+ 3

Partido previsible

Toca ya olvidar la copa, aparcarla hasta mayo y centrarse en una liga cuya clasificación empieza, como todos los años, a apretarse por su parte trasera. Cabía esperar una derrota en el Nou Camp, con un Athletic vaciado, pero la parada en la recaudación de puntos del último mes hace que no se pueda esperar dos semanas más para comenzar, otra vez, a sumar.

El Barça demostró que de crisis nada. Y eso que en la primera parte no hubo diferencia tan abismal como la que podía demostrar el marcador. De hecho, la ocasión más clara la tuvo Fran Yeste, de esas en las que no suele fallar. Instantes después, en una jugada muy mal defendida por Iraola, falta tonta incluida, los culés marcaban a balón parado por medio de Busquets, que se adelantaba a Gurpegui, sorprendente central en el día de ayer. El segundo, de penalti más que riguroso realizado por Gurpegui, condicionó ya el partido hasta el final porque los rojiblancos no tenían ni las ganas ni las fuerzas necesarias para poder igualar esa diferencia. Por cierto que lo de Undiano Mallenco con el Athletic es de preocupar. Más de 20 partidos pitados y sólo 3 ganados.

Sorprendió la alineación de Gurpegui como central, por delante de opciones más naturales y lógicas como Ustaritz -no convocado- o Etxeita. Quizá pagasen el partido liguero contra el Sevilla, aunque no demostró el de Andosilla que pueda quitarles el sitio hoy por hoy.

Y el margen sobre los equipos del descenso se estrecha. De ganar Osasuna hoy en el Sadar al Sporting se nos pondrá a tres puntos. Así pues, toca empezar a preparar el partido contra el Madrid. Primero porque es el que más gusta ganar en San Mamés en todo el año. Segundo, porque los puntos empiezan a hacer mucha falta para que no volvamos a las andadas en liga. Parecía que no íbamos a pasar estrecheces, pero de no ganar uno de los dos próximos compromisos, volveremos a esa zona de la clasificación que tan nerviosos nos pone a todos. La fórmula para el próximo sábado ya la conocemos. Con hacer la mitad de ruido que contra el Sevilla, el Madrid se irá de vacío.

Uno de los objetivos de la temporada ya parece estar cumplido, el de la final de copa. Parece que, además, como los productos en oferta de los supermercados, con la UEFA como regalo de promoción si el Barça queda entre los cuatro primeros. Pero no olvidemos la liga. No voy a insistir en lo ya dicho y aquí largamente debatido. Pero el sábado debiéramos no fallar. No sufrir en exceso debe ser la consigna hasta el 13 de mayo.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

3 comentarios

  1. A mí no me disgustó la primera parte. La segunda...

    ¿Nos vemos el sábado?

    ResponderEliminar
  2. Sí, en la primera el resultado no fue muy justo. Algunos de los zarpazeros estaremos por Bilbao tomando algo antes del partido Iñaki, así que encantados de compartir un rato de charla...

    ResponderEliminar
  3. El sábado nos vamos a comer con "papilla" a los merengues, a ver que tal nos sale la tarta y si resulta del gusto de los leones. Mis vibraciones son positivas y auguro un 2-0.

    On egin.

    Somo.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.