+ 0

La suerte ayuda a romper con la inercia negativa

Había que ganar para no perder comba en la lucha por la Europa League y se consiguió. Era necesario, también, para romper una racha negativa, una inercia hacia ninguna parte. Con todo, el partido resultó complicado y la suerte, esta vez, cayó del lado rojiblanco. Puede que el juego no fuese merecedor de un resultado tan contundente, pero se pudieron aprovechar los errores sevillistas.

El Athletic no salió tan revolucionado como en otras ocasiones, y sin embargo en la primera parte fue superior a un Sevilla que no es el que era, aquel de nivel Champions. Se denota un fin de ciclo al equipo de Nervión, con un entorno beligerante que no cree ni en el equipo ni en el entrenador, el tal profesor Manzano, al que quieren reemplazar por un señor de Utrera.

Los rojiblancos intentaron hacer, casi todo por mediación de un Toquero que volvió a darlo todo y que sufrió el coste de llevar el destajismo al grado superlativo en forma de lesión de isquilotibiales. La segunda de la temporada. Un peaje demasiado caro.

El partido, así y todo, se encontraba demasiado trabado, con un Llorente marcado al alimón por Fazio y por Álvarez Izquierdo –¡qué nivel, Maribel!-, que resultó ser el mejor defensor de los hispalenses. Muniain, llamado a hacer cosas distintas, siguió inmerso en una crisis creativa, nuevamente anulado en banda; David López ausente, seguramente acomodado por la falta de presión de un Susaeta que hace oposición al puesto al estilo Rajoy: viéndolas venir; y Gurpegui y Javi Martínez bregando como solo ellos saben. No había brillantez en el juego, ni en una ni en otra área. La sola presencia de Kanouté, que entró por Negredo tras golpear este a Iraola y llevarse la peor parte, inquietaba, máxime con la inseguridad de un San José en horas bajas, pero bien acompañado por el asentadísimo Ekiza y un Gorka que, ¡oh noticia!, justificó por qué los porteros son tan importantes en fútbol. Ayer ayudó sobremanera a cosechar los tres puntos. Detalle curioso que los mejores atrás, Ekiza e Iraizoz cumpliesen años.

En banda izquierda Koi sufrió menos que en pasadas jornadas, y protagonizó la jugada afortunada de la tarde: tras recibir un buen pase de Álvarez Izquierdo, conectó un fenomenal centro hacia Fazio, que no perdonó.

El partido se ponía cuesta abajo en un momento complicado, pues el Sevilla se encontraba mejor plantado en la segunda mitad. Sin embargo al Athletic le favoreció no haberse vaciado en la primera parte y una rápida reacción del banquillo, reforzando el centro del campo y aprendiendo de errores del pasado, dieron algo de poso.

Protagonista resultó de Marcos, ora lateral, ora delantero, que en jugada insulsa forzó un penalti absurdo que transformó Iraola, turbante inclusive, para rebanar el puntito del goal-average, un tesoro a estas alturas de campeonato. A parte de ese, el de Usurbil recibió otros siete, pero esos fueron mérito de Negredo, empeñado en rematar la bien amueblada testa de Andoni.

En las gradas el chascarrillo se centraba en el vídeo de publicidad de BBK que protagoniza Joaquín Jesús. Para los maledicentes, aclarar que los del Zarpazo no hemos participado en el guión y que somos ajenos al ridículo. Él solito se ha bastado. Y hablando del entrenador, volvió a dar uso a la ruleta para elaborar la convocatoria. Balenziaga, titular la jornada anterior, quedó fuera de una lista plagada de centrales. Seguro que alguno de los visitadores de este kiosco sabrá explicarlo. Eso, la cesión sorpresa de Iñigo Pérez, aquel al que se confió la organización del juego en Zaragoza en un momento complicado, las entradas y salidas de de Cerio o que Urko Vera venga del Lemona para acabar jugando en la misma categoría de la que proviene. Gestión de plantilla creo que lo llaman.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

Publicar un comentario

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.