+ 22

La noche de Llorente

A pedir de boca. Hasta con cambio de tiempo. El temido viento sur dio paso a una climatología mucho más propia de San Mamés en cuanto Velasco Carballo pitó el inicio. Ese viento y la lluvia espabilaron a un Athletic que salió a por el partido y que tuvo asustado media hora a un Racing que llegaba como un equipo peligroso a domicilio y a fr que lo demostró. Hasta con diez en el campo. Fueron unos minutos geniales del Athletic, de buen fútbol, de lucha, de velocidad, con dosis de calidad. Los delanteros, Llorente y Toquero, volvieron a dar lo mejor de sí mismos.

Son una pareja atípica, un artista y un tramoyista, pero ambos necesarios en una obra de teatro como la de ayer. El de Rincón de Soto dio la mejor versión de sí mismo, esa que de continuar –esa es la asignatura pendiente- le debiera garantizar una plaza para el mundial. Al golazo de cabeza a buen centro de córner de Gabilondo, en el que empotró hasta al portero, siguió una jugada genial para poner en bandeja el segundo de la tarde a Toquero. Ahí, con un Racing entregado al que nada le funcionaba, el Athletic perdonó demasiado, permitiendo que los de Santander se espabilaran y comenzasen a salir de la tumba. Llegó el gol que recortaba distancias y el sufrimiento, al punto de que el empate rondó la portería de Gorka hacia el descanso.

En la reanudación se vio menos fútbol, pero la angustia llegó a la grada. El rival no se arredraba y el Athletic no acababa de poner distancia en el marcador. Volvió a emerger Llorente cuando más falta hacía, provocando y transformando un nuevo penalti. Poco duraba la alegría. Bolado, empeñado en no dejar a los parroquianos digerir el bocadillo, ponía el 3-2 al de pocos minutos. Gracias a que a Oriol se le cruzaron los cables y a que Susaeta transformaba el cuarto tras pase al hueco de un entonado Iraola, la Catedral respiraba. Y menos mal, porque Bolado, de nuevo, cuando el partido moría, dejó la distancia mínima en el marcador definitivo.

Queda para la anécdota, por tanto, que Miguel Ángel Portugal acertara con los cambios y, especialmente, con el mencionado Bolado, con dos goles transformados en quince minutos, algo que no se puede decir de Caparrós, que reaccionó tarde, una vez más.

Si bien la entrada de Gurpegi pareció lógica para buscar la fortaleza de la línea de medios, pero el resto de las sustituciones tardaron en llegar. A pesar de retirarse pronto, no disgustó Iturraspe, un jugador con buen manejo de balón al que, quizás, falta capacidad física para ser titular en primera.

Mención aparte merecen Amorebieta y Castillo. Lo del ajedrecista fue ayer de traca, nervioso, poco contundente, con fallos absurdos… un desatino. Del lateral izquierdo poco que añadir a lo dicho a lo largo de la temporada. Jornada a jornada, lejos de mejorar, se confirma que su fichaje ha sido un nuevo fiasco. No parece tener cualidades para ser titular en un equipo de primera.

El resto rindió a gran nivel. Javi Martínez sigue siendo él, Susaeta es capaz de lo mejor y de desesperar al mismo tiempo, San José se asienta a pesar de que ha bajado su rendimiento con respecto a cuando debutara y Gabilondo protagonizó uno de los mejores partidos como rojiblanco. Al menos de los más completos. Con un gran despliegue físico en defensa y con mucho acierto en los pases, tanto a balón parado como con el cuero en movimiento.

El Athletic decide sitiar la zona Champions para dar emoción al final de Liga. La clasificación para Europa está barata, que no fácil. Pasa por casa. Porque lo de la liga de campeones sí es una meta que requiere ganar fuera y esa es, últimamente, la asignatura pendiente. Ganar en el Nou Camp, hoy por hoy, parece una quimera. Esperemos, al menos, que se dé una buena imagen.

+ 4

Falta de pegada, otra vez

Volvió a repetirse, en parte, la historia de A Coruña o de Gijón. Un Athletic que dominó a su rival muchas fases del partido, al que tuvo contra las cuerdas, acabó perdiendo el encuentro al aprovechar el Atlético su momento de debilidad. Es evidente que ni Toquero ni Llorente tuvieron su día. Al trabajo constante pero desacertado del primero se sumó la falta de mordiente del segundo, al que se vio impotente e, incluso, cabizbajo, desesperado. Enfrente, los colchoneros se limitaron a esperar a que los dos mejores jugadores que tienen, los que marcan las diferencias, tuvieran alguna opción. Y ahí ni Forlán ni Agüero perdonaron. Esa es la diferencia en el fútbol y la que impidió que la tan mentada Champions pase de ser un deseo a convertirse en realidad.

Duele el resultado por no reflejar, seguramente, lo que se vio en el campo, con un Athletic bien plantado que jugó bien, muy bien, a fútbol. El centro del campo distribuyó más que correctamente el balón, con un Iturraspe que gana poso como futbolista y un Javi Martínez que siempre roza el sobresaliente en el Calderón. A ello se sumaba la versión buena del intermitente Gabilondo y un puestísimo Iraola. Pudo y debió el equipo zurigorri irse al descanso con ventaja, porque hasta las estadísticas demostraban que había dispuesto de más y mejores ocasiones.

La reanudación, sin embargo, trajo un Atlético más peleón, más rápido y, desgraciadamente, acertado. A ello contribuyeron, de manera evidente, Castillo y San José. Si bien es cierto que el primero ha mejorado levemente con respecto al nivel mostrado hace unas semanas, su fallo en el primer gol fue determinante. Por su parte el central cedido por el Liverpool parece haber perdido contundencia y sus errores las últimas dos jornadas siguen costando goles. Cierto es que parece un defensa de futuro, una buena apuesta, y que comenzar con debates ahora en nada ayuda, pero su rendimiento ha bajado.

Caparrós, obligado por el resultado, varió la apuesta inicial dando entrada a Susaeta por Gurpegi, aunque poco aportó el de Eibar. Da más de sí el relevo de Iturraspe por Yeste. Probablemente la decisión del utrerano estuviese motivada por la tarjeta amarilla que tenía en su haber el de Abadiño, por la falta de ritmo de primera, por querer introducir alguna alternativa en el manejo de balón o por una mezcla de todas ellas. Lo cierto es que poco aportó Yeste, más bien lo contrario. Salvo una falta bien lanzada que a punto estuvo de convertirse en el gol del empate. Y poco más. Lento y falto de ritmo, lo cierto es que sorprendió tanto su presencia en la convocatoria, como la posición en el campo. Su rendimiento ya no sorprende. Que está más fuera que dentro del Athletic parece evidente. Su actitud, su representante, el entorno así parecen demostrarlo. Y su juego, que podría ser lo único que aconsejara su renovación lleva demasiado tiempo sin aparecer. Entre todos lo mataron y él solito se murió. Una lástima.

La entrada de Muniain tampoco aportó nada. Para esas alturas los zurigorris ya mostraban su peor cara, la del fútbol precipitado y atropellado y ahí no veo a Iker, como tampoco le veo en banda izquierda.

Otra jornada más desaprovechada para asaltar y consolidar posiciones. Menos mal que los rivales también flojean. Pero contra el Racing, en lunes, no se puede fallar. Ahí no.

Para la anécdota quedarán las imágenes en el palco del cineasta Cerezo y el imputado García, en versión patillas cortas. Tiempo tendremos de comentar, pero, a priori, no parece muy creíble que desligue al Athletic de sus problemas con Jabyer Fernández. ¿No fue éste quién sufragó su campaña electoral? ¿No fue el santurtziarra quien avaló el presupuesto durante dos ejercicios? Algo, aunque sea un poco, sí tiene que ver Fernández con Macua y el Athletic.

+ 3

La votocracia

Con este post me gustaría introducir un nuevo tema a debate y participación distinto del deporte, de política y, particularmente, comenzar con un tema que me preocupa profundamente, el de la votocracia.

El que desarrollo a continuación es, por tanto, un asunto que debiera preocuparnos a todos de alguna manera, pues nuestro presente y futuro dependen de él. Más aún, a día de hoy, visto quién nos gobierna a nosotros y quiénes lo hacen a nuestro alrededor.

Con término votocracia pretendo referirme a la forma de gobierno bajo la cual rigen nuestros destinos actualmente. Ya se que su nombre formal es democracia, pero creo que los últimos tiempos se ha degenerado en eso, en lo que denomino votocracia.

Son varias las razones por las que creo que se da esta situación, pero como es a modo de introducción, haré una referencia superficial a dos de ellas.

La primera seria desde el punto de vista del votante, y se refiere al hecho de que hoy en día, y mayoritariamente, se vota en función de nuestras necesidades económicas concretas y egoístas. Como ejemplos, si voy a tener un hijo, voto al que me de dinero; si no me gusta trabajar, voto al que me dé un sueldo por no hacer nada; si no he cotizado en mi vida, voto al que me garantice no solo una pensión de jubilación sino que me page las vacaciones en Benidorm, etcétera.

Se vota en base al interés personal, no en función de quien se crea que puede realizar una buena gestión de gobierno de acuerdo a una ideología, quizás porque hoy en día son pocas las personas que tienen ideología, o saben diferenciar políticas económicas de izquierda de las de derecha. Esto tiene otra consecuencia perniciosa, y es que no valoramos la cualificación o formación de los candidatos y cualquier Forrest Gump puede llegar a lehendakari.

La segunda situación, es desde el punto de vista del gobernante. Las técnicas sociológicas han permitido descubrir en base a qué vota el pueblo, lo que tiene como consecuencia que gobierne o realice políticas en base a eso. Por ejemplo, sabe que puede mentir descaradamente en periodos electorales (todos recordamos a Zapatero asegurando que España no estaba en crisis sino cercana al pleno empleo), que no habrá consecuencias por ello si luego satisface las necesidades económicas del votante.

Es importante remarcar que los partidos saben perfectamente quién les vota, que en su mayoría son los subsidiados de alguna de las muchas formas que existen, esos son los que marcan la diferencia final en las elecciones y a esos son a quienes se dirigen. Lo más grave de esto es que los gobernantes no realizan las políticas que consideran que se ajustan más a las necesidades reales del país, no les preocupa que sus decisiones puedan hundir la economía o la educación, lo único que les preocupa es el mantenimiento de la poltrona y si ello trae consigo políticas perjudiciales para el país, allá cuidado, que ellos el sueldo lo tienen garantizado.

He dejado muchos temas en el tintero y los que he tratado ha sido muy superficialmente, pero simplemente es porque con esta primera entrada lo único que pretendo es generar un pequeño debate que dé lugar a otros más desarrollados.
Como lectura que ayude a contextualizar el asunto que traigo a discusión recomiendo esta, en la que se enlaza a varios textos que relacionan a Bush, el 11-S y los intereses del petróleo.

+ 5

El Sabio y el Cantamañanas


La primera vez que Orbaiz hizo la patochada al día siguiente Santi Segurola se lanzó como un pitbull sobre el pescuezo de Caparrós, echándole toda la culpa, afirmando que contagiaba a sus jugadores un estado de ansiedad extrema y subrayando que si había conseguido eso con una persona calmada como Orbaiz, a quíen conocía personalmente, ya era el colmo, que poco menos que iba a acabar con el equipo.

Como además de mezquino y mala persona tengo memoria tras la repetición del suceso he permanecido en vilo, pendiente de lo que comentaba este sujeto, al que por cierto no le tengo demasiada simpatía, no con el machete preparado sino más bien con el Kalashnikov, y con balas en la recámara. Pero mire usted por donde que ahora resulta que estas personas que se creen por encima del bien y del mal, llegado el momento también pueden volverse tan vulgares y mundanas como el más absoluto de los mortales y hacer como las putas, quedarse callado.
Aunque por otra parte y bien pensado el bueno de Santi así me parece que está mucho más guapo.

Comentaba el otro día Ettore Messina en una interesante entrevista en “El País” que cuando fichó por el Real Madrid le enterraron de consejos, de tal manera que no sabía con cuales quedarse. Ahora se acordaba de una persona que en su día le advirtió: “Cuidado Ettore, que en España los triunfos son de los jugadores y las derrotas del entrenador, a veces también de una parte de la directiva pero sobre todo del entrenador”. Según comentaba el italiano esto había terminado siendo para él como una máxima, una profecía bíblica, una losa. Cuando perdían se desesperaba porque según él en Ex-paña los periodistas tras la derrotas le disparan al pianista hasta la saciedad, vaciándole todos los cargadores que hagan falta hasta dejarle las tripas como un colador. En su caso más allá de cuestiones técnicas, cuyas críticas siempre respeta, denunciaba que sentía indefensión porque por ejemplo le habían llegado a criticar por no querer fichar a Ricky Rubio, cuando puede demostrar con testigos y papeles que en verano hizo todo lo posible por contratarlo.

Messina comentaba que él que ha tenido una carrera intensa y dilatada por medio mundo lo de aquí no lo había conocido y que por momentos se quedaba medio turulato. Porque en el resto de países en general el entrenador es visto como un profesor, una persona con sabiduría que más allá de sus errores a la larga sabe aportar al equipo, pero no, aquí no. Aquí los entrenadores son lo que simple y llanamente se denomina como el saco de las hostias, leyendas como Ferguson o Wenger no aguantarían ni tres meses de malos resultados y cada vez que el Real Madrid pierde, sea por las causas que fueren, Pellegrini tiene que aguantar a su alrededor un extenso circo de columnistas blasfemando en esperanto.

Por eso desde esta humilde tribuna aprovecho la ocasión para mandarle un fuerte abrazo a Caparrós, antes de que el otro cantamañanas vuelva a señalarle como el principal culpable de la nueva cafrada de Orbaiz y no mencione para nada que estamos a tiro de Champions, tras un montón de competiciones, con el equipo rejuvenecido y sin fichajes de relumbrón.
Porque más allá del juego resulta que hace muy pocos añitos el Athletic se arrastraba por los campos de Ex-paña dando más pena que Miliki, saliendo derrotados de antemano casi nos conformábamos con un dos cero en contra siempre que el contrario nos reconociera el “Gure Estiloa”. Hoy las cosas han cambiado y ahora gracias a Dios salímos a campo ajeno con dos cojones, y si el contrario nos intenta intimidar con una hostia le damos dos, y nos podrán partir la cara como a Armando en el Villamarín pero para ganarnos hace falta mucho más que eso.
Algunos se quejan de la calidad de nuestro juego pero para mí esto es mucho más importante y este espíritu aguerrido creo que se lo debemos principalmente al entrenador. Eso creo que es indiscutible, en las derrotas y también en las victorias.

Desde las oficinas del Grupo Risa (Sin “P”) recibid todos un cordial saludo del Tigre.

+ 4

Estadio 20-M

Estadio 20 de marzo podría ser un buen nombre para el nuevo campo. Menuda efeméride. Día en el que, por fin, se consiguió transformar un penalti. Un hito en la historia del Club, por lo que se puede leer.

Estamos encantados con la posibilidad de que el Athletic recurra la roja de Orbaiz. Con lo hábiles que son los juristas del Club, lo menos le caen ocho partidos y dejamos de ver al navarro durante el resto de temporada.

Piensa Caparrós que lo de Muniain es correr la banda, que es donde destaca su potencial. En conversaciones privadas le recomienda que se haga linier, que ahí si tiene futuro.

San José se confirma como un auténtico bluff, cuenta sus últimas actuaciones como auténticos despropósitos. Eso sí, 4 buenos partidos parecen haberle bastado para firmar un contrato soñado. El Athletic sigue haciendo de oro a jugadores que apenas han demostrado nada.

Qué señorío el de San Mamés el pasado sábado, insultando a la señora madre del colegiado. Ya queda menos para acabar gritando eso de “menos millones y más cojones” o el "jugadores mercenarios". Ya sólo nos falta a Ochaíta en uno de los fondos, con un megáfono arengando a las masas, para acabar rebuznando. ¿Gure estiloa se llama esto?

Auténticos impresentables los jugadores del Getafe, David Cortés y Manu del Moral, el primero fingiendo haber sido pateado en los testículos y el segundo provocando al público por permanecer postrado en el suelo fingiendo dolor, después de, supuestamente haber sido empotrado contra una valla. El entendido y caballeroso público de la catedral dictó sentencia contra estos dos provocadores.

La Real líder de segunda. Curioso que logre el ascenso sin sus zurdos de oro: Balenziaga, Castillo y Gabilondo. Gabilondo definitivamente se ha puesto el pijama y ha cogido la almohada, ha dicho que a él no le despierten hasta el año que viene, que por esta emporada ha cumplido ya de sobra.

¡Gorka vete ya!... No se puede ser más lento y tener menos reflejos. Eso sí, hace unas semanas invitábamos a encontrar 5 porteros en primera peores que Iraizoz. Pues bien, parecía imposible pero ya hemos encontrado uno, Codina, ¡menudo espanto! ánimo sólo quedan cuatro más.

Dicen en Deia (un milagro que publique una exclusiva) que el Milan quería fichar a Llorente. Los Gatusso, Ambrosini, Materazzi, Chielinni y compañía, sí que iban a desvirgar definitivamente  a nuestro Fernandito.

Macua afirma en El Correo, en la entrevista realizada por el orondo de la camisa de cuadros, que "quedan muchos proyectos en marcha", sí querido presidente, entre otros volver a tangar entradas en la próxima final a la que lleguemos o seguir innovando en cuanto a trajes y peinados... Se dice que el nuevo asesor de imagen de Macua para la nueva legislatura será el señor mayor que aparece a su derecha.

+ 22

Resultado NI-NI. Ni bueno ni malo.

Si el resultado era bueno o malo era el debate constante al abandonar La Catedral por los vomitorios. Si se analiza únicamente el punto logrado, contextualizado, además, con los resultados de Deportivo y Sevilla, parece positivo. Pero si se disecciona el cómo la cosa cambia. Porque perder dos puntos cuando el partido expiraba en un día como ayer tiene delito. Aguantó el Athletic el tirón con uno menos, contra un Getafe que movió bien el balón pero que creó poco peligro, que no demostró una clara ambición de ir a por el encuentro.

Y eso que arrancaron los rojiblancos el primer cuarto de hora como últimamente acostumbran, con el cuenta revoluciones en zona roja. Con Toquero de nuevo como estandarte y con Llorente demasiado ausente. Pronto llegó el gol. Llorente, precisamente, tras complicarse la vida reculó y asistió a Orbaiz para que este marcase de buen disparo desde la frontal. Y ahí cambió todo. El Athletic renunciando al balón y el Getafe haciéndose con él, aunque de forma poco efectiva. En una jugada extraña empataron los del sur de Madrid, ante la pasividad de los centrales y de Gorka, que hicieron la estatua. Queda la duda de si el sonido de un silbato en el fondo norte despistó a los jugadores.

Poco después, tras una fuerte entrada de Cortés a Orbaiz, éste, que había sido protagonista por lo más positivo del fútbol, cometió un error imperdonable en alguien de su peso y veteranía. Con diez en el campo se llegó al necesario tiempo de descanso tras el cual Caparrós decidió dar entrada a Muniain por un Gabilondo en su versión más fría. El porqué el de Utrera se ha empeñado en desterrar a Iker a la banda izquierda sólo cabe explicarlo en esa costumbre tan extendida entre los entrenadores de pretender demostrar que los que mandan son ellos y que saben de fútbol mucho más que afición y prensa. No dejar al navarro jugar más centrado y cerca del área parece un claro desacierto.

El partido discurría con pinta de estar abocado al empate, salvo jugadas muy puntuales, una clara de Iraola, por ejemplo, que salió rozando el segundo palo, hasta que Susaeta, que había entrado de refresco para que pudieran enchufar oxígeno a un Toquero reventado, como el mejor carterista del Retiro robó a Miguel Torres tras un garrafal fallo de Codina cobrándose un penalti que transformó más que correctamente Llorente, para dejar en anécdota la histeria colectiva que existe en Bizkaia con el asunto de las penas máximas.

Ahí estalló San Mamés, que veía ya los tres puntos en el zurrón. Antes lo había hecho, de manera poco elegante, para recordar a Pérez Burrull que conocía sus dos apellidos y la supuesta profesión de su madre. Y surtió efecto, porque a partir de esa bronca al colegiado perdonó la expulsión a Amorebieta y pitó el mencionado penalti a Susaeta. Previamente dejó patente que si siempre ha sido un árbitro peligroso, en el declinar de su carrera no está para poder continuar en primera. Fallos constantes de interpretación, faltas no señaladas, leyes de ventaja inexplicables... es difícil hacer un arbitraje tan sumamente malo a pesar de acertar en las jugadas claves.

Cuando ya se echaba mano de la clasificación para hacer cábalas, el Getafe transformó el gol del empate. De manera extraña otra vez, de carambola tras golpear en San José. Tuvo todavía el Athletic tiempo de llevarse los tres puntos si Llorente no hubiese mandado alto en el último suspiro un buen balón servido por Susaeta y puesto en bandeja de cabeza por Iraola. Pero Fernando no está en vena.

Así pues el equipo sigue sin perder y ello le conduce a afianzarse en posiciones europeas. Con un juego exageradamente intenso, poco preciso, ha dejado escapar tres ocasiones de consolidarse en los puestos de lujo en un mes.

Para el jueves queda observar qué da de sí este Athletic en el Manzanares. Con la baja de un Amorebieta al que alguien debe hacer entender que es complicado acabar los partidos jugando como lo hace, con las incógnitas de qué tiene que hacer Castillo para perder el puesto definitivamente o de si Llorente se recuperará del bache. La baja de Orbaiz, que puede ser larga no ya por la sanción sino por una previsible lesión será otro cantar. Por cierto que los ríos de tinta que correrían por Bilbao si el expulsado hubiese sido de Basauri en lugar de Iruña, serían considerables. Y es que ya se sabe que Yeste es distinto. Tan distinto que parece claro que su futuro está lejos de Lezama para la próxima campaña y, por lo que se ve, por lo que queda de esta. El silencio existente sólo contribuye, una vez más, a alimentar la rumorología.

+ 3

Más penaltis, por favor

Nos cuentan que Juan Pablo, guardameta del Sporting, lleva desde el sábado repitiendo por Gijón a todo el que le quiera oír que prefiere que le lance los penaltis Gabilondo que su madre, que ésta tiene mucha más mala leche y los tira a meter. Al bonachón de Añorga todo le vale, con 3 golazos ya ha justificado la temporada.

Nos cuentan, también, que los jugadores del Athletic abroncaron al colegiado al término del encuentro. Sólo se le ocurre a él pitarles otro penalti a favor para dejarles en evidencia, ¡qué mala leche!. Y luego hablan otros de Villarato. Esta sí que es una conspiración.

El orondo JOL, que se encuentra planificando la plantilla del próximo año, sigue empeñado en sacar a Yeste del Athletic. Desde la directiva insisten en que el director deportivo es Irureta y no el gacetillero, aunque su labor parece que se limita a comprarle los chicles a Caparrós, materia en la que es un especialista.

Muniain se desinfla. El que parecía un crack a principio de temporada no crece bajo las órdenes del utrerano. Ni supera el metro cincuenta, ni aprovecha la confianza que el entrenador le da. En dos minutos en Gijón fue incapaz de hacer nada meritorio. ¡Vaya bluf! Recomendamos claramente su traspaso o su cesión al Numancia y sondear en Zubieta.

Susaeta luce nuevo tatuaje en su brazo derecho, demasiado discreto. Nos gusta más el de Castillo. Le da un elegante look de encargado de pista de unos autos de choque. Por cierto, nuevo recital del tal Markel, el enésimo. Si este jugador es estratégico, ¿cuál se supone que es la estrategia del Athletic, convertir en dioses a mediocres?

No entendemos las críticas a López por esa pista de atletismo que nos va a llenar Vizcaya de Abebe Bikilas. A Fermín Palomar le va a venir de perlas, que él los sesenta metros ya los domina en García Rivero.

Algunos pretenden convencer a Julen Guerrero para que regrese de su exilio en Málaga y que se presente a presidente del Athletic. Nos encanta. Le sobran carácter y carisma. Se multiplicarían las teorías conspirativas contra el presidente, y a nosotros nos ayudaría a entretenernos entre semana.

Parece que para el próximo partido le han comprado a Toquero un gorro de baño. De marca Speedo y con rayas rojas y blancas. Y es que se está convirtiendo en uno de los mayores piscineros de la liga, lleva ya lo menos 5 chapuzones esta temporada. Mientras, Etxebe afirma que ya se puede jubilar tranquilo, que tiene sucesor.

¿Y Fernández Borbalán? Pues que el penalti sólo lo vio él, será por los ojos saltones…

En cualquier liga mínimamente seria, dos equipos que ofrecen el espectáculo del sábado en El Molinón estarían peleando por evitar el descenso. ¡Qué partido! más propio de la liga Moldava que de la otrora denominada liga de las estrellas. A Statler le dieron cinco puntos de sutura por un desgarro provocado por los bostezos.

¡Gorka vete ya! El Athletic le viene muy grande a este portero, lento e inseguro. El Molinón fue testigo de un nuevo Festival del Humor de nuestro guardameta.

De nuevo no se notó en nada la falta de Yeste; Orbaiz y Gabilondo se encargaron de recordárnoslo constantemente con un auténtico sainete a la hora de sacar faltas y córneres. ¡Qué horror!

+ 6

Paso a paso



El de ayer fue un partido malo de solemnidad. El BB volvió a demostrar las carencias que hicieron que hace solo 4 jornadas estuviera todavía lidiando con el descenso. El Murcia, por su parte, sigue siendo un equipo ramplón, sin juego colectivo y centrado en algunas individualidades como es el caso de Bujanic y Scepanovic. Especialmente malo fue el tercer cuarto con un parcial de 6-8 y con la sensación de que ninguno de los equipos estaba a la altura de una liga como la ACB. Ahora sería bueno recordar aquellas letanías de aquellos que aseguran que este año entramos en playoffs. De haber perdido ayer nos hubiéramos metido de nuevo en problemas y haciendo el ridículo ante el colista.

Por parte del BB, destaco Javi Salgado no solo por la jugada final del partido sino porque fue el más regular del equipo (17 puntos y 11 de valoración). Quienes me siguen saben que he sido crítico con este jugador a lo largo de esta temporada pero ayer fue un jugador sobresaliente con especial importancia en los momentos complicados del partido. No era el de ayer un partido fácil y así se demostró a lo largo de los 40 minutos. El Murcia venía herido y con la necesidad de seguir vivo en ACB con una victoria en Bilbao. Estuvo a punto de obtenerla sino fuera por el milagroso triple de “Chocolate Blanco” Salgado.

Sobre el debate abierto interesadamente por el Murcia en relación con la último jugada, un simple comentario. Si nos valemos del video para resolver algunas jugadas complicadas (aspecto con el que estoy de acuerdo) lo hacemos siempre y si no sencillamente estamos a lo que digan los Sres. Colegiados. El BB ha tenido otros precedentes en los que ha perdido partidos por canastas similares (Tapón de Hervelle, hace 2 años) y aunque el video le dio la razón el comité nos la quito. Por eso, propongo que el video sea utilizado en situaciones similares y controvertidas que resuelven el final de un partido, mientras esto no sea así, enhorabuena BB. Como se dice por aquí “o carne o pescado”.

Ahora nos espera el Cajasol, vamos partido a partido y veremos que pasa cuando queden 3 o 4 jornadas, lo demás es hace de “pitoniso” y para eso ya tenemos otros en este blog…

+ 10

Gijón ya no es lo que era


Faltó suerte en El Molinón el sábado. Después de desperdiciar ambos equipos 45 minutos, en los que tuvieron más miedo a encajar un gol que otra cosa, en la segunda mitad el Athletic gozó de ocasiones claras para haberse llevado los tres puntos. Para la anécdota hubiese quedado el nuevo fallo en el lanzamiento de un penalti -que sólo vio Fernández Borbalán-, por parte de Gabilondo esta vez, si se hubiese aprovechado alguna de las oportunidades posteriores, pero falló puntería justo el día que se apuesta claramente por la victoria. La jornada fue propicia para los intereses rojiblancos, que por h o por b no acaban de atacar definitivamente alguno de los seis primeros puestos que parecen más asequibles que ningún año.

Pocas sorpresas deparó la alineación de Caparrós, que apostó, de nuevo, por Gurpegi en banda derecha si bien la lesión de Iraola le obligó a variar pronto el planteamiento, convirtiendo al tractor navarro en lateral derecho. El de Usurbil lleva demasiado tiempo dando muestras de que necesita descanso, pero la falta de alternativas en el puesto no le ha concedido respiro. Cómo se solucione ahora su posible baja será un interesante punto de atención. Como lo es, también, qué se puede hacer para evitar la precipitación de los nuestros en las jugadas que requieren sosiego. Es tal el nivel de excitación al que juegan los rojiblancos que cuando deben mantener la calma ante la portería rival producen sensación de precipitación casi siempre. Les ocurre, más que a nadie, a Susaeta y Javi Martínez.

Muchos debes de los jugadores en Gijón y también del entrenador. Seguramente alguien acierte a explicar qué puede aportar Muniain en dos minutos de partido. Conocido es que al bueno de Joaquín Jesús se le atribuye una reputada capacidad de sacar ventaja en el orden táctico, aún no demostrada en Bilbao, y, quien sabe, seguramente hubiese alguna estrategia preparada para que Iker la aprovechase en 120 segundos. Otro Expediente X es el del lanzamiento de las penas máximas. Ante la falta de especialistas y la proliferación de futbolistas con cara desencajada cada vez que el colegiado de turno señala ese fatídico punto situado a once metros de portería, parecería razonable pensar que existe un déficit de trabajo, algo que el cuerpo técnico se empeña en negar. Así que confiemos en que la rifa, como en el patio del colegio, o el que lo tire el que menos se aleje cuando el trencilla chifle funcionen.

La esperanza pasa por casa. Según la liga avanza los puestos europeos siguen sin un dueño claro, por lo que olvidado ya lo de Gijón todas las miradas se centran en calcular qué daría de sí una victoria el sábado contra el Getafe. A pesar del puente, seguro que San Mamés goza de una buena entrada, a diferencia de lo sucedido hace dos días en Gijón, donde la política de la directiva de intentar aprovechar económicamente el habitual éxodo de vizcainos a Asturias forzó un campo semivacío. Es lo que tiene ser demasiado listo, que a veces te pasas de frenada.

+ 27

Un año más de tedio

Dice el sabio Ingeniero Pellegrini, cada vez que se enfrenta al Athletic, que el fútbol del Bilbao es totalmente previsible, es un equipo tosco que siempre juega al pelotaso. Efectivamente, lisensiado, pero, afortunadamente, existen en primera defensas compuestas por auténticos membrillos como las del Valladolid o Tenerife que aún caen en la trampa de los toscos bilbaínos.

Según el reputado periodista JOL, Caparrós no es un pesetero. Estamos de acuerdo, seguramente le tiran bastante más los euros.

Caparrós con aspiraciones de Champions. Una vez mostradas sus vergüenzas en la Europa League, ahora quiere hacer el ridículo en estadios de más lustre, y es que un 5-0 en San Siro, Stanford Bridge o Allianz Arena es un bochorno de gran enjundia que dejaría lo de Bruselas en un resultado meritorio.

Dice el de Utrera que tiene más ilusión que el primer día. ¿Será proporcional al aumento de ficha?

Lo del partido de Paraguay no fue ninguna falta de respeto, ¿pero qué se creen estos pobretones? Todavía si hubieran venido Brasil, Argentina o Italia, hacemos comparecer al lehendakari, pero para enfrentarnos a estos mindundis nos vale con los Borda, Santamaría y compañía.

Por primera vez en la historia, un delantero del Athletic marcó dos goles en un partido. Nadie nos puede discutir este dato, la aclamación al divino calvo lo indica claramente; no hay precedentes.

Iraizoz, ¡Vete ya!. Tus errores en los blocajes son de juvenil, tus salidas a por uvas dignas de un capítulo del gran Benny Hill. Falla un detalle insignificante: el tal Gorka no cobra por hacer reír.

Susaeta, que dicen es un jugador estratégico, no se fue ni de Del Horno. ¿Hace falta decir algo más?

Hablando del de Gallarta, parece que el hecho de que viva a menos de tres horas de Bilbao es la razón por la que la directiva le ha retirado a Yeste la oferta de renovación. No pasa nada, su futuro puede pasar por jugar juntos en el Burgos. Cobrarán menos, pero ahorrarán en combustible y autopista.

La junta directiva del Athletic le ha puesto una condición a Fernando García para acompañarle en la plancha electoral del próximo año. Que ejecute a su asesor de imagen.

+ 3

Equipo al alza

Por fin podemos empezar a hablar en positivo de un equipo que hace unas pocas semanas estaba jugando con el descenso. Los resultados de las últimas jornadas han dado una solvencia y sensación de equipo de calidad que muchos teníamos olvidada. Verdaderamente creo que el revulsivo fundamental a pesar de las dudas de algunos “foreros” tiene un nombre básico: Fotis Katsikaris. El heleno ha sabido dotar de confianza a un equipo que iba camino del desguace. Ha sabido introducir el concepto de competencia dentro de la plantilla y ha mejorado la aportación personal de cada uno de los jugadores del equipo. Insisto en el factor humano (ahora que está de moda el libro de John Carlin y su nefasta secuela “Invictus”) porque creo que es la clave del éxito de Fotis. Ha sabido entender a la perfección el sentir de la plantilla y ha conseguido darle un rol a cada una de las piezas del puzzle. Eso que puede parecer sencillo, en un equipo como el BB a punto de lidiar con un descenso y con una falta de confianza del equipo en sus posibilidades, no ha sido tarea fácil. Desde el primer día el carácter cercano y amable a la par que exigente con toda la plantilla han forjado una personalidad poco común en el mundo del baloncesto más dado a las grandes broncas y dramas en el seno de la cancha. A él (y por supuesto a la comunión forjada con los jugadores) debemos el éxito de la ya mejor segunda vuelta del BB en todo su recorrido en la ACB.

El partido de ayer fue un ejemplo de cómo un equipo con ansias de triunfo es imbatible a poco que la suerte esté un poco de cara. El partido de ayer se gano por la insistencia en el concepto de defensa y por la regularidad a lo largo de todo el partido. Cada vez que el Unicaja se ponía por delante el equipo se ponía el buzo de faena y trabajaba para ponerse por delante. La estadística no falla y cuando un equipo está equilibrado en ataque los números no fallan. Por resaltar algunos detalles: más de tres jugadores (Salgado, Banic y Vázquez) por encima de 10 puntos en su anotación personal, más de 5 jugadores con una valoración superior a 10 (Hervelle, Javi Rodríguez, Banic, Salgado y Vázquez), más de 7 jugadores con más de 15 minutos en cancha y un 40% en tiros de tres (12/30). Esto solo tiene un nombre, equilibrio con mayúsculas. Por cierto, fue reseñable la enorme lección estratégica dada por F.K. a un “don nadie” como es Aíto. La mejora de la defensa (especialmente en zona) se produjo en un momento decisivo final del tercer cuarto e inicios del cuarto cuando Unicaja daba señales de debilidad en ataque. Por primera vez y sin que sirva de precedente fuimos capaces de superar la estrategia del “maestro”.

Ahora si podemos decir que tenemos un equipo al alza y con expectativas interesantes tanto en Europa como en ACB. De cualquier manera, tampoco lancemos las campanas al vuelo. Este año y visto lo visto me conformo con mantener la categoría. Quienes hablan de que podemos entrar en los playoff se olvidan de lo complicado de esta temporada y se precipitan. Yo soy más partidario de pensar en el Panelinios o el Murcia próximos equipos de Eurocup y ACB.

Seguimos con la magia del basket!!!!!

+ 5

Tres puntos más

Cumplió el Athletic contra el Valladolid, que no es poco. A diferencia de temporadas anteriores, en las que el equipo encallaba contra los teóricamente débiles del campeonato, ayer despachó al Valladolid en diez minutos de partido. En medio de noventa minutos de tedio, Toquero volvió a aparecer para reivindicarse, para demostrar que su crecimiento como futbolista es imparable y que su renovación ha sido más que justa. Conseguida, lejos de acomodarse, sigue fiel a su estilo, ese que combina trabajo a destajo con golpes de calidad que nos han ido sorprendiendo y convenciendo a los más escépticos.

El fácil partido del Athletic, con todo, se debió más a las facilidades de un Valladolid que huele a descenso que a grandes méritos de los bilbainos, que hizo poco más allá que saber aprovechar los regalos. Los de Onésimo, que como entrenador, al igual que como jugador, parece seguir quedándose en gestos cara a la galería, dispuso un equipo que pretende jugar a fútbol y que sólo lo consigue hacer lejos de la portería rival. Sin peligro en la delantera y con una fragilidad defensiva de las que condenan irremisiblemente a participar en la Liga Adelante, los rojiblancos resultaron hasta generosos puesto que de haber apretado el acelerador la goleada encajada podía haber sido de escándalo. Claro que entonces no sería el mismo equipo ni tendría el mismo entrenador. Este Athletic es rácano. En fútbol y en ambición. Y sólo será aceptable mientras los resultados sigan llegando.

Apostó el banquillo por Susaeta para la banda derecha, que volvió a desaprovechar la oportunidad, voluntarioso pero desacertado en los momentos decisivos. En el resto de posiciones no hubo sorpresas. En la defensa repitieron los habituales, al igual que en el centro del campo donde Orbaiz, por el ritmo del encuentro, aguantó mejor que en jornadas anteriores. En punta Toquero, destacadísimo, hizo compañía a un Llorente discreto al que el tren del mundial parece que se le escapa definitivamente. Por la izquierda, incluso por la derecha a ratos, Gabilondo dejó nuevamente muestras de esa calidad que escasea en la plantilla y que de no ser por su intermitencia hubiesen hecho de él un jugador muy importante.

Sustituyó, de nuevo, a un Yeste que quedó fuera de la convocatoria. La renovación del de Basauri se estanca ya que con un rendimiento muy bajo ha dejado de contar para Caparrós, mientras Fernando García Macua utiliza de manera vergonzosa las filtraciones a los medios para condicionarla. Mal color tiene este asunto.

En la segunda parte, que sobró igual que media hora de la primera, el de Utrera decidió dar entrada a Muniain y al también navarro Iñigo Pérez, aunque el partido no estaba para lucimientos. El Valladolid, incapaz de aprovechar ni tan siquiera alguna salida a destiempo de Gorka, no estuvo enganchado al encuentro en ningún momento. Los zurigorris ven muy cerca ya la clasificación para Europa. La Champions, a tres puntos, parece tener un precio menor que ningún año con un Sevilla que parece dispuesto a regalar una plaza que a principio de temporada parecía tener asignada.

Buena noticia es que el equipo siga sumando en San Mamés frente a los rivales que temporadas atrás le complicaban la vida. La asignatura pendiente sigue siendo mejorar fuera de casa, volver a la senda de finales del pasado año. Sólo por esa vía se podrá obtener un colchón que permita algún tropiezo en casa. Porque cuesta creer que los equipos de la parte baja de la clasificación puedan ser tan flojos como el de Pucela. Por cierto, que San Mamés fue el que me recordó al Estadio de la Pulmonía. Frío helador en el campo y en la grada.

+ 11

Ese fraude llamado Ibrahimovic


El sábado hubo un partidazo en Almería básicamente porque Juanma Lillo sorprendió con un planteamiento revolucionario, justo lo contrario de lo que se suele hacer cuando se enfrenta uno al Barça. En lugar de poner cemento y acumular jugadores en el centro del campo salió de inicio con tres puntas rápidos: Piatti, Crusat y Guillerme, y un media punta llegador: Soriano. Y no solo eso, sino que los tres cambios que los entrenadores suelen utilizar para meter centrocampistas de contención en el segundo tiempo los utilizó para remplazar a los tres puntas, metiendo a Ortiz, Uche y Goitom, manteniendo así en todo momento una cierta amenaza sobre la defensa blaugrana. En las fases en las que el Barça tenía el balón, que era casi siempre, el equipo se replegaba y sufría pero cuando recuperaban el esférico tenían buenas opciones para salir hacia adelante. Además al tener tres puntas rápidos arriba la defensa del Barça no podía sacar el balón con comodidad.
Es difícil decir si el planteamiento funcionó, el Almería se adelantó dos veces en momentos importantes y el equipo jugó crecido, además también hay que reconocer que tuvo suerte porque el Barça falló unas cuantas ocasiones pero lo cierto es que fue un partidazo.

A la conclusión del encuentro Joan Laporta comentaba que la expulsión de Ibrahimovic había condicionado el encuentro, porque su equipo había tenido que jugar bastante tiempo con uno menos. Yo no estoy de acuerdo con esta afirmación, en realidad creo que el Barça jugó con el mismo número de jugadores tanto antes como después de la expulsión del sueco. Pocas veces he visto un jugador tan lento como Ibrahimovic, bueno en realidad ahora mismo no recuerdo ninguno, tal vez Mauricio Pellegrino o Ronald Koeman en algún momento de baja forma, pero de verdad que lo del sueco es desesperante, porque al ser tan lento no se le puede mandar el balón al espacio solamente se le puede pasar al pie, y como siempre está bien marcado el resultado final es que no interviene en el juego, para su equipo es como jugar con uno menos. Este jugador es para jugar al patadón pero en el juego del Barça no tiene ningún sentido, porque además tampoco mete demasiados goles, de hecho lleva menos que Pedro en todas las competiciones y menos de la mitad que Eto’o el año pasado a estas alturas. Se pongan como se pongan este fichaje ha sido una castaña y su puesto es sin duda el peor cubierto del Barça, cuando encima hoy por hoy en el futbol el puesto de nueve es el más importante.
Se habla de un bajón del Barça, yo no estoy de acuerdo porque ha vuelto Dani Alves de su lesión y tanto él como Messi están jugando a gran nivel, lo cual le da mucho oxígeno al equipo, no obstante y de cara a la próxima temporada Guardiola deberá pensar nuevas opciones para el puesto de delantero centro.

Eso en cuanto al Barça y yuestos a destacar algunas otras cosas de la jornada futbolística, empezar por las diez paradas de Palop en el primer tiempo contra el Madrid, de las cuales muchas fueron prácticamente sin tirarse, todo un ejemplo de colocación.
Destacar también el pobre nivel del Deportivo de la Coruña, a estos la baja de Filipe Luis les ha hecho polvo y por momentos parecía un equipo muerto, encefalograma plano. Para ganar al Tenerife les valió con hacer lo que mejor saben hacer, replegarse bien y meter tres de los cuatro tiros lejanos que hicieron, pero contra rivales más fuertes no va a ser suficiente.
Y por supuesto, como no, destacar a Toquero que como decía ayer uno tiene como nadie el don de la intensidad. Tiene un punto más de intensidad que el más intenso de sus rivales y eso le hace anticiparse, aunque el defensa vea venir la jugada como en el segundo gol Toquero siempre llega un pelín antes y ese pelín resulta decisivo. Además sobre el campo es inteligente y de cara a gol resuelve con cierta facilidad. Es un jugador diferente, atípico, con un estilo al que no estamos acostumbrados, pero para mí es un jugadorazo, digan lo que digan.

Sin más saludos del Tigre.

+ 1

Sobre de la Morena (y II)

Y es que, según parece, la antipatía repentina hacia el presidente del Athletic nace de una entrevista en la que tras aprobarse en el Parlamento Vasco la solicitud para que la Selección Española y la Vuelta a España viniesen a Euskadi, Macua no llegó a aplaudir con las orejas como el de la SER pretendía y esperaba. Los programas de deportes de esa cadena, que en materia relacionada con los asuntos de selecciones nacionales no se diferencian en nada de los medios de derechas, siempre han sido garantes de las esencias patrias, también del rey, el primero de los españoles le llaman aunque algunos no sepamos en qué.

En esta línea, no dudó recientemente en arremeter contra los vizcaínos que acudieron al BEC para presenciar la Copa del Rey de Basket.

Como es ya sabido, al llegar Juan Carlos de Borbón y sonar el himno, se produjeron silbidos por gran parte de las personas que acudieron al pabellón. Esa noche, el periodista de la SER arremetió en su filípica dominical contra los vizcainos que ocupaban el pabellón. Lejos de conformarse, y en frío, terminado el programa nocturno, grabó la cuña matinal que diariamente se emite en Hoy por Hoy, en los mismos términos. Y cometió la tropelía de decir que a Franco se le aplaudía cuando entregaba las copas, entonces del generalísimo, al Athletic.

Viniendo del Grupo PRISA, toda referencia al régimen merece consideración y detenerse un rato para recordar ciertas cosas. Al fin y al cabo, el fundador y accionista mayoritario hasta su muerte, Jesús Polanco, hizo fortuna como propietario de una sencilla empresa, Editorial Santillana, gracias a una filtración sobre una reforma del Ministerio de Educación del Gobierno del generalísimo, que le permitió ser la única empresa que editara los libros con el temario adecuado al inicio del curso escolar. Huelga decir que no lo logró, precisamente, porque defendiera posturas que molestasen a quienes regían los destinos de la unagrandeylibre.

También se debe hacer memoria sobre su actual consejero delegado, Juan Luis Cebrián, primer director de El País, adalid del progresismo ahora y que ocupara cargos de responsabilidad en medios de comunicación que abrazaban al gallego de voz aflautada, RTVE inclusive, hasta 1975.

De la Morena, que nunca se ha caracterizado por una gran cultura, desconocerá las razones por las cuales Gipuzkoa y Bizkaia fueron consideradas provincias traidoras y le interesará poco informarse sobre los movimientos que en este país, Euskal Herria, se dieron para luchar contra el régimen dictatorial de cuarenta años. A él, que viviría plácidamente en esa localidad de la zona oeste de Madrid, Brunete, que dio nombre a la división acorazada orgullo de las fuerzas armadas españolas y en la que en democracia siempre ha gobernado el PP, tampoco parecen conocérsele grandes azañas en la lucha contra el régimen. Quizá fuese un Usain Bolt delante de los grises. Quizá.

Pedía el periodista respeto a los símbolos de los demás y calificó el comportamiento de los que silbaron de “estupidez cerril e irrespetuosa, de ser como los niños, de querer las cosas pero no sus consecuencias”. Argumento de ida y vuelta, Joserra, puesto que lo mismo se puede decir en sentido contrario. Si se quiere uniformar el pensamiento de muchos vascos, imponérseles contra su voluntad un himno, una bandera, un rey e, incluso, un lehendakari, habrá que aceptar las consecuencias. Y es que los silbidos, que se sepa, son tan democráticos como los aplausos.

Sin embargo, este adalid de la libertad y de la corrección tampoco parece un ciudadano ejemplar. Merced al dinero que el ejercicio del periodismo le ha permitido atesorar -algo en lo que es un privilegiado siendo esa profesión una de las peores pagadas y con mayor número de becarios, contratos basura y puestos eventuales-, se ha construido una finca en Brunete, sobre terreno rústico, que le ha costado numerosas denuncias vecinales, parada de obras inclusive. Para legalizar su mansión, no ha dudado en vestirla de vivienda agrícola y comprar un par de tractores. Cierto es que a él, con ese lenguaje agro-cheli que le caracteriza, como medio de transporte le pega hasta para desplazarse a la radio. También es comprensible que para librarse del stress del trabajo en el campo se construya una piscina o que quiera practicar el pádel. Y qué mejor manera que disponer de cenadores donde compartir con sus amistades los productos de la tierra.

Él es así, y para conseguir las cosas asume las consecuencias y acaba con ellas. Al que lo intente evitar, insultos. Sean vizcainos o de Brunete.

+ 1

Sobre de la Morena (I)

Hace tiempo que dejé de escucharle y rara vez sintonizo la SER a partir de la medianoche, acaso alguna vez que sé que está Joseba Larrañaga. Recuerdo cómo la aparición de de la Morena, al principio de los noventa, creó un estilo de hacer radio, contrapuesto al de García, que tenía imán frente al estilo demasiado bronco en ocasiones del butano. Mientras éste se enzarzaba en historias que muchas veces resultaban aburridas por obedecer a intereses y obsesiones personales, el estilo de la SER resultaba más dinámico, basado en el trabajo en equipo, compuesto por gente joven, transmitiendo buen rollo, de personas que disfrutaban y se divertían con su trabajo, plural, en el que se daba voz a muchos periodistas, principalmente para contrarrestar la falta de conocimiento y rigor del director del programa. Allí aportaban conocimiento, entre otros, gentes como Santi Segurola, el profesor Paniagua o Miguel Ángel Zubiarrain.

Nunca se rehuyó el cuerpo a cuerpo con García, más bien se buscó como forma de conseguir notoriedad y audiencia. Con el tiempo llegó a ser tal la obsesión por el entonces director de Supergarcía en la Cadena COPE que todos los días se contaban a la audiencia las miserias de éste al comenzar el programa. Vosotros que sois jóvenes... era el comienzo de la frase que entonaba de la Morena seguida de alguna de las anécdotas, que retrataban a García como el monstruo a desenmascarar. El de la cadena de los obispos era calificado de mentiroso, manipulador, prepotente, de practicar la amenaza, de obtener la información a base de insultos y coacciones, de servirse del periodismo para intereses personales, de controlar la Federación...

Puede que fuese cierto. Tan fuerte fue la campaña mediática, que tuvo, incluso, numerosos capítulos en los juzgados, que poco a poco acabó con el reinado de casi dos décadas del Super en las ondas. Siempre quedará la incógnita de si algunos de los datos del EGM no se inflaron artificialmente para beneficiar al de la SER, pero eso quedará siempre como sospecha.

Pasado el tiempo, con la mediocridad instalada en las ondas y en los programas de medianoche, sin haberse inventado nada en veinte años de radio, hoy nadie hace sombra a José Ramón de la Morena. Su liderazgo es incuestionable, pero los mensajes de sus inicios nada tienen que ver con los de ahora. Todo aquello de lo que acusaba a su otrora competidor se ha convertido en su santo y seña. Insulta, menosprecia, ridiculiza y manipula sin disimulo. Utiliza el potencial del Grupo al que pertenece para destrozar a aquellos que van contra sus intereses. La campaña contra Villar no sólo no desmerece, si no que deja en medalla de plata a las de García contra Pablo Porta o José Luis Roca. La defensa de Ramón Calderón ha dejado en una broma a la que José María García hizo de Lorenzo Sanz.

El Athletic, en particular, nunca se ha preciado de tener la simpatía del de Brunete. Más allá de episodios concretos de cierto feeling con Luis Fernández, sobre todo al enemistarse éste con García, en momentos clave, en cuanto ha tenido ocasión, de la Morena siempre ha aprovechado para largar contra la entidad de Ibaigane.

La campaña más flagrante, por todos conocida, fue la que mantuvo contra Sabino Padilla en la persona de Gurpegi. Alguna asignatura pendiente o prejuicio para con el médico de Otxandio de los tiempos en los que el Director de El Larguero seguía de cerca el ciclismo hizo que durante tiempo dedicara gran esfuerzo a conseguir que Gurpegi fuese sancionado. Tal era la capacidad de influencia del periodista que en la época de Lamikiz y Urquijo se intentó un acercamiento al periodista en la confianza de que ello redundase en una rebaja de la sanción o una amnistía. Y aquello acabó como acabó. El servilismo de Lamikiz hacia el de la SER llegó a tal punto que le fue afeado al entonces presidente hasta en una Asamblea de socios compromisarios. A Ana Urquijo, incluso, la insultaba siempre que podía en su época de máxima mandataria.

García Macua, al que jalearon por su nuevo estilo de gestión -no fue sino una forma de regalarle el oído por cargarles de argumentos en el asunto Padilla- tampoco se ha librado de sus insultos. Recientemente fue tildado de cobarde por el director de El Larguero por no querer atenderle el día de los incidentes con los ultras del Anderlecht en San Mamés.

+ 4

Tras el éxito de Bruselas

Estamos convencidos de que no hubo ninguna mala intención y que fue absolutamente involuntario el rodillazo de Lucas Biglia a Iker Muniain; su procedencia, Argentina, donde se practica un fútbol caracterizado por la máxima deportividad y lealtad, le avala.

El aspirante a pagafantas, Gontzal, proponía a Toquero como interior izquierda. No compartimos su opinión, nuestra idea es que sería un gran mediocentro, pausado, con clase, cabeza y un gran toque de balón. El ideal para el puesto. Ayer Eduardo Velasco veía al alavés como sustituto de Iraola en el lateral derecho. Ya ven, todos los freaks creen que saben de esto.

Caparrós aún está limpiándose el orín que vertió Ariel Jacobs, técnico del Anderlecht, ¡eso sí que fue una micción! El genio de Utrera no supo ni por donde le daba el aire en toda la eliminatoria.

Lástima no haber marcado al menos un gol en el Constant Vanden Stock. Con un 4-1 se hubiese podido repetir el recibimiento en el Ayuntamiento de Bilbao. De derrota en derrota… hasta la victoria final.

El Athletic ejerció en el Sánchez Pizjuán de Curro Romero en una de tantas tardes de gloria en la Maestranza, ¡más miedo que vergüenza! Los dos equipos merecieron ser despedidos a almohadillazos por el deplorable espectáculo.

El Athletic es el equipo de las plañideras, ya están apuntados en la lista Ustaritz, Iraola, Castillo y Muniain, sin olvidar los constantes pucheros de Llorente. ¿Dónde ha quedado ese equipo que siempre se desmelenaba? ¡Ah! que ahora David López les asesora en materia de tintes, mechas y fijadores…

Negocia Macua la renovación de Yeste. Parece que como premio al partido de Bruselas. Mientras, en Sevilla no se le echó de menos. Se sacaron córneres y faltas como si él estuviese en el campo: fatal.

Nos ha llegado la noticia de que Iraizoz ha encargado a Umbro un juego de Sotanas para vestir en sus próximos partidos. Creemos que es porque el negro le trae suerte.

El domingo podremos contemplar en San Mamés, a los dos laterales izquierdos que peor defienden del mundo, Castillo Vs Del Horno. Qué pena que Fernando Sales no sea vasco y le podamos fichar para un partido, en Valladolid todavía recuerdan aquel partido del andaluz en San Mamés donde pareció la reencarnación de Garrincha; del Horno era capaz de esto y mucho más.

Nos comentan que Hypnos aún anda buscando hotel por Hamburgo allá por mayo, lo suyo es afición al fútbol, sí señor, y es que un Liverpool- Werder Bremen es una final que va a merecer la pena.

+ 16

Un buen empate con bastantes peros

Que tras el vapuleo del jueves el Sánchez Pizjuán se antojaba una salida demasiado cruel para el Athletic es evidente. Que vistas las caras de los Llorente y compañía tras la paliza de Bruselas todo lo que no fuese encajar una goleada lo firmaba toda Bizkaia, también. Además, el canguelo existente en el ambiente rojiblanco ante la avería que Navas podía hacerle a un Castillo muy cuestionado lo olían hasta los perros. Para redondear la teoría del posible caos, el arbitro era César Muñiz Fernández, colegiado peligroso cuando arbitra contra los equipos poderosos de la liga.

Con esos antecedentes, con Yeste en Basauri y Orbaiz en el banquillo su casa, Caparrós apostaba por dar entrada a gente joven. Iturraspe y de Marcos volvían a la titularidad. Tras veinte primeros minutos de acoso, con un Gorka Iraizoz cumplidor y salvador que resolvía algunos despistes de los centrales, el partido se igualaba. Las bajas de Negredo y Luis Fabiano restaban potencial a los hispalenses y sus bandas, operadas por los temibles Navas y Perotti, que en otras visitas del Athletic parecían autopistas -que se lo pregunten al pobre Balenziaga-, eran solventemente tapadas por Iraola y Castillo, a pesar de las tarjetas que ambos vieron demasiado pronto.

Al descanso el resultado parecía justo, pero quedaba demasiado tiempo por delante. Tuvo el Athletic su opción, tras gran jugada de de Marcos que Iturraspe no consiguió transformar. Quién sabe si enrabietado por el fallo, en pocos segundos el centrocampista se vengó. Robó la cartera a Romaric, que le hizo falta siendo el último jugador con la consiguiente expulsión. En el lanzamiento se creó peligro por partida doble por parte del Athletic, y ahí murió el partido.

Con el Sevilla replegado y pendiente de cazar a los zurigorris a la contra, y el Athletic más aplicado en conservar el empate que en ir a por el partido, Caparrós, al que contra el Sevilla se le aprecian siempre claros síntomas de padecer Síndrome de Estocolmo, dio entrada a varios centrocampistas con objeto de mantener la presión y el orden. El objetivo buscado, el empate, se consiguió sin sufrir en exceso. Para el debate quedará si la forma de buscar los puestos Champions que Joaquín Jesús comentaba la pasada semana se pueden alcanzar con la ambición demostrada ante los sevillistas. Que el punto es bueno vistos los antecedentes en ese campo es claro, que la trayectoria del equipo fuera de casa en esta segunda vuelta no invitaba al optimismo también. Que el varapalo del jueves condiciona, indiscutible. Pero que nadie se llame a engaño. La posibilidad de Europa League pasa por casa y la quimera de la Champios por sumar muchos puntos fuera. Dejar vivo a un Sevilla con bajas importantes y en inferioridad numérica no es sino un síntoma claro de que los mensajes que se lanzan en rueda de prensa difieren, en mucho, de los se transmiten en el interior del vestuario.

Para los que gusta el positivismo, destacar la aportación de de Marcos, el juego de Iturraspe o la mejoría de Castillo -sencillo tal y como estaba el nivel-.