+ 4

Maratón, ante su homenaje, habla del Athletic

Dice la veterana periodista, que será homenajeada hoy en el Hotel Ercilla por la Asociación de Periodistas Vascos, que se dio de baja como socia del Athletic por desencanto y porque no soporta el forofismo que nos hace afirmar que somos los mejores. Advierte Sara Estévez que la filosofía del siglo XIX y la del XXI no son compatibles y piensa que se deben abrir los ojos. Estas reflexiones por parte de una persona que ha dedicado su vida, más allá de lo profesional, a vivir el Athletic día y noche, que ha presenciado cientos de partidos de categorías inferiores, que ha conocido uno por uno a prácticamente todos los jugadores de cadetes y juveniles, deben servir de piedra de toque ahora que Lezama vuelve a primera plana del debate rojiblanco.

El Correo presenta hoy en exclusiva que el nominado a liderar la transformación de Lezama es José Mari Amorrortu. No dice nada, sin embargo, de que esa información fue adelantada en AS por Nika Cuenca y José Luis Artetxe. Son las formas de los chicos de Vocento, las primicias nacen y mueren en sus páginas.

He podido seguir estas últimas semanas interesantes debates sobre Lezama. Un activo socio, Jaburu, participante en asambleas y diversos foros, proponía que las deciciones sobre Lezama deben dejarse al margen de las elecciones y las juntas directivas. Creo que es más que razonable. No sé si debe ser la asamblea, un referendum u otra fórmula brillante que a alguien se le ocurra, pero no son de recibo los cambios que ha sufrido la forma de trabajar del Club en categorías inferiores. Que después de varios años de remodelaciones, de planes Dena, de coordinadores, directores deportivos, etc. se pretenda cambiar ahora al duo Masats-Solar por Amorrortu es para que se le pongan a uno los pelos como escarpias.

Después de dilapidar millones en rescisiones de contratos, fichajes de entrenadores, preparadores físicos, encargo de estudios, etc., se ve ahora que el modelo de hace más de diez años era no sé si el óptimo, pero sí, al menos, el mejor. ¿Cómo estaría el Athletic en lo deportivo y económico si las diferentes juntas directivas que han ido entrando hubiesen confiado el trabajo de cantera a quien lo venía desempeñando? ¿Si se hubiese blindado Lezama del debate electoral?

Porque de las críticas que todos hacemos al trabajo de cantera, ¿cúantas opiniones están fundamentadas? ¿cúantos de los socios conocemos la labor que se hace en detalle o vemos algún partido de categorías inferiores al cabo del año?

Los acontecimientos que se están produciendo certifican que lo que se hace con los chavales debe estar muy por encima de las decisiones de las directivas entrantes, desconocedoras todas ellas del fútbol base y que acometen cambios símplemente para colocar en puestos de responsabilidad a aquellos que les apoyan en las campañas electorales.

La decisión a qué sucederá con la organización de la factoría rojiblanca está cercana. Intxaurraga, que esperaba la victoria del juvenil -derrotado por una mezcla de candidez deportiva y arbitraje canalla- como aval a su proyecto deportivo, parece sentenciado, al margen de que permanezca o no en la junta. Mientras, como decían en el Ambigú, a Macua se le tambalean las patas que sustentaron su llegada a Ibaigane. Poca tranquilidad le auguro. Hasta Caparrós, alineado con el presidente antaño, le mete una puñalada pidiendo refuerzos el día después de saberse que Herrera continuaría en Zaragoza. Y Vocento comienza a darle cera.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

4 comentarios

  1. Me cuesta mucho creer que Amorrortu va a aceptar la presunta oferta, pero también admito que mis condiciones como futurólogo son similares a mi contratastado virtuosismo interpretando la Lambada con el clavicémbalo.

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidaba. Zorionak a Sarita (siempre será Sarita). Tengo la invitación en casa pero no podré estar esta tarde en el homenaje a la primera mujer que hizo periodismo deportivo a este lado del Missisippi.

    ResponderEliminar
  3. A mi no me han invitado, se ve que con el Zarpazo aún no he hecho méritos suficientes ;-). Mi aita irá de acompañante de Sarita, como bien dices, así que a ver qué chascarrillos cuenta, que seguro que la Estévez no se queda callada, jeje.

    Si Amorrortu es listo, y tonto creo que no es, se quedará en Madrid. Venir a intentar sacarle las castañas del fuego a un Macua que tiene demasiados frentes abiertos parece un suicidio. Amén de que muchos aún no perdonan -ya se están haciendo notar- el atrevimiento de José Mari para abandonar el patadón e intentar jugar -algo- el balón. Lo recuerda Nika Cuenca hoy en AS, por ejemplo.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que la familia de Jose Mari vive todo el año en Bilbao y ese es un factor por lo que creo que aceptara la oferta. Trabajar en casa es una delicia.

    Sarita siempre estara en primera plana opinando Athletic, y es un placer leerla.

    Somo

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.