+ 4

Todo sigue igual

Nueva derrota, esta vez ante un Getafe batallador, al que acusaban de ser blando en defensa y de carecer de carácter. Claro que como todo es relativo, en comparación con el Athletic los del sur de Madrid resultaron todo lo contrario. Se les atraganta el Coliseum a los rojiblancos, ya sea cuando el Geta era la sensación positiva de la Liga o ahora que llegaba al encuentro con dudas hasta por parte de su presidente.

Frenta a los miedos, las malas rachas o los últimatums a entrenadores, los farmacéuticos recomiendan enfrentarse al equipo de Caparrós. El de Utrera apostó por el hormigón en el centro del campo y al encofrador Gurpegui se le escaparon dos varillas que le costaron la expulsión. Fue jugada clave la segunda de las faltas, tras una pérdida de balón en jugada de ataque en la que Gurpegui tuvo que agarrar a Soldado para frenar su rápida contra. Fallo considerable de un experimentado futbolista y tarjeta amarilla clara, más con Undiano Mallenco, que la estadística, como el algodón, no engaña. Sería miserable hablar de arbitrajes con los despliegues a que acostumbran este año los rojiblancos, pero lo de este colegiado llama la atención, porque no es un asunto de analizar jugadas individuales, sino de predisposición para señalar siempre en contra del Athletic en cualquier lance, sea dudoso o no. Es este un club venido a menos desde hace años, en lo deportivo y en lo social, en el que ha perdido el respeto Federativo (árbitros, seleccionadores, comités...) y enfrascado en batallas intestinas como la que mañana se producirá, previsiblemente, en Euskalduna Jauregia.

Así, con diez, se llegaba al descanso. Orbaiz entraba por un desaparecido Toquero y el Athletic no sufría en exceso porque el Getafe no llegaba. Cuando lo hizo creó peligro y en uno de los ataques, tras un nuevo mal despeje de la defensa, Soldado la engachaba y enviaba a la red. Entre tanto, un pasivo Amorebieta levantaba -como es ya habitual- la mano y dado que no era fuera de juego, me queda la duda de si estaría pidiendo un taxi, pero lo descarto porque Yeste estaba en Bilbao, padeciendo un extraño esguince de rodilla que, por lo grave, acabó en infección bucal, hasta el punto de impedirle ponerse la corbata del nuevo traje oficial y complicar, incluso, su posible renovación.

A partir de ahí, con la defensa perdida, con Ustaritz empeñado en hacer bueno a Ocio, con Susaeta y Gabilondo invisibles, con un Llorente del que sólo se puede destacar una incipiente melena estilo Farruquito, se contemplaba un nuevo fiasco del equipo, conformado a emponzoñar una estadística liguera que indica que ha conseguido, y de qué manera, un punto de quince posibles. Xabi Castillo sigue sembrando más sombras que luces, absolutamente superado por Pedro Léon, e Iraola necesita descanso. Al lateral zurdo, precisamente, le pitó Undiano penalti tras salir de la barrera y golpearle en balón en las manos, que tenía pegadas al pecho. Seguro que cada cual tiene su interpretación de la jugada, pero de poco sirve debatir, puesto que se señaló una pena máxima que, seguro, otro colegiado entenderá involuntarias.

Esta vez no vale de excusa la actuación de Gorka, y aunque se debería poder entrar en detalles para analizar qué le pasa a este Athletic, el loco calendario competitivo lo impide. Tras la victoria in extremis contra el Nacional de Madeira, la prensa vizcaina fue excesivamente generosa -una vez más-, centrándose en la bondad del resultado sin profundizar demasiado en las formas.

Queda meridianamente claro ya que la mejor condición física que hizo atesorar esos sabrosos nueve primeros puntos ha pasado a mejor vida. A cambio, las bajas han convertido la enfermería zurigorri en el camarote de los Marx pero sin puñetera gracia, en el momento de mayor concentración de encuentros. Todo ello atenaza a un entrenador, de por sí incapaz de dar la vuelta a un equipo ni con los cambios ni con las charlas de los descansos. Qué decir de los de ayer, con un banquillo de circunstancias que motivó con un 2-0 en contra, y tras la retirada por molestias de Llorente, la entrada de Koikili al campo.

El partido acabó siendo un recital del Getafe, que buscaba desterrar sus males buscando un tercer gol que estuvo cerca de llegar tras expulsar Undiano a Ustaritz por realizar falta, al igual que en Valladolid, siendo el último defensor. Ahí tampoco dudó un instante el trencilla internacional navarro. Descansará obligatoriamente Usta en Vallecas y veremos qué decisión toma Joaquín Jesús contra el Atlético de Madrid, porque los fallos del de Abadiño son, desafortunadamante, excesivos.

Probablemente, como me decía la pasada semana el Tigre, sea uno excesivamente exigente, puede que el equipo no dé para más, pero no es lógico que cada partido sea un cúmulo de fallos individuales graves, bien por falta de concentración, bien por despistes o bien por conceptos futbolísticos básicos como puede ser la colocación de una barrera. De sacar provecho jugando en inferioridad, mejor no hablar. Dicen que a eso también se aprende, que se puede entrenar. En el Athletic es sinónimo de derrota desde hace tiempo, también antes de la llegada de Caparrós, pero ahí tampoco se ha visto su mano.

Lamentará el presidente García la derrota, él que tanto está trabajando la asamblea. Anuncio de renovación de Llorente para intentar poner de cara a los Compromisarios, como si la policía fuese tonta, cocina previa en Ibaigane y entrevista dominical ad-hoc en el BOE de manos del émulo de Goebbels que diligentemente le gestiona la propaganda. Qué curiosidad tengo por ver los próximos capítulos del culebrón.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

4 comentarios

  1. Igual o peor, Gontzal. Porque, a mi juicio, la imagen de impotencia de hoy ha sido clara. De esos partidos que ves vas a perder. Y con la capacidad de reacción acostumbrada de JJ, pues, como siempre. Sintomático el último cambio.

    En cuanto a las manos de Castillo, lo había comentado ya con mi hijo, a la sazón, árbitro. Según las instrucciones de este año, ese tipo de jugadas son pitadas como mano, y si es dentro del área...

    Veremos cómo transcurre la semana. Que mañana seremos testigos directos.

    ResponderEliminar
  2. Lo de las expulsiones en este equipo es desesperante y me parece intolerable que le echen a un jugador por doble amarilla antes del descanso, si es en el minuto 70 lo entiendo pero en el 42 no, a nuestros rivales nunca les pasa esto.
    La situación no me parece preocupante pero está claro que últimamente hemos dejado pasar demasiados puntos, si bien jugar varias competiciones nos ha afectado, ya que aunque hemos rotado y jugadores tenemos para ello, no es lo mismo que disponer de un once fijo y jugar solo una vez a la semana.

    Hay que atarse los machos porque a corto plazo la cosa se va a complicar, de entrada tenemos una eliminatoria de Copa contra el Rayo, que junto con el Betis es el gallito de la segunda, además en lo que queda de primera vuelta recibimos en San Mamés a Atletico de Madrid (Sin el incompetente de Abel y su pésima concepción defensiva), Barça, Madrid y Valencia, y por si fuera poco tenemos un partido a cara de perro contra el Nacional en el que un empate probablemente nos daría la clasificación matemática.
    Personalmente creo que habría que fijarse como objetivo pasar la eliminatoria del Rayo y sacar adelante el partido contra el Nacional que nos permitiría dar descanso a jugadores en los dos partidos siguientes de la UEFA.

    Por si alguno tiene miedo del descenso y quiere hacer cuentas yo diría que en los próximos 11 partidos de liga deberíamos sumar por lo menos 12 puntos. Este año es peculiar y resulta que la primera vuelta es complicada porque nos tenemos que enfrentar en San Mamés a los seis primeros clasificados del año pasado Barça, Real Madrid, Sevilla, Atletico, Valencia y Villarreal. En la segunda vuelta en cambio vamos a tener un montón de partidos en San Mamés contra rivales asequibles y será bastante más fácil sumar puntos.

    Como noticia buena está el retorno de Orbaiz, que reforzará bastante las rotaciones y no habrá que volver a utilizar el binomio Yeste-Iturraspe.
    Como preocupación personal no me gusta nada la pinta que está cogiendo la delantera y especialmente Llorente. Fernando necesita rotar porque sino en el mejor de los casos va a llegar a final de temporada fundido, suponiendo que no se rompa antes por alguna lesión muscular, sobre todo este año que no ha tenido vacaciones. El problema es que en la tesitura actual no contar con Llorente parece tirar un partido. Al final es cierto que vamos a echar de menos a Muniain, pero Diaz de Cerio y Ion Velez se tienen que poner las pilas.
    Hay que inventar alguna manera de dar descanso a Fernando, por lo pronto si sacamos adelante el partido del Nacional podrá descansar en los otros dos, y en liga tal vez habrá que descartarle en partidos con pocas opciones de sumar puntos (Bernabeu, Nou Camp etc.)

    Saludos del Tigre

    ResponderEliminar
  3. Para mi vergonzoso lo que hizo Gurpegui ayer, primero en el campo y después ante los micrófonos, quejándose incomprensiblemente de una decisión arbitral totalmente justa. Inexpicable lo que hizo. No le va a caer nada porque es uno de los niños bonitos de la afición, pero cuando hace las cosas rematadamente mal hay que decirlo.

    Para mi el árbitro ayer impecable.

    Yo echo de menos a Muniain desde el primer partido que no está, aún en los partidos más espantosos, la presencia de este chaval ilusiona. Pido perdón por decir esto, lo siento, de verdad, pero es lo que pienso.

    Manolete

    ResponderEliminar
  4. Primer partido de Muniain en el mundial sub 17 y ya le han dado hasta en el carne de identidad. Si es que así no hay manera... A ver si nos lo devuelven sano y salvo.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.