+ 3

En zona obligada

Era uno de esos partidos de victoria obligada en los que el Athletic, tradicionalmente, suele tropezar pero en el que todo salió a pedir de boca. Jugado en lunes, ese ridículo día para disputar un partido de fútbol, y que no es sino una muestra del modelo que de la mano de los florentinos de turno se nos avecina. Los partidos de los domingos a las cinco empiezan ya a ser una rara avis.

Salió el Athletic a por el partido de inicio, sin dar respiro a un Hércules que marca a las claras el nivel de esta demacrada liga y que sirvió para que la autoestima de la familia rojiblanca empiece a situarse donde debe, en niveles europeos en lo clasificatorio, y con un juego más que decente a ratos, para ir desterrando la cultura del patapum para arriba como costumbre y no como recurso puntual. Este grupo tiene más fútbol del que muestran cada semana y ayer, por momentos, tuvieron el acierto de ponerlo en práctica.

Cierto que el rival sólo apareció al final de la primera parte, pero eso también es mérito de un equipo que en cuanto combina algo de calidad con su habitual derroche de sudor en el centro del campo y contundencia rematadora, no debe tener problemas para situarse con claridad entre los ocho primeros de la clasificación. Europa es más que posible. Es obligado rozar la clasificación.

Contribuye como nadie al éxito Javi Martínez, que a sus loadas cualidades une ahora una desconocida faceta goleadora, lo que le convierte en un auténtico crack. Lo mismo le sucede a Llorente, que a pesar de hacer un partido discreto, suenan mejor las palabras que pronuncia en el campo que las que deja en las portadas de esas revistas a las que tanto gusta y de las que parece no querer alejarse. Al chico del pueblo de las peras debieran asesorarle mejor. O al menos, un poco.

Anduvo más cercano de lo que solía Toquero, aunque parece que le produce ansiedad su sequía goleadora. La suerte tampoco le está acompañando mientras Caparrós busca meterle presión cambiándole los jugadores que le disputan el puesto, dando entrada en la plantilla a Urko Vera y un Díaz de Cerio que vuelve para demostrar que su presencia en el banquillo del Córdoba fue una decisión más personal que técnica del polémico Lucas Alcaraz. Ojalá lo consiga.

Otra de las diferencias que han hecho progresar a este Athletic, en casa, es la clara mejoría de los centros, bien en jugada, bien a balón parado. La versión superior de David López desde que viste la zurigorri, o las aportaciones de Gabilondo ayudan a crear peligro, mucho, hasta el punto de que en San Mamés empiecen a celebrarse córneres y faltas como hacía años. Tampoco sobraron ayer algunas subidas de Iraola, al que hay que pedir más, porque puede, o de la consolidada versión de un Koikili que le está fornzando al ahora tacaño Fernando García a la renovación. La coherencia deportiva hace que sea irremediable.

Y atención a la pareja de centrales, porque Borja Ekiza ha decidido subir para quedarse. Apunta buenas maneras y carácter, algo, esto último, que no se puede decir de Ustaritz. Algún día alguien explicará, quizá desentrañando aún más los secretos del genoma humano, qué tienen los navarros para que plaguen las alineaciones del Athletic.

Hablando de oriundos del Viejo Reyno, merece una mención especial Iker Muniain, al que cada vez se ve más cerca del área a pesar de que el rigor táctico obligue a jugar cerca de banda. Su control de balón en carrera y esa punta de velocidad son letales, como demostró ayer con la complicidad de los defensas del Hércules.

Puede que el de ayer fuese un partido aislado, puntual, pero la mejoría del juego, aunque sea a ratos, invita a cierto optimismo. Fuera por el verdadero riesgo de que el balón bajase con nieve, porque el grupo comience a creer en sus virtudes, o porque La Catedral luzca, por fin, el verde que merece, San Mamés recibió, con goles y juego, el premio al esfuerzo que supone ocupar tres cuartas partes del aforo en un día complicado y a una hora intempestiva.

Pareció coherente la entrada de Orbaiz por Gurpegi para dar posesión de balón y continuidad al juego, como merecido el descanso a Llorente tras sus problemas físicos. Acertado Caparrós.

También es noticia una victoria con Undiano Mallenco, esa bestia negra arbitral, que no deja pasar oportunidad de demostrar su antipatía al Athletic. Qué debe pasar para que este hombre pite un penalti a favor o tome una decisión que favorezca a los rojiblancos es algo que quedará para la historia de la Liga. Debiera hacérselo mirar.

Ahora queda esperar al partido del Manzanares. El Athletic llegará en su mejor momento y un buen partido en la capital del imperio serviría para ganar enteros. Confiemos en un planteamiento acertado y en una actitud valiente por parte de los jugadores. Es buen escaparate. Sobre todo para los que les encantan las portadas.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

3 comentarios

  1. Tengo una duda, ¿seguro que lo de ayer era un partido de liga de primera división? lo digo porque el rival de turno tenía un nivel de 2ªB.

    Mención especial para la defensa del Hércules, hacía tiempo que no veía algo tan desastroso. Lo del gol de Muniain, aunque él está muy bien, es de chiste.

    El nivel del Athletic es el de estar del 6º al 10º. Los 8 últimos equipos son pésimos.

    Enhorabuena a Toquero porque ayer hizo un buen partido. Ya era hora, porque su temporada hasta ahora es flojísima. Esperemos que siga por esta línea.

    ResponderEliminar
  2. Aún así, Manolete, recuerdo esperpénticos partidos cuando el último de la clasificación nos ganaba y fácil además.

    Ayer, a pesar del frío, salimos con regusto agradable creo yo. Ah, se nota que Javi y Gaizka están más a tono en cuanto a físico ¿no?

    Por cierto, ¿hay alternativa a FGM? ¿a quién apoyará Aquí hay zarpazo? ;-)

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena señor Fresno x sus magnificas crónicas, son muchas de las veces incluso mas entretenidas que los partidos que resumen.

    En cuanto al futbol, la liga española esta q da pena, y nosotros tenemos el equipo de mayor calidad en años, una verdadera lástima q con este entrenador se este echando a perder.

    El año que viene cuando no este Llorente, para q nos vale toquero?

    Andoni Argidun

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.