+ 6

Y con buen fútbol

Por encima, incluso, de lo que pueda indicar el marcador, el Athletic disputó uno de los mejores partidos que hace tiempo se recuerdan. Con un fútbol, por fin, entretenido, de los que gustan en San Mamés, imprimiendo un ritmo altísimo durante una hora de partido, los rojiblancos demostraron que este equipo ni es tan malo como algunos indicaban y, por tanto, la sola meta de la salvación es insuficiente, ni sus futbolistas son tan primarios en el trato al balón como para tener que soportar durante semanas consecutivas auténticos bodrios.

Hemos debatido aquí en alguna ocasión lo que significa jugar bien al fútbol. Cada uno tiene su opinión, aunque los últimos años ciertos líderes mediáticos hayan puesto de moda un concepto tan curso como el del tiki-taka, que entroniza cierto fútbol de toque y desprecia otros. No será el Athletic nunca un equipo que pueda encajar fácil en ese concepto que algunos defienden, pero sí puede, en cambio, proponer su variante, su alternativa, que no es otra que la de ayer o el partido de semifinal de copa contra el Sevilla. Un fútbol rápido, agresivo, de ataque constante, con un ritmo enrabietado, de presión, de constantes robos de balón. De centros desde las bandas a la olla. Y si, además, el campo está rápido como lo estaba ayer, pocas personas podrán decir que ese fútbol no es bueno.

La primera hora de partido que los rojiblancos se marcaron ayer fue sobresaliente. El equipo funcionó a bloque, con jugadores que salieron a reivindicarse, demostrando que la gestión de una plantilla pasa por dar oportunidades a todos de manera racional y justa, con un David López que puso balones sensacionales y centros como hacía tiempo que no se veían. Debiera Yeste tomar nota. Gabilondo, que además luchó, quiso ganar papeletas para su renovación, ahora que los puestos de banda se están poniendo caros. Fernando Llorente, con un punto de forma más alto que el demostrado contra el Espanyol, fue el protagonista del partido para lo que quede en las hemerotecas. Dos goles, buenos goles, en una semana que ha transformado cuatro. Y pudieron ser más, a nada que ese instinto matador que aún debe desarrollar hubiese aparecido.

Pero lo que sobresalió ayer, y fue reconocido por un caballeroso Valverde, fue el ritmo. El ritmo y la moral que ha cogido este grupo. Tienen los rojiblancos ciertos jugadores que son un lujo para un entrenador. La intensidad que le dan al centro del campo Gurpegui o Javi Martínez es gasolina pura. Alegra ver al de Andosilla recuperado para esto, después de tanto atropello y de que alguien no lo aprevechase la pasada campaña. Y luego está Toquero, ese futbolista por el que Txingurri se mostraba tan extrañado. Es cierto que pocos creímos en él, que incluso hemos dudado de que más allá de su trabajo incansable hubiese algo más. Justo es reconocer que en este blog hubo quien lo avisó. Sin embargo el rendimiento y el crecimiento como futbolista de Gaizka de Valdegobía sorprende cada semana. Contra el Villareal fue, sin duda, no ya sólo el motor del equipo, el que marcó el ritmo, parte activa en las jugadas de los goles. Además, pudo marcar tras remates de buen delantero. De hecho, cuando se vació, el equipo se resintió.

Y es que los cambios, motivados ayer por las lesiones de Llorente y Javi Martínez, trastocaron los planes y no consiguieron refrescar el once. Toquero, exhausto, fue destinado a cubrir el hueco de David López, pero la asfixia de Gaizka hicieron que volviera al puesto de delantero. Cierto es que los últimos minutos el Villarreal apretó y se sufrió, más motivado por no haber rentabilizado en goles las ocasiones que se crearon por el gran juego. Volvió Muniain, que poco pudo hacer ya con el equipo centrado en no dar metros al Villarreal y debutó Isaac Aketxe, en lo que tiene pinta de ser otro de esos debuts preventivos del de Utrera. Por si algún día destaca, que sea conmigo, debió de pensar Don Joaquín.

Desconozco lo que le durará al equipo esta gran racha, pero comenzar con nueve puntos de nueve es una renta que anima a pensar que se romperá, definitivamente, con la dinámica de los últimos años, esa que había hecho que todo el entorno interiorizase que este Club estaba condenado per secula a eso. De la misma forma, sobran ahora esos brotes de euforia que ya se aprecian en la calle y en los medios. Lo correcto es dejar al equipo que siga adelante, exigiéndole que juegue mínimamente al fútbol y aprovechando el 100% de la plantilla.

Porque no deja de ser paradójico que gran parte de los proscritos ayer diesen la talla. Un Ustaritz que estuvo a punto de salir en junio o un Gurpegui que llegó a plantearse no continuar, son jugadores que no sobran en este Club.

Así pues, fiesta redonda ayer en San Mamés, buen fútbol, mejor resultado y unas perspectivas que ilusionan. Por no cumplirse ni se cumplió esa máxima de que el Athletic, siempre que se celebra algún homenaje en la previa del partido, pierde. Los chicos de un rojiblanco de pro como Korta nos dieron suerte. Por cierto, a todos esos que ahora se suman al triunfo de Kaiku diciendo que es la trainera de Bizkaia, recordarles lo injusto que se es con, por ejemplo, Urdaibai, que ha mantenido los últimos años la dignidad del remo vizcaino, o con todos esos otros clubes han tenido triunfos igual de grandes e igual de históricos.

Y el miércoles Tenerife. Esperemos que el mini jet lag no rompa una racha que ilusiona y que hace ciertos malos tragos sean más llevaderos.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

6 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo en el análisis. La clave de este equipo ahora es la confianza que tiene en sí mismos. En otras épocas el tempranero gol del villareal en la segunda parte hubiera sido sinónimo de derrota segura. Mientras las cosas sigan así sobran las críticas al equipo y al entrenados, hay que dejarse llevar porq a buen seguro llegarán tiempos peores...

    El compi de spinning

    ResponderEliminar
  2. Desde que salí del campo estaba esperando la crónica, muy buena por cierto.

    He recuperado sensaciones en San Mamés que hacía casi un lustro que no tenía. Disfruté del partido en vez de sufrirlo.

    Ayer el Villareal, con la calidad de Cazorla y Pirés y con mucha suerte quizas nos podría haber empatado el partido de forma injusta.

    Pero se está jugando con sentido, sin miedo y con un ritmo tremendo.

    Que dure y a ver hasta donde llegamos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. "Mientras dura, vida y dulzura" :-D

    100% de acuerdo en el debut. Por ejemplo, ¿haber sacado a Susa como alternativa?

    ResponderEliminar
  4. Gontzal eres un crack. De lo que comentas de Gaizka todo muy bien. Pero ayer que jugo posiblemente su mejor partido con el Athletic, y sabiendo todos que yo siempre he creido en las posibilidades de Gaizka, que en otros post he escrito muchisimas veces alabando sus virtudes voy a dar una opinión sobre él ahora que está en la cima de alabanzas, en la cresta de la ola de aficionados y socios. Cuando alguien quiere mucho a una persona le dice sus fallos para que mejore y los corrija. Y eso voy a hacer. Y lo explico:

    Gaizka Toquero tiene un déficit muy importante en sus características muy particulares y especiales de su juego y es el REMATE de CABEZA. Tiene que mejorar este arte del fútbol tan bonito como es el remate de cabeza y debe entrenar muchísimo hasta que lo consiga. Que ha metido goles de cabeza si es verdad porque salta mucho, tiene potencia y envergadura pero metería muchos mas goles si aprende a rematar de cabeza PICANDO EL BALÓN.

    Es una pena que todos los remates de cabeza de Gaizka sean planos, horizontales. Ayer mismo el portero del Villarreal le saco una mano a un cabezazo suyo y fue porque no PICO EL BALON en su cabezazo.

    Luego en el descuento del partido su verticalidad le hizo cometer el error en dos ocasiones de irse directo a portería y chutar, cuando tenia que haber ido al corner y aguantar la bola allí o esperar ayudas del compañero cómo hicieron Muniáin y Yeste en otra ocasión.

    Es inteligente y su progresión aun tiene recorrido y seguro que con mucho entrenamiento aprendera a picar el balón cuándo remata de cabeza. Si aprende esto ya seria la repanocha. Se lo he hecho saber.

    El Brujo de Letziaga......Somo

    ResponderEliminar
  5. Somo, lo de picar el balón en el caso de Toquero no es fácil. Para poder picar el balón tienes que llegar muy sobrado y Toquero por su estatura es complicado que pueda hacerlo a menudo.
    Lo de picar el balón es más para gente tipo Urzaiz o Llorente, que miden 1,90 llegan sobrados y además le imprimen más fuerza al balón en el remate.

    Toquero es hiperactivo que no es poco, y lo de las transiciones que pongo en mí artículo lo hace fenomenal. El hombre suele robar balones en posiciones complicadas, como en el segundo gol, y en todos los partidos le sirve por lo menos un buen centro a Llorente.

    El domingo estuve viendo el futbol en una cadena inglesa y en el primer tiempo le señalaban como el "Man of the match" junto con Llorente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. ¿Dónde está ahora el tal Imanol Gar? ¿qué dices ahora? ¡¡Toquero selección!! (de Euskal Herria por supuesto).

    Mamua

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.