+ 7

Aguantando el Chaparrón

Supongo que la grandeza del futbol está en que cada uno puede ver las cosas de manera muy diferente. En mis dos últimas entradas comentaba que tenemos gran parte del camino recorrido, y que lo que necesitábamos para mejorar era dejar de regalar goles, en este sentido el partido realizado el otro día por Amorebieta y Ustaritz, e incluso Iraizoz es esperanzador.

Salió el Athletic como acostumbra con Caparros, con dos líneas muy juntas entre las que el equipo trata de hacerse fuerte. En cualquier caso salió timorato y con una cierta inferioridad con respecto a los colchoneros, fue tras marcar el gol cuando el Athletic recibió el espaldarazo definitivo y se fue pletórico arriba, adelantando quince metros sus líneas de presión, ahí tuvo sus mejores momentos y debió dejar el partido resuelto.
Que el Athletic juega mucho mejor con el marcador a favor es bastante evidente, cuando el equipo marca primero en San Mamés es muy dificil que se le escape la victoria. Esta dependencia del resultado no es lo ideal, pero es bastante usual en equipos que se basan en estar bien plantados sobre el campo, cuando las cosas salen bien son fuertes y mantienen las ideas claras, en cambio cuando las cosas se tuercen les cuesta cambiar el chip y pasar al "Plan B".

El partido del Athletic fue fundamentalmente de raza y presión, con el balón en los pies el juego del equipo fue bastante pobre, el equipo tiene muy poca posesión. Esta es la parte preocupante y la más dificil de mejorar, porque para hacer juego de calidad es necesario repetir alineaciones y que los jugadores se conozcan, algo muy complicado para el Athletic con tanta rotación obligada y con tanto jugador que lleva en el equipo apenas uno o dos años. En el segundo tiempo jugaron De Marcos, Iñigo Perez, Gabilondo y David López, jugadores que seguramente no habrán jugado juntos ni en un entrenamiento, y eso contra un equipo potente, con un once fijo y jugadores de talla mundial se nota. Si acaso por destacar algo del futbol de ataque señalar que en mi opinión Iraola en los dos últimos partidos ha subido la banda más y mejor, lo cual ayuda mucho a Susaeta o el interior que se precie a crear peligro, esta opción puede ser una buena alternativa.

De todas formas lo más positivo del choque fue la manera en la que el Athletic supo aguantar al chaparrón en el segundo tiempo. Con un once flojísimo, muerto de cansancio y sin posesión tuvo el gran mérito de aguantar la avalancha colchonera.
Ya lo he comentado otras veces, el sistema táctico del mister me parece francamente bueno y los jugadores del Athletic supieron achicar espacios y agruparse en la frontal del área para ahogar las embestidas colchoneras. Es cierto que nos las hicieron pasar moradas, sobre todo durante diez minutos, pero básicamente fueron dos chutazos desde el quinto pino de dos tíos muy buenos, algo que es prácticamente imposible de defender. En otras ocasiones el Atletico logró llegar a posiciones de peligro, pero la defensa, rápida y siempre en superioridad supo desbaratar las acciones. Tras diez minutos pavorosos el equipo con la ayuda del público respiró, creo tres o cuatro parones en el juego para cortar el ritmo del Atletico y los colchoneros tiraron la cuchara, pasando de golpe y porrazo a lamentarse por las ocasiones falladas en lugar de pensar en las siguientes.

Como comentaba al principio el partido de los dos centrales es esperanzador, de hecho Amorebieta estuvo rápido y jugó como hace mucho tiempo que no lo hacía, no obstante es pronto para saber si es flor de un día o si los centrales pueden haber cogido una forma que les haga estar así de fuertes a partir de ahora. En cualquier caso a esta pareja hay que darle continuidad, ya que si de verdad se hacen fuertes pueden ser nuestro verdadero sustento a partir de ahora, sobre todo teniendo en cuenta los problemas que tenemos para hilvanar juego en ataque, eso si una cosa va con la otra y estoy seguro de que cuando mejoremos en defensa y logremos resultados haremos mejor juego de ataque.

En cuanto a la presunta suerte, es cierto que el Athletic tuvo suerte en el segundo tiempo pero también lo es que le fue esquiva en los partidos contra el Sporting y contra el Rayo. Saber sufrir en el campo y ganar partidos inmerecidos no es suerte sino todo lo contrario, es algo muy importante, que forma parte del futbol. Y que se le atribuya la suerte a un entrenador, y por tanto a sus equipos me parece sorprendente. En este sentido a uno de los que se señala habitualmente como "afortunado" es Fabio Capello. El tío creó un Milan invencible, cogió al Madrid deshauciado y lo convirtió en un club campeón, se fue a la Roma y ganó el Scudetto, volvió a coger el Madrid destrozado y lo hizo campeón y actualmente triunfa con la selección inglesa, hasta el punto de que algunos estudios advierten de que es la persona más admirada del Reino Unido desde Winston Churchill. Cuestión de suerte.

Y para finalizar un comentario en relación a Caparrós, es cierto que mucha gente se ha cansado de él y es posible que en algunos casos le cueste conectar con la grada, personalmente soy un claro partidario de su renovación. Supongo que aquellos que no le quieren renovar pensarán que el siguiente que venga lo hará mejor, yo personalmente al que venga no le voy a pedir que haga más, con que nos mantenga sin dificultades en primera y nos lleve a una final de copa y a la UEFA una vez cada tres años me parece suficiente. Ni siquiera le voy a pedir que renueve y rejuvenezca el equipo, que de eso ya se ha encargado el bueno de Joaquín y disminuir la edad media parece ya casi imposible.

El calendario a corto plazo es muy complicado y con el equipo diezmado por las lesiones van a ser tiempos difíciles, no obstante me da la impresión de que lo mejor está por llegar.
Tanto como si renueva como si no, grande Joaquín Jesús Caparrós.

Saludos del Tigre.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

7 comentarios

  1. El Athletic tuvo mucha suerte de cara, también en el primer tiempo, en un partido en el que tres balones fueron a la madera e incluso Iraizoz hizo alguna buena parada. Cierto que no nos cobramos un penalti, que hubiese cambiado el partido definitivamente.

    Me quedo con media hora, la que va del minuto 15 al 45 de la primera parte. El resto, sufrir, merced a un juego físico que no se puede aguantar con un calendario tan cargado. La enfermería está como está por algo y los excesos en partidos como el del Nacional o el del Rayo se pagan.

    Lo de Toquero es un ejemplo claro, clarísimo, del coste que tiene que un jugador dispute los encuentros a un ritmo endiablado. El día que le pase algo parecido a Javi Martínez, gran artífice de la victoria del sábado, mejor será que recemos.

    Con respecto a la defensa, ahí si coincido, se hicieron mejor las cosas y en eso se sustentó parte de la victoria, a diferencia de encuentros anteriores, donde los fallos, casi ridículos, lastraron los partidos. Hablar de mala suerte en partidos anteriores me parece que está fuera de lugar con regalos que los rojiblancos llevan haciendo las últimas semanas.

    Y con respecto a Caparrós, lo mejor que le puede pasar al Athletic es que finalice su contrato, se vaya y venga otro entrenador. Su ciclo en el Club ha finalizado. Eso sí, atribuirle sólo a este entrenador el rejuvenecimiento de plantilla o la disminución de edad media parece muy atrevido, ¿no lo hicieron antes Heynckes, Valverde y otros muchos entrenadores?

    ¿No tiene nada que ver en ello el hecho de que se produzcan buenos jugadores en Lezama y que eso coincida con que esté un entrenador u otro?

    ¿No ha traído, también, un montón de jugadores que no ha utilizado?

    Cualquiera diría que el utrerano se ha limitado a hacer una apuesta clara por la cantera. ¿No recordamos cómo reclamaba ciertos fichajes en verano? ¿No nos acordamos ya de los intentos de fichar a Goiria o Miguel Flaño?

    A mi ya me vendieron a Caparrós, lo compré un tiempo y me he dado cuenta de que era un entrenador-trampa, que diría Mayor Oreja.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, yo el día del Rayo si que creo que tuvimos mala suerte, de hecho no recuerdo un partido en el que el Athletic tuviera tantas ocasiones. Nada menos que 16 tiros a puerta, ahí es nada. En cuanto a las lesiones a mi el que me preocupa es Llorente, a los demás afortunadamente los veo sustituibles prácticamente a todos.



    Y en cuanto a la cantera algo ha cambiado, Si tomamos los veinte años anteriores a la llegada de Caparros Lezama fue un desierto. Apenas salieron jugadores y los pocos que salieron fueron jugadores vulgares o gente que prometía y se quedó en nada. Era desesperante mirar alrededor y ver que los mejores jugadores vascos los tenían los demás, y de hecho en el colmo del esperpento se llegó a pensar que la solución del Athletic para salir del abismo pasaba por traer a Ivan Campo del Bolton con tropecientos años y pagando un pastón.

    Ahora la cosa ha cambiado y hay que felicitarse. Evidentemente los méritos hay que repartirlos, no solo son del utrerano, también lo son del que ha mantenido a Muniain en Lezama, del que trajo a De Marcos por cuatro duros o de los preparadores del equipo juvenil que llegó a una final de copa veintitantos años después.

    En los últimos años se está trabajando fenomenal y solo espero que el siguiente entrenador que venga le de continuidad a este trabajo.



    Y lo dicho, lo de que sean los demás los que tienen los mejores jugadores vascos, eso nunca mais.



    Saludos del Tigre.

    ResponderEliminar
  3. El segundo tiempo se jugo mal por parte del Athletic y bien por parte de los colchoneros, cuando Gaizka se lesionó y ya no existio presión arriba y los centrales del Atletico empezaron a jugar aplacer asi como los centrocampistas. Faltaba la presión de Gaizka. Si añadimos que un GRAN ORBAIZ tuvo que abandonar el terreno de juego, pues ocurrió que los madrileños nos dieron un baño en cuanto a posesión.

    Por cierto en Bilbosport y no me sorprendió lo que oí por parte de quién venía -Txefe- dijó que él no renovaría a Pablo Orbaiz. Sorprendentes palabras.

    Aupa Pablo Orbaiz, un gran jugador, yo si quiero que lo renueven, estamos tontos Txefe.

    Somo

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo en que el Athletic en el segundo tiempo no jugó bien, pero con un equipo flojísimo y agotado físicamente aguantó un chaparrón del carajo. Personalmente siento una tremenda admiración por los equipos que en situaciones extremas son capaces de aguantar la del pulpo, me parece una de las cosas más difíciles y meritorias del futbol.

    En el 2005 el Liverpool se enfrentaba en el partido de vuelta de la semi final de la Champions al todopoderoso Chelsea, con un 0 – 0 en la ida. Antes de los diez minutos Luis García marcó un gol fantasma que adelantó a los Reds y de ahí al final de partido, los 80 minutos restantes, fueron para el Liverpool un partido de resistir lo indecible, con un equipo cargado de don nadies (Dudek, Finnan, Traore, Biscam, Hamman, Luis García, Baros…) y físicamente muerto, y supieron sufrir y resistir contra un super equipo que parecía que se los iba a comer a cada jugada. Luego llegaron a la final de Estambul contra el Milan, en la que se retiraron al descanso con un 3-0 en contra y en la segunda parte dieron la vuelta al partido.
    Esto fue considerado como el milagro de los milagros, y realmente lo fue, pero detrás de los milagros hay personas y sobre todo hay actitudes.
    Desde entonces una tremenda bandera se alza en la mítica grada de The Kop en Anfield, y acompaña al equipo adonde quera que va, con la imagen de Benitez y la leyenda “Siempre es posible”, se puede ver en los enlaces que pongo abajo, yo la vi en directo en la Puerta del Sol de Madrid y de verdad que pone los pelos como escarpias.

    http://www.bbc.co.uk/blogs/chrischarles/benitezflag595335.jpg

    http://2.bp.blogspot.com/_Kz9k5-z36IU/SaxVyB8DrfI/AAAAAAAACxo/QdDhwbNS08I/s320/siempre+es+posible.JPG

    Los equipos de Capello, los de Benitez… ahora los de Caparrós están abonados a la suerte, pero es sencillamente porque sus jugadores
    son capaces de sufrir y resistir anímicamente más allá de donde llega el resto.
    La suerte del sábado la volveremos a tener, y la gente dirá que menuda suerte, y la volveremos a tener una vez más y la gente se acordará de la virgen de Begoña, la volveremos a tener por tercera vez y hablarán de la inmensa flor de Caparrós… Y cuando hayamos tenido suerte ya media docena de veces, entonces alguno se planteará de que más allá de la suerte tiene que haber algo más… Como me ocurrió a mi hace unos años, cuando seguía la liga italiana y veía al Inter de Milan de Hector Cuper que ganaba siempre por suerte… ¡Os juro por lo que más quiero que no he visto en mi vida un equipo con tanta suerte!

    En cuanto a las palabras de Txefe no merecen ni un segundo de mi tiempo.
    Saludos del Tigre.

    ResponderEliminar
  5. Oye Tigre, muy gracioso esa frase de "un equipo cargado de don nadies (Dudek, Finnan, Traore, Biscam, Hamman, Luis García, Baros…)", hay que tener en cuenta que tambien estaban Gerrard, Riise, Hyppia o Carraguer, vamos una banda!!!!

    Respecto a lo de Txefe, en fin, un tio que es un resentido........ y un pagafantas, como diria el ser supremo Arrinda!!!

    Bici 27

    ResponderEliminar
  6. Me refiero a que esos siete a los que he catalogado eran bastante vulgares para partidos de tantísimo nivel, de hecho tras aquello desaparecieron del mapa. Y Riise, Hyppia y Carragher mejoraron una barbaridad con la llegada de Benitez, hasta que el llego tampoco eran nada del otro mundo.

    El Liverpool era un buen equipo sin más, y aguantaron lo indecible contra dos equipos con plantillas muy superiores, el Chelsea de Mourinho, que por entonces era el mejor equipo de Europa y fichaba a la carta: Cech, Terry, Carvalho, Makelele, Lampard, Drogba, Joe Cole... y el Milan de Ancelotti que tenía enormes jugadores, la mayoría de ellos en el mejor momento de su carrera: Kaka, Shevchenko, Seedorf, Pirlo, Gatusso, Crespo, Cafu, Rui Costa, Maldini, Nesta, Dida...

    Al lado de estos equipos el Liverpool era un club menor.

    Saludos del Tigre

    ResponderEliminar
  7. Es una cuestión conceptual, esos 2 equipos eran como tu dices equipos hechos a la carta cogiendo lo mejor de cada sitio pero sin estructura (por lo menos el Chelsea), pero en cambio el Liverpool era un equipo con mayusculas, en el que cada uno sabia cual era su trabajo.
    De todos modos, yo no calificaría de vulgares a Baros, Hamman, Finan o Dudek, que antes de venir al madrid era un porterazo!!! En cuanto al defenestrado Luis Garcia, dió 2 o 3 años en el liverpool de quitarte el sombrero.

    Bici 27

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.