+ 4

Mar arbolada en el Athletic

Cuando parecía que al terminar la temporada íbamos a tener plácidas vacaciones futboleras, la hiperactividad mediática de Caparrós está forzando que el ambiente rojiblanco bulla. Además del anuncio de posibles medidas impopulares, que han sorprendido hasta en la propia Junta Directiva, no sé si por desconocidas o por la sorpresa de que el técnico las anuncie -y por tanto las dificulte-. La última palada de carbón a la caldera de la locomotora de este tren a ninguna parte que es el Athletic la ha echado Ustaritz, con una durísima réplica a las impresentables insinuaciones de Joaquín Caparrós.

No es el utrerano demasiado hábil en eso de la oratoria, sobre todo cuando va más allá del guión preestablecido para la venta de humo en bote con etiqueta rojiblanca. Su escasa capacidad dialéctica y la imposibilidad de disimular el malestar que le causa la situación de Ustaritz le han llevado a dejar en el último curso tres declaraciones que dejaban un serio poso de duda acerca de la profesionalidad del jugador.

Ya ha tenido réplica. Descarnada, como no se recuerdan en ningún jugador con contrato en vigor con el Club -Expósito las hizo al abandonar-. Cierto es que tampoco recuerdo una dureza similar en un entrenador para con un futbolista de la plantilla. Coincidiendo en la inconveniencia de estas polémicas, hay que dejar claro que en mi opinión -distinta pero igual de válida que la del Setero- el máximo responsable del asunto es el entrenador. No se puede dudar de esa manera de un jugador en público, máxime sin haber contrastado si existía una nueva lesión de por medio. Humanamente puede ser comprensible el error de dejarse llevar por el enfado, el hastío o la frustración en un primer momento y en caliente, pero el mensaje que se reiteró el sábado, en la rueda de prensa tras el partido contra el Atlético, es inaceptable.

El jugador optó por callar hasta verse respaldado, prudencia que no tuvo alguien supuestamente más maduro y llamado a velar por la calma y el equilibrio en el vestuario. Usta se queja del trato personal, no del deportivo, y de que se pusiese su actitud y profesionalidad en cuestión.

Resulta curioso, también, el contraste de la dureza de las declaraciones hacia el jugador y el absoluto respeto hacia el trabajo del cuerpo físico-médico, que algo debieran de tener que decir en este asunto. Con cuatro fisioterapeutas para 25 jugadores y varios médicos -que cedidos a Osakidetza posibilitarían minimizar las listas de espera- han sido incapaces de evitar las lesiones del chaval con una preparación específica o de diagnosticar qué le sucede.

Puede que Ustaritz, gran proyecto de central como se pudo demostrar en la temporada de Clemente, tenga que salir del Club para jugar cedido y buscar la tranquilidad. Los más veteranos insisten en el parangón del caso con el de otro jugador de durangaldea como Patxi Bolaños. Por las lesiones de éste fue rescatado del Barakaldo Iñigo Liceranzu. Etxeita parece haber aprovechado, también, las lesiones de Aldekoaotalora.

Por si quedaban dudas, ya hay un medio que publica que las declaraciones del chaval hipotecan su futuro en el Club. Huelga decir qué periódico es. Todos teníamos claro que Ustaritz saldría, aunque lo relacionásemos con una salida exclusivamente deportiva. Ayer supimos que en su renovación no participó el entrenador. Si esto es así, ¿quién planifica, por tanto, la plantilla de este equipo? ¿quién trae, lleva, quita y pone jugadores? ¿Arrinda?

+ 14

Alex Ferguson: “Desde que jugamos con tres centrocampistas hemos ganado en paciencia y control del juego”


Me hace gracia esta afirmación, es una manera elegante y retórica de reconocer que se han italianizado y se han vuelto conservadores. Ya poco queda de aquel Man United que logró el último triplete que se recuerda en 1999, con un 4-4-2 y un futbol de ataque total y eléctrico con un centro del campo de ensueño: Roy Keane, Paul Scholes, David Beckham y Ryan Giggs.

Si por algo se caracteriza Alex Ferguson, el ogro, es por su mala uva y sus broncas en el vestuario. Sus jugadores ya han reconocido que no es extraño ver tazas, platos y cualquier otro objeto volando por el vestuario y de hecho uno de esos objetos terminó impactando en la cara de David Beckham y haciéndole una brecha tal y como se ve en la imagen, fue en una bronca tras una final de copa perdida contra el Arsenal. También tiene a menudo broncas con periodistas que airean sus desvaríos y a estos les suele prohibir la entrada a las instalaciones del club, el hombre lo controla absolutamente todo.

Según afirma el escocés la mejor receta para mantener durante años el nivel y la concentración de la plantilla es fichar a menudo, sino los jugadores se acomodan como ocurre en nuestro querido Athletic. Actualmente le gustan sobremanera sus medios, cosa que yo no comparto aunque por supuesto el conoce mucho mejor su plantilla que yo, pero ya ha advertido que ficharán gente para otras partes del campo. Además recomienda tener siempre por lo menos tres delanteros de alto nivel.

Otro de sus secretos confesables es que le gusta esperar a que el contrario haga el primer cambio antes de hacer los suyos, para saber que pretende el rival. Cuando se le comenta que Mourinho hace su primer cambio en el descanso el hombre se ríe y contesta algo así como “Mourinho es aún un pardillo pero esas cosas se aprenden con el tiempo jajaja”.

Hoy creo que no se van a cortar en plantar el autobús, dejará un hombre en punta y el resto a defender. Los diarios dan por sentado que el hombre en punta va a ser Ronaldo pero tal vez sería mejor poner ahí a Tevez un hombre físico y que admite más desgaste y retrasar al portugués. Veremos.

Saludos del Tigre.

+ 9

Se avecinan medidas impopulares


Tras las declaraciones de ayer de Caparrós a EiTB parece que empieza a revolverse un poco el patio rojiblanco. Sabedores todos que la temporada (excelente para algunos, mediocre para otros) ha tocado a su fin y que hasta que la troupe de Joaquín vuelva por sus fueros onubenses no habrá grandes noticias deportivas, todo se centra en la especulación sobre altas y bajas. El verano, dicen, viene caliente. No solo en lo deportivo, en lo social la afición no olvida el escándalo de las entradas para la Copa y desde el Club se ha filtrado vergonzosamente el nombre de un socio que ha solicitado el impreso para solicitar una moción de censura. Al margen de que extraña que no se aplique en este caso el respeto a la protección de datos por la que se justificó el oscuro listado que contenía los códigos de los agraciados con una entrada para la final de Valencia, suena a práctica de amedrentamiento poner en circulación el nombre de un socio. Lamentable una vez más.

En el famoso vídeo de la entrevista de Jorge Cerrato de ayer, Caparrós vuelve a las lecciones de sentimiento Athletic y a vendernos las bondades de la gestión de esta Junta Directiva, ¿será un ejercicio didáctico para preparnos ante las decisiones que se avecinan?



Si la semana pasada El Correo daba como prioridad, entre otras, la incorporación de Ander Herrera para la primera plantilla, parece que el asunto no sólo se enfría sino que la prioridad del jugador de origen vizcaino pasa por jugar a fútbol en tierra jotera. Lo dicen Deia y Mundo Deportivo, así que mucho de cierto debe haber.

En AS ponen nombre a las incorporaciones de perfil sorprendente que anunciaba el entrenador. Se trata de Aitor Tornavaca. Jugador de 33 años, responde a la demanda del cuerpo técnico de contar con futbolistas que ayuden a los jóvenes a madurar. Me quedo al respecto con la reflexión de Nika Cuenca, pero como diría Gomaespuma se me ponen los pelos de pico de pardo.

En el rodillo de Vocento, al margen de seguir con su particular proyecto de Cantera Global -qué coñazo-, nos indican que las intenciones de la directiva pasa por renovar a la baja a un alto número de jugadores. Teniendo en cuenta que Caparrós habla de medidas impopulares y de acomodamiento de algún deportista, todo apunta a que se intenta ventilar la casa (¿Orbaiz, Gabilondo, Yeste?) forzando la salida de algunos a base de apretar en lo económico.

Para escritos mal redactados el de la Web oficial de la entidad de nuestros amores, en la que en la línea marcada desde que llegó a la presidencia el ciudadano García, se elude todo tipo de responsabilidad en el escándalo de la entrada en el campo del Frente Atlético y se responsabiliza de ello a todo aquel que se ponga a tiro. Debe quedar claro, eso sí, que el Club sabía desde el viernes lo que iba a suceder. Sí, los hombres de Paco también.

De la Blogsfera, y en el ámbito zurigorri, os invito a visitar la casa on-line de Iñaki Murua, el mejor reportero -aunque le amenaza de cerca Pipi Estrada- en zona de banquillos que, como se puede observar, acudió a la Catedral elegantemente vestido.

Fuera del ámbito estricto del Athletic, os recomiendo los dos posts de Antonio Piera sobre el aspirante a la presidencia del Madrid. Un lujo. Conozco a este señor por las interesantes opiniones de fútbol que deja en el Kiosco gratuito de Juan Carlos Latxaga y es un gusto leer sus argumentadas reflexiones.

En fin, que visto el panorama, como consuelo siempre nos quedará el gran Forges.


+ 10

Los homenajes los da el aficionado, pero no los recibe

Lo que se había anunciado como un homenaje de los jugadores a la afición no pudo ser. Al margen de la anécdota de los eskerrikaskos en la camiseta, el aficionado rojiblanco no pudo recibir el agradecimiento de la plantilla en la única manera que de verdad se merecía: la victoria. Tras una primera parte intrascendente, sólo cortocircuitada por la entrada en La Catedral de los que sobran en los campos, la reanudación hizo ver un equipo dispuesto a pelear hasta que la falta de oxígeno y la endeblez defensiva pusieron el partido cuesta abajo a un Atlético de Madrid que deberá gran parte de su clasificación para la Champions a la racha del mejor Forlán.

San Mamés, que rozó el lleno, que continúa haciendo de la Marcha Trinfal de Aída su himno oficioso, se mostró orgulloso de este equipo al que aplaudió a rabiar como colofón a la temporada. Si tenemos en cuenta que los seguidores han dado las mayores de sus ovaciones al equipo tras sendos varapalos como los sufridos ante Real Madrid en liga, Barcelona en Copa o ayer mismo, parece claro que lo realizado por la plantilla se considera suficiente para unos seguidores conscientes de las limitaciones de una tradición autoimpuesta que algunos se empeñan artificialmente en cuestionar.

La primera parte, en la que hubo bastante especulación y dos claras ocasiones de Agüero, tuvo un cambio de velocidad tras la aparición del denominado Frente Atlético, que metió a la familia rojiblanca (jugadores y público) en el partido. En la segunda, con golazos incluidos, el juego voluntarioso de los de Caparrós no pudo constrarrestar la pegada de un Atlético con un juego que no ha variado en exceso con respecto al que se criticaba a Javier Aguirre.

Y acudimos, de nuevo, a un naufragio en defensa del Athletic de Caparrós, que demostraba que la mejora defensiva y su apuesta por la cantera son quimeras, leyendas urbanas o poses de cara a la galería. El número de goles encajado este año lo demuestra. La apuesta por Gurpegui como lateral derecho pareció incomprensible por la incapacidad del navarro para jugar en la línea defensiva ante su evidente falta de rodaje y ritmo de competición. En el partido contra el Espanyol ya se demostró que estaba lento, muy lento, para alinearlo como central. Qué se puede decir para tener que cumplir con la condición de jugador encargado de remontar una banda a favor y contracorriente. Mencionar a Eneko Bóveda exaspera. ¿Qué mejor manera de dar minutos a un jugador que contra un grande de la liga en un partido en el que nada te juegas? ¿Es real la apuesta por la cantera o una pose? ¿Dónde están los Iturraspe o Adrien Goñi?

Cierto que enfrente estuvo Forlán, ese jugador eclipsado por Agüero para la prensa, que está en una racha sublime. Demostró que no necesita, incluso, pisar área grande para transformar dos golazos. Lo del tercero fue una concesión de Pérez Burrull, quien seguramente preferirá que el pichichi se quede en manos del uruguayo que en las de Etoo. Pero el penalti decretado por el trencilla cántabro debiera hacerle reflexionar sobre su capacidad para continuar arbitrando. ¿Cómo se puede ver pena máxima en esa jugada? Sirvió el partido, también, para comprobar que la capacidad futbolística del Kun Agüero es inversamente proporcional a su saber estar, quien sabe si a ello haya podido contribuir la asesoría recibida en casa de su familia política.

De poco vale a estas alturas felicitarse por el decente juego a rachas de los rojiblancos, o de lamentarse por la escasez en la capacidad goleadora merced al agotamiento de Llorente, de la intermitencia en el juego de David López, de que tuviese que ser Etxebe quien pusiera un centro en condiciones para que Etxeita metiese un gol digno del mejor rematador de cabeza... la temporada ha finalizado, a falta del homenaje a la bandera española de Mestalla. Aún siendo algo no compartido por muchos, la temporada del Athletic ha sido irregular y mediocre. Pasará a la historia como la de la final de Copa de 2009, que no es poco, pero la brillantez del equipo se limitará a lo visto en un espectacular partido contra el Sevilla. Ese ha sido el hito deportivo de la temporada. El resto, de escaso mérito. Si acaso, las remontadas contra Málaga y Valencia en casa o la victoria en el Calderón. Poco más. Si se analiza con rigor la trayectoria liguera y copera del equipo no existen, en mi opinión, motivos para la elevada nota que algunos le conceden al equipo. El potencial de esta plantilla es superior a la posición que la tabla refleja. Acabar el curso 2008-2009 en los guarismos del pasado año, con un punto sobre el descenso, como todo hace apuntar, no es para felicitarse en exceso. Ha faltado regularidad, que hubiese podido llegar con un equipo más oxigenado fruto de aprovechar a algunos de los jugadores proscritos.

El premio de la UEFA, devaluado ahora por el alto número de rondas previas a disputar, obligará a forzar una pretemporada anticipada en la que las incorporaciones parecen necesarias. Ya sabemos que Ustaritz lo tiene complicado para seguir por esa desesperante disposición para las lesiones. Las reacciones del entrenador con este jugador en ruedas de prensa se califican por sí mismas.

Por último alguien debiera dar alguna explicación de por qué un grupo cuya principal característica es ir loando el mayor genocidio de la historia tiene derecho a entrar en un campo de fútbol o ser escoltado por la policía para provocar altercados. Convendría, también, que el Athletic explique cómo han entrado en el campo, algo que un número importante de socios reclamó ayer al palco. Sobre la actuación de la Ertzaintza, incapaz de prever y controlar la batalla campal que durante muchos minutos se organizó a la afueras del campo, poco que decir. Los profesionales de la demagogia habían vendido que todo iba a cambiar, pero el Bilbao de ayer recordaba al de las movilizaciones de los ochenta.

+ 8

Rumore, rumore

Como buen martes, tradicional día en el que la prensa siempre ha tenido problemas para elaborar noticias de interés sobre fútbol, el brazo armado mediático de Macua comienza, como ya intuíamos, a filtrar las intenciones del entrenador para reforzar el equipo cara a la próxima campaña. ¿Qué mejor manera de echar un poco de humo sobre la gestión de la directiva con el asunto de la Copa?

Se inicia el baile de nombres y con ello el debate sobre esto en los foros, olvidándose lo que a algunos no interesa que aflore. Los nombres, nada originales o novedosos, pasan por Ander, el hijo de Herrerita, cuyo posible fichaje ya llenó páginas y páginas en invierno, el central huido de Lezama, Mikel San José, y el delantero mentado hasta la saciedad, Díaz de Cerio, alias Iñigol. Como refuerzos parecen positivos, aunque su posible rendimiento en primera tampoco esté sobradamente acreditado.

Existe, sin embargo, algo que a mi me preocupa más: las bajas. Que va a haberlas es evidente. Que Vélez de Mendizábal, del Olmo, Garmendia o Ustaritz lo van a tener complicado para seguir, también. Pero el nombre que ocupa más espacios es el de Andoni Iraola.

Lo comenta Deia en su edición de hoy y socios informados como los del Ambigú especulan de manera fundamentada sobre ello. No me sorprende en absoluto. Un periodista como Nika Cuenca, que no suele dar puntada sin hilo, gran defensor de Andoni, ya adelantaba algo allá por febrero.

Los que no cejan en su empeño son los chicos de Vocento. Hoy ataca con la monserga de la apertura de fronteras González San Martín. Qué empeño. No obstante tengo claro el porqué de mi discrepancia con este señor. Sus referentes periodísticos son Unzueta, Segurola y Agiriano. Los míos siempre han sido los Baños, Múgica, Artetxe, Latxaga, Iragorri, Ugalde, Goikotxeta y compañía, a los que, seguro, nunca leería un artículo en este sentido.

¿Alguno se atreve a hacer una porra con posibles altas y bajas? Pondremos premio, si hace falta.

+ 8

La verdadera cara del Barça

Después de pasar la mano por la espalda al Athletic el pasado miércoles, tras las declaraciones de manual por parte de jugadores, entrenador y directivos del F.C. Barcelona destacando a la afición zurigorri, pasado ya el tiempo de rigor para respetar el duelo vizcaino, podemos ya observar la verdadera cara del club catalán. Su vicepresidente primero, que no es cualquiera, un tal Alfons Godall, se muestra escandalizado por el alto número de aficionados rojiblancos que coparon las gradas de Mestalla.

Amenaza velada a la Federación incluida tendrá en cuenta de cara al futuro el directivo no explica por qué un alto número de aficionados del Barça vendieron su entrada a aficionados del Athletic -algo que un lector habitual del Zarpazo podrá corroborar-.

También debiera conocer que de las entradas destinadas a los compromisos la afición vizcaina ha obtenido cientos de entradas entre Federaciones provinciales, patrocinadores y empresas. La diferencia está en que en Bizkaia la Copa era el evento y en Barcelona tienen la cabeza puesta en Liga y Champions.

Este es el Barça y esta su tradicional relación con nuestro Club. Nunca he entendido esa reciente admiración y simpatía por los culés. Debe ser que mi bautismo fue en los primeros ochenta, aquella época en la que en San Mamés no podíamos ni ver a los Clos, Schuster, Maradona, Migueli, Julio Alberto, etc. No olvido, tampoco, sus incursiones en Lezama para llevarse jugadores o los gritos de "a segunda" en el Nou Camp de hace no tantos meses.

No nos quedemos, por tanto, por esas imágenes facilonas de Puyol con la Ikurriña o del escupidor Etoo con una bufanda rojiblanca. Recordemos el trato de estos últimos 25 años, que nos vuelva a la retina el 5 de mayo de 1984. Porque ¿alguien cree que de ganar el Athletic el Barça hubiese encajado la derrota con la deportividad que se vió en Valencia el miércoles?

+ 15

Seguimos haciendo amigos por Barcelona

Cinco días le han bastado al Athletic para convertirse en el rival más querido por Barça y Espanyol. Si el miércoles los culés consiguieron contra nosotros su quincuagésimo quinta copa, hoy los pericos han sellado prácticamente la salvación en un partido poco vistoso en el que el colegiado Ramírez Domínguez ha decidido no complicarse la vida inventándose un penalti a favor del equipo que se jugaba algo. Es la única manera de que los fallos sean intrascendentes. Eso sí, los árbitros, para casi todos, seguirán favoreciendo al Athletic.

El partido, en el que se podía esperar que los rojiblancos saliesen desmotivados frenta a unos locales que se jugaban todo, fue equilibrado, con momentos de juego para ámbos equipo y ocasiones en ambas porterías. La entrada de Coro, como ya pasara en San Mamés, dió otro aire al Espanyol y consiguió cobrarse la pena máxima. A partir de ahí, el Athletic intentaba acortar la distancia en el marcador, pero no ha habido ni suerte ni fuerza suficiente.

A falta de dos jornadas, ha sorprendido Caparros con un equipo en el que introducía a Gurpegui de central, Vélez de delantero y Balenziaga de interior zurdo. No aprovechaba para alinear a jugadores como Eneko Bóveda o Adrien Goñi, a quien se suponía que hacía debutar en Gijón para poder darle minutos a final de temporada. En cualquier caso, que alinee el entrenador a quien considere, puesto que los partidos que quedan está más que claro que serán instrascendentes. No obstante, de las probaturas podrán deducirse si se preparan movimientos a modo de salidas o no. Por ejemplo, si Iraola será traspasado, como insistentemente afirman algunos, o si se intenta revalorizar mínimamente a Iñaki Muñoz.

Porque, no nos engañemos, la temporada está finalizada y ya empiezan las serpientes de verano. Que si se pide precio por Raúl García, que si se pretende un lateral de Osasuna, que se ha hablado con la Real -¿por Castillo?- o que en breve se presentará a Díaz de Cerio. Son tres las competiciones a disputar el año próximo. El míster de Utrera ha demostrado que no cuenta de la actual plantilla más que con 14-15 jugadores, por lo que deberá incorporarse, de nuevo, a un número alto de futbolistas. Parecería lógico subirlos de la cantera, máxime ante el gran número de debuts habidos las dos últimas campañas. Veremos si finalmente es así.

En relación con esto, y hablando de cantera, han sido varios los artículos que apuntan y defienden una reconsideración del modelo de Lezama. Alguno, ya citado en este blog, por parte de Fernando Lamikiz, y los más importantes, como no, en El Correo Español, de mano de Santi Segurola, director adjunto de Marca, que extrañamente firmaba un artículo en dicho diario, o el de hoy de Jon Agiriano.

Es un debate complicado, que debe hacerse con templanza y serenidad, algo que no parece que exista ahora, en plena efervescencia de sentimiento rojiblanco. Un sentimiento, por momentos exacerbado, que nos ha llevado a recibir en loor de multitudes a un equipo que fue deportivamente atropellado el pasado miércoles. Entendí la negativa de los jugadores, la compartí, me pareció que era la única luz entre tanta oscuridad, una nota de cordura. El Athletic es distinto, la afición inmejorable. Cierto. Pero no se debe perder de vista que en el deporte se debe premiar, además del esfuerzo, la victoria, sobre todo la victoria. El equipo no estuvo a la altura de las circunstancias ni de su afición. No era necesario el homenaje del viernes. Que lo quieran los políticos puede ser lógico. Que la directiva haya entrado al juego, lamentable.

+ 8

Días de emoción y orgullo

Me resulta difícil escribir sobre sentimientos y eso, precisamente, ha sido lo que ha protagonizado las 72 horas que hemos estado dedicando a la final. La tradición de vivir la Copa se mama en el entorno rojiblanco, se traspasa de padres a hijos. En mi caso, también. La primera final que -junto a mis amigos- he tenido la oportunidad de vivir ha superado todas las expectativas. 24 años sin llegar han hecho disparar la euforia, las ganas de conocer cuál es el ambiente y desplazar a Valencia a cerca de 50.000 personas. El Athletic debía una final a varias generaciones, de la misma forma que debe un título a todos aquellos que hemos nacido en la década de los setenta en adelante.

El Viaje
Nuestra ruta hacia tierras levantinas estuvo a la altura de lo previsto. Con nuestra furgo tuneada fuimos llamando la atención de todo tipo de vehículos, recibiendo constantes pitidos de ánimo, tanto de aficionados zurigorris como de otros equipos. En todas las paradas que hicimos encontramos seguidores vizcainos. Comenzaba a vislumbrarse lo que iba a resultar el mayor desembarco tras el de Normandía. Lo más curioso estuvo en viaje el de vuelta. Creo que el 90% de los coches eran de gente del Athletic. Los saludos fueron constantes también, pero con miradas bastante más tristes que en el viaje de ida.


La estancia
Me llamó la atención la calurosa acogida por parte de los valencianos en general. En todos los comercios, bares y restaurantes -¡hasta en los semáforos- nos trataron de forma ejemplar. Justo es reconocerlo. Constantes ánimos hacia el Athletic, fruto -seguro- de la animadversión a los catalanes, pero que hicieron muy agradables los días que estuvimos en la capital del Turia.

Estaban sorprendidos -y encantados- con el despliegue y el ambiente que se creó. Tengo que reconocer, pasión al margen, que el comportamiento de la afición del Athletic estuvo muy a la altura. Simpatía y buen comportamiento como notas características.

Como anécdota curiosa ver a niños de primaria en el patio de un colegio ataviados con todo tipo de distintivos rojiblancos y con continuos gritos de ánimo hacia el Athletic. Todos los aficionados bilbainos fuimos dejándoles objetos y aleccionando a quien tenían que animar. Bien que aprendieron los chavales. Creo que retrata a las claras la conquista.

La nota más negativa para las infraestructuras. No estuvieron a la altura. El último metro salió a la 1.30 y no había forma de localizar taxis. Los bares, arrasados. No quedaba en la mayoría de ellos ni comida ni bebida. A una ciudad que acoge espectáculos como ese o como la Fórmula 1 se le suponen otras capacidades.

Lo deportivo
Seguro que resulta lo menos interesante a estas alturas. El partido fue espantoso, más aún en la segunda parte. Sé que puede parecer oportunista aprovechar ahora para 'zumbar' a Caparros, pero no me gustó su planteamiento. No entiendo el intercambio de los interiores ni la insistencia al ver que no funcionaba. Y fallaron los jugadores. Quizá encorsetados, nerviosos, temerosos. Superados por las circunstancias. Ni Yeste, ni Orbaiz, ni Javi Martínez, ni Llorente fueron ellos. No hubo centro del campo, presión, velocidad. Cierto es que enfrente estaba la máquina más perfecta que nunca se ha creado para jugar a este invento.

Lo social
En lo que respecta a la trascendencia del partido ha quedado acreditado por qué se dice que el Athletic es algo distinto. Es un sentimiento, que aflora en las grandes ocasiones y que afecta, incluso, a aquellos que no les gusta el fútbol. La clave, se diga lo que se diga, es su tradición, su particularidad, por mucho que algunos quieran aprovechar ahora para intentar maniobras revisionistas. Me ha sorprendido, y mucho, el artículo de hoy de Lamikiz en Deia.

Debe aprovechar el Athletic este tirón. Reflexionar acerca de la actitud con la Copa los últimos años. Ha sido, es y debe seguir siendo la vía de alimentación del espíritu del club, lo que haga que se mantenga vivo. Hay que apostar por la competición de forma seria. No es lógico, y más viendo lo de los últimos días, que se haya tardado 24 años en disputar una.

Lo mediático y organizativo
No habrá que olvidar y dejar de pedir explicaciones a Junta Directiva por lo sucedido con las entradas. Tampoco con el resto de decisiones tomadas. La euforia no lo ha permitido y, seguro, pretenderán pasar página aprovechando las filtraciones a sus medios de cabecera con asuntos como los fichajes, refuerzos, etc. De momento me quedo, por significativas, con las declaraciones de Fermín Palomar, que dejan a las claras cuáles son los compromisos que los directivos consideran "de club" y qué uso se hace. Del número que han manejado, de lo que se intuye, hablaremos. Me gusta el debate que al respecto han organizado en el Ambigú.


Otra de las decisiones que no comparto es el protagonismo cedido a Vocento en Athletic Hiria. Y detrás, su sibilina manipulación, con mensajes de felicitación de políticos incluidos. Hubo pitos para todos, Azkuna y Bilbao, por ejemplo, pero Basagoiti y López se llevaron la palma. Al nuevo Lehendakari lo abuchearon, también, de forma masiva al entrar al campo. Tampoco sé qué pintaba entre las personalidades destacadas un personajillo como Antxon Urrusolo. Que se pusiese la voz de Punto Radio Bilbao como sonido ambiente durante la transmisión es una falta de respesto a otros medios. Por ejemplo la popu del bueno de Jose Iragorri.

Y tengo que lamentar el injusto trato de ciertoss medios. Quieren silenciar y ensuciar a las aficiones tras el espectáculo de deportividad que se vivió durante todo el día por la ciudad y particularmente en el campo. Ver ahora a la brunete mediática de Vocento, Prisa o Unedisa cargar por el asunto de los pitos al rey y al himno es lamentable. Eso vende más que contar que han tenido que jugar Athletic y Barça una final para que se revitalice la competición. 

 

¿No es democrático silbar mientras suena el himno? ¿Desde cuándo? Estoy alucinando hace tiempo con el manual de buen español que ha redactado el oligopolio de la prensa y por el que nos quieren hacer pasar a todos. Esperemos a ver, pero al paso que va, sacarán una ley para encarcelar a aquellos que osen pitar mientras suene la marcha real. ¡Si es una obligación de todo aquel que tenga buen gusto musical!

Entrada
Finalmente pude entrar al campo. Gracias a mi compi de spinning -por avisarme-, a sus gestiones en Valencia y a las de mi hermano desde Algorta, conseguí estar donde durante tantos años había soñado. Pagué algo más de su precio, pero no una cantidad desorbitada, asequible. Tengo que dar, también, las gracias a los amigos que quedaron fuera y me animaron a entrar.

Pero mi sensación sigue siendo la misa. El negocio que se ha realizado es lamentable. Alguien debiera explicar cómo se han podido manejar tales cantidades de entradas por algunos, la reventa por Internet, el descarado zoco en que se convirtió la taquilla de Mestalla...

En fin, os toca ahora comentar vuestras sensaciones. Repito que me cuesta escribir sobre sentimientos, que es lo que ha caracterizado estos días. Ser parte de un club distinto, de una afición singular, con un potencial mucho más allá que el que nunca tendrá su equipo. El Athletic sigue siendo grande. Algunos lo sabíamos ya, otros se han dado cuenta. La Copa es lo que mantiene vivo a este Club. Que no pasen veinte años más.

+ 1

Athletic Hiria: ez gara sartuko

Hemos estado en Athletic Hiria. Es impresionante, por la gente, no por el montaje. Se supone que mañana llega la mayoría de la afición, pero creo que vamos a batir récords. Lo de hoy de la ciudad que han ideado Macua y sus secuaces es alucinante. Hasta reventar. Tiene billetes y monedas, como anunciaran los colegas del ambigú. No sé lo que puede ser mañana si con un poco de suerte ganásemos la Copa. Los valencianos, encantados con los vizcainos, no hacemos más que gastar tela. ¿Cuánta gente se ha desplazado en realidad? Os dejamos un par de vídeos. Bihar gehiago.



+ 0

Estamos en Valencia

Pues ya hemos llegado a la capital del Turia. Tras parar en Calamocha como segunda etapa para refrigerarnos (llena de gente del Athletic) y repostar, hemos llegado a Valencia, atasco incluído. Eso nos ha servido para llamar la atención de los ches. Todos nos desean que ganemos. Nos ha sorprendido las ganas que tienen, en general, de que ganemos al Barça. Esto empieza a pintar bien.


Y el Porompomero, una concesión a esas cintas de bar de carretera...

+ 5

Valenciara Bidaia - Etapa 1

Aquí estamos, después de solventar ciertos problemas técnicos provocados por el gran servicio de Movistar. Estamos ya en Calahorra, con la furgo tunneada, superada la primera etapa. A destacar que se nos ha estropeado la palanca de cambios y la bandera de Eroski. Ahora entendemos porqué las regalaban.







+ 10

Ya sólo queda la final

Llegaba el Athletic ayer a su cita contra el Betis con la tranquilidad de los 41 puntos y con una rotación total por parte de Caparrós, en coherencia con lo que ha venido haciendo desde que se apostó por la Copa. Los meritorios saltaron al campo a enfrentarse a un necesitado equipo sevillano del que todos esperábamos bastante más y que a falta de tres jornadas parece dispuesto a darle un disgusto a Don Manué.
Lo cierto es que los aficionados acudíamos a San Mamés escépticos ante el partido, concientes de que se iba a presenciar un encuentro intrascendente y aprovechando la tarde-noche para repasar los últimos detalles de cara al éxodo hacia Valencia. Para decidir la hora de la salida, la ruta, intercambiar teléfonos para quedar junto al cauce del Turia para tomar un pote con el compañero de localidad, trabajo o gimnasio.

La marcha triunfal de Aída, el oficioso himno del equipo de Ibaigane, dió alas a esos jugadores que llevan tiempo buscando la posibilidad de reivindicarse. Y consiguieron que, contra pronóstico, al menos la primera parte fuese entretenida. El juego rápido de los Vélez y compañía hicieron que el público se animase. La jugada del gol, tras varios pases de cierta calidad, metió a los aficionados definitivamente en el partido. Ahí se estiró algo el Betis, que parecía que no se jugaba nada en el envite, apareciendo Armando para vengarse del botellazo de la manera que más daño puede hacer a un rival. Seguro que le escoció especialmente a Chaparro. La segunda parte los sevillanos poco mérito hicieron para hacerse acreedores ni tan siquiera a un punto, por lo que Caparros se permitió, incluso, introducir a algunos de los reservados para el miércoles.

Resultó curiosa la vuelta de algunos de los jugadores a la titularidad. Al ya destacado Armando hay que sumar la labor de los dos tractores del centro del campo, la seriedad de Etxeita, la movilidad de un Vélez más centrado en hacer goles que cuando juega con Llorente o la evolución positiva de un David López llamado a aportar bastante en la final del miércoles. En el extremo contrario me dejaron bastantes dudas un nervioso e impreciso Ustaritz, un combativo pero desacertado Garmendia o un acelerado Balenziaga. A Eneko Bóveda, que le tocó lidiar con los ataques de lo menos malo del Betis, habrá que darle más oportunidades porque tiene detalles de buen futbolista.

Llegan tres puntos definitivos cuando parecía que ni tan siquiera se iban a buscar, callando los comentarios impertinentes procedentes de tierras asturianas y navarras que protestaban por la adulteración del campeonato que suponía que Caparros alinease a los jugadores que le venga en gana. Seguro que ahora no habrá disculpa. Que sean sus propios aficionados quienes decidan si Camacho o Preciado desvían la atención ante la paupérrima trayectoria de sus equipos. A la hora en la que escribo este post la situación por la parte baja de la clasificación es de película de Hitchcock. Apunta a que los que bajarán definitivamente serán Numanica, Recre y Sporting, pero no creo que esté Izco muy orgulloso de la labor del de Cieza.

Nosotros a lo nuestro. Ahora que definitivamente la liga se puede dar por finiquitada, habrá que dedicar estos días sólo a la Copa para centrarnos después en analizar las altas y las bajas para la próxima temporada. Y ahora que comience el debate. Podemos empezar aquí y terminarlo el miércoles en Valencia. Qué ganas de que llegue el martes por la mañana, de poner en marcha la que tenemos montada. Ya os informaremos puntualmente.

Aurrera Athletic!

+ 0

Si lo dice Google

Pues esta es la última coña que circula por Internet. No lo intentéis buscar, porque es un montaje.

+ 0

Rabia madridista

Hoy en la ciudad se palpa una cierta rabia y envidia madridista por el triunfo in extremis de ayer del Barça. Que quede claro que en esta ciudad hay mucho barcelonista y además se les tiene más respeto de lo que la gente se cree. Ayer en los bares la mayoría de la gente quería que ganara el Barça, no obstante siempre hay una minoría que se dedica a lanzar su odio a los cuatro vientos y a jalear a un equipo que ni le va ni le viene por tocar los cojones.

Personalmente respeto a tope al que quiera que pierda el Barça siempre, cada uno elige el equipo que quiere que gane cada partido y es perfectamente respetable, no tiene porque dar explicaciones al resto. No obstante algunas actitudes me parecen exageradas.

Como ejemplo de lo que hablo os invito a que visitéis, una vez y no más, este ciberpanfleto http://www.defensacentral.com/
De lamentable para arriba.

Saludos del Tigre

+ 3

Como decía Toshack, no comment

Os dejo aquí el mensaje SMS que ayer por la tarde recibía en mi móvil. Agradeciendo a quien me lo envió -es una chica de ahí lo de los besos, cuyo nombre edito- que se acordara de mi, y aunque no tengo intención de acudir a la reventa por parecerme una vergüenza, ahí queda un dato más de qué es lo que se está haciendo con las entradas.

Sean obtenidas de la Federación, Barça o Athletic, retrata cómo algunos se lucran aprovechándose de la afición e, incluso, los sentimientos de otros. No me extraña que Juan Carlos Latxaga esté empezando a hartarse de todo lo que rodea a la final.

+ 8

Compromisarios que den zarpazos

Como habéis podido observar los últimos meses, mi hartazgo con la gestión de García Macua ha llegado a un punto de no retorno con el asunto de las entradas para la Copa. Si ya de por sí su estilo había dejado mucho que desear el primer año de mandato, la venta de Aduriz y la manera de comunicarlo, su actitud chulesca y prepotente en las asambleas, el despido express de Paloma Panizo o la incontenida soberbia que le llevó a decir que se planteaba prorrogar los presupuestos de 2007-2008 para no presentarlos a la asamblea, son algunos de los detalles que me llevan a pensar que no es una persona con capacidad ni categoría para ser presidente del Athletic.

Así pues, y ante la constitución de la Asamblea General para los próximos, años me voy a presentar a la misma como Socio Compromisario. He recogido ya dos impresos en Ibaigane, uno para mi y otro por si algún otro miembro del Zarpazo se anima. Mi candidato idóneo es Manolete, que espero acceda aunque siempre es difícil de convencer.

Es evidente que Macua, sabedor de que no controlar la Asamblea le ha costado sendos varapalos los dos últimos años, intentará por todos los medios poner a trabajar a Fermín y Averías para conseguir el mayor número de personas afectas al régimen dispuestas a hacer de palmeros al presidente que durante dos años más -al menos y esperemos que alguien lo remedie y no sean seis-, tendremos que soportar.

Estando por medio un asunto como el del nuevo campo y la reforma de estatutos dificilmente se puede dejar pasar la ocasión de convertir en un reducto de paz el órgano que mayores disgustos ha costado al patilludo García. Habiéndose encontrado, además, con la posibilidad de utilizar como moneda de pago las entradas recaudadas vía compromisos del Club, fácil tendrá poder encontrar 500 ciudadanos que tras conocer Valencia decidan sacrificar cinco o seis horas de una noche de jornada laborable una vez al año.

En diversos ámbitos zurigorris como Aupa Athletic o El Ambigú he podido observar que socios independientes resaltan la importancia de que el máximo órgano soberano del Club no se convierta en lo que todos criticamos con frecuencia.
Por eso os animo a que alguno se presente conmigo. Reunir veinte firmas lo tenemos relativamente sencillo. Hay que conseguir que este Club no se convierta en un reducto controlado por cierto lobby politico-mediatico-empresarial. No quiero que para enterarme de lo que pasa en el Athletic tenga que comprar El Correo, que Bilbao y García decidan quien y cómo construye el campo, que llegue el concepto de viajes y palcos VIP, que se traspasen jugadores para salvar avales, que se aprueben unos estatutos diseñados ad hoc por esta junta, que se chulee a los socios en un sorteo y no pase nada, que un señor que preside una institución hable a quienes le han votado como si fuesen imbéciles, etc. Decían Somo y Susana en algunos comentarios que la masa social del Athletic está anestesiada, y creo que es cierto, pero me anima ver que hay gente que se está movilizando para que la Asamblea no se convierta en una versión bicrómica de las cortes franquistas.

+ 1

Partidazo: Chelsea - Barça


La gente está alucinada con la exhibición del Barça en el Bernabeu y es lógico, pero también hay que decir que el Real Madrid hizo fatal las cosas. Especial mención al sevillano Sergio Ramos, este tío nunca está marcando la línea, o está perdido treinta metros más adelante o jugando de líbero cinco metros mas atrás. Nosotros hemos tenido laterales malos pero por lo menos no nos costaban tropecientos millones al año.

Contra el Chelsea va a ser diferente. Los ingleses plantarán un tribote en medio campo, a muy poca distancia de la defensa y el Barça va a tener bastantes más problemas, no van a llegar los centrocampistas tan sueltos al área con balón controlado como en el Bernabeu, aparte claro está de que el Chelsea no defenderá tan adelante como los suicidas del Madrid.

Además las cosas como son, el Barça a balón parado es un auténtico coladero, contra los ingleses que son expertos va a sufrir una barbaridad, y encima sin sus centrales titulares...El desastre del Barça a balón parado debe ser aprovechado también por nosotros en la final, es nuestra única opción, hacer un bombardeo constante de su área.
En fin que el de mañana es un partidazo, las dos caras del espectro, el equipo que mejor domina el juego contra el que mejor domina las áreas. Las apuestas dan claro favorito al Barça pero yo más bien me inclino por lo contrario. Además desgraciadamente cuando se enfrentan el preciosismo contra el antifutbol a un mismo nivel suelen ganar los segundos, es como una maldición. Desde luego para el Barça es un reto del carajo, ahí es donde demuestra uno que es un equipo campeon.
No no me lo pierdo.

Saludos.

+ 5

El Barça de la Copa

El Barça de la Copa por llamarlo de alguna manera es el grupo de jugadores con los que ha venido contando Pep Guardiola para esta competición. Lo constituyen los menos habituales más cuatro titulares de los más jóvenes: Dani Alves, Toure Yaya, Messi e Iniesta. Si nos fijamos en los partidos jugados por el Barça durante todas sus eliminatorias contra Benidorm, Atlético de Madrid, Espanyol y Mallorca siempre se ha contado con los menos habituales más esos cuatro y los onces han sido bastante similares.

La pregunta que surge es ¿Alineará Guardiola también en la final a los menos habituales? Pues yo sinceramente creo que si y por varias razones: La primera porque no hacerlo demostraría falta de confianza hacia ellos, la segunda porque teniendo en cuenta que han sido ellos los que han llevado al equipo a la final merecen jugarla más que nadie, la tercera porque en caso de no contar con estos jugadores buena parte de ellos se podría encabronar con el técnico y hablamos nada menos que de medio vestuario, la cuarta porque a pesar de ser suplentes son grandes jugadores, lo suficientemente aptos para ganar a cualquiera y la quinta porque aunque las cosas se torcieran durante el partido, en el banquillo seguiría contando con artillería pesada suficiente para sacarla y rectificar a lo largo de los noventa minutos.

También pudiera darse lo contrario, que el técnico sacara el mismo once que contra el Real Madrid, pero sinceramente no lo creo, los entrenadores cuando cuentan de manera fija con una serie de jugadores a lo largo de toda la competición rara vez los cambian en la final. Además a los equipos grandes les gusta vender la idea de que cuentan con 22 titulares todos ellos aptos para cualquier momento.

En cualquier caso me extraña sobremanera el nulo seguimiento que le ha dado la prensa a esta posibilidad. Supongo que están a otras cosas y si se finalmente se confirma algunos se enterarán el día anterior, en cuyo caso hablarán de "La sorpresa de Guardiola", "El golpe de mano de Guardiola" o inventos similares.
Las alineaciones presentadas por el Barça están en la página oficial de ese club, cualquiera que entre a verlas verá que contienen pautas similares. Tenía pensado hacer un corta y pega y subirlas a modo de imagen pero estoy liado de curro y lo veo imposible.

No es más que mi opinión pero creo que el once que podría sacar el próximo miércoles el Barça podría ser similar a este:
Pinto; Dani Alves, Cáceres, Piqué, Silvinho; Busquets, Keita, Gudjohnsen o Toure Yaya; Hleb, Bojan y Messi o Iniesta.

Saludos del Tigre de Tetuan.

+ 16

Punto definitivo en un horrible partido

Debía el Athletic, al menos, intentar empatar en Gijón y así ha sido, lo que le permite a falta de cuatro jornadas mantener la distancia con un descenso donde se empiezan a producir resultados inesperados. El partido de los rojiblancos ha dejado bastante que desear, con un juego infumable y sólo el nerviosismo y el miedo que atenazan al Sporting han posibilitado que el equipo no vuelva de vacío de tierras asturianas.

Seguramente alguno de los caparrosistas que frecuentan este blog sabrá explicarme la disposición del equipo hoy en El Molinón. La titularidad de Adrien Goñi parece otra más de las decisiones poco entendibles del entrenador, máxime si en la segunda parte es sustituido por Muñoz. Hacer debutar a un jugador en el último de los partidos que la normativa federativa posibilita hace sospechar que busca, de nuevo, engordar su estadística de canteranos alineados con el primer equipo. La no convocatoria de Garmendia tras probar con él de titular en el medio centro parece, también, significativa del criterio voluble del utrerano.

El caso es que el Athletic saltaba con un equipo de circunstancias por expulsiones y lesiones de los más habituales. Con del Olmo como titular. Pronto ha sentido molestias Llorente y por lo que se le puede necesitar en Valencia se le ha reemplazado por Vélez. Ahí, probablemente, ha estado una de las claves. Esta plantilla sólo sabe jugar a fútbol con Fernando de referente. En cuanto desaparece, no existe un criterio claro de qué hacer sobre el campo.

El juego durante todo el encuentro no ha existido. La primera parte, aburrida hasta decir basta, ambos onces se han dedicado a especular, pelear en el centro del campo y buscar tímidamente la puerta rival. El Athletic ha dispuesto de sus opciones, pero Iraola no está fino y lo de Ion Vélez con la portería es impropio de un jugador que aspira a jugar de delantero.

En la segunda el Sporting, consciente de su situación, daba una vuelta de tuerca a la presión y a la agresividad. El entorno se calentaba y la frustración la trasladaban hacia el árbitro al que comenzaban a reclamar faltas y penaltis por doquier. Y así, poco después de una mano de Amorebieta en el área, ha llegado el gol gijonés. En una línea de fuera de juego mal tirada, en la que el central de Iurreta se quedaba enganchado, Bilic marcaba. A partir de ese momento al Athletic se le ponía el encuentro cuesta arriba, pero la inocencia del equipo con cantera en Mareo es impropia de un equipo de primera. Tras buena jugada de Javi Martínez se lanzaba un córner que Amorebieta transformaba en gol. El tiempo que hasta ese momento había perdido el Sporting se volvía en su contra y volaban de Gijón dos puntos claves para la salvación. Teixeira Vitienes, un árbitro de los más malos, era despedido con bronca. Se le reclama el mencionado penalti por mano de Amorebieta y falta de Javi Martínez en la jugada que da lugar a gol del empate. Tengo dudas en ambas.

Parece que con estos 41 puntos el equipo está salvado. El próximo sábado en San Mamés a buen seguro que tendremos ocasión de ver a los menos habituales. Mientras, esta semana nos centraremos todos ya en la Copa. En organizar viajes, en retirar -los afortunados- las entradas de las taquillas y en seguir hablando de la directiva. Por las entradas de la Copa -seguro- y por algún nuevo capítulo del culebrón Afer. Al tiempo.