+ 1

Iñigol, el primer y ¿único? refuerzo

A la espera de que hasta el 31 de agosto, día de San Ramón, se cierre el plazo de fichajes, el Athletic ya ha incorporado a su primer refuerzo. Presentación de trámite mediante, toda vez que no había ciudadano vasco que no conociese que el jugador pertenecería a partir de hoy a la disciplina rojiblanca, Díaz de Cerio habló de forma cautelosa sobre su lesión y demostró haber aprendido a pronunciar el nombre Athletic. Acostumbrados estos guipuzcoanos a llamarnos el Bilbao no hay que dejar de valorar que se adapte tan rápido al nombre correcto.

Lo cierto es que a pesar de la tranquilidad que destila Macua, afirmando que todavía hay mucho tiempo para incorporar jugadores, los pasos dados por los rectores de Ibaigane están saliendo peor de lo esperado. El fracaso estrepitoso en la operación que pretendía atraer a Ander Herrera a Bizkaia, la imposibilidad económica de reforzar el equipo con aquellos que verdaderamente darían al equipo el salto de calidad necesario (léase Alonso, Llorente, García, etc.), o la deteriorada relación con Osasuna, azuzada por el pirómano Inchaurraga, hacen que las posibilidades reales de mejora de plantilla sean una quimera.

Se habla, y mucho, de la posibilidad de Miguel Flaño, al que queda un año de contrato con Osasuna, que se niega a renovar y que podría forzar a los rojillos a una negociación para su traspaso en un intento de recaudar. Las dudas están en si el central noaintarra es un refuerzo real y de futuro, que pueda venir a aportar, o símplemente una salida de la Junta para engordar la nómina de jugadores y callar a Caparrós que, apoyado fuertemente por El Correo, sigue reclamando que le aumenten el número de pupilos a su servicio.

A la espera de lo que dé de sí el mercado, de las rebajas de última hora, de los descartes del Liverpool -Mikel San José- o de cómo avancen las operaciones de renovación de los Llorente o Iraola -ojo a los movimientos con este futbolista-, preocupa el potencial deportivo de la plantilla. Díaz de Cerio es un jugador que viene de una grave lesión y le costará ponerse en forma. Desde luego no parece lógico pretender contar con él para septiembre a un nivel muy alto. No debe olvidarse, tampoco, que sus minutos en primera han sido testimoniales, por lo que flaco favor se le hará si se le presenta como una figura de este deporte.

Y mientras se producen bajas de jugadores en silencio, como las de Josebita del Olmo o Iñaki Lafuente -hay que valorar la discreción y sacrificio de este portero-, Amorrortu parece ser el fichaje inminente que venga a intentar poner cordura y orden ante el desbarajuste que Caparrós, por impulsivo, y los rectores del fútbol base, por omisión, han creado en Lezama. ¿Hará cambiar los planes de Caparrós para la pretemporada? ¿Se le consentirá seguir tirando de la cantera de forma caprichosa y no planificada?
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

1 comentario

  1. Aupa Gontzal,

    Pues me acabo de desayunar con la noticia de que parece ser que el "tomatero" ha desestimado la oferta zurigorri y no precisamente por los emolumentos -200.000 euros- sino por falta de acuerdo en cuanto a galones.

    Si es así, tristemente a nuestro club este le exige mando en plaza que no tiene en Madrid. Pobre Athletic, ya hasta los tomates han desaparecido de Deusto.

    La crisis institucional es de ordago a mayor, ¿en dónde parará todo esto?. Intxaurraga ha dimitido, Amorrortu nos da calabazas, a Solach no le quieren por feo y quién será el guapo que acepte a Lezama como novia enferma. Dilema habemus.

    Agurrak veraniegos. Somo

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.