+ 4

La inexplicable pasión.

Luego de los episodios dolorosos de la semana anterior y sin que hubiera ningún tipo de sanción para ninguno de los clubes (el partido se completará en unos días… eso sí, a cancha cerrada, no vaya a ser cosa que muera otra persona) se ha desarrollado una nueva fecha del campeonato Argentino.

Como diría el tango: “Y suma y sigue”…

Un campeonato difícil de analizar por donde se lo mire.

Olimpo de Bahía Blanca, que era el líder y venía de ganarle a Boca Juniors en la “Bombonera” con el espaldarazo anímico que esto supone -de hecho fue el primer triunfo de su historia en ese escenario-, pierde como local contra San Lorenzo, que se afirma como aspirante al título.

Huracán, que estaba con la soga al cuello, le gana un partido clave a Gimnasia y Esgrima La Plata y empieza a creer que es posible. Desde la llegada del nuevo entrenador está invicto y si bien aún falta mucho, otro es el aire que se respira en Parque de los Patricios.

River Plate, cuyo presidente había vaticinado que “no tenemos equipo para pelear el campeonato” … o algo así, está “a tiro de piedra” de la primera posición en la clasificación, y con lo irregular de la cosa, podría terminar festejando.

Boca Juniors, que aún no ha sumado de a tres en nuestro templo (donde antes los rivales perdían dos a cero y se iban festejando) le ganó a Colón en Santa Fe, en su estadio conocido como “el cementerio de los elefantes”, como antes le había ganado a Racing Club en Avellaneda. En casa no … pero afuera sí.

Y Racing precisamente, quien era para mí el máximo candidato por el juego demostrado en las primeras fechas, viene de dos derrotas consecutivas. Esta última semana, una muy dolorosa frente a Lanús por 4 a 1, luego de comenzar ganando.

Justamente en la semana que Racing Club celebraba sus 108 años de vida…

Total, el 4 a 1 del fin de semana es apenas un tropezón que cualquiera tiene y que no empaña en absoluto el brillo ni la historia grande, enorme, de “la Academia” que es un pedazo importante del futbol argentino, sudamericano y -como no- mundial.

La historia “oficial” comenzó un 25 de Marzo de 1903, pero en realidad se estaba gestando desde antes, más precisamente desde 1900 y fue una pelota regalada el Día de Reyes Magos la piedra basal de Racing (los niños creían aún en los Reyes Magos… y afortunadamente a mí me llevó años enterarme de la inevitable realidad).

Los hermanos José, Alfredo y Evaristo Paz fueron los destinatarios del regalo y se juntaban a la nochecita, luego de los “picados” a imaginar el futuro y a soñar en grande con otros pibes de Avellaneda, que por esos años se llamaba Barracas al Sur. Eran años que en cada barriada de la ciudad, enjambres de muchachos descubrían la maravilla del futbol (el mejor invento del hombre después del vino y el arroz con leche) y daban rienda suelta a sus anhelos, y fundaban clubes y armaban equipos en cada esquina de Buenos Aires. Deben haber sido años mágicos … porque cuando uno repasa el origen de esos sueños y observa hoy los estadios colosales… las muchedumbres siguiendo a tal o a cual color… la pasión interminable que se transmite de una generación a otra sin solución de continuidad, y luego lo compara con toda la maquinaria comercial que rodea hoy al fútbol, no puede menos que asombrarse. Yo trato siempre de no perder la mirada retrospectiva del pasado. No sé… me ayuda a entender mejor el presente, ¿vió?... y cuando leo que en el primer Balance del Racing Club, presentado a la asamblea en Diciembre de ese año de 1903 se enumeran los siguientes gastos: 1 pelota: $ 8,50; 10 Kilos de cal: $ 0,50; Viaje de tranvía y carro: $ 2,40; 1 tirante de pinotea: $ 1,15; 1 barril de cerveza: $ 2,90 … y todo así, no puedo dejar de emocionarme.

Por eso me duele tanto lo de la semana pasada. Porque el fútbol es otra cosa… la pasión es otra cosa… el amor a un club es -definitivamente- otra cosa.

No importa, Racing, el 4 a 1 del domingo!

No importa, River, que cueste salir de esa zona inverosímil del promedio que no tiene nada que ver con tu historia. Independiente… lo mismo vale para vos.

“Globo”… no pasa nada, vas a “zafar”.

Gimnasia… a no bajar los brazos, que esto continúa.

San Lorenzo; Estudiantes; Banfield; Lanús; Velez; son los depositarios de las broncas y las risas de millares de personas.

Al resto no los nombro hoy pero son gajos del mismo árbol.

Boca… y que te voy a decir a vos, si me hiciste llorar de alegría mil veces!

Y a ver si el campeonato se pone más lógico, porque así… no hay “cuore” que aguante!

Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

4 comentarios

  1. Una columna cargada de romanticismo! No hay nada más lindo que el recuerdo del primer amor, cuando esos muchachos juntan los sueños en un bar, en una estación o en un campito. Las discusiones por el nombre del equipo, por los colores. La semilla de una inmensa pasión que crece en los corazones de los barrios. La magia del potrero. Antes que nos enfermemos de ganar o perder. Las palabras de hoy, tienen el hechizo de la esperanza. Que nunca la perdamos de vista. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno Héctor, hay que pensar un poco mas allá del último resultado, felicitaciones...

    Lamentablemente la mayoría seguimos votando con la tabla de posiciones en el bolsillo.. con decirte que así y todo como está Huracán, se salva este año del descenso.. y es capás que vuelve a ganar las elecciones el inglés, con eso te digo todo.

    Pero hay algo que no entiendo.... ¿No era que la historia del fútbol argentino comienza en los años 30' del siglo pasado? Como es posible que los clubes se fundaron hace 100 años o mas y el fútbol solo tiene algo mas de 80???
    ¿O acaso hay un error en la información? ¿O acaso en vez de infromar muchos desinforman? ¿Por qué? ¿Para quién? ¿A quién le sirve esto? ¿A qué visión del fútbol le conviene que se tome la historia desde la profesionalización (en los papeles, porque ya habían habido negocios claro está) de este deporte?
    Bueno, suerte, y estaría bueno poder seguir leyendo cosas de esta hermosa y larga historia del fútbol argentino, y no puedo menos que citar al Gran Homero Manzi cuando decía que en los libros de Actasd e los clubes de fútbol estaba escrita la verdadera historia de este pueblo (y como no podía ser de otra manera, el gran Manzione era Huracanense obviamente).
    Bueno, saludos y a seguir, no queda otra.-

    ResponderEliminar
  3. Gracias HS, de eso se trata precisamente. De recuperar la fiesta. De volver a disfrutar en los estadios. De tratarnos un poco mejor en definitiva, y aunque parezca una verdad de perogrullo ... es fútbol nada más.

    ResponderEliminar
  4. Ariel, te doy dos pálpitos: Huracán se salva y Babington no gana ni asi las elecciones (aunque si tenemos provincias con elecciones amañadas ... no quiero imaginarme dentro de un club, lo que puede ocurrir con el oficialismo manejando el padrón de socios!)
    Respecto a no entender porque se cuenta desde 1931 siendo que la AFA reconoce su fecha de fundación en 1893, es uno de los absurdos más grandes que me ha tocado ver. Jamás nadie pudo darme una explicación medianamente coherente acerca de tal disparate.
    O sea que la AFA organizó campeonatos durante 40 años al santo botón? los clubes crecieron, se consolidaron, levantaron sedes sociales importantes que aún se mantienen exactamente igual a entonces -Ferro Carril Oeste, por caso- tenían miles de asociados ... y porque algún pícaro decide contar desde instaurado el profesionalismo, borramos de un plumazo y alegremente 40 años de historia! Es absurdo. Patético. Inverosimil.
    Lo curioso es que si te fijas en publicaciones de la década del ´40 donde el sistema rentado ya tenía una vigencia de más de 15 años, a Racing le contabilizaban -como es debido- sus titulos amateurs (allí es donde forjó su apodo de "La Academia") al igual que a Boca y Huracán. Luego, algún "travieso" hincha de algún club sin demasiados logros en ese período y con un afán "barajar y dar de nuevo" -esto vá de mío- instaló esta monigotada que ha prosperado porque la gente -lamentablemente- y en un enorme porcentaje, tiene menos seso que un raviol y a los directivos de los clubes poco le importa la historia ... "la importancia está en los mangos, aunque salgan de lo peor"
    Y respecto a lo expresado por el gran Homero Manzi, huracanense de ley y argentino universal lo que el diga es, fué y será palabra santa Habrá que escucharlo y hacer un verdadero revisionismo porque los que olvidan su pasado, mal futuro pueden proyectar.
    Seguiremos contando curiosidades de ese periodo glorioso, que a fuerza de mucho batallar, está volviendo a salir a superficie, de donde nunca debío salir.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.