+ 10

¡Cuidado! … El fútbol es contagioso (y lo inconveniente de leer a Kant)

Siempre he suscribido a la idea de que el fútbol era –fundamentalmente- un estado de ánimo. No voy a ser original con este enunciado, aunque me gustaría saber quien ha acuñado esta definición por primera vez, para tenerle siempre presente en mis oraciones, pues de pocas cosas estoy más convencido. Es más, si alguien me dijese que 1 más 1 no suman 2, dejaría abierta una rendija para la duda… pero sobre que el futbol es un estado de ánimo, no tengo ninguna!

Afirmándome en este “axioma” puedo entender toda la dinámica de este deporte y comprender sus grandes gestas. Desde Uruguay Campeón del Mundo en 1950, donde una veintena de “charrúas” en una orfandad absoluta se rebelan frente un equipo a priori muy superior, y a 200.000 brasileros que llenaron ese coloso que es el “Maracaná”… pasando por todos y cada uno de los juegos donde se impone el que menos tiene en el “zurrón”.

Además, este estado de ánimo -como esas depresiones de fin de siglo- acaba convirtiéndose en una patología contagiosa –para bien o para mal- del equipo que la sufra.

Hace tres semanas les contaba que el líder de la liga Argentina era San Lorenzo de Almagro. Aquel que fundara el sacerdote salesiano Lorenzo Massa en 1908 y que lleva los colores azul –grana, porque el comisionado de comprar las zamarras para el equipo -en su viaje por Europa- compró en una tienda tres juegos de camisas del F.C.Chiasso de Suiza.

La jornada siguiente fue Velez Sarsfield el que lideraba las posiciones… pero como el común denominador de esta liga es la ciclotimia y la irregularidad, los de Villa Luro resignaron el liderazgo y hoy el que mira a todos desde arriba es Estudiantes de la Plata. Ese Estudiantes del que les hablaba la semana anterior, que había perdido varias de sus figuras que lo llevaron “casi” a ser campeón mundial de clubes, pero que aún conservaba el orden táctico y el funcionamiento. El que pierde con All Boys, un equipo ascendido este año, y que en la jornada próxima –sabiendo que se le podía ir el tren del torneo- le gana a Boca Juniors por la mínima. El que a la grupa de la confianza y el envión que siempre genera ganarle a un “peso pesado” vence a su rival de toda la vida Gimnasia y Esgrima (que, me parece, se va probando el traje de la segunda división) en un partido que tenían pendiente los dos equipos platenses, y que este domingo derrota -precisamente- a San Lorenzo a domicilio.

Saben cual es el mérito mayor de este Estudiantes puntero, que a favor de los otros resultados ha tomado 5 puntos de ventaja a sus perseguidores? … SE LA CREE.
Está convencido de su libreto y de su rol, y como “vence y convence el que está convencido” las pruebas, al canto. Y será muy difícil que se caiga.
Cuando un equipo encuentra el camino y la identidad, por eso de lo contagioso del fútbol y los estados anímicos, a los mejores jugadores les salen todas. Lo que intentan, sale bien… y los regulares se contagian de aquellos y rinden bien también, aún por encima de su techo.

Pero esto es de ida-vuelta y el contagio también se da a la inversa, y eso es hoy Boca Juniors. No sale una bien y si en nuestro templo de “La Bombonera” lloviera sopa, estaríamos todos con un tenedor en la mano! Se ha perdido con Lanús en nuestro feudo, donde Lanús sólo ha ganado 5 veces en 100 años!
Estados de ánimo… contagio. Claro que tener una dirigencia idónea y que no estuviese pensando en las próximas elecciones, generando un clima interno más pesado que una montaña, sería una buena receta –quasi infalible- para que los ánimos cambien.
Triunfos de Racing, que se acomoda; de Newells, que va por más, y de Godoy Cruz (que bien que juega al futbol!) con jugadores de muy poco cartel.
Derrotas de Huracán, Independiente y Velez.

Los del “globito” con un “hijo pródigo” de la casa sentado en el banquillo: Miguel Brindisi. Uno de los 5 mejores jugadores que he visto, que supo jugar y dirigir en España y del cual un solo dato lo dimensiona: siendo un centrocampista, es uno de los 10 goleadores de todos los tiempos del futbol argentino e hizo más de 200 goles! (y uno más bello que el otro, porque los goles de Miguel: “serán hermosos … o no serán”) Que inmenso jugador ha sido y cuanto me place recordarle!
Independiente recibió 4 “chicharos” en su visita a Mendoza –la tierra del buen vino- pero ha sido el fútbol de Godoy Cruz el que ha mareado a los “diablos rojos” y no el sagrado producto de las vides (para quien escribe estas líneas, lo mejor que ha hecho Dios, después de la mujer y –cabeza a cabeza- con el fútbol) Independiente tiene nuevo “Míster”. Es Antonio Mohammed, que en su primera entrevista como técnico de los “rojos” ha declarado que “hay que contagiar a la gente” (otra vez lo del contagio!).

Velez Sarsfield cayó en Rosario (ciudad cuna de la bandera) frente a “los viejos muchachos de Newell” (Isaac Newell, fue el fundador y director del colegio donde estudiaron los jóvenes fundadores del club, de allí su nombre).
He dejado para lo último en esta recorrida a River Plate que ha empatado en 2, con Banfield. Lo he hecho arbitrariamente por dos razones: porque ha sido el último partido de la jornada (por si no lo sabían, en esta liga que es el reino del disparate, no hay dos partidos que se jueguen a la misma hora)
Don dinero y Doña televisión, matrimonio poderoso si los hay, lo han dictado así, y al que no quiera caldo… tres tazas!

Además porque quería dejar un párrafo final para Ángel Cappa:
Es verdad que su equipo –a pesar de no jugar bien, ni parecido- está a 7 unidades del líder. No es tanto cuando aún restan 27 puntos por disputar. Ignoro si porque no encuentra el funcionamiento que desea, o porque a pesar de una campaña relativamente buena, el equipo continúa en zona de promoción, y eso altera hasta a un monje Shaolin … pero es patético ver a Cappa, fecha tras fecha, desencajado con los arbitrajes, gritando a la vista de toda su parcialidad (crea vientos y recogerás tempestades…).

Dicho está que el nivel arbitral es pésimo, pero ayer el colegiado se ha equivocado tanto para Banfield como para River, como que el agónico empate “millonario” lo convierte un jugador que debió ser expulsado por una entrada durísima (y no como la de Amorebieta contra Iniesta, que ha sido nada).

Don Ángel… un poco de sensatez caballero, que usted lee a Kant y tiene más herramientas para manejar las pasiones, que nosotros, simples “hommo tribunus”.
O será que el fútbol, se mea de risa de la filosofía?

Un fuerte abrazo!
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

10 comentarios

  1. Muy bueno Héctor tu comentario.
    Con todo lujo de detalles, un saludo para D.Angel, desde Lezama.
    Seguro que aún recuerda los detalles de su estancia en nuestras tierras.
    Un saludo amigo Héctor

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Jon.
    Vaya un abrazo desde Buenos Aires y mi coincidencia con tu correo, junto a mi admiración para el Athletic Club y su inalterable política de cantera.
    Un rasgo que siempre he admirado por sobre los otros atributos del club y que -ay Dios!- pongo al supremo como testigo de que es un viejo sueño que me gustaría ver hecho realidad algún dia en mi Boca Juniors ... aunque en estos lares y en estos tiempos sea una auténtica utopía que no hace más que incrementar mi admiración hacia el Athletic Club.
    Saludos cordiales Jon!

    ResponderEliminar
  3. Qué placer leer estas notas!!! Toda una crónica como sabían hacer los grandes periodistas argentinos... Arlt entre ellos....
    fantástico!! porque el fútbol es mucho más que una pelota girando, es mística, pasión, historia, y todas estas perlitas que siempre rescatan estas notas.
    Felicitaciones Héctor!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Hector,
    Miguel Ángel Brindisi ciertamente hizo una gran labor en el Españól como entrenador, y el español es un club difícil de entrenar, prueba de ello la gran cantidad de entrenadores que ha devorado en los últimos años. Tras el éxito de Brindisi optaron por continuar con la vía argentina y contrataron a Bielsa, si bien éste les dejo en la estacada de mala manera para irse a entrenar a la albiceleste, según él era la oportunidad de su vida. Hoy en día el equipo lo dirige Mauricio Pochettino y es básicamente una mezcla entre jóvenes de la cantera y fichajes argentinos que hacen prácticamente todos los veranos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Héctor. Muy bueno tu comentario y muy completo.
    Brindisi fue un excepcional jugador de fútbol, pero Huracán en estos momentos no tiene un sólo jugador de categoría y así es muy difícil realizar una buena campaña (extrañamos al ballet blanco de Cappa, con Bolatti, Pastore y compañía).
    Como siempre, la mezcla de fútbol, literatura, filosofía y otras yerbas hacen de tus comentarios un placer leerlos.
    Un abrazo. Norberto

    ResponderEliminar
  6. hOLA, REALMENTE ME ENCANTAN TUS NOTAS, SON MUY AMENAS PARA LEER, PUES MEZCLAN FUTBOL CON INFORMACION HISTORICA....PERIODISTAS ASI ENALTECEN LA PROFESION!!!!!

    ResponderEliminar
  7. pERDON, MI NOMBRE ES MONICA, NO ME GUSTA FIGURAR CONO ANONIMO

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por los comentarios. La idea es -precisamente- aportar alguna anécdota, una pequeña historia o una curiosidad que son la "sal" de este maravilloso juego. Yo estoy agradecido de poder hacerlo en AHZ, un blog dedicado a uno de los equipos con más mística del mundo.
    Tienes razón "Tigre", compartimos idéntica visión respecto a la labor de Brindisi en el Espanyol, la posterior partida de Bielsa dejando a los "periquitos" en la mitad del rio, y en la actualidad de Pochettino, que está incorporando muchos canteranos. Dos grandes amigos del Espanyol, me han hecho saber de su satisfacción con esta modalidad. Yo creo que ese es el camino y si bien es una utopía pretender tener la politica de cantera del Athletic Club ... habría que intentarlo a como de lugar. Un abrazo!

    "Globo térmico" muchas gracias por tus palabras. Miguel Brindisi es el continuador de una historia que fue rasgo distintivo de Huracán: La tradición de los grandes números "8" que también lo fueron de la selección de Argentina. Norberto "Tucho" Mendez, Alberto Rendo, "Coco" Rossi, Miguel Brindisi ... son nombres tan grandes dentro del futbol americano, que ahora que es época de vacas flacas, su recuerdo es un buen refugio para esperar tiempos mejores. La grandeza del "globo" es un rasgo de identidad del club desde su génesis. Un fuerte abrazo!
    Gracias Monica por tus comentarios, que -por supuesto- me exceden largamente. Y ya no eres anonima! Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. A mi, que no soy futbolero, otros, que tampoco lo son, me dicen: "yo tampoco le doy bola al fútbol, 22 pelotudos corriendo atrás de una pelota...", no lo creo.
    Las cosas que rodean nuestras pasiones, renacen con nuestra descripción sensible y cobran increíbles dimensiones de profunda belleza.
    Tu nota, es fútbol.

    Esteban.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Esteban! ... el fútbol -como aspecto lúdico- bien podría ser un compendio de algunas de las artes más elevadas del ser humano.
    Y aunque estos tiempos de urgencias se empeñen en conspirar, yo trataré de no perder la visión que me permita descubrir la fiereza de un cruce, el desahogo de un grito o el engaño sutil de una gambeta.
    Un abrazo!

    PD: Sin dudas ... tu comentario tambien es futbol!

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.