+ 8

Sólo tres puntos, aunque no es poco

La ventaja de mantener un entrenador tantos años suele dar sus frutos, y el más evidente es que los jugadores  acaban por interiorizar el sistema como si fuese parte de su ADN. Tan así es en el caso del Athletic, que en su puesta en escena en Alicante ni tan siquiera pareció que hubiesen mediado más de tres meses de parón liguero. La receta para esta temporada será idéntica, con un equipo basado en una defensa seria y asentada y en un centro del campo que no da un balón por perdido en los noventa minutos. Ahí volvió a sobresalir Javi Martínez, el mejor, al que ni un Mundial o incorporarse más tarde a los entrenamientos restan frescura.

Confirmada la novedad en el lateral izquierdo, una tradición anual con el de Utrera en el banquillo, tampoco sorprendió que Caparrós apostara por Gurpegi en lugar de por Iturraspe en el centro del campo. Para fuera de casa hormigón. Veremos qué sucede en San Mamés, cuando se deba llevar la iniciativa del juego.

Fútbol, lo que se dice fútbol, poco se vio en tierras mediterráneas. Podrá ponerse como escusa que es el inicio de curso, el calor, que hay que coger el ritmo… si bien es cierto que el asunto es más conceptual. Las bandas no funcionaron, menos aún Gabilondo que Susaeta, o que Toquero se lesionó e hizo variar el sistema –por cierto, significativo el cambio y ver a Susaeta en punta-, pero los mejores pases del partido los puso Tote, desaprovechados por un Hércules blandito arriba que poco trabajo dio a un Iraizoz que acertó en la que debía.

Seguramente fuese un partido de cero a cero, pero los rojiblancos se encontraron con la suerte algo de cara. En una falta lanzada por Gabilondo al estilo Yeste, dicen que Llorente cabeceó a puerta. Debió ser un gol con algunos de los numerosos rizos que componen su cabellera, como en un anuncio de Pantene Pro V, porque la trayectoria del balón no varió, pillando a Calatayud preguntando por la Dolores.

A partir de ahí un quiero y no puedo de los alicantinos y la solvencia habitual del Athletic de Caparrós cuando se pone por delante en el casillero, algo ya conocido. Se dio entrada a Muniain, siempre bullicioso, más cerca de Llorente que en otras ocasiones, pero el equipo no buscó de manera efectiva un segundo gol. Ya se sabe que el fútbol-control no concede margen al espectáculo ni a la emoción, es la receta a aplicar, que a unos gusta y a otros, entre los que me encuentro, aburre soberanamente.

De momento, tres puntos en el casillero, que es cierto que no es poco, y un nuevo parón liguero por aquello del ridículo calendario FIFA. Ahora la liga volverá a comenzar contra el Atlético de Madrid. Buena piedra de choque.

+ 0

Aquella vieja forma de defender del Calcio



Hace como unos doce o quince años en mi epoca de estudiante solia quedarme los domingos de madrugada a ver el partido del Calcio, que por aquel entonces era de largo la mejor liga del mundo. Me llamaba la atencion el estilo de juego comun de los equipos, que no iba orientado a jugar al futbol sino a asfixiar al equipo contrario.

La cosa basicamente consistia en lo siguiente: el equipo que no tenia el balon se agrupaba, se colocaban todos los jugadores en escasos veinte o treinta metros, e iniciaban una presion conjunta de diez o quince segundos a maxima intensidad. En ese maximo de diez o quince segundos la jugada del equipo contrario debia morir: o se recuperaba el balon, o se lanzaba fuera o se hacia una falta, pero la jugada no podia durar mas de quince segundos. Una vez que la jugada acababa el equipo que habia presionado tenia un paron de otros 20-30 segundos para recuperarse del esfuerzo. El encuentro en general transcurria por estos derroteros con lo cual uno tenia la impresion de estar viendo un partido de futbol americano en lugar de uno de futbol, tan solo se jugaba un tercio del tiempo y a maxima intensidad, con maxima presion por parte de los defensores, con lo que era muy dificil crear jugadas, y por supuesto el juego al tener tantos parones carecia de continuidad.

Algo parecido es lo que plantea Caparros en los partidos fuera de casa, la gente podra decir que el juego del Athletic es pobre, pero es que el Athletic no sale a jugar al futbol sino a asfixiar al contrario, a desmoralizarlo, con presiones conjuntas a maxima intensidad y muchos parones para recuperarse del esfuerzo, con el objetivo de estar fuertes en defensa, pensando en que a lo largo de los noventa minutos ya caera algun gol a favor en una jugada aislada o a balon parado. A eso salio el Athletic ayer y la cosa funciono, eso es indudable.

Como virtudes del equipo destacaria la entrega del equipo y la fe en la victoria. Los jugadores salen enchufadisimos y disputan a muerte cada balon. Ademas la estructura defensiva del equipo es francamente solida. A nivel individual diria que gran partido de Iraizoz, muy concentrado durante todo el choque, e Iraola, sobradisimo en defensa por su banda.

Como principal defecto hay que destacar el pobre juego del equipo en ataque, por momentos me recordaba a la seleccion noruega de Tore Andre Flo.
Lo suyo cuando tienes el balon en ataque es dar una pausa y esperar a que se incorporen mas jugadores, que los laterales desdoblen a los extremos etc. pero en nuestro caso ni siquiera los jugadores de banda llegaban a intervenir en el juego, solo Llorente y Toquero en balones largos, si bien hay que destacar que el Hercules tambien fue bastante conservador, asi es mas dificil. El juego de ataque se redujo a ver si los delanteros en clara inferioridad lograban crear alguna ocasion en algun rechace, a eso y a forzar faltas cerca del area para que luego subiera a rematar a balon parado toda la caballeria.

Soy uno de los mayores defensores de Caparros pero eso no quiere decir que este de acuerdo en todo. Esto no es como cuando uno contrata el imagenio, que acepta todo el pack y ya esta, en algunas cosas no estoy de acuerdo y en concreto creo que el juego de ataque debe mejorar, hay que tener mas alternativas.
No obstante tambien soy el primer resultadista y tampoco hay que negar la evidencia, jugando de esta manera, con esta concentracion y esta solidez defensiva se ganan los partidos, sobre todo contra equipos de mitad de la tabla para abajo, porque apenas se conceden ocasiones al equipo contrario y al final en alguna jugada aislada o a balon parado se termina marcando algun gol.

En fin que como diria aquel el futbol es asi, arrancamos con tres puntazos de oro de esos que uno se acuerda a final de temporada.

Saludos del Tigre.

+ 3

El futbol está más que nunca para el que se lo crea



Durante la retransmisión del partido Paraguay-Eslovaquia del pasado mundial Xabier Azkargorta hacía una reflexión interesante. Comentaba algo así como “En mi opinión el futbol está como nunca, en el mundo entero los jugadores que pueden marcar la diferencia son poquísimos, se pueden contar con los dedos de las dos manos. A partir de ahí hay una igualdad tremenda, como nunca la había habido. Si por ejemplo le preguntaras a un neófito cuál de estos jugadores del Paraguay-Eslovaquia juega en el Liverpool necesitaría muchos intentos para acertar que es Martín Skrtel. Esto mismo ocurre en la gran mayoría de los partidos del mundial”

La verdad es que creo que Xabier aquel día dio en el clavo, yo también soy de esa opinión. Hace unos años a la hora de clasificar la calidad de jugadores y equipos había muchos escalones, ahora ya no. Ahora hay un primer pequeño escalón con unos pocos, poquísimos privilegiados, y en el siguiente a no demasiada distancia la gran marabunta, con montones de equipos y jugadores como nunca los había habido. Y ahora que los rivales son solo un poquito mejores o un poquito peores el terreno está abonado para las sorpresas y empieza a cobrar una importancia decisiva la confianza en uno mismo, la mentalidad de equipo grande, el creérselo. Antes solo con fe no ibas a ninguna parte, hacías el puto indio, porque las distancias eran mucho mayores, ahora en cambio no, ahora la fe mueve montañas. Ejemplos tenemos muchos, selecciones como Ghana, EEUU, Uruguay, Corea o Japón en el mundial, equipos como el Mallorca del año pasado, el Sporting de Braga que pasó por encima del Sevilla el otro día, o los casos de Real Madrid y Barcelona, que si tenemos un poco de memoria hace tan solo tres años el Madrid era muy superior y las plantillas de entonces no distaban mucho de las de ahora.

Los equipos ambiciosos sorprenden, superan con creces sus expectativas y es difícil ponerles límites, por el contrario aquellos que salen al campo con la ambición justita, pensando en el contrario y a verlas venir se llevan casi siempre disgustos como panes. El Xerez del año pasado es un equipo que ilustra a la perfección las dos caras del espectro, en la primera vuelta salían al campo acomplejados, sin fe, y eran el chollo de la primera división. En la segunda vuelta en cambio con Gorosito salían a comerse al rival, y aparte de sumar un pilón de puntos dieron disgustos importantes a equipos como Atletico de Madrid o Barcelona. Algo similar ocurrio con el Almeria, la diferencia de mentalidad del equipo con Hugo Sanchez y Lillo fue directamente proporcional a los puntos obtenidos, a veces el futbol no es solo cuestion de jugadores y rachas de resultados sino tambien de mentalidad.

Con los jugadores ocurre lo mismo, aquellos como Toquero o que tienen enorme fe en sus posibilidades sorprenden a propios y extraños, mientras que gente como Ibrahimovic sorprende a todos pero en el plano negativo.

Por eso creo que al Athletic se le presenta una buena oportunidad para hacer un gran año, equipo desde luego hay de sobra, pero para ello hay que dar un paso adelante, como ya hicieran en su día Sevilla o Villarreal, y salir a los campos a jugar con mentalidad de equipo grande. Hay que desacomplejarse, quitarse limites y pensar que podemos perfectamente pelear por la Champions, de hecho el año pasado ya la tuvimos a tiro a 3 o 4 jornadas del final.

Mañana desde el primer minuto de juego deberíamos salir ya a demostrar al Hércules quien es el que manda. Con nuestro estilo de futbol táctico vale, al estilo Benitez, como si a todos los jugadores los estuvieran moviendo con un mismo joystick, pero con fe ciega y ambición por la victoria, que una cosa no tiene porque estar reñida con la otra. Eso de salir al campo a ver lo que pasa, dando por bueno el empate ya no sirve para nada, es de equipo mediocre y con ese conformismo se pierden muchos puntos, no se puede aspirar a gran cosa.

En fin, que mañana inauguramos la liga con nuestro partido. Desde las 18:00 hasta las 19:55 no se admiten llamadas, mucho menos visitas. A las 19:55 ya deberíamos ser los primeros líderes de la liga. Saludos del Tigre.

+ 0

Extraordinario arranque de temporada por parte del Fenerbahce



En el plano internacional no se debe pasar por alto el extraordinario arranque de temporada por parte del Fenerbahce turco. Estos fenómenos dieron la sorpresa negativa en la primera ronda previa de la Champions, cayendo contra el Young Boys suizo. Tal y como marca la UEFA se rengancharon a la Europa League en la segunda ronda previa y han vuelto a caer de manera inesperada contra el Paok, una cosa de record. Ayer al término del partido los hinchas turcos emprendieron una batalla campal contra los seguidores griegos y la policía. El bueno de Dani Guiza ya puede estarse formalito en su casa durante un buen tiempo porque esta gente no está para bromas.

Saludos del Tigre

+ 8

El Zarpazo, de vuelta con la liga

A pesar de que lo primordial deba ser centrarse en los nuevos retos profesionales, parece necesario dejar de lado los ataques de pereza, motivados muchos de ellos por la escasez de motivación que produce este parón liguero tan largo y lo particularmente aburrida que ha sido la pretemporada. Disfrutadas las breves vacaciones, no parece mala receta para pelear contra los recurrentes bajones anímicos recuperar las entradas en este kiosco.

Poco queda ya para el arranque liguero, ese que protagonizará nuestro Athletic en tierras alicantinas. Finalizada una pretemporada que no ha dejado ningún partido amistoso en tierras vizcaínas ni éxitos deportivos como la Marocco Cup, al intentar hacer balance o al atender los ajenos tiene uno sensación de vivir atrapado en el tiempo, como Bill Murray. Se lee la prensa y resulta que en el cuarto prearranque de curso de Joaquín Caparrós se sigue debatiendo acerca del titular del lateral izquierdo del equipo. Cinco jugadores probados, fichajes inclusive, no resulta haber sido suficiente, y la solución parece que pasa por casa, por escorar un central de la cantera a la banda de babor.

Porque dudas, o interrogantes, se acumulan -con perdón- un congo. Qué será de Muniain, si se consagrará Susaeta, si será Toquero por derecho propio el segundo delantero del equipo y si Vélez es un suplente de primera, si la apuesta por Iturraspe será seria o la tentación por el hormigón otorgará el puesto a Gurpegi al mínimo traspiés, si Orbaiz ejercerá de capitán desde el banquillo sin que se produzcan teorías sobre conspiraciones, si el intermitente Gabilondo se hará con el puesto de interior por méritos propios o por ser el único…

Para debatir, aunque sea demasiado pronto, existen ya datos y argumentos. Esos que ponen de manifiesto el escaso acierto de los fichajes acometidos por entrenador y presidente. Cierto, también, que al margen de los de la primera temporada, el resto han sido más bien como de Almacenes Arias, lo que puede decir mucho del entrenador, por aquello de tener una visión futbolística privilegiada, o poco, por considerar que se aplica la ley del embudo y que cuanto más se intente, más posibilidades existirán de encontrar un segundo Toquero.

Tampoco está de más traer las sensaciones negativas. Porque Llorente aguanta, pero el panorama que en torno a él se comienza a dibujar invita a plantearse que esta puede ser su última temporada en el Athletic. Si rinde al nivel que debe, parece complicado que siga vestido de zurigorri toda vez que el Marca de Pedro José y su corpiño han puesto foco sobre él.

Con respecto a las metas del equipo, parece que son claras. Las fija, incluso, Fernando García, que habla de temporada para la certificación del proyecto deportivo. En una liga devaluada, en la que el interés principal –casi el único- será ver si, nuevamente, el Barcelona es capaz de hacer fracasar otro proyecto de un Florentino empeñado en sembrar más antimadridismo contratando a un malencarado para el banquillo, el Athletic debiera ser capaz de afianzar lo trabajado hasta la fecha y pelear por la clasificación europea. Si fácil lo tuvo la pasada campaña y le sobró un mes de competición, en la presente tiene casi la obligación. Para tener un mínimo de visión en esta liga de ciegos no parece necesario ir a Lourdes. Ni a Begoña. El mayor enemigo no está, con todo, entre los rivales. Las elecciones la presidencia, de las que tiempo tendremos para escribir, será la amenaza de desestabilización más importante. Al tiempo.

+ 2

Lamentable crónica del Athletic la de hoy de As

La crónica del partido del Athletic de hoy en As es tremenda. Tras leerla varias veces he llegado a la conclusión que el tal Juanma Velasco en lugar de personarse en el lugar de los hechos estuvo toda la tarde metido en una bodega de la capital riojana. En una bodega o en cualquier otro lugar, haciendo algo más interesante, pero en el campo desde luego lo dudo.

De entrada en la barra de la entrada se anuncia el resultado de 0-2, cuando en realidad fueron 0-3, y del tercer gol de David López en la crónica ni se habla, como si no hubiera existido, cuando encima debió ser un golazo. Y la crónica en si es vacía, no dice nada, tres tonterías, los cuatro tópicos habituales y listo.

De verdad que es de penita. Es cierto que los balances de los medios de comunicación no pasan por su mejor momento, pero recortar gastos dejando de mandar al periodista de turno a cubrir el evento se me antoja ya excesivo.

La "crónica" por llamarla de alguna manera se puede leer en este enlace.

http://www.as.com/futbol/articulo/athletic-llorente/dasftb/20100819dasdaiftb_16/Tes

Saludos del Tigre.