+ 5

Victoria trampa

Advertían la plantilla y su comandante sobre las dificultades de ganar a un Xerez y a fe que dieron en el clavo. Quedará para el debate si lo que realizan delante del micrófono los profesionales del fútbol es un ejercicio de sinceridad, de reflexión o de cubrir un expediente incómodo. Porque siendo tan conscientes de las dificultades ¿es lógico complicarse la vida de tal manera una vez que se encarrila un encuentro en el minuto dos? El Athletic jugó ayer con fuego, consiguiendo una victoria afortunada que de no haber obtenido hubiese abierto un serio debate sobre la situación del equipo. Tuvo la suerte de cara y consiguió los tres puntos, que es de lo que se trata, y consigue permanecer en los puestos calientes de la tabla.

Lo deportivo da para un rato de análisis. Por ejemplo para constatar que contra el último clasificado la alineación de Gurpegi en el interior derecho, muy pegado a la de cal, era innecesaria y penalizó al grupo. También para certificar que, hoy por hoy, funciona mejor Koi en el lateral izquierdo que un Castillo que no cierra bien su banda y es un desastre en ataque; que un Orbaiz que físicamente anda escaso es vital para mover el balón con criterio en el centro del campo o que la presencia de Javi Martínez mueve al tropel rojiblanco a un ritmo distinto.

Resulta, asimismo, paradójico que un Llorente que hizo un partido francamente malo resulte el jugador destacado, pero son las cosas del fútbol y de los delanteros. A un señor que transforma dos goles pocos peros se le pueden poner, aunque durante los noventa minutos combinase muchos más errores que aciertos y se mostrase incapaz de conectar con sus compañeros.

También se le debe reconocer a Caparrós que ayer hiciera cosas mucho más cercanas a las que la mayoría de los aficionados piensan. Darle la titularidad a Muniain, dar minutos Díaz de Cerio o, incluso, actuar con prontitud y sentido en los cambios. La entrada de Susaeta, que en el descanso reclamaba hasta el último de los seguidores, resultó determinante. No tanto por la brillantez del juego, pero sí, al menos, por la insistencia y por contribuir a rasear algo más el balón. Suyos fueron, además, los dos pases de los goles que transformó Llorente. De igual forma, la apuesta del utrerano, obligado por el marcador a variar su sistema de juego ante un equipo con 5 defensas, fue acertada.

El fútbol del Athletic sigue siendo el mismo, atropellado y previsible, pero efectivo. En una tarde aciaga como la de ayer, sin crear excesivas oportunidades, logró transformar tres goles, que es lo que cuenta, dicen. Con 33 puntos en el zurrón sería injusto decir que son inmerecidos o fruto de la fortuna. El debate del buen juego quedará ahí, flotando en el aire, aparcado, como un recurso para matar las horas debatiendo. Esos temas de discusión para la barra del bar y para los ratos de aburrimiento laboral vía Internet. Lo que no discutirán los resultadistas es que últimamente la defensa también encaja goles con facilidad. En la primera parte, tanto San José como, sobre todo, Amorebieta estuvieron excesivamente imprecisos y nerviosos. Es una pareja de centrales solvente que con el paso de las jornadas debiera asentarse para dar una imagen más parecida a la de la recta final del partido o la de finales de la primera vuelta. Poco que discutir a Gorka, que poco pudo hacer en los goles y acertó a detener con 1-0 en el marcador una flojita vaselina de Mario Bermejo.

Mención especial merece la inteligencia de Muniain. Su movimiento para rematar el gran pase de Toquero en el primer gol lo demuestra. La duda es si la banda izquierda es la mejor ubicación para aprovechar su potencial, pero su presencia en el campo es suficiente para disfrutar con sus cambios de ritmo, su manejo de balón, sus disputas por alto sin llegar al metro setenta o su descaro en cualquier dos contra uno. Un gol, un penalti no señalado y varias tarjetas es más de lo que cabe pedírsele a un chaval de diecisiete años.

Otro que agradecerá la victoria zurigorri será Álvarez Izquierdo. En la era del Villarato, esa conspiración que encabeza el presidente de la Federación para que las ligas las gane siempre el Barça y el Athletic no descienda, hubiese que haber pedido explicaciones por algún penalti no señalado, alguna presunta agresión y varias tarjetas no mostradas -alucinante su benevolencia con Keita- al conjunto andaluz. Poco se puede pedir al colegiado catalán, que ya mostró su verdadero nivel la temporada pasada en el partido que enfrentó al Athletic contra el Madrí en el Bernabéu.

A buen seguro que Gorosito lamentó ayer el resultado. Desde la óptica de un equipo desahuciado, seguro que duele ver cómo se le escapó ayer la posibilidad de puntuar. Su equipo no se desmoronó en ningún momento e, incluso, ya con la derrota y en tiempo de descuento, Alustiza tuvo ocasión de empatar tras una flagrante falta de entendimiento entre Amorebieta y Castillo. Los jerezanos, a los que no se les veía por San Mamés desde que eliminaran al Athletic de Heynckes con la ayuda del ínclito Casajuana Rifá, dejaron buenos detalles, como el gol de volea que supuso el empate, de lo mejor del encuentro. Y también en esta ocasión disfrutaron de la ayuda del trencilla, sobre todo en una jugada en la que Álvarez decidió tocarla con estilo. Puesto a perder la neutralidad, podría haber tirado a puerta o colocar un buen centro al área, ¿no?

El próximo sábado en Vila-Real, otro encuentro en el que mucho hay que ganar. En otro feudo tradicionalmente difícil, puntuar contra uno de los equipos obligados a estar en Europa sería un buen paso. Seguro que para ese encuentro se recupera a Gurpegi para la banda derecha. Ahí sí puede tener sentido.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

5 comentarios

  1. Aupa Gontzal:
    1.- Estoy de acuerdo contigo en cuanto a lo que escribes sobre el binomio Castillo-Koi, y he oído que no visto que Balentziaga jugo muy bien el sábado, una máquina.
    De acuerdo con lo de Gurpe que comentas, y Orbaiz me da sensación que su cambio puede deberse a molestias fisicas.

    2.- De acuerdo en que San Jose y Amorebieta tuvirón ápices de nerviosismo, pero añadiria que una vez conseguido el primer gol, deberíamos haber retrasado líneas, juntandolas y jugar por detrás del balón, además darles el balón a los andaluces-argentinos e intentar matar el partido a contraataques.
    Lo que ocurrió fue muy distinto, y es que seguimos jugando igual que como empezamos, con mucha gente por delante del balón y los que nos pillaban en contraataques eran los jerezanos ya que les entraban muy libres de marca y con mucho espacio por no haber un líder en el campo creo yo, que lea los partidos. Cuando se pone el partido de cara hay que replegarse, armarse atrás, juntarse y luego intentar matarles en salidas rápidas. Y yo pienso que se debe hacer así ya sea jugando contra el Llodio, el Amurrio o el Barcelona. Si vamos de superiores y sin las ideas claras, pasa lo de ayer.

    3.- En cuanto a Iraizoz no coincido contigo Gontzal, en el segundo gol creo que se excedió en la salida, ¿a donde va saliendo? cuando Gurpe acudía a tapar. Una opinión muy personal.

    4.- El domingo contra el Villarreal, aviso a todos, ó volvemos al catenaccio y jugamos todo el equipo por detrás del balón o demonos por jodid.. y perdonen la exclamación. Un admirador del catenaccio bien hecho. Como salgamos al ataque con dos o tres jugadores por delante de la pelota la mayor parte del partido, derrota segura y por más de dos goles.

    Somo

    ResponderEliminar
  2. Somo puede que sí, que saliese mal Gorka en el gol, no he visto la jugada repetida, pero sí me pareció en el campo que se equivocó. Aún así, la juagada tiene muchos culpables, desde Munian que perdió el balón en línea de tres cuartos, hasta los centrocampistas y defensas.

    Lo de Castillo es inaudito. Una vuelta entera es mucho tiempo para no ver ninguna virtud. Que la solución pase por Balenziaga no es mala cosa, ya me veo comprando otro lateral zurdo en verano.

    Sobre lo de Orbaiz, coincido, no se le vio fresco en el primer tiempo, y hay que ser sincero, yo en el descanso aposté porque lo cambiasen por Susaeta. Lo cierto es que Gurpe y Javi son demasiado parecidos para llevar la batuta en el centro del campo.

    Y sí, contra el Villareal sólo cabe jugar a cerrar muchos espacios porque esos sí saben mover la bola.

    ResponderEliminar
  3. Yo no vi el partido así que simplemente apuntaría unas pocas reflexiones en función de lo visto en el resumen:

    El pase de Toquero en el primer gol me pareció sensacional, de los mejores que he visto en mucho tiempo.

    Es una gran noticia que Llorente marcara dos goles, está claro que no está como el año pasado y si conseguimos resucitarle el equipo subirá muchos enteros. Eso si, a lo tonto el tío ya lleva 17 goles oficiales.

    Me preocupa la fama de teatrero que va a coger Muniain, parece que sale más pensando en hacer
    el cuento que de jugar al futbol. Coger fama de teatrero es muy peligroso en el futbol, todavía me acuerdo de aquel delantero del Betis, Dani, al que en todos los campos cantaban “Dani muerete”, el chaval no pudo superar aquello.

    Y finalmente señalar la importancia de asegurar las victorias en casa, es de Perogrullo, todo el mundo lo dice y es una cosa elemental, pero si conseguimos ganar a Tenerife y Valladolid nos aseguraremos por lo menos 6 de los próximos 12 puntos y nos mantendremos arriba. En los partidos de casa hay que salir sin dormirse y a tope desde el minuto uno, que los puntos valen igual que los de fuera y son bastante más fáciles de conseguir. Para puntuar en Villarreal o Sevilla en cambio tienes que jugar el partido de tu vida y lo mismo al final sacas un vulgar empate… o pierdes como en Coruña.

    Saludos del Tigre.

    ResponderEliminar
  4. El pase de Toquero es sensacional, completamente de acuerdo, y tampoco estuvo nada mal otro que le dió a Llorente. De todas formas, decir que es de los mejores que has visto en mucho tiempo me parece una de tus clásicas exageraciones. ¿Recuerdas el de Yeste en la semifinal contra el Sevilla? del estilo.


    Muniain yo creo que es así, tal como le vemos, para lo bueno y para lo malo, tiene ese gen "macarrilla" que que me temo, lo va a tener siempre. Eso por una parte le da mucho descaro a la hora de jugar, pero por otro lado se le ve un pícaro. Seguro además que el genio de Utrera está encantado de que sea así. De todas formas me quedo con todo lo bueno que tiene, que es muchísimo.

    ResponderEliminar
  5. El de Yeste contra el Sevilla también estuvo muy bien, no obstante este para mí tiene más mérito porque en el momento de dar el pase el balón va en diagonal hacia el banderín de corner y Toquero también, con lo que a la hora de dar el pase tiene que hacer un escorzo con el cuerpo y meter el pie haciendo cuchara, lo cual complica enormemente las cosas. Por si alguien lo quiere ver está en el segundo número 40 de este link.

    http://www.youtube.com/watch?v=2fgVSpaKsXQ

    Y Muniain si que tiene pinta de macarra, pero lo dicho que pille fama de teatrero me parece una de las peores cosas que le pueden pasar, porque le van a dar hostias hasta en el carnet de identidad y los árbitros no le van a pitar ni la mitad.

    Tigre

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.