+ 9

Ya ni contra el Sporting

Algún día tenía el Sporting que dejar de ser talismán y cuando esas cosas suceden siempre te pillan con el pie cambiado. Fue lo que le pasó ayer al Athletic. Tan seguros estaban de que atendiendo a la tradición los tres puntos habituales frente a los gijoneses caerían del lado local, que salieron al campo a verlas venir.

No fue el Sporting mejor, pero tampoco peor. Aprovechó sus opciones, de ahí su mérito, y se replegó de la mejor manera que pudo, mostrando algo más de solvencia en ese aspecto que la pasada campaña. Enfrente un Athletic que acumula un mes sin conocer la victoria y que tras dos semanas de parón presentó un juego sin ritmo ni agresividad, con escasa velocidad, sin circulación de balón y abusando, nuevamente, de balones colgados, muchos de ellos sin sentido.

Alineó Caparrós el equipo que más se asemejaba a lo que viene disponiendo, en función de los efectivos disponibles, dado que la enfermería rojiblanca se encuentra colapsada a medida que la forma física que sorprendió los primeros encuentros ligueros se iguala con la del resto de equipos. Las bajas en el eje de la zaga, especialmente afectado ayer con la ausencia de Ocio y Ustaritz, sirvieron para comprobar que también Etxeita comete fallos de bulto, esperemos que fruto de la falta de rodaje. Queda por ver el rendimiento de San José, nuevo Expediente X bajo la dirección del de Utrera.

La inoperancia de los zurigorris fue a más según avanzaba el encuentro. En la primera el Athletic llegó algo más, con poca mordiente y con escasas ocasiones a las que Toquero no dio una respuesta adecuada para justificar la titularidad en primera división. A su lado, un ausente Llorente tampoco demostraba la ambición necesaria para disputar la plaza mundialista a la que aspira. Los gijoneses esperaban y en la segunda, aprovechando que los vizcaínos no parecían dispuestos a ir a por el partido, no dejaron escapar las opciones de triunfo. De una barrera mal puesta por Iraizoz en el lanzamiento de una falta - tras un nuevo exceso de ímpetu por parte de Amorebieta - que entró por el palo del portero llegó el primer tanto. Reiteración de fallos en dos jugadores clave. El segundo gol astur se produjo a la contra, tras otro ataque local como los que haría el ejército de Pancho Villa.

Con el empate a cero, y viendo que el juego en el centro del campo no existía, se dio entrada al recuperado Orbaiz, que al menos fue capaz de dar algún pase con sentido, algo que los destajistas Javi Martínez y Gurpegui no consiguieron hacer. Reaccionó tarde, una vez más, el entrenador de Utrera, haciendo los cambios cuando el enfermo tenía color cadavérico, demostrando su escasa capacidad de maniobra para alterar los planteamientos iniciales. Echa de menos el bueno de Joaquín Jesús calor por parte del entorno, condición que según el oráculo rojiblanco JOL ha puesto para esa renovación que antes que tarde quiere plantearle el patilludo presidente. Parece difícil que ese ambiente cálido llegue, toda vez que la afición se ha cansado de ese discurso vacío, de esas declaraciones cara a la galería, de las decisiones incongruentes y de observar que el trabajo que se realiza no termina de cristalizar. Salvo contadas excepciones, se desconoce a qué juega el equipo, se defiende rematadamente mal y se desperdicia el talento de la plantilla.

Ausentes los delanteros titulares, de Cerio, la gran esperanza, no se recupera mientras Etxebe poco aporta ya; naufragio en el lateral izquierdo donde Koikili tampoco termina de convencer y donde se han probado hasta cinco jugadores en dos años; Susaeta no explota, empeñado en finalizar de manera estrambótica muchas jugadas que gestionadas de otra manera aportarían, y mucho, al juego ofensivo; Iraola defiende limitadamente y su presencia en campo rival es cada vez más exigua; los intercambios en las posiciones de banda son decididos por los propios futbolistas, según declaraba de Marcos; las faltas y córneres se desperdician independientemente de que los lance o no el denostado Yeste al que no plantean de momento la renovación que no se dudo en firmar a Ander Murillo…

Muchas incógnitas ante el comienzo, probablemente, de la parte clave de la temporada. Europe League, Copa del Rey y rivales de entidad en Liga darán medida de la capacidad de la plantilla y de si Caparrós merece ese año más. Debiera dejar claro que sabe sacar rendimiento de ese equipo que -incluso atendiendo a caprichos- se le ha confeccionado. Las apelaciones a Muniain, al que efectivamente se echa de menos, no parecen excusa. Al fin y al cabo, en julio nadie contaba con que fuese a ser clave en el juego del equipo.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

9 comentarios

  1. Comparto el análisis contigo Gontzal. Después de una semana de parada el equipo rojiblanco ayer parecía que llevará ya unas 30 jornadas de liga. No había ritmo, la fortaleza física ha desaparecido. No hay juego entre líneas, es como si funcionaran como departamentos estancos. Lo peor es que ahora viene un calendario complicado y hemos desperdiciado mucho puntos de los denominados "fáciles".

    Ayer jugamos un futból ramplón de los que se puede ver en cualquier campo de 2ºB. Creo qe no hay motvación por los trabajadores.

    En cuanto a las faltas, hay que dar un curso de formación a Iraizos para poner barrerar y otro para cubrir su propio palo.

    Una vez más, qué fácil es ganar al Athletoc..

    El compi de spining

    ResponderEliminar
  2. Kaixo,

    Hay algo sorprendente y que me desespero ayer y no entiendo, y es que en los golpes francos que lanzamos -corners y faltas- no hay nadie al rechace de los mismos al borde del área grande unos metros por el exterior.

    Hubo hace muchísimos años un entrenador del Juvenil del Athletic - José Luis Garay - para el que esto era de primordial importancia, colocar algunos jugadores al borde del área grande para:

    1.- Empalmar los balones sueltos de los rechaces y lanzar un zurriagazo.

    2.- Y para cortar los posible contraataques del equipo contrario con estos jugadores hay colocados.

    3.- Ayer eche de menos esto, y el segundo gol de ellos viene por eso, que se van cómo motos al coger el rechace y nuestros jugadores dentro del área excepto Orbaiz y otro que se quedarón atrás. De los jugadores de dentro del área nuestros , un par de ellos siempre se deben quedar fuera para los rechaces.

    4.- A lo mejor sólo ocurrió ayer, pero me fijaré el jueves si el Athletic coloca jugadores con buen disparo en el exterior del área grande. Creo que nos lo coloca nunca, pero el jueves habrá que estar al loro de ello, porque el segundo gol es un chiste.

    El jueves ganamos.

    Somo

    ResponderEliminar
  3. Conste que en el campo no me pareció falta la entrada de Amorebieta, pero aunque el equipo arbitral no estuvo bien no me parece excusa suficiente, bronca de JJ al linier al final al margen.

    Cada vez siento más acabado el ciclo de JJ en San Mamés.

    Por cierto, Luci ni empleó su famoso cuaderno con Gabilondo y el Gallo.

    ResponderEliminar
  4. Yo estuve en el campo y la verdad es que me defraudo bastante la frialdad con la que se afrontó el partido, tanto el equipo como el público, está claro que en el caso del equipo es menos justificable pero creo que el público también debería ponerse las pilas. Encima por si fuera poco el juego del Sporting, bien plantado y pegajoso en las marcas contribuyo a la anestesia total del choque.

    Fue un partido igualado, típico de dos equipos de mitad de la tabla, con nivel similar y que juegan a no dejar jugar al contrario, un partido trabado en el que el primero en marcar tenía grandes posibilidades de llevarse el choque. Y hubo un pelín de mala suerte, porque en el comienzo de la segunda parte, cuando el Sporting empezaba a estar medio grogui y el Athletic conseguía meter balones a la espalda de su defensa, el juez de línea nos pitó dos fueras de juego, en mi opinión claramente inexistentes aunque no los he visto en TV, de esos que son medio gol porque el delantero se planta solo ante el portero. Y justo después una jugada aislada del Sporting y gol.

    Partidos igualados y trabados como el de ayer vamos a tener bastantes porque entre los equipos de mitad de tabla hay bastante igualdad, y estos se suelen decantar casi siempre en jugadas a balón parado. Por ello es importante, primero que las faltas y corners se saquen al menos decentemente, no como el otro día, y segundo que nuestro portero mejore un poco el nivel que viene dando últimamente, porque sino se irán muchos puntos.

    Entre las cosas que me gustaron destacar la espectacular forma física de Toquero, ha perdido unos kilos y se le ve más finito, el hombre llega a todas y está en todas las peleas, con todo lo que corrió en el minuto 90 estaba mejor que nadie. Y estuvo fallón pero lejos de desmoralizarse siguió intentándolo, como debe ser, y al final tuvo premio, lo mismo que Susaeta que a pesar de no estar fino no dejó de intentarlo. Eso si, Susaeta sacando a balón parado mal, muy mal.
    También me gustó Etxeita al que vi por primera vez in situ en San Mamés y me sorprendió la tranquilidad con la que está sobre el campo. Es cierto que cometió errores, pero en la mayoría del tiempo estuvo atento y bien colocado. Sin llegar a ser lento le falta un pelín de velocidad y algo de contundencia, pero la serenidad que tiene es completamente impropia de un chaval de su edad y además tiene también bastante colocación.
    Y De Marcos flojito, de jugador Guadiana, es muy bueno pero todavía es un chaval y tiene que coger físico. No aguanta bien los 90 minutos y yo puestos preferiría sacarle media hora en el segundo tiempo, ahí si que podría ser decisivo.

    ResponderEliminar
  5. Por otra parte me gustaría mostrar mi desencanto con el concepto que tiene la gente de Joaquín Caparrós. Es cierto que mucha gente empieza a estar cansada de él y yo desde aquí aprovecho una vez más para desmarcarme de la mayoría. No comparto muchas de sus alineaciones ni muchas de las decisiones que toma durante los partidos pero su trabajo globalmente me parece muy bueno. Hace menos de tres años el Athletic era la nada más absoluta, apenas teníamos 5-6 jugadores de primera, hoy tenemos por lo menos 16, hemos rejuvenecido el equipo y tenemos 7-8 internacionales de la selección española en todas sus categorías, echando la vista atrás el cambio en estos dos años y pico es casi milagroso. Además el utrerano me parece de largo el entrenador que mejor ha trabajado la táctica en este equipo, por fin tras muchos años se ven variantes y movimientos de futbol moderno, algo que personalmente echaba muchísimo de menos.

    Más allá de discutir al entrenador creo que nos deberíamos centrar en mejorar los saques a balón parado y esperar que mejore el rendimiento en la portería, porque con solo ese poquito podemos mejorar mucho y sacar bastantes más puntos. En este sentido Iraizoz está pasando por un mal momento, ya son tres partidos de liga seguidos Sevilla, Valladolid y Sporting cometiendo errores que lastran al equipo. Entiendo que la decisión de cambiar de portero es muy complicada pero al final todo tiene su límite. La próxima semana arranca la Copa del Rey, a lo mejor no es mala idea empezar esa competición con Armando bajo los palos a ver lo que pasa.

    Saludos del Tigre.

    ResponderEliminar
  6. Tigre, con respecto a la frialdad, es la habitual contra ese tipo de equipos y cuando el Athletic no da lo que tiene que dar. Lo del ambiente de San Mamés es un mito. No somos un público que levante al equipo cuando los jugadores están con una actitud como la del domingo. Si los futbolistas muestran ambición y ganas, entonces sí, entonces el público les respalda. Tradicionalmente ha sido así, era el equipo el que saliendo al campo a embotellar al rival el primer cuarto de hora encendía al respetable.

    Puede que lo de los fuera de juego no fuesen, yo también lo creo, aunque dudo que hubiesen acabado en gol. A un árbitro tan malo como Bernardino poco se le puede decir del arbitraje, mal que me pese. Etxeita alternó aciertos y fallos, pero hay que darle margen para la mejora y de Marcos desapareció en cuanto se le cambió a la banda derecha. Cosas del cuaderno de Luci, que diría Iñaki, quizás.

    Es curioso que tú estés desencantado con el concepto que la gente tiene con el entrenador, porque eso es, precisamente, lo que nos ha pasado a casi todos, que estamos desencantados con él. Y sigo diciendo que no vale, tampoco, tomar para valorarle sólo las dos temporadas del bienio negro. Hablas que ha trabajado la táctica. De verdad que ojalá pudiera darte la razón porque me gustaría conocer en qué faceta. El equipo defiende mal, con el balón en juego y parado, en estrategia es desastroso y a balón parado tiene menos peligro que si centra un tío con una pata de palo. En jugada elaborada no llegamos tampoco. Si por estrategia se entiende el aprovechamiento del patadón a Llorente como recurso, entonces sí, entonces tengo que darte la razón. De verdad, el fútbol del Athletic es de todo menos moderno. Es el que hacen el Cuenca, el Lemona y el Arraultzaldeon.

    Podmeos no hablar del entrenador, no discutirle, de acuerdo, pero tampoco me parece muy coherente entonces centrar la atención en el entrenador que, efectivamente, no está fino. Ahora, si la solución pasa por Armando, apaga y vámonos.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Tigre debe ser que mis conocimientos tácticos de fútbol son muy escasos, inversamente proporcionales a mi atrevimiento. De ahí que, ignorante uno, se encuentre con que el Athletic de la mano del Bacterio de Utrera es un eusko-Liverpool. La pena es que, a pesar de la txiki-clonación, no dé para obtener los resultados apetecidos.

    En lo que respecta a la defensa… en fin, es que ¡cómo voy a glosar la defensa en zona si no hace más que encajar goles! Coño, que los últimos encuentros nos los meten, al menos, de dos en dos.

    Tú opinión es esa, perfecto. Con respecto a los miedos que indicas sigo insistiendo en ellos, a mi el equipo no me convence, debe ser que soy muy exigente, qué le voy a hacer. Es cierto que nos clasificamos para la liguilla –obvias de qué manera- y es cierto que ganamos nueve puntos de nueve, lo que te da un colchón para evitar problemas durante semanas. Lo cierto es que lejos de eso llevamos cinco partidos consecutivos en los que hemos logrado empatar uno –no entro tampoco en el cómo, que parece no interesa- y perdido cuatro.

    Dices de de Marcos que tiene buena pinta. Pues la tendrá. Si me baso en lo que le he visto en liga, poco. Si le valoramos por haber sido el tuerto del país de los ciegos de pretemporada, la nota puede subir.

    Quiero también pedir disculpas por no estar alegre, por amargaros la vida a los positivistas, pero me limito a dar la opinión sobre lo que veo y a mi, salvo contadas excepciones (léase Villarreal), el Athletic me aburre, no le veo evolucionar y, para más INRI, últimamente no consigue resultados.

    Y con respecto al espectáculo es evidente que no me refiero a que salgan con la escalera y la cabra al campo. Sólo pido ver algo de velocidad, un poco de agresividad, unas dosis de emoción y que al menos durante cinco minutos de los noventa el balón circule a ras de hierba, que ni tan siquiera hemos dado pie a mencionar el lamentable estado de San Mamés el pasado domingo porque el balón rara vez rueda sobre el césped. No soy Paco González, no soy Poli Rincón y no soy el Lobo Carrasco, no me gustan los tocones, los jugones, los del tiqui taca, pero me gusta el fútbol que a veces, cada vez menos, el Athletic desplegaba en San Mamés. Qué le voy a hacer, debo ser un inconformista, un antiguo, un reminiscente del pasado, un tipo pasado de moda que no sabe apreciar, ciego él, el aperturismo balompédico que Joaquín Jesús ha traído al Athletic.

    Te reconoceré una cosa que, pienso, está haciendo bien Caparrós. Rotar. Si este año tenemos más jugadores es porque ha decidido dar minutos a algunos que estaban proscritos. Casualidades de la vida lo que muchos el año pasado le reclamábamos. Y te juro que si el equipo juega y gana me voy a alegrar y mucho, no te preocupes. Seguro que tanto como tú que padezco, para bien o para mal, todos los partidos.

    ResponderEliminar
  9. MERIENDA DE NEGROS:
    Pido disculpas por la merienda de negros que se ha producido en este foro. El caso es que he realizado un comentario, concretamente el 8, y al de 5 minutos he preferido borrarlo para perfeccionarlo y crear una entrada nueva, el problema es que Gontzal ya lo había leido y lo ha contestado. Adjunto pongo el comentario número 8, y que conste que yo no pretendo enfadar a nadie, simplemente a diferencia de la mayoría me gusta mucho el sistema de juego y confío en la forma en la que se están haciendo las cosas.

    COMENTARIO NÚMERO 8

    "Pero yo no entiendo, a principios de temporada teníais miedo porque con la ausencia total de fichajes decentes no había equipo para afrontar tantas competiciones y corríamos grave riesgo de irnos al abismo. Ahora estamos en media tabla, nos clasificamos para la liguilla de la UEFA en la que estamos bien posicionados y para colmo de donde no había nada hemos sacado dos jugadores nuevos con muy buena pinta (Muniain y De Marcos).

    Los resultados han sido muchísimo mejores de lo que preveíais y en lugar de estar contentos echáis en cara al mister… ¿Qué el equipo no da espectáculo? ¿Qué se desaprovecha el talento de los jugadores? ¿Pero qué clase de espectáculo creéis que puede dar este equipo?

    Y lo digo muy en serio las novedades tácticas que ha ido metiendo Caparros me parecen super interesantes. El equipo cada vez se parece más al Liverpool de Benitez, está claro que no tenemos la calidad que tienen ellos pero el estilo es casi calcado: un 4-4-2 o 4-4-1-1 con dos medio centros fuertes sosteniendo el equipo, dos líneas de presión muy juntas que parten muy adelantadas y van reculando en la medida en que el contrario nos va superando, hasta llegar al borde del área, lugar en donde ya no se recula más, ahí los jugadores se van agolpando creando una larga línea con muy poco espacio entre ellos para impedir los pases interiores y el avance del contrario.
    Las ayudas en defensa de los interiores a los laterales que juegan bastante más centrados, las grandes basculaciones de los jugadores de banda que llegan a estar centrados cuando el balón está en la banda contraria… Hasta la defensa zonal de los corners con los cabeceadores apostados en el borde del área pequeña a lo largo de la portería está copiada del Liverpool.

    Con Caparrós el equipo está bien plantado y achica muy bien, los equipos contrarios no nos hacen demasiadas ocasiones, otra cosa es que últimamente cada vez que chutan a portería es gol.

    Mas allá del rendimiento del portero y los saques a balón parado me sigue gustando bastante lo que veo y estoy convencido de que en cuanto corrijamos estos dos aspectos vamos a dar unos sustos morrocotudos. Eso sí, el nuestro va a ser un juego de estar bien plantados sobre el campo, presionar, no dejar jugar al contrario y tratar de robar balones comprometidos para salir zumbando. El que crea que podemos hacer un tiki-taka como el del Barça se está equivocando, con Caparros, Cruyff o quienquiera que se siente en el banquillo."

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.