amenazó a Ocio y Amorebieta con que no iban a acabar el partido. La avería fue de órdago. Tan constante era el acoso del trencilla que su actuación resultó decisiva en todo momento, en la inexistente falta que transforma el Madrid en el segundo gol, en la expulsión de Yeste, en el penalti por mano de Pepe no señalado con 2-3 en el marcador, su obsesión con el banquillo rojiblanco... un despropósito de 90 minutos. No necesita el Madrid ese tipo de favores ni debiera la Federación, a la que pido encarecidamente que deje de hacernolos a nosotros, ayudar a recuperar la moral de la tropa madridista por lo sucedido en Anfield.

Yeste, una vez más protagonista, volvió a equivocarse y de qué manera. Hay que ser inteligente para ser jugador de primera y más para llevar el brazalete de capitán. Es la tercera expulsión por acciones parecidas. Todo ello sin excusar la miseria de un hasta ayer respetabilísimo Casillas que decepcionó con su gesto a todo San Mamés. Que además se enroque después del partido en que cree que le pegó en la cara para justificar lo injustificable lo hace más triste aún.

San Mamés, un campo que no es especialmente dado al esperpento, dictó sentencia pronto con Muñíz. Y terminó el partido tirando de ironía al ver que la bronca y los gritos no hacían mella en las decisiones unidireccionales del asturiano.

El Madrid ganó porque fue mejor, no lo dudo, pero un partido como el de ayer quedó muy mediatizado por las actuaciones de un personaje cuyo nivel intelectual parece inversamente proporcional al de su cobardía. Si la cara es el espejo del alma, con éste un simple vistazo hace que quede claro lo que puede haber debajo de esa capa de fijador. De verdad que ahora mismo tengo serias sospechas de que, usada en cantidades industriales como hace Don César, es letal para la salud mental.

Así que seguimos con la misma trayectoria que en la primera vuelta. Sin digerir aún lo de la copa, hablando toda la semana de las entradas y sin la mentalización necesaria para enderezar el rumbo en liga. Sería ventajista decir que algunos ya lo avisamos, pero es imperiosa la necesidad de ganar y Villarreal se presenta como un destino complejo, más con las bajas que el equipo va a acumular.

Una lástima. Era una noche de las que nos gustan a los aficionados del Athletic. Y bien que empezó, en agradable charla con bloggers de altura. Habrá que repetir, que yo no soy supersticioso.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

8 comentarios

  1. De acuerdo, Gontzal, que hay que repetir las charletas ésas.

    Y del partido, ya lo titula El Mundo Deportivo: "Real Muñiz". Me lo temía del gominas, pero no me esperaba algo tan descarado. Tampoco de Casillas, aunque ya van... de Francisco Javier.

    Y a destacar también el peligro de Robben.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo contigo Gontzal, el Athletic poco pudo hacer ante un arbitraje arbitrario a mas no poder,que mediatizo el encuentro. He visto muchos partidos mal arbitrados, pero nunca había visto una utilización abusiva de competencias arbitrales tan bien estudiadas para conseguir un fin. Por tanto Athletic club 2 - Real Muñiz 5, y no estaria de más que Macua hable en público quejandose y no dejarlo para los jugadores lo de rajar de los de negro, y en privado denunciar la tomadura de pelo muñiziana a Sánchez Arminio.

    Añado algunos apuntes más:

    1.- Lo de algunos JUGADORES del Madrid actuando como barriobajeros al mas puro estilo, entre ellos Casillas y Heintze.

    2.- El público de DIEZ, ni un lanzamiento de objetos al terreno de juego tras un arbitraje que pudo causar un escandalo público. ¿Que hubiera pasado en otros campos con un arbitraje de este estilo?.

    3.- La DEFENSA, opino que nos hacen goles de cabeza con mucha facilidad, muchos desajustes defensivos, nos siguen haciendo contraataques tras un corner o una falta que sacamos, seguimos reculando cuando nos atacan y nos meten muchos goles por esa caúsa. Tenemos que mejorar en defensa porque hemos vuelto a las andadas y ahora recuerdo lo que suele decir el Tigre sobre el dominio de las áreas como una faceta importante del dominio de un partido y eso es precisamente de lo que estamos adoleciendo ultimamente en Liga.

    P.D. ¿Que tal os sentaron los potes jajajaj? Gracias por la invitación Gontzal pero anduve justo de tiempo y no pudo ser.

    Somo

    ResponderEliminar
  3. Iñaki me ha gustado lo que has comentado sobre los cambios en el blog de Latxaga. De Mundo Deportivo os recomiendo el artículo de Paco Aguilar, un periodista que conoce muy bien lo que es el fútbol y el mundo de los comités.

    Somo la próxima te esperamos. El Madrid barriobajero, sabedor de su impunidad. La defensa e Iraizoz se tragan el segundo gol. Macua debiera decir algo o por lo menos conseguir que Muñiz esté una buena temporada pasando frío. El público bien, estoy de acuerdo, pero creo que debimos presionar más al árbitro y que debemos olvidar la copa. Dejemos la marcha triunfal para mayo y centrémonos todos en sacar puntos.

    Los potes de antes muy bien y los de después... hasta las 5 ¡para olvidar! jejeje

    ResponderEliminar
  4. Buenas gente,

    Como lector de las crónicas de Gontzal no me resisto a hacer un comentario.

    ¿Es capaz Yeste de actuar con inteligencia?

    Juntar Yeste e inteligencia en la misma frase parece complicado.

    Eligió el peor momento, el peor rival y el peor arbitro para hacer una Yestada.

    Si hubiera ido a celebrar el gol quizas Casillas hubiera acabado con una amarilla, el Athletic con 11 y con 1-2 el marcador.

    Hubieramos visto otro partido, otro marcador y quizas hasta podíamos haber ganado.

    Les dió demasiadas facilidades a los rivales, contando como rival al mejor cliente del gel fijado GIORGI.

    Saludos,
    Alberto

    ResponderEliminar
  5. Alber me alegro leerte por aquí. Espero que no sea la última. Sinceramente, creo que Yeste lleva tiempo descentrado, fruto de las críticas que recibe por todo lo que hace. Aún cuando el empujón es un exceso, creo que ni es roja ni Casillas debió quedar sin ver tarjeta. Si el árbitro es tan riguroso como para expulsarle, con ese mismo listón debe amonestar a Casillas, que sale como loco a protestar. Curiosamente, a Iraola le saca una amarilla por protestar por un cozado de Huntelaar. ¡Fijaros la diferencia de criterio! Un codazo queda impune -era tarjeta naranja- y el que lo recibe queda con tarjeta ¡desde el minuto 5! y en la otra jugada el agresor expulsado y el agredido (y provocador) sale impune.

    ResponderEliminar
  6. Yo afortunadamente no vi el partido, solo he visto resúmenes y me da la impresión de que más allá de Casillas, el árbitro y los favoritismos al Madrid nosotros también nos comportamos como auténticos cabestros. Creo que Caparrós no estuvo a la altura, no puede ser que tu equipo se desquicie como si fueran los juveniles del Otxarkoaga (Con todos los respetos) y tampoco comparto las declaraciones pospartido de Llorente para quien todo estaba premeditado por el árbitro desde el minuto 1. No me parece que sea él precisamente el más indicado para hablar ya que esta temporada le han pitado varios penaltis más que dudosos.

    Los árbitros son malos, favorecen a los grandes y son anticaseros para hacer ver que no se dejan impresionar por los ambientes, no sé si es justo o no pero es así. El árbitro que te toca es el que hay y con él sea bueno o malo hay que tirar para adelante.

    Y La de Yeste no estuvo ni entre las 10 peores acciones del partido pero fue la más cantosa, otros reparten de lo lindo en los corners y apenas se llevan una amarilla. Tampoco es justo pero es así y de estas cosas también hay que aprender.

    En fin, creo que lo mejor es eso, aprender, pasar página y pensar en el siguiente partido cuanto antes. El descenso está lejos aún, al Numancia le llevamos 8 puntos y al Español 9, a Osasuna 5 y tiene que jugar contra cuatro de los cinco primeros y al Recre al que llevamos un punto le queda el Tourmalet. Tampoco es como para morirse de miedo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Tigre sólo puedo entender lo que comentas desde la óptica de alguien que sólo ha podido ver los tendenciosos resúmenes de las televisiones que emiten desde la capital donde resides.

    He visto gente muy cabreada que no son sospechosos de recurrir a la crítica a los árbitros como justificación de los resultados del equipo. Y te hablo de nuestro querido Manolete o periodistas como Jose Artetxe, Jon Agiriano o Juan Carlos Latxaga. También la versión vizcaina -que no la versión en cadena- de Iñigo Markinez, por ejemplo.

    Yo hace años que no he visto un arbitraje de este tipo, predispuesto, chulesco y provocador. Estilo García de Loza. Y en un árbitro que no es de los peores, lo que lo agrava aún más. No olvidemos que es internacional.

    Te invito a que veas el vídeo, que en este blog alguno te lo puede prestar. Y si no te apetece verlo entero, observa con detalle los primeros 8 minutos de partido. Ahí se puede ver cuál es la actitud de Muñiz, al que Casillas llamó familiarmente César ante los micrófonos. Qué familiaridad.

    Y esta noche prometo post sobre el acta, que no tiene desperdicio.

    ResponderEliminar
  8. Tigre, de verdad que no te lo puedes imaginar, fue una sensación de impotencia tremenda. Suelo tener la constumbre de ver luego los partidos grabados, y una vez visto es todavía más indignante, y bueno, las tertulias madrileñas en Punto Radio y Onda Cero tremendas, con un tal Fernando Burgos, que entre voces llegó a decir que Yeste le mete un puño al imbécil de Casillas (al que no sólo respetaba, sino que admiraba hasta el sábado)y que éste es sólo la víctima. Curioso que vayas adonde un contrario diciéndole eres un hijodeputa porque no se había tirado el balón fuera cuando Schneider pierde un balón en una zona muy comprometida, no le tocan, se tira y simula una lesión (las imágenes no dejan lugar a dudas).

    Un tertuliano de Punto Radio dijo que somos una afición violenta, que es normal que cada día se nos odie más, etc...Roberto Palomar de marca nos dice que somos un equipo macarra...estoy alucinando.


    Destacar también a Jorge Alberto Valdano sus "objetivos" comentarios y su mofa hacia el público con los gritos de "así, así gana el madrid".

    Hasta los huevos del puto madrid y su puto circo mediático.

    Manolete

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.