+ 8

Precio muy alto

Poco sentido parece tener insistir a estas alturas en el desacuerdo en lo realizado por el Athletic en las últimas jornadas. Parece que la ola nos lleva a todos a dar por bueno el ridículo que el Athletic hizo ayer en San Mamés y se mira hasta mal a aquellos que intentamos remontar contracorriente. No se entiende el precio que se está pagando por intentar llegar a la final. Ahora sólo queda pasar contra el Sevilla, porque de no hacerlo, viendo la distancia a la que se pone el descenso y con el calendario liguero que nos espera -ante un Barça convertido en conductor suicida y un Madrid que lejos de echarse a la cuneta, aprieta el acelerador- puede que lamentemos los puntos que con mucha alegría y poca responsabilidad se han dejado en el camino.

El partido poco dio de si en lo deportivo. Vista la alineación, estaba más que claro que se iba a presenciar un encuentro más propio de un torneo de verano que de campeonato liguero... al menos por parte del Athletic. El Sevilla, con las lógicas rotaciones, controló el partido de principio a fin, basándose en un dominio absoluto del balón, ante un equipo compuesto por los retales de los que Caparrós sólo se ha acordado en Almería: el inédito Muñoz haciendo dupla con un ansioso Gurpegui, un nervioso Ustaritz demostrando la falta de planificación en lo que al lateral derecho se refiere, un Balenziaga que repitió los errores en el partido de ida de liga, un inseguro Armando bajo palos o dos delanteros con una entrega total y una falta de definición absoluta y preocupante. Frente a eso, un equipo que manejó el balón a su antojo por medio de un todopoderoso Capel y una lección de definición arriba por parte de Kanouté.

Ahora sólo nos queda esperar al miércoles. Engalanar Bizkaia y presionar para conseguir llegar a esa final, que es un sueño para muchos de los seguidores del Athletic que éramos niños cuando nos dieron fiesta para acudir a presenciar la bajada de la gabarra. Viendo a Kanouté ayer da auténtico miedo. Existen serias dudas de que el equipo sea capaz de mantener la puerta a cero, pero soñar es libre. Y es lo que hay que hacer hasta el miércoles. Después veremos qué toca.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

8 comentarios

  1. Coincido contigo, lo del domingo fue una vergüenza, un esperpento, 3 puntos regalados al Sevilla de manera descarada por el Sr. Caparrós sin ninuna justificación. Parece mentira que Manolo Giménez le tenga que dar lecciones a Joaquín de como se hacen unas rotaciones de manera racional.

    Alguien me decía ayer que fue mala suerte que Toquero no metiera esa clara ocasión, decir eso es como pensar que Kanouté metió las dos que metió porque tuvo buena suerte. Vuelvo a repetir lo que pienso, ni Toquero ni Velez tienen calidad para jugar en primera división, y si siguen siendo la alternativa en la delantera, así nos irá.

    Manolete

    ResponderEliminar
  2. ¿Y la rotación del portero? Incompresible a todas luces. Verle sacar los saques de puerta y ver que no llegaba a la línea del medio campo es impropio de un portero de Primera. Me quede perplejo al ver que nuestro portero reserva no llega a medio campo en los saques de puerta.

    Somo

    ResponderEliminar
  3. Pues yo lo siento pero discrepo de vosotros para mi Caparrós hizo lo correcto. Y básicamente por varias razones:

    1. El partido del miércoles es más importante que los diez siguientes de liga, el último paso hacia un sueño, hay que llegar de la mejor manera posible cueste lo que cueste.

    2. Con los equipos del descenso aún tenemos un buen colchón, vamos los novenos y a nosotros nos vienen ahora Madrid y Barça, pues mejor ahora que están también pendientes de la Champions que no al final de liga, que además ojo, parece que no va a estar ni mucho menos decidida y al que le toque al final contra estos dos lo va a llevar clarinete.

    3. Y la tercera razón la más importante, la gente dice que no debió sacar tantos suplentes y yo pregunto: ¿Qué alineación debió sacar? Porque sinceramente en nuestro equipo no hay termino medio, tenemos un problema enorme de Llorentedependencia, y lo mismo sacas 8 titulares reservas a Llorente y no haces nada sin él. Y en cambio si lo sacas se tiene que pegar la megapaliza, ni mucho menos te asegura nadie que ganes el partido y el miércoles está fundido a mitad del segundo tiempo, cuando más lo necesitamos.

    Para mi independientemente del resultado del miércoles Caparrós ha hecho lo correcto e incluso diría que los suplentes que salieron en general disputaron un partido digno, contra un equipo no lo olvidemos, de los 8 o 10 mejores de Europa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. El hecho de que un partido sea importante no puede justificar que te cojas un mes de vacaciones en liga, desperdiciando una renta importante para romper con la inercia de los últimos años.

    Lo del partido contra el Sevilla fue lamentable y si llego a saber que iba a presenciar tamaño bodrio me hubiese quedado jugando a mus con los amigos de la Uni con los que tuve la suerte de comer.

    Me va a gustar leer los comentarios si por lo que sea perdemos contra Madrid y Barça y los de abajo aprietan.

    Caparrós está haciendo una gestión horrible de la plantilla que tiene, independientemente de que nos clasifique o no para la final. Lo del otro día es de juzgado de guardia, poniendo en ridículo a jugadores como Ustaritz, cebándose una vez más con Iñaki Muñoz o llevando futbolistas de los filiales simplemente en un gesto cara a la galería.

    ResponderEliminar
  5. Hombre, yo por una parte entiendo el enfado o la decepción del socio que va a San Mamés a ver otra cosa y se encuentra por sorpresa con esa alineación. Sin embargo no me parece mala idea y desde luego si hubieramos sacado a los titulares y hubiéramos perdido, algo perfectamente posible por otra parte, a Caparros le hubieran tildado de subnormal para arriba.
    El del miércoles va a ser un partido de una intensidad absoluta, brutal como ningún otro porque se va a pelear a muerte cada balón, y nosotros llegamos más descansados lo cual es una ventaja, y no digamos si hay prórroga.

    Creo que debemos olvidar ya lo del sábado y centrarnos en el miércoles, a ver si saco tiempo para escribir algo.

    Saludos.


    Yo en cualquier caso

    ResponderEliminar
  6. Tigre, lo que no te garantiza nada para el miércoles es tener a 8 jugadores sin haber competido durante 10 días. Lo que sí estaba garantizado es que con esa alineación, salvo milagro, ibas a perder el sábado, dar un paupérrimo espectáculo y hacer que saliéramos de mala hostia. Y encima, como dice Gontzal, puso en evidencia, de manera muy injusta, a varios jugadores.Sentí hasta lástima por Muñoz.

    Yo venía con el subidón del BEC y me encontré esa mierda y de verdad que me entró un bajón tremendo. Es una estafa al socio, parecía un partido de estos de copa en los que el equipo de inferior categoría se atrinchera atrás para ver si suena la flauta, ridículo.

    Manolete

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo con el Tigre, el del sábado era un partido para guardar munición y no quemar naves. Otra cosa es que esto frustre a algunos aficionados, pero la verdad es que sopas y sorber no puede ser, con esta plantilla si pretendes tocar todos los palos sólo se puede optar a la mediocridad, a quedar octavo como mucho en la liga y a deambular por la copa como los últimos años. Y personalmente prefiero quedar decimotercero en liga, centrarnos en la copa y mantener la ilusión de que nuestro Athletic es capaz de reverdecer los laureles de antaño. Creo que en este sentido Caparrós ha optado por esta opción, aunque por supuesto no estoy de acuerdo con múltiples decisiones que toma en gestión de plantilla. Este sábado el cambio de Iñaki Muñoz me pareció ruin y considero que Vélez II debía de haber disfrutado de más minutos, dado que perder no parecía importar.

    Una duda me corroe respecto a nuestra andadura en la liga. Si nos clasificamos, los dioses lo quieran, nos encontraremos con la plantilla pensando en el 13 de mayo y sin centrarse suficientemente en la competición dominical. Si nos apean, temo el bajón psicológico. Espero no sufrir en los meses venideros, pues con 14 puntos nos salvamos, pero los de atrás comienzan a ponerse las pilas y no es cuestión de afrontar marzo y abril con la mente a medio gas. Es una duda, un temor, sin embargo, vale la pena intentarlo, hay riesgos pero también el mayor premio en un cuarto de siglo, y al alcance de la mano. Un equipo mediocre no ilusiona a nadie.

    ResponderEliminar
  8. Para que te alegre la jornada de mañana... invitado a limonada ;-)

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.