+ 8

Rubinos sí marca diferencias

El Athletic comenzó 2011 de la peor manera. La suerte, esa que a lo largo de la temporada, como los arbitrajes, dicen que tiende a equilibrarse, pasó factura para compensar los puntos inmerecidos que los de Caparrós acumularon frente a Osasuna, Espanyol o Levante.

Se había cuidado entre algodones (y con un poco de sol en Tenerife) a Llorente para que llegase con posibilidades de disputar el encuentro contra el Barcelona y hete aquí que también compareció frente al Depor, demostrando la solvencia deportiva que despiertan sus compañeros de delantera para el entrenador de Utrera.

Salió el Athletic en su versión cañón de mecha corta. En cinco minutos pudo dejar sentenciado el partido si el árbitro hubiese querido ver en una misma jugada una mano de Lopo y un placaje a Llorente, o si Toquero fuese la sombra de aquel al que encumbraron como Lehendakari y al que ahora no se puede admitir ni como funcionario. Comenzaba a escribirse sobre renglones torcidos.

El Deportivo, con un esquema más que conservador, fió su suerte a un tándem que resultó letal: el formado por Adrián López y Antonio Rubinos. De no ser árbitro el segundo, formarían pareja atacante en la selección de Del Bosque. Adrián hizo el trabajo sucio, buscar a Ustaritz y San José, párvulos ambos, sobre todo el de Abadiño, que enterró ayer definitivamente su solvencia como defensa, y el colegiado remató con calidad: penalti inexistente de Ustaritz y expulsión del atarribitarra por un pellizco en la camiseta del rival. Antes amonestó a Gurpegui en la primera falta que cometió, mientras se mostraba condescendiente con el juego del Deportivo.

Mientras, sobre todo en la primera mitad, el Athletic intentaba contrarrestar los males que le aquejaban creando ocasiones que marraban sus delanteros y centrocampistas. Falló Gurpegui, lo hizo también Llorente y desesperó Toquero. La falta de forma física de este último, además, destapa sus carencias de forma cruel.

Los rojiblancos se fueron al descanso sin apenas sufrir por la inferioridad numérica, y previo al descanso, además, el ahora Minidepor se quedaba con diez por esas tonterías que los futbolistas cometen incompresiblemente, por una patada que recibió Castillo, en la única aportación a su equipo de un jugador que tiene menos futuro como lateral que como taxista de personas en verbenas.

En la segunda parte el monólogo se repitió hasta que Ustaritz volvió a aparecer en su empeño de flagelarse en la vía pública. Otro fallo garrafal, con salida a no se sabe dónde de Iraizoz y tras desviar el balón Gurpegui, daba el segundo de la tarde a Adrián y al Deportivo.

Caparrós, consciente de que su planteamiento no funcionaba, dio entrada a Ion Vélez por Toquero, y Gabilondo y Susaeta por Castillo y David López. Salvó el zurdo de Añorga, poco aportaron. La entrada de Vélez, además, dio para ahondar en el debate del futuro que le aguardaría a este equipo con el plantel de delanteros propios de segunda B que tiene si se prescinde de forma forzosa de un internacional de Rincón de Soto. Tampoco queda claro cuál es el escalafón que existe en la vanguardia zurigorri, como si sustituidos los habituales fuese una ruleta quien decidiese si el segundo o tercer delantero es Igor Martínez, Ion Vélez o Susaeta. Porque aseguran que de Marcos, como Teruel, existe.

Cuando el partido se mostraba más desangelado, en el momento en que el juego por las bandas no existía, cuando los primeros aficionados abandonaban la grada, llegó, por fin, el gol que tanto se resistía. De Llorente, como no. Y ahí surgió San Mamés, en esos momentos en los que comprendes el porqué de su leyenda. Entre los cinco minutos que restaban más los cuatro de descuento, el Athletic no empató porque ese día no tocaba. También por Aranzubia, que aprovechaba para recordar a Caparrós que sigue más que vivo para esto del fútbol mientras Armando descansa en Lezama. Y porque al árbitro, otra vez, se le nubló la vista. La mano de Manuel Pablo se puede apreciar hoy hasta en las fotos de Meteosat.

El resumen perfecto lo hizo Lotina, ese hombre que de haber nacido dos mil años antes hubiese sido maestro de plañideras. Tuvieron suerte. Poco después, en los micrófonos de Radio Popular, Adrián, quien sufrió el penalti de Ustaritz, lo calificaba como dudoso.

Caro pagó el Athletic el partido. Por el castigo de los puntos, por quedársele la defensa cogida por hilvanes para los próximos encuentros y por la innecesaria e infructuosa sobrecarga a la que se sometió a Llorente. Y complicado se lo puso Rubinos a Muñiz Fernández. Si quiere éste superarle, deberá perpetrar un arbitraje más esperpéntico de lo que acostumbra. Temámonos lo peor.

Mientras, seguiremos siendo correctos. O distintos. Por menos, por otros lares idean conspiraciones con nombre de presidente de Federación, lapidan a un pobre hombre como Brito Arceo o persiguen árbitros entre campas, desde Sevilla, pasando por Córdoba, para acabar lapidándolos en Despeñaperros.

Aquí nos quedamos con el despropósito defensivo, la inoperancia rematadora y el arbitrio técnico de quien, supuestamente, plantea los partidos.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

8 comentarios

  1. Poco que añadir, Gontzal.
    El arbitraje... y es internacional el tío, igual que sus linieres. Hasta un penalty de libro se comió con el 0-2 en el área del Athletic (menudo empujón en el salto tras el corner). La tarjeta a Gurpe, que me pilló al lado, increíble.
    Lo de la defensa, el medio campo y la delantera rojiblanca... en fin. Bastante has dicho.
    Y JJ Caparrós, enloquecido como el partido en los últimos minutos. ¿Por qué no se enchufó el equipo antes, como el equipo? Un detalle, Javi Martínez empezó a calentar, se sentó. Gabilondo, lo mismo. Velez salió casi en frío.
    Menos mal que el partido del miércoles empieza de cero ;-)

    ResponderEliminar
  2. ultimamente debo tener afinado el instinto, que algo sabía y me advirtió para no ver el partido. Poco puedo aportar sobre él, pero si me gustaría preguntar por Muniain, que creo que jugó. Tokero está perdiendo el crédito que tenía al mismo ritmo que lo ganó, se ha deshinchado; y lo peor, es que no hay recambio

    ResponderEliminar
  3. Es que Iñaki, tú que conoces el mundo del arbitraje, el problema radica en el corporativismo, en el peloteo, en las camarillas, que hace que a primera no lleguen siempre los que lo merecen, que suban los de determinados colegios por el equilibrio territorial... que se llegue a ser internacional no por criterios objetivos...

    Rubinos no es árbitro ni de primera, lo lleva demostrando muchos años. Que sea internacional es un insulto al fútbol.

    Lo de JJ es de traca. Lo de Vélez, en frío, representativo de la improvisación. Lo de López por Susaeta, recurrente.

    Gabilondo, hoy por hoy, es el único jugador que puede jugar en banda izquierda. Y no alinear a Muniain cerca de Llorente es un lujo que no nos podemos permitir. Ahí tenía Caparrós el sustituto de Toquero, que debía haber dado entrada a Gabilondo y ahorrarnos así un cambio inutil, puesto que Vélez sólo estorbó.

    Ya sé que visto ahora todo es fácil, pero en el campo lo dije igual antes...

    ResponderEliminar
  4. Darth Txelos, el problema es que Toquero ganó crédito demasiado tiempo. Ni antes era tan bueno ni ahora hay que lapidarlo. Es un jugador que necesita estar al 100% para desplegar su juego, que es muy físico. Si no está a tope, se evidencian sus carencias.

    Pero no seré yo quien ahora me sume al carro de sus destractores, como tampoco me subí al de adoradores.

    Cuánto equilibrio falta en este entorno.

    ResponderEliminar
  5. Aupa Gontzal y demás cuadrilla, comparte plenamente tu visión del partido y califico de brillante lo de "taxista de personas en verbenas" para Castillo. O como dice un compañero de grada: capitán cubata.

    Urte berri on guztioi.

    Y el miércoles 1-0. Así, sin más.

    ResponderEliminar
  6. Me lo he pasado muy bien leyendo tu crónica Gontzal, para mi son las mejores con mucha diferencia.

    Desconocía el dato de la Internacionalidad del amigo Rubinos, buen apunte, Iñaki.

    Es acojonante, de verdad que Don Antonio es un absoluto incompetente. Estoy convencido de que en segunda hay unos cuantos mejores que él. ¿Quién entiende que siendo el peor árbitro de primera le hayan hecho internacional?

    Todavía no entiendo como no juegan Llorente y Muniain como pareja atacante.

    Respecto a Toquero no tengo ninguna duda de que cuando meta el primer gol volverá a ser coreado por la grada y reprocalamado lehendakari.

    El miércoles el Barcelona nos va a pasar por encima, 1-4 y a casa.

    ResponderEliminar
  7. Manolete, sólo nos queda el recurso a la ironía, gracias por los halagos, aunque recuerda que el butano decía que el halago debilita. Lamentarás no ir a San Mamés el miércoles, aunque sea por vivir el ambiente previo.

    Txus, urte barri on zeuri bere bai. Eta eskerrik asko iritzia itziteagatik. ¿Castillo Capitán Cubata? Será lo máximo que llegue a capitanear... vaya fracaso de fichaje este también... Y sí, estoy contigo, creo que el miércoles pasamos, y por ahí andará el resultado.

    Lo comentaremos.

    ResponderEliminar
  8. No voy a decir nada de tus notas Gontzal. Ya está dicho y solo me dedico a disfrutarlas de cabo a rabo.

    Respecto al miércoles ya lo he vaticinado antes del partido de ida y los supuestos 5 "chicharos" de diferencia, han quedado reducidos a nada.
    Ya estoy jugado con el vaticinio y el miercoles pasa el Athletic!
    (de no ser asi, le voy a dar un patadón a este buho que me he conseguido, que no hace más que girar la cabeza todo el tiempo y ensuciarme la moqueta)
    Gora Athletic!

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.