+ 4

Aparecen los delanteros cuando más falta hacían

Podríamos hablar de alegría por el resultado si no hubiésemos tenido que soportar 90 minutos de sufrimiento con el estómago encogido. El empeño de la trouppe de Caparrós por hacernos acreedores a un ataque al corazón parece que no tiene límite. Propongo a las televisiones que ante el sainete que montan cada jornada para comunicar en qué cadena se televisan los partidos, los del Athletic los transmitan a través de un canal temático de cine de terror.

Salió el Athletic de cara a por el partido, presionando y metiendo en su campo al Numancia, pero duró lo que duran dos peces de hielo en un whiskey on the rocks que decía el jienense. Lo que tardó Ocio en aparecer en escena para meter la pata por tres veces. La primera, literal, en la que desvía el balón que da origen al gol de un Numancia que no había pisado área, la segunda por organizar una de sus tradicionales reyertas para ganarse una amarilla y la tercera por una faltita que le costó la expulsión. Creo que, rigores arbitrales al margen, lo de este jugador es intolerable. Además de un nivel deportivo muy flojo para los galones que, supuestamente, debe ostentar y para lo que fue repescado del Sevilla, la fama de macarra, de líder de banda de latin kings que se ha labrado, está perjudicando gravemente al equipo.

Parrafo aparte merece Fernández Borbalán. Si la cara es el espejo del alma, éste la tiene de enajenado. Nunca me ha gustado este árbitro, toma decisiones de manera precipitada, se le ve inseguro, nervioso. De criterio, inexistente, mejor ni hablar. Que el Athletic tuviese un jugador expulsado con doble amarilla con tan solo una falta cometida hasta el minuto 40 de la primera falta lo dice todo. Porque la segunda de Ocio era muy rigurosa, rigurosísima, más aún después de la que le perdonó los primeros minutos a Nagore por dura entrada a Susaeta. Sigo insistiendo en que los árbitros están siendo intransigentes con el equipo, no sé si por Caparrós, por los propios jugadores, que caen mal, o por vendetta después de la que se montó con Muñíz en el partido contra el Madrí.

Y debiera Ocio pagar unas vacaciones a Toquero. Donde éste quiera. Porque fue el golazo de Gaizka el que devolvió la calma y el sentido al equipo, que estaba desnortado tras el tanto de los sorianos y la expulsión. Se volvió a vaciar el de Valdegobía pero con premio, gran premio, esta vez. Y a partir de ahí el equipo sacó la raza, la rabia y el carácter que le ha faltado hasta ahora, empeñados en demostrar que no pueden ser peor equipo que el Numancia, con el que existe un abismo en todos los parámetros. Para redondear la noche reapareció Llorente, también, cuando más se le necesitaba, para quitarse la mochila cargada de presión que todo el entorno se empeña en echarle a la espalda.

Tras el alivio por lo que ayer podía haber sido y no fue -¿qué hubiese pasado si perdemos?- el objetivo de la salvación está más cerca. Pero esto no puede seguir así, Insisto en mi decepción por la trayectoria del equipo con Caparrós, en la lamentable gestión deportiva, en la volubilidad de criterios, en lo incomprensible de sus decisiones. Tras el partido de Etxeita el sábado, ayer no fue el tercer central. Tiró de ese Ferrari que, como buen nuevo rico, suele guardar en el garaje y sólo utiliza para viajar del pueblo a la capital. El mal fario del pobre Gurpe es como para plantearse pagarle un viaje a Lourdes. Debo reconocer que ayer, sorprendentemente para mi, acertó con los cambios por una vez, porque también en ese apartado suspende Don Joaquín.

Ahora a ganar el domingo al Racing, partido que se debe afrontar con la misma mentalización con la que se abordó ayer gran parte del encuentro. Ya se ha visto que, etiquetas y prejuicios al margen, los malos, como Toquero, pueden hacer golazos y los buenos, como Yeste o Susaeta, pueden trabajar a destajo. Esa es la receta. Esa, y que Dios nos pille confesados ante la llegada del destroyer Bernardino.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

4 comentarios

  1. Dios que nervios y que orgulloso estoy de ser del Athletic, sufrir nos hacen sufrir pero que nos quiten lo bailao, y lo bien que dormi anoche, y eso que tenia que ir a currar a las seis y era mi primer dia despues de unas largas vacaciones.
    Un saludo desde Peña Athletic Club de Bilbao Monzon y redolada

    ResponderEliminar
  2. José Luis, el otro día se me olvidó darte la bienvenida, con eso del calentón que tengo por lo de las entradas.

    Como bien te dijo JC Latxaga en su blog, los peñistas sois los aficionados al Athletic que más mérito tenéis con diferencia. Ser del Athletic siendo vizcaino es lo fácil y lo lógico, serlo fuera es de admirar.

    También comentábamos el sábado yendo a San Mamés la curiosa operación acordeón realizada por la directiva con el número de peñas.

    Estilo García Macua. Vaya nuestra solidaridad con vosotros también por eso...

    ResponderEliminar
  3. Buena entrada Gontzal y a cuentagotas ya que sólo ví el primer tiempo:

    1.- ¿Merecera Ocio calentar el banquillo hasta final de temporada? Yo creo que si. Pero Caparros creera que no....

    Animo Gurpe, y este partido evidentemente lo ganamos por narices. Que se lo pregunten a Gurpe.

    Para el domingo Bernardino, el árbitro que expulso a Mari Lacruz por poner la cara para recibir un puñetazo de Rivaldo. Lo que nos faltaba, viene el gallego hincha del Barcelona.

    Saludos Jose Luis.

    Somo

    ResponderEliminar
  4. La jornada está siendo perfecta. Sólo falta que hoy pierdan Recre y Espanyol, y el domingo dejamos la papeleta solucionada con el Racing.

    ¡AUPA ATHLETIC!

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.