+ 4

¿Qué puedes llegar a ser?

Es lo que me gustaría preguntar a los refuerzos que, poco a poco, entre coscorrones vocenteros y peticiones desesperadas de uno de los socios de Capada Sport, está incorporando nuestro Athletic Club. De momento, a falta de ir concretando lo que parecen más que rumores, disponemos en plantilla de un goleador que se recupera de una grave lesión y un jugador que ha realizado una buena segunda vuelta en el Alavés; jugador de banda diestro y con capacidad para jugar por ambos carriles. Sí, algo similar a lo que hacen Susaeta o David López, y que parecía podía aportar Josebita del Olmo, al que faltaron oportunidades. El jugador alavés ya se encuentra en tierras onubenses, sufriendo los rigores de los mosquitos que atestan la desembocadura del Guadiana.

Por Bilbao, a falta de que se confirme si Ibaigane es capaz de pujar de manera firme y convincente por Xabi Castillo, al que pretende también el Racing, donde preferirían verle jugar en Donostia, la prensa se entretiene contando los rigurosos entrenamientos de Caparrós bajo el sol abrasador andaluz, aderezando todo ello con fotos de Aitor Ocio por doquier, quien sabe si en una reivindicación de la cantera y de que no hace falta ir a Madeira a traer futbolistas modelo. Cierto es, también, que si el ejemplo del ex de Laura Sánchez se extendiese en nuestro Club, me solucionarían un problema doméstico los lunes por la noche cuando sintonizo las tertulias zurigorris de nuestras localísimas televisiones. Con cuatro o cinco ocios más en San Mamés, mi enemiga acabaría siendo una futbolera militante.

Al margen de bromas o deseos, lo que se está convirtiendo en una vergüenza es el juicio paralelo al que se está sometiendo en algunos foros al durangarra Paul Abasolo, presumible nuevo jugador rojiblanco. Se nos llena la boca hablando de libertad, democracia y presunciones de inocencia, pero no hay manera de librar a las personas de esa rumorología que cuelga etiquetas graves de las que nunca, como los tatuajes, se eliminan por completo las marcas.

Y enlazando este post con el guante que me lanza nuestro amigo Iñaki Murua -al que desde este fin de semana veo un poco más viejo-, por aquello de mi supuesto conocimiento de las TIC, y aclarando que no creo mucho en esto de los Memes -al igual que detestaba en la era 1.0 las cadenas de e-mails-, diría que me veo como esos pinganillos que utilizo ahora para hablar por teléfono IP, que mis amigos de Facebook han podido ya observar, y que me permitirían ejercer mi verdadero sueño, el de contar y cantar las verdades del barquero, que diría el pequeño, quien sabe si en una Radio on-line. Algún día traeremos aquí algún vídeo de mis pinitos como narrador, si es que el resto de la tripulación de este blog me lo permite, pues al fin y al cabo los protagonistas de la historia son ellos.

Lancemos pues la cadena y enviemos el meme a Iker Merodio, que regresa de tierras irlandesas en plena campaña en contra de los excesos de los bipuntuzerozales y, como no, a Juan Carlos Latxaga, al que gracias a esto de la era bloguera podemos seguir leyendo todas las semanas, en versión comentarista rojiblanco o de información general.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

4 comentarios

  1. Os suelo leer asiduamente y estoy casi siempre de acuerdo con vosotros, pero en el presunto linchamiento mediático no puedo sino discrepar. Estamos hablando de un caso gravísimo de agresiones sexuales (no una sino hasta 7), que han supuesto su paso por la cárcel, con lo que la acusación estaría suficientemente bien fundada siendo miembro de la quizás más influyente familia de Bizkaia. En estos momentos está pendiente de juicio. Su marcha del athletic se produjo por motivos extradeportivos, con lo que su fichaje sería meter una bomba de relojería en un vestuario muy tocado por las decisiones del mister y de la directiva.
    Por supuesto que este chaval tiene derecho a rehacer su vida, pero hasta que o bien salga absuelto o bien cumpla condena no debería vestir de zurigorri. En los tiempos que corren no podemos tener ni media tolerancia con las agresiones machistas.
    Y no, no se trata de niñatas en busca de notoriedad, una de las agredidas era una profesional sanitaria que acudía a una urgencia a domicilio.

    ResponderEliminar
  2. En uno de los foros que participo y tras varios post abiertos referentes al apeadramiento o lapidación de una persona que mientras no se demuestre lo contrario es inocente y por ende pasa a ser él mismo una víctima mas de los acusicas, marujos y porteras; he podido comprobar la grandisima categoria humana del WEBMASTER del susodicho foro que ha BORRADO,y ELIMINADO todos los post abiertos y concernientes a un tema muy espinoso de hace la friolera de 2 años ya de los hechos.

    Somo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo, me alegro que hayas entrado a opinar y gracias por leernos, pero estoy más de acuerdo con Somo.

    No quiero dar pie a discusiones sobre el fondo porque no creo que tengamos información y tampoco me gustan los juicios paralelos, pero tengo claro que mientras no haya un tribunal que diga nada sobre Paul sólo le voy a juzgar por lo que haya hecho como futbolista para llegar al Athletic.

    Y creo, sinceramente, que inviertes el orden. Pienso que puede jugar en el Athletic siempre. Si las acusaciones fuesen ciertas y hay una condena entonces juzgaremos, nunca antes.

    Hablas de cárcel, cierto, pero es preventiva y hace muchos años que no creo en cómo se maneja ese concepto por parte de jueces y tribunales. Tiempo habrá de ver si existían fundamentos en las acusaciones, de si es culpable o si es inocente.

    Y que conste que a lo que te refieres es a PRESUNTAS agresiones.

    Yo también me planteo si he hecho bien en dar mi opinión, no sé si estoy contribuyendo a difundir lo que critico, pero como siempre suelo dar mi opinión me parecía más honesto dejarla escrita.

    ResponderEliminar
  4. No te queda mal ese pinganillo, Gontzal ;-)

    En cuanto al camarote de los Marx, digo, Ibaigane y Lezama, nos seguimos superando, algo que me parecía bastante difícil.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.