+ 4

¿La estadística vale para esto?

No parece que siga Macua ese criterio de transparencia absoluta que prometió en las elecciones, concretamente en el punto 6 de su compendio de intenciones. Al margen de la debida información sobre quiénes son los nombres que se esconden tras los 3.700 compromisos del Club, la falta de información sobre el método del sorteo no hace sino alimentar a los más suspicaces.

Anda toda Bizkaia recuperando los apuntes de estadística, esos que en sus primeras lecciones enseñaban probabilística mediante bolas de colores, para conocer cuál es la mejor estrategia a seguir: si agruparse y fiar la suerte a la del hermano, primo o amigo del alma, o si hacer la guerra por su cuenta con tal de ir a Valencia. Algunos, los que son más de letras, avisan al amigo economista, al ingeniero o tiran de los matemáticos de cabecera de los medios de comunicación. Y lo cierto es que al no conocerse el método de sorteo, ni jaungoikoa sabe qué es mejor hacer, aunque yo intuya que es preferible hacerlo de uno en uno.

Parece obvio que en caso de no agruparse, y tirando de la clásica fórmula, P(A)=casos favorables / casos posibles, los casos posibles serían el total de inscritos y los casos favorables 14.800. Digamos que si hay 33.000 socios que quisieran ir y no se agrupasen, la probabilidad por persona -o personaje- sería del 44,84%. Hasta aquí, lo fácil.

El problema que me surge -al margen de que tengo la estadística olvidada- para conocer la probabilidad en el caso de agruparse es la imposibilidad de prever cuántos serán los señores que van a optar por esa opción, el puñetero método del sorteo y el orden en el que lo harán -que no es baladí-. Extrapolando los datos de ayer noche y pensando que el comportamiento sea homogéneo, parece que se reducirían por el efecto grupos entorno al 77% y en lugar de 33.000 números, habría 25.410 en el bombo.

Y aquí entran en liza el azar y el método, cuyo algoritmo guardan en la caja fuerte de Ibaigane. Cada bola, a priori, tendría una opción, aproximada, del 58% si se sacasen 14.800, pero cuántas se saquen finalmente dependerá del número de bolas que representen las solicitudes agrupadas que se vayan sacando, puesto que está claro que se reparten 14.800 entradas pero no necesariamente a 14.800 de los números inscritos. Es decir, si las bolas que salen son:
  • 1000 que representan a 4 socios

  • 500 de 3 socios

  • 300 de 2 socios

  • 8700 de 1 socio
se habrán sacado 10.500 bolas premiadas y no 14.800.

Sigamos. Otra de las cuestiones es si agruparse o no. Si, como se dice, el método más probable es que se saque un número al azar y a partir de ahí se empiece a asignar entradas de uno en uno a los números siguientes hasta agotarse las 14.800 entradas, entonces es preferible agruparse y rezar -el que sepa o se acuerde- para que el número de registro esté entre los agraciados.

Por el contrario, si se sigue ese mismo método pero lo saltos se hacen en intervalos mayores (2 en 2, 3 en 3) creo que es mejor apuntarse de uno en uno con números de registro lo más seguido que se pueda para asegurarse, al menos, alguna entrada.

Si el método es un sorteo puro y duro, sacando n números al azar, más probabilidades habrá, también, apuntando esas entradas de una en una.

Si se dispone de varios carnés para una entrada, como tienen algunas personas, en base al método de sorteo más probable, lo mejor es ir apuntándose en días distintos.

Esto es lo que he sacado en claro. Veremos qué pasa en diez días. ¿Qué pensáis?

Lo que no se me ocurre es ponerme a calcular las probabilidades de obtener una de esas 110 de las que José Luís Bilbao, con palco asegurado, ha decidido sortear entre todos los vizcainos. ¿Populista? Para mi sí.

+ 0

La he liado parda

http://www.youtube.com/watch?v=AVv4fgEZeMI

He visto este vídeo montones de veces pero aún así sigo siendo incapaz de verlo sin partirme de la risa, va a ser un clásico como el del niño del mechero. Por si alguien no lo ha visto aún se trata de una socorrista medio yonki que contratan en San Sebastián de los Reyes que a la hora de limpiar la piscina equivoca los productos, la tipa echa ácido clorhídrico y monta tal reacción química que se crea una enorme nube tóxica que obliga al desalojo de los edificios aledaños y a llevar a gente a urgencias por quemaduras. Tremendo.

Hasta el día de hoy 1227080 reproducciones y 1214 comentarios, algunos de ellos de descojono. Impagable.



+ 0

El Roto



+ 5

20.400 de las 50.000 entradas serán para los compromisos

Pues eso dice Mundo Deportivo hoy. Creo que los comentarios son obvios. Esto del fútbol es, cada vez más, una vergüenza. Unos nos pasamos la vida pagando y otros comiendo, bebiedo y yendo gratis. Lo más sangrante es que los que van gratis son los mismos que lo hacen a los toros en Aste Nagusia, al BEC a ver al Iurbentia o a la Ópera. Son esos que salen en mirillas y callejones de botxerías. Por si fuera poco, en Bilbao ya está disparado el rumor de que la agencia oficial del Athletic Club, Viajes Iberia, dispondrá de 800 entradas de las que el club se ha quedado para compromisos. Cierto o no, la realidad es que ya está montada con las entradas.

+ 5

Entradas y comités

Pues tal y como adelantó El Correo ayer por la mañana, ya sabemos cómo van a realizar el reparto de entradas los regentes del Palacio de Ibaigane. Al final, para los compromisos, el Club se queda con 3.700 entradas y el resto, 14.800, serán repartidas entre el socio de a pié. Es lo que hay y nos pongamos como nos pongamos así se va a quedar, salvo que la Federación decida repartir a los clubes contendientes alguna más de las 13.000 que se ha quedado para distribuir entre gorrones, chutones, palqueros y amigos del buen comer y mejor beber. Por ejemplo, Muñiz Fernández, de quererlo, seguro que tendrá un par de entradas.

En aras de una trasparencia como la que prometía tener el sobrino del antiguo Diputado General de Bizkaia, me gustaría como socio conocer cuál va a ser el criterio de reparto de las entradas que para compromisos se ha quedado el Athletic. Principalmente las destinadas a jugadores, directivos y patrocinadores. Nos asiste el derecho a saberlo, pienso.

Por otra parte me ha sorprendido esa posibilidad de agruparse en cuadrillas para que los socios amiguetes podamos ligar nuestro destino en el sorteo. ¿Qué opción creéis que es la más adecuada?

Dejo un último comentario para las decisiones de esos supuestos juristas del Comité de Competición cuyas decisiones, una semana más, dejan anonadado al más escéptico. Resulta que estos tres amiguetes que componen el órgano federativo que decide sanciones, determinaron ayer quitar la primera de las tarjetas amarillas que vió Markel Susaeta y mantener, sin embargo, la amarilla de Amorebieta, sí, esa que sacó Velasco Carballo al jugador de Iurreta por dejarse golpear por la espalda. Sigo manteniendo que los árbitros y los comités siguen sancionando según el modelo por ser vos quien sois. Y es que no es lo mismo ser Yeste que Casillas ni Susaeta que Amorebieta.

+ 10

Otra vez mirando hacia atrás

La caída libre del Athletic hace que bien entrada ya la segunda vuelta el equipo siga anclado en su empeño de limitar su particular liga a 30 de los 38 encuentros y a convertir el sufrimiento de sus aficionados en el objetivo principal. La liga 2008-2009 pasará por ser aquella en la que el equipo fue incapaz de sacar un punto contra los mejores equipos del campeonato, encajando goles de todos los estilos, sabores y colores.

A falta de diez jornadas, el objetivo de sacar una media de un punto por jornada parece asequible, pero vista la trayectoria del equipo en las últimas semanas no es tranquilidad, precisamente, lo que invita a tener el equipo de Caparrós. Si toda la semana se ha seguido hablando del ruin arbitraje de Muñiz, en Lezama, más tras las "responsables" declaraciones de Orbaiz, debían estar preparando a conciencia el partido. Pero no lo pareció. Cierto es que hubo opciones de poder haberse adelantado, de empatar, de lo que se quiera, pero la realidad es que, al menos en la segunda parte, Gorka fue el mejor jugador rojiblanco.

El juego que decidió emplear el de Utrera para medirse al Villareal, a base de salir con el cuchillo entre los dientes contra un equipo más rápido y tocón, resultó un suicidio. Plantear una batalla abierta como la de Matxitxako contra una versión submarina y amarilla del crucero Canarias pareció una locura. Y es que no termina el bueno de Joaquín de conseguir que su equipo se centre en la liga.

La derrota llega en pleno parón por partidos internacionales. Dos semanas por delante debieran servir para intentar centrar al equipo, preparar el partido contra el Mallorca de manera efectiva, aprovechar para corregir errores, que los hay por arrobas, y olvidar la copa. Esperemos, también, que de la euforia copera no se pase ahora a la bronca irresponsable, a pesar de que resulte inexplicable que un equipo que consiguió enganchar una racha como la que tuvo entre diciembre y enero haya podido dilapidar todo lo positivo que aquello supuso. Durante semanas la Copa sirvió como salvoconducto -salvo para algunos pocos a los que se nos daban lecciones de lo que supone jugar una final-.

Analizando fríamente lo que sucedió entonces quizá debamos buscar las respuestas a lo que ahora sucede. Y es que con un equipo por aquellas fechas enrachado, con un Llorente pleno, el Athletic se sobrepuso a los contratiempos, los goles en contra y la suerte -e incluso los arbitrajes- se pusieron de cara. Las victorias contra Valencia o Málaga, partidos en los que con un empate se hubiesen visto satisfechas las exigencias de los más duros, fueron determinantes para echar las campanas al vuelo y obviar que a este equipo le cuesta hacer goles y los sigue encajando en cantidades industriales. Si Llorente no está enrachado y la defensa flojea… pues los rojiblancos dan de sí lo que vemos estas semanas.

Un último comentario para los de negro. Observo con preocupación que desde hace semanas los arbitrajes que estamos sufriendo son bastante malos. Todo empezó contra el partido liguero contra el Sevilla (Mateu Lahoz) y continuó el partido de Copa (Mejuto González), el del Barça (Indiano Mallenco) y tuvo su remate con el Velasco Carballo de ayer. El penalti de ayer es excusable, o al menos entender que la voluntariedad de la mano está sujeta a interpretación, pero lo de la expulsión de Susaeta pareció de chiste. Qué poco hay que hacer para acabar expulsado. Y el trato que nos dan los comités… mejor dejarlo para otro día.

+ 0

Una gigantesca mancha de desperdicios a la deriva por el Pacífico

Me cuesta creer esta noticia, resulta que mientras los de Greenpeace andan peleando para que se derrulla el hotel del Cabo de Gata en el océano Pacífico hay una mancha de desperdicios de un tamaño del doble de Estados Unidos a la deriva, y aquí nadie dice ni pio. Curioso.

http://www.ison21.es/2009/02/25/el-mayor-vertedero-del-mundo-flota-a-la-deriva-en-el-pacifico/



+ 7

El acta de Muñiz y el palo del de Brunete

Sigue la indignación con Muñiz 48 horas después. El estudiante asturiano, según figura como profesión en su ficha de árbitro, es la persona más mentada entre los aficionados del Athletic. Se desconoce aún si sigue viviendo en casa de mamá y si papá, ex-linier internacional, le sigue dando la paga a pesar de que se levanta casi 200.000 euros por ser árbitro de primera e internacional.

A medida que veo más veces las jugadas, más me indigno y más claro me queda que vino a Bilbao predispuesto. El acta, al margen de reflejar que ni él ni sus tres asistentes son capaces de recordar la secuencia de los goles, es significativa de lo que hizo, que no fue otra cosa que lo que quiso.

El detalle se puede ver en esta página de la Federación. Me llama especialmente la atención que según él la secuencia de goles fuese 0-1 y posteriormente 1-1. Si ese es el rigor que tiene a la hora de redactar, sentado y duchado, tranquilamente, imaginemos lo que puede dar de si tomando decisiones o teniendo que pensar.

Me llama la atención, más aún, que las tarjetas a Iraola y Ocio fueron por discutir con un contrario sin llegar al insulto ni a la amenaza. Está bien. En este vídeo se puede ver que los jugadores de verdad, los madridistas, sí pueden dirigirse a los del Athletic, a discutir y a insultar:



Este es Iker Casillas. Ese ejemplo de deportividad cuya estrella no quiere eclipsar la brunete mediática madridista. Insultos, caída y teatro. Pero no tuvo el árbitro influencia en el resultado.

Por cierto, que debo destacar, también, al agreste filósofo de Brunete que en su vomitivo Larguero de ayer llamó Macarra a Yeste y dijo que Casillas cae cerca del palo fruto del empujón, con el consiguiente riesgo de haberse hecho una avería. El que lo quiera comprobar, que escuche, si es que ya ha digerido la cena, el desayuno o el amaiketako. Cerca del palo dice, ¿lo habrá visto con el ojo malo?










+ 8

La gomina perjudica la salud mental

Es dificil poder hacer un análisis frío de lo que ayer aconteció en La Catedral. La posible superioridad deportiva del Madrid no puede quedar acreditada ante el descalabro anímico al que abocó el árbitro al Athletic. Lejos de fallos puntuales, lo de Muñiz Fernández fue una constante, de inicio a fin. Con descarada predisposición. Si alguien lo discute no tiene más que ver los primeros cuatro minutos de partido, las faltas señaladas -y más las no señaladas- y el reparto de tarjetas.

Hoy la prensa madrileña, esa que vía radio, televisión o periódicos dificilmente podemos obviar, hablarán del triunfo contundente del Madrid. No mencionarán, no, el Villarato. Esperarán a utilizarlo para otra jornada que convenga, guardando el concepto en esa misma nevera en la que debieran encerrar bajo llave y de por vida a un inepto repeinado.

Denuncian los jugadores del Athletic que ya en el minuto 10 amenazó a Ocio y Amorebieta con que no iban a acabar el partido. La avería fue de órdago. Tan constante era el acoso del trencilla que su actuación resultó decisiva en todo momento, en la inexistente falta que transforma el Madrid en el segundo gol, en la expulsión de Yeste, en el penalti por mano de Pepe no señalado con 2-3 en el marcador, su obsesión con el banquillo rojiblanco... un despropósito de 90 minutos. No necesita el Madrid ese tipo de favores ni debiera la Federación, a la que pido encarecidamente que deje de hacernolos a nosotros, ayudar a recuperar la moral de la tropa madridista por lo sucedido en Anfield.

Yeste, una vez más protagonista, volvió a equivocarse y de qué manera. Hay que ser inteligente para ser jugador de primera y más para llevar el brazalete de capitán. Es la tercera expulsión por acciones parecidas. Todo ello sin excusar la miseria de un hasta ayer respetabilísimo Casillas que decepcionó con su gesto a todo San Mamés. Que además se enroque después del partido en que cree que le pegó en la cara para justificar lo injustificable lo hace más triste aún.

San Mamés, un campo que no es especialmente dado al esperpento, dictó sentencia pronto con Muñíz. Y terminó el partido tirando de ironía al ver que la bronca y los gritos no hacían mella en las decisiones unidireccionales del asturiano.

El Madrid ganó porque fue mejor, no lo dudo, pero un partido como el de ayer quedó muy mediatizado por las actuaciones de un personaje cuyo nivel intelectual parece inversamente proporcional al de su cobardía. Si la cara es el espejo del alma, con éste un simple vistazo hace que quede claro lo que puede haber debajo de esa capa de fijador. De verdad que ahora mismo tengo serias sospechas de que, usada en cantidades industriales como hace Don César, es letal para la salud mental.

Así que seguimos con la misma trayectoria que en la primera vuelta. Sin digerir aún lo de la copa, hablando toda la semana de las entradas y sin la mentalización necesaria para enderezar el rumbo en liga. Sería ventajista decir que algunos ya lo avisamos, pero es imperiosa la necesidad de ganar y Villarreal se presenta como un destino complejo, más con las bajas que el equipo va a acumular.

Una lástima. Era una noche de las que nos gustan a los aficionados del Athletic. Y bien que empezó, en agradable charla con bloggers de altura. Habrá que repetir, que yo no soy supersticioso.

+ 0

Monumento



+ 4

Potes 2.0

Dado que debemos ir calentando el ambiente para la final y la mejor manera posible es una previa de un partido contra el eterno rival -se pongan como se pongan allende el peaje de Zarautz- mañana a las 20:30 quedaremos en el Abesbatza de Pozas para echar unos tragos -los justos- con aquellos participantes de la blogsfera que quieran asistir.

He visto que el polifacético Iñaki recuerda mi promesa de pagar la primera ronda en Valencia, algo de lo que, siendo de palabra como soy, no me desdigo. Eso sí, pongo condiciones. Que sean personas -e incluso personajes- con identidad propia o anónimos acreditados como Somo, el micólogo de Aiala, y que alguna vez hayan dejado algún comentario. Para no parecer tacaño, además de en el Zarpazo, valdrán aquellos que más frecuento, cuya lista publicaré la próxima semana, pues debo respuesta al famoso Meme de la Limonada.

¿Os he contado alguna vez que me gustan los viernes?

+ 3

El tonto de la semana: Abel Resino


Como respuesta al intenso brote de estupidez surgido en los últimos tiempos, Michael Phelps se deja fotografiar fumando un porro, el ministro Mariano Bermejo se va de cacería con Garzón etc, etc, etc… he decidido inaugurar la sección de “El tonto de la semana”. Supongo que no todas las semanas habrá galardón, espero y deseo que de vez en cuando quede desierto, no obstante sí que advierto que se puede repetir y en algunos casos me imagino que hasta tripitir. Y por supuesto la sección no es mía, si alguno tiene sólidos argumentos para entregar el galardón pues adelante.

Inaugura el palmarés Abel Resino, flamante entrenador del Atletico que en el partido más importante de la temporada no se le ocurre otra cosa que dejar en el banquillo a Forlán, su mejor jugador, el que más goles mete y un tío que además es una auténtica bestia físicamente, que dudo mucho que estuviera cansado pero aún en el caso de que lo estuviere Forlan al 70% rinde más que la inmensa mayoría al 100%.

Abel solo lleva 4 partidos en el Atletico pero con estas ocurrencias no creo que la gente tarde en pedir su relevo. Lo dicho el tonto de la semana.

+ 1

De medios y periodistas

Muchos son los espacios mediáticos que ha ocupado la agresión a Manolo Lama, periodista multimedia del Grupo Prisa, pero también hay una noticia relacionada con el denominado Imperio del Monopolio en Bizkaia que ha pasado más desapercibida.

La vergonzosa agresión a Lama sólo demuestra la cobardía de esos animales que siguen campando, desgraciadamente, por el fútbol. Esos que siguen existiendo merced al silencio cómplice, en algunos casos, y cobarde, en otros, de los que formamos el mundo del fútbol, seamos jugadores, presidentes, periodistas o aficionados. En los ochenta se formaron y proliferaron. Hace tiempo que existe conciencia de que sobran, pero desactivarlos no parece que sea de interés para todos. En el caso de Ultra Sur, recientemente vimos como Ramón Calderón llegó a ampararse en ellos para atemorizar en la asamblea del Real Madrid.

En lo que se refiere a los medios y aún cuando Lama sí se ha mostrado en ocasiones beligerante con los ultras madrileños, recuerdo cómo cuando en 1994 en el Bernabeu colgaron un muñeco de José María García no fueron en el Grupo Prisa, precisamente, quienes lo criticaron. En aquella época, con un de la Morena lanzado en hacer de la guerra contra el que llamaba Súper Ratón su caballo de batalla nocturno para escalar en las audiencias, la posición de la SER contra Ultra Sur no era una línea habitual en el programa. La posición de los medios madrileños tras el asesinato de Aitor Zabaleta mejor no recordar.

Y hablando del grupo con sede en la madrileña Gran Vía, parece que la crisis anunciada por todos, también aquí por nuestro Tigre, infiltrado de AHZ en su sede, llega también a Bizkaia. Tras el reciente cierre de su red de teles locales, Localia, parece que la emisora que en Bizkaia estaba asociada a la cadena está de capa caída. Hace unas semanas despidieron a cinco periodistas y ahora le ha tocado a su informador de deportes Asís Martín.

Me ha dado bastante pena porque considero a este chaval un buen profesional, que hacía un programa de calidad sobre el Athletic, sosegado y riguroso. Puede que no parezca demasiado, pero visto el nivel de los programas locales sobre el club de Ibaigane, no es poco. Desconozco qué lugar ocupaba en el ranking, pero seguro que el análisis, la reflexión y el rigor vendían bastante menos que la casquería con txapela y los SMS inmoderados.

Recuerdo cuando Asís comenzó en la Popu de becario, dubitativo, inseguro. Poco a poco fue entrando y de la Popu pasó a Canal Bizkaia, al principio más de la mano de Jose Iragorri y posteriormente como conductor del programa.

Espero que encuentre rápido trabajo, aunque está el asunto por los medios complicado y más que se pondrá con la limpia que a buen seguro -desgraciadamente- se producirá en breve en EITB.


+ 0

Tranqui gente...


que no tenemos a Vicente, pero tenemos a Basagoiti. El presidente del PP Vasco, rutilante estrella política merced a los 13 escaños obtenidos en las pasadas elecciones, encantado de haberse conocido, en su populista afán por agradar, ha decidido intentar impulsar el cambio de la sede de la copa.

Aprovechando que la alcaldía y la presidencia de la comunidad la ostentan compañeros suyos, mediará para conseguir un cambio. Se desconoce aún si fruto de las gestiones no terminará disputándose la final en el campo del Melilla.

A estas horas tampoco se sabe si ha podido contactar con la alcaldesa Rita Barberá, pues se sospecha que siguen en la peluquería, ni con el presidente Camps, que bastante tiene con lidiar con lo revuelta que anda la causa pepera por tierras levantinas.

Podría de paso, ya que llama a tierras valencianas, hablar con Carlos Fabra, para que sea éste quien organice la venta de entradas. Ha dado sobradas muestras de honradez, honestidad y transparencia.

Parece claro que Antoñito, ese que quería ser lehendakari en una época en la que su familia no creo que anhelase la democracia, tiene todo negociado con Patxi. Si no, no se entiende que pierda el tiempo en tarea tan baladí.

Y Vocento al servicio de la causa. Si ya teníamos poco con los publireportajes a Macua, ahora nos tocan otros dedicados a nuestros futuros gobernantes.

Informático se ofrece para emigrar. Mas información en portería.

+ 5

El incipiente escándalo de las entradas

No se habla en Bizkaia los últimos días de otra cosa que no sea de las entradas para la copa o de la formación del futuro gobierno. El asunto de las sarreras empieza, además, a ser preocupante. Resulta ahora que todo vizcaino es del Athletic de siempre, seguidor acérrimo y sufridor del bienio negro, ante lo cual es lógico pensar que para una única alegría que el equipo nos da en casi 25 años nos sumemos todos al éxodo masivo con destino Levante.

Existe, sin embargo, un pequeño detalle que dificulta la operación. Mestalla tiene 55.000 espectadores y, para más Inri, por razones que se desconocen, debemos repartirlo en tres partes porque los aficionados del Barça, esos catalanes tan raros, ¡tienen intención también de ir al partido! y quien lo organiza, la Federación, invita a los árbitros, sus mujeres y mascotas, amén de todos aquellos gorrones que pululan habitualmente por los palcos. Así pues existe ahora mismo un universo muestral de entorno a los 300.000 ciudadanos -como mínimo- que están a la búsqueda de una entrada para esa final. 

Las calles y los bares -principalmente los bares- vizcainos están plagadas de gentes llenas de contactos que ya les han asegurado entorno a la decena de entradas. La cuñada de la portera de Fermín, el cartero de Fermín o el padre de un taxista que una vez llevó a Fermín al aeropuerto son el tipo de contactos que el público, en general, maneja. Hasta el punto ha llegado la cosa que al tal Fermín le están llenando el buzón de su domicilio particular con peticiones de entradas. Y es que Fermín, de apellido Palomar, debe muchos favores. O más bien la gente cree que por darle una firma en forma de aval tiene derecho a algo más que unos pines, una camiseta o un Elvis vestido de rojiblanco.

Y el socio de a pié, el que lleva soportando truños y esperando años para poder presenciar una final, se encuentra con que el número de entradas tiene pinta de que se va a reducir más que una cabeza en manos de los jíbaros, teniendo que escuchar cómo hoy mismo Radio Bilbao denunciaba las maniobras de empresas que están ya haciendo negocio con la venta de entradas (a precios superiores a los 400 €). Al parecer sus suministradores son los propios clubes y la Federación.

Personalmente no se me pasa por la cabeza otra cosa que no sea ir a Valencia, con o sin entrada. La directiva, según sus voceros de cabecera, está haciendo ahora todas las gestiones posibles para cambiar la sede de la final que la directiva de la RFEF decidió en su junta de diciembre, con los votos favorables de Macua y Laporta. Que recuerde Macua que el mejor Tipp-Ex es pensar antes de escribir. Y mientras tanto, aquellos que no pisan San Mamés en años, aquellos que sestean bajo una manta cuando toca presenciar un Athletic-Numancia una tarde de lluvioso e invernal domingo, presumiendo de contactos.

¿Cuántas entradas es razonable que se quede el club por compromisos?
¿Cuántas deben llegar a los patrocinadores, patronos y miembros de la Fundación?
¿Y a las peñas? ¿Se deben abrir las taquillas para que el aficionado ocasional pueda optar a comprar una aunque sea durmiendo un mes en la calle Felipe Serrate?
¿Es legítimo que alguien que obtiene una entrada por 'contactos' la revenda?
¿Qué número de entradas deben corresponder a los no socios, a los que compran en las tiendas del Athletic, pagan sus impuestos a la Diputación o compran partidos por el PPV?
¿Alguien que reposte en gasolineras Petronor tiene derecho a alguna entrada?

+ 3

Partido previsible

Toca ya olvidar la copa, aparcarla hasta mayo y centrarse en una liga cuya clasificación empieza, como todos los años, a apretarse por su parte trasera. Cabía esperar una derrota en el Nou Camp, con un Athletic vaciado, pero la parada en la recaudación de puntos del último mes hace que no se pueda esperar dos semanas más para comenzar, otra vez, a sumar.

El Barça demostró que de crisis nada. Y eso que en la primera parte no hubo diferencia tan abismal como la que podía demostrar el marcador. De hecho, la ocasión más clara la tuvo Fran Yeste, de esas en las que no suele fallar. Instantes después, en una jugada muy mal defendida por Iraola, falta tonta incluida, los culés marcaban a balón parado por medio de Busquets, que se adelantaba a Gurpegui, sorprendente central en el día de ayer. El segundo, de penalti más que riguroso realizado por Gurpegui, condicionó ya el partido hasta el final porque los rojiblancos no tenían ni las ganas ni las fuerzas necesarias para poder igualar esa diferencia. Por cierto que lo de Undiano Mallenco con el Athletic es de preocupar. Más de 20 partidos pitados y sólo 3 ganados.

Sorprendió la alineación de Gurpegui como central, por delante de opciones más naturales y lógicas como Ustaritz -no convocado- o Etxeita. Quizá pagasen el partido liguero contra el Sevilla, aunque no demostró el de Andosilla que pueda quitarles el sitio hoy por hoy.

Y el margen sobre los equipos del descenso se estrecha. De ganar Osasuna hoy en el Sadar al Sporting se nos pondrá a tres puntos. Así pues, toca empezar a preparar el partido contra el Madrid. Primero porque es el que más gusta ganar en San Mamés en todo el año. Segundo, porque los puntos empiezan a hacer mucha falta para que no volvamos a las andadas en liga. Parecía que no íbamos a pasar estrecheces, pero de no ganar uno de los dos próximos compromisos, volveremos a esa zona de la clasificación que tan nerviosos nos pone a todos. La fórmula para el próximo sábado ya la conocemos. Con hacer la mitad de ruido que contra el Sevilla, el Madrid se irá de vacío.

Uno de los objetivos de la temporada ya parece estar cumplido, el de la final de copa. Parece que, además, como los productos en oferta de los supermercados, con la UEFA como regalo de promoción si el Barça queda entre los cuatro primeros. Pero no olvidemos la liga. No voy a insistir en lo ya dicho y aquí largamente debatido. Pero el sábado debiéramos no fallar. No sufrir en exceso debe ser la consigna hasta el 13 de mayo.

+ 1

Volvió el San Mamés de siempre


Además de conseguir el pase a la final habría que celebrar que el otro día rescatamos por fin al San Mamés de siempre. Llevaba años guardado en un baúl, desaparecido, muchos lo daban ya por muerto pero por lo que se vio el otro día sigue vivito y coleando. Durante el partido sentí aquella sensación que no sentía desde hacía años, ese ambientazo, esa tensión, esa adrenalina, ese enorme compromiso entre afición y equipo creando una especie de energía, algo no se aprecia por televisión pero que efectivamente está ahí y se palpa en el estadio, Relaño en el As hablaba de un mar de ilusión y furia que arrasó al Sevilla, algo así, una extraña especie de aura que hace que los jugadores del Athletic jueguen como superhombres y amilana y descompone a los contrarios.

Es un triunfo de todos, afición, jugadores actuales, jugadores pasados que crearon la leyenda y personalmente creo que en gran medida del entrenador. Más allá de alineaciones o decisiones técnicas discutibles Joaquín Caparrós ha insuflado cantidades bíblicas de autoestima a los jugadores. A los que no habían jugado nunca en primera los ha convertido en jugadores de primera y a los que ya lo eran pero se arrastraban por el campo como auténticos zombis los ha hecho internacionales. A la gente le da miedo que se vaya Llorente, a mi igual pero también me da miedo que se vaya Joaquín, entre otras cosas porque ya lo insinuó en una entrevista, le encanta ser entrenador pero echa de menos estar con la familia y amigos, su objetivo próximo sería trabajar con las categorías inferiores del Sevilla, atado al mundo del futbol pero con tiempo para todo el resto.

También me hizo ilusión la viñeta que nos dedicó ayer en la edición vasca de El País ese gran aficionado el Athletic llamado Forges, lástima que no la haya podido encontrar en la web. En el salón de su casa la mujer le preguntaba al marido “¿Se ha ganado?” Y el marido contestaba “Si...Bueno creo que sí” y se veía un televisor con un 3-0 rojiblanco y al marido completamente momificado hasta los ojos de rojiblanco, atascado con tantas banderas y bufandas rojiblancas y con los instrumentos de animación: el león rojiblanco, la bocina, el muñeco de vudu con sombrero andaluz y el santo rojiblanco con velas y todo esparcidos por el suelo. A pie de página firmaba “¡Por fin! Forges”.

Como me decía hace dos años un compañero mio de trabajo madrileño y forofo del Athletic “Los hinchas rojiblancos no estáis solos ahí arriba”. Todavía embargado de felicidad y con los ojos vidriosos recibid un cordial saludo del Tigre.
Gora Sir Joaquín Caparrós eta Gora Utrera.

+ 0

Volvió el San Mamés de siempre

Volvió el San Mamés de siempre

Además de conseguir el pase a la final habría que celebrar que el otro día rescatamos por fin al San Mamés de siempre. Llevaba años guardado en un baúl, desaparecido, muchos lo daban ya por muerto pero por lo que se vio el otro día sigue vivito y coleando. Durante el partido sentí aquella sensación que no sentía desde hacía años, ese ambientazo, esa tensión, esa adrenalina, ese enorme compromiso entre afición y equipo creando una especie de energía, algo no se aprecia por televisión pero que efectivamente está ahí y se palpa en el estadio, Relaño en el As hablaba de un mar de ilusión y furia que arrasó al Sevilla, algo así, una extraña especie de aura que hace que los jugadores del Athletic jueguen como superhombres y amilana y descompone a los contrarios.

Es un triunfo de todos, afición, jugadores actuales, jugadores pasados que crearon la leyenda y personalmente creo que en gran medida del entrenador. Más allá de alineaciones o decisiones técnicas discutibles Joaquín Caparrós ha insuflado cantidades bíblicas de autoestima en los jugadores. A los que no habían jugado nunca en primera los ha convertido en jugadores de primera y a los que ya lo eran pero se arrastraban por el campo como auténticos zombis los ha hecho internacionales. A la gente le da miedo que se vaya Llorente, a mi igual pero también me da miedo que se vaya Joaquín, entre otras cosas porque ya lo insinuó en una entrevista, le encanta ser entrenador pero echa de menos estar con la familia y amigos, su objetivo próximo sería trabajar con las categorías inferiores del Sevilla, atado al mundo del futbol pero con tiempo para todo el resto.

Para finalizar comentar que me hizo ilusión la viñeta que nos dedicó ayer en la edición vasca de El País ese gran aficionado el Athletic llamado Forges, lástima que no la haya podido encontrar en la web. En el salón de su casa la mujer le preguntaba al marido “¿Se ha ganado?” Y el marido contestaba “Si...Bueno creo que sí” y se veía un televisor con un 3-0 rojiblanco y al marido completamente momificado hasta los ojos de rojiblanco, atascado con tantas banderas y bufandas rojiblancas y con los instrumentos de animación: el león rojiblanco, la bocina, el muñeco de vudu con sombrero andaluz y el santo rojiblanco con velas y todo esparcidos por el suelo. A pie de página firmaba “¡Por fin! Forges”.

Como me decía hace dos años un compañero mio de trabajo madrileño y forofo del Athletic “Los hinchas rojiblancos no estáis solos ahí arriba”.
Todavía embargado de felicidad y con los ojos vidriosos recibid un cordial saludo del Tigre.

Gora Sir Joaquín Caparrós eta Gora Utrera.

+ 1

¿Contra quien jugaría el Barça la Supercopa la próxima temporada si este año hace doblete?

Con los dobletes surge esta duda, en el primer precedente con nuestro doblete en la 83-84 la Supercopa del año siguiente no se disputo pero en el segundo caso, concretamente en la temporada 1997-98 cuando el Barça de Van Gaal ganó liga y copa, la Supercopa del año siguiente la disputó y perdió contra el Mallorca que había sido el finalista de la copa. ¿Alguien se ha olvidado del equipo que sufrió la injusticia de no disputarla habiendo quedado subcampeón de liga? Pues nuestro Athletic de Luis Fernández.

¿Contra quien jugaría la Supercopa el Barça en ese caso? ¿Hay algún tipo de normativa o reglamento o será la federación la que lo decida improvisando y de mala manera? Si alguien puede darme una respuesta fundamentada se lo agradecería enormemente, esta cuestión me está empezando ya a complicar el sueño.

Saludos

+ 6

24 urte eta gero... hau


Ni en los pronósticos de los más optimistas, que en Bizkaia son legión, se plasmaba ayer un 3-0 y menos antes de finalizar la primera parte. En un partido electrizante, con un equipo enfurecido, lanzado, el Athletic consigue dar un premio a una afición que lo esperaba desde hace 24 años. Definir el ambiente con adjetivos se me hace imposible.

Sólo puedo decir que quienes avanzados en la treintena y tenemos la suerte de contar con más de 25 años de antigüedad de carné, volvimos a la época en la que contábamos con entre 7 y 9 años de edad. Esos coches llenos de banderas y pitando por todas las esquinas, ese San Mamés de bufandas al viento, banderas e Ikurriñas, retrotraían a los 80. El juego, también. Equipo desmelenado, jugando a un ritmo acompasado con la música de las 40.000 voces de los que se desgañitaban en las gradas. Y lágrimas de emoción, en el terreno de juego y entre los que abonaron por ser parte del espectáculo.

La grandeza del Athletic, de su modelo, de su tradición, se pudo ver ayer en La Catedral. Algunos, privilegiados, tuvimos la suerte de vivir y contagiarnos de ese ambiente hace un cuarto de siglo. Otros, más fríos, menos afortunados, quizá tuvieron la suerte de ser inoculados ayer.

Han sido demasiados años y siempre queda la duda de si no se hubiese podido producir el mismo fenómeno antes de haberse tomado en serio. Pero no es día para eso.

El equipo rayó a gran nivel. En partidos como ese, se dificulta destacar a nadie. Amorebieta, colosal. Ocio serio, Koikili, jugador que no me convencía, debo reconocer que está a un nivel altísimo. Martínez y Orbaiz ya no sorprenden. Y Llorente es una realidad. Una grata realidad. Pero debo destacar a dos jugadores. El primero, Yeste. El bueno de Fran. Ese jugador condenado a ser titular o portada por sus grandezas y sus miserias. Futbolista denostado injustamente, demostró que es Athletic como el que más y aprovechó un día de exaltación zurigorri para poner en el escaparate el fútbol por el que algunos le defendemos y que pocas veces muestra al 100%. Su salida a hombros, en plan torero, como corresponde a un vizcaino (así, sin tilde, se ponga como se ponga la RAE) de sangre jienense, lo dice todo.

El otro es Toquero. Demostró que Caparrós había visto algo más de lo que todos creíamos y dio la razón a su mayor defensor, Somo, -que no tuvo la suerte de verle en directo por aquello de tener que currelar- de que puede ser un jugador que aporte en esta plantilla. Si bien me extrañó su presencia en la alineación, su trabajo, el gol, su desgaste y ciertos toques de calidad me sorprendieron y mucho. Como quizá nos hayamos excedido en la crítica no cabe ahora, tampoco, sobredimensionarle. Eso sí, en lo que respecta a los gritos de ari, ari, ari, Toquero Lehendakari, suscribo la propuesta. Antes que López, cualquiera.

Me lo decía Iñakiayer por la mañana, había que entonar al son del When the saints go marching in aquello de vamos a ir a la final. Y para esta, como para tantas otras, ya tenemos himno. Ya se sabe, ese que ofrece rabo a Del Nido, de la misma forma que hubo, según cuentan en mi casa, sones tan curiosos, entre otros, como el del Pam Pam Orejut contra el Castellón.

Por fin vamos a vivir una final. Contra todo un Barça. A lo grande. Se pierda o se gane. Y con la UEFA casi conseguida. Ahora sí, agur al bienio o trienio negro.

Una mención para Mejuto. Creo que es un árbitro de lo mejorcito de primera pero me indignó ayer su arbitraje. Quiso demostrar que el ambiente de San Mamés no le condiciona y fue injusto con el reparto de tarjetas, el criterio de señalización de faltas y ciego en las áreas. Para que nos digan luego de las ayudas de Villar. Primera final de copa bajo su presidencia, por cierto.

Faltan 69 días, hasta el número es bonito, para que esta Bizkaia en crisis repita las hazañas de los ochenta. Recordaba ayer Juan Carlos, que tuvo la suerte de vivirlo en primer plano como bien ha dejado plasmado en su libro, que hasta en lo climatológico nos favorecía el día de ayer. Y a un partido contra el Barça, todo es posible como lo fue contra aquel de los Quini, Schuster o Maradona. Con Toquero haciendo de Endika, zergaitik ez?

+ 0

Quedan solo 9 horas y media

Las vamos a pasar moradas

Esta eliminatoria va a estar igualada y creo que la pasará el que equipo mejor sepa sufrir en los momentos duros. No solo se trata de jugar bien, también de saber aguantar el chaparrón y no descomponerse cuando el contrario apriete de lo lindo. En estos partidos es muy importante el factor campo, más que por lo que pueda animar la gente por lo que te puedan arropar y apoyar en dichos momentos. Además es un partido de esos de máxima intensidad, de estar concentrado los noventa minutos, e ir a rematar cada corner o falta como si nos fuera la vida en ello.

El partido es de los de pasarlas canutas para ambos equipos, ya que se ha demostrado que las delanteras están por encima de las defensas. Ni nosotros podemos con Kanoute ni ellos con Llorente, pero es que además tampoco se arregla nada con miedo ni encerrándose atrás. Al Sevilla le conviene por todos los medios jugar lejos de su área y a nosotros robarles a ellos la posesión o cuando menos que esté pareja.

El Athletic necesita sobre todo tener las ideas claras: En ataque bombardear su área y meter 7 u 8 centros como Dios manda, y buscar faltas en el lateral del área y corners para que acuda en apoyo toda la artillería, a balón parado ellos tienen dudas. En defensa sujetar a Kanoute, que ya se que es de los mejores del mundo, pero lo del otro día no se debería repetir. Vimos que achicándole el espacio no es suficiente, el Malí es y piensa más rápido que nuestros defensas así que lo que hay que hacer es aprender la lección y poner a alguien encima suyo constantemente, y con más razón aún si juega solo en punta, aun a riesgo de que se abran espacios para otros jugadores, que no puede ser que tengamos una superioridad de 6 a 1 ahí y encima nos la líe de todas todas. Y tener claro que hacer en cada uno de los posibles escenarios, que no puede ser que por ejemplo metamos un gol pronto y nos entren dudas acerca de si cambiar la forma de jugar o seguir igual.

Parece que va a llover y el campo estará en mal estado, creo que nos viene bien, no porque seamos físicamente mejores, cosa que dudo enormemente, sobre todo viendo a Romaric, sino porque a Kanoute y compañía les costará más hilar su juego allá arriba que a nosotros con Llorente. Si jugamos con dos puntas Ion Velez o Toquero tienen ante ellos la oportunidad de su vida porque Llorente estará sobrevigilado y podrían aprovecharlo. Para cualquiera de ellos meter un gol mañana sería la releche, en cuanto a gesta y sobre todo en cuanto a confianza para el futuro. También cabe la posibilidad de jugar ya sea de inicio o más adelante con Llorente en punta y Yeste por detrás, para mi de largo la mejor opción para este equipo porque gana en posesión y en gol, no lo hemos hecho en todo el año pero teniendo en cuenta que Navas es una enorme preocupación no parece Yeste la persona ideal para jugar en la izquierda y ayudar a Koikili.

Y a ver lo que hacen ellos para parar a Llorente que el contrario no se queda de brazos cruzados también aprende, de momento ya tienen al argentino Fazio preparado como antídoto. Esperemos que no lo haga bien porque sino lo tendremos bastante complicado. Y a ver el árbitro lo que permite y deja de permitir, en los agarrones dentro del área que muchas veces las cosas no son ni blancas ni negras, hay una enorme variedad de grises que dependen de la interpretación del colegiado.

En fin que ya estoy nervioso. A mis compañeros de sufrimiento de esta tarde, ya sea en San Mamés o por la tele un cordial saludo. Me subo pa Bilbao.

+ 4

Queda 1 día y 20 horas


Los centros de David López siempre se aprovechan
Tengo tanta confianza en este jugador que he decidido dedicarle un monográfico. Al igual que Llorente me parece un jugador bien dotado técnicamente, pero débil psicológicamente. En cualquier caso creo que cuando coja confianza se convertirá en uno de los grandes centradores de la liga.

Lo que más me gusta de él, además de que es un gran centrador, es su estilo a la hora de centrar, más que nada porque creo que se adapta perfectamente a lo que necesita Llorente. A diferencia de muchos otros centradores, como Yeste o Etxeberría por poner ejemplos, golpea el balón más abajo de tal manera que el balón sale más suave y bombeado. Estos envíos aunque parezcan más inofensivos en realidad son todo lo contrario, ya que el balón tarda más en caer y en los dos segundos o más que tarda a Llorente le da tiempo de sobra para ir a buscarlo, a la defensa evidentemente también, pero si partimos de la realidad de que Fernando puede con todos, en el partido de ida pudo hasta con Palop así que no es mucho suponer, el resultado es que el final todas las termina rematando el del Rincon de Soto e incluso en algunas le terminan señalando penalty, por el excesivo tiempo en el que el defensa le agarra luchando por la posición mientras el balón cae.

Habrá quienes se opongan a lo que digo argumentando que un balón que viene suave se remata también suave, es cierto pero siendo un remate a no muchos metros de la portería este efecto se puede paliar con la fuerza de Fernando entrando en carrera. Además este tipo de centros son especialmente peligrosos para la defensa por la dificultad de despeje, en el mejor de los casos para el defensa si se adelanta y despeja, al venir el balón suave lo más que puede hacer es alejarla 6 o 7 metros, apenas sacarla del área, lo cual puede dar lugar a un remate peligrosísimo en segunda jugada.

En resumen, creo que Llorente con este tío se debería de forrar, porque salvo que encuentre un defensa que le supere siempre llegará a rematar todos los centros. Espero que el miércoles meta por lo menos 3 o 4 de los buenos, en ese caso tendremos una parte del camino hecha.

Desde el mismísimo centro de Tetuán recibid todos un saludo del Tigre.

+ 8

Precio muy alto

Poco sentido parece tener insistir a estas alturas en el desacuerdo en lo realizado por el Athletic en las últimas jornadas. Parece que la ola nos lleva a todos a dar por bueno el ridículo que el Athletic hizo ayer en San Mamés y se mira hasta mal a aquellos que intentamos remontar contracorriente. No se entiende el precio que se está pagando por intentar llegar a la final. Ahora sólo queda pasar contra el Sevilla, porque de no hacerlo, viendo la distancia a la que se pone el descenso y con el calendario liguero que nos espera -ante un Barça convertido en conductor suicida y un Madrid que lejos de echarse a la cuneta, aprieta el acelerador- puede que lamentemos los puntos que con mucha alegría y poca responsabilidad se han dejado en el camino.

El partido poco dio de si en lo deportivo. Vista la alineación, estaba más que claro que se iba a presenciar un encuentro más propio de un torneo de verano que de campeonato liguero... al menos por parte del Athletic. El Sevilla, con las lógicas rotaciones, controló el partido de principio a fin, basándose en un dominio absoluto del balón, ante un equipo compuesto por los retales de los que Caparrós sólo se ha acordado en Almería: el inédito Muñoz haciendo dupla con un ansioso Gurpegui, un nervioso Ustaritz demostrando la falta de planificación en lo que al lateral derecho se refiere, un Balenziaga que repitió los errores en el partido de ida de liga, un inseguro Armando bajo palos o dos delanteros con una entrega total y una falta de definición absoluta y preocupante. Frente a eso, un equipo que manejó el balón a su antojo por medio de un todopoderoso Capel y una lección de definición arriba por parte de Kanouté.

Ahora sólo nos queda esperar al miércoles. Engalanar Bizkaia y presionar para conseguir llegar a esa final, que es un sueño para muchos de los seguidores del Athletic que éramos niños cuando nos dieron fiesta para acudir a presenciar la bajada de la gabarra. Viendo a Kanouté ayer da auténtico miedo. Existen serias dudas de que el equipo sea capaz de mantener la puerta a cero, pero soñar es libre. Y es lo que hay que hacer hasta el miércoles. Después veremos qué toca.