+ 5

Ultimas imágenes del naufragio


Imaginen un instante el siguiente escenario: El Athletic, el Madrid y el Barça corren serios riesgos de irse al descenso.

Que los tres están comprometidos seriamente con la posibilidad de perder la categoría.

Que todo ocurre dentro de un mismo año calendario.

Pues eso mismo es lo que ocurre hoy por hoy, en el viejo y querido fútbol Argentino.

Aunque parezca una peli de “ciencia ficción”, los tres equipos que nunca han perdido la categoría –al igual que los tres arriba citados en España- están en zona de riesgo:

River Plate desde hace un torneo que está en ese segmento de la tabla que los jornales pintan de otro color (como para que todo el mundo sepa) y si bien es cierto que el torneo pasado quedó en el cuarto lugar y en este está a un punto de los líderes… todavía sigue allí. Los benditos promedios hacen que aún se encuentre en “la zona pintada” … y ojo, que no hablo de baloncesto.

Independiente se ha propuesto acompañarle en este trance, y se ubica en la misma franja de riesgo (aquí en Argentina, donde el descenso es la muerte, esa franja es mucho más hostil que la “Franja de Gaza”) y a pesar de su reciente logro sudamericano, hace 13 fechas que no gana por torneos locales. No solo eso… sino que cada vez pierde con más claridad los partidos. Ayer –en el encuentro que cerró la cuarta fecha- cayó sin atenuantes 3 a 0, con Arsenal de Sarandí, un equipo que fue creado casi como un tributo a los dos grandes de Avellaneda… y hoy se da el gusto de golear a uno de ellos.

River, al menos, tiene una tendencia favorable y está “en alza”… pero los “diablos rojos” vienen en caída libre.

Pero falta el tercero en cuestión. El otro que nunca ha descendido... sí, sí, mi amado Boca Juniors, el que inauguró el milenio, cargándose al Real Madrid en Tokio para ser Campeón del Mundo. El que de las primeras ocho Libertadores de la década, ganó 4, fue subcampeón en una y semifinalista en otra. Bueno… los fastos y las celebraciones han terminado hace un par de años en el barrio más pintoresco de Buenos Aires. Las luchas intestinas dentro de su comisión, más el monigote que tiene por presidente, han logrado llevar al club a este escenario que, si bien no compromete este torneo… lo deja en la misma franja coloreada para el próximo si no se cambia ya (de solo pensar esta posibilidad, se me anuda la garganta y comienzo a sentir que no controlo totalmente mi mano izquierda …)

Que creen que indicaría un panorama semejante?…Un sistema tan impoluto, que hasta los más grandes pueden descender?… un torneo tan competitivo en donde “hasta el pelo más delgado hace su sombra en el suelo”?... No, nada de eso.

El futbol argentino está tan cuestionado, que nadie cree en nada ni en nadie.

Ex árbitros salen a declaran que se compran arbitrajes. Otros “pitos” como Javier Brazenas, permanecen en una suerte de limbo, y las autoridades dicen que “no dan la prueba física”… El punto es que desde la escandalosa final entre Velez Sarsfield y Huracán, donde perjudicó claramente al equipo de Parque Patricios privándolo del campeonato, están esperando que cumpla su plazo para “jubilarle” … así como un reo espera cumplir su condena.

Arbitrar… no arbitró más ni un intercolegial.

Durante la semana, un directivo de San Lorenzo, dijo algo que no era precisamente laudatorio para con la A.F.A . (que es sinónimo de Julio “The Godfather” Grondona… solo que escribo AFA porque es más corto).

La respuesta del mandamás no se hizo esperar. No se encontraba en el país, pero se comunicó con el presidente del club y le dijo que le diga a su par de Comisión, “que deje de hablar pavadas, porque los próximos dos partidos te pongo dos árbitros que les piten en contra”.

No tengo la grabación de esto… pero tampoco tengo la filmación de mi nacimiento, y se quienes son mis padres.

Así las cosas, cada uno de los equipos hará lo que mejor le salga y como el Antón Pirulero, cada uno atenderá su juego y el que no… una prenda tendrá.

Mientras tanto, se disputa un campeonato y mi candidato a ganarlo es Racing Club (el club del que era hincha Carlos Gardel) el de la gran historia y la fiel hinchada.

¿Otros equipos con chance?… Estudiantes, San Lorenzo y River Plate.

Para que los “xeneizes” volvamos a cantar el alirón, es preciso que esta comisión de abominables se vaya del club… y si es posible, del barrio, y esto ocurrirá recién a finales de este año.

Mientras tanto … ¡paciencia y a hacerse hervir!

Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

5 comentarios

  1. Es triste vivir esta decadencia del fútbol argentino, donde parecen importar más los negocios y los porcentajes que el juego mismo. Hay tantos pases y préstamos y cesiones y tanta variedad de contratos, que ya no sé en qué equipo juega cada jugador, de dónde vienen o para dónde van. Tienen tantos ex-equipos en su haber que va a llegar un día que no van a gritar nunca más un gol, por respeto a su ex-club. Dejé de ir a las canchas, por los violentos de siempre, las entradas caras para ir a estadios cuyos baños son un completo asco, a pesar de que el fútbol mueve fortunas la peor parte siempre le toca al hincha, que es revisado por la policía como si fueran guerrilleros suicidas. Hace años que están matando al fútbol pero el corazón del hincha resiste... Sin embargo y -por primera vez voy a hablar del juego: ahora que lo veo por TV, cada vez me cuesta más llegar a los 90 minutos... ¿Tendremos que resignarnos a ver las grandes ligas europeas donde todo parece seguir funcionando? O hablando de ornitología... ¿podremos renacer como el Ave Fenix a nuestro futbol, antes que los buitres no dejen nada? Quiero creer que si...fuerte abrazo

    Hugo

    ResponderEliminar
  2. Hace años que están matando al fútbol pero el corazón del hincha resiste... que buena frase y cuanta verdad junta.. ojala cambie esto porque viene cada vez peor la mano.. un saludo!

    pablo!

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la nota. Espero que algún día cambie todo esto, pero lo veo improbable.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Excelente, como siempre!
    Real y triste verdad... esperemos revertirla, mientras tanto el fútbol argentino y algunos pésimos dirigentes se encargan de mediocrizarlo todo...
    Un abrazo de una bostera! :=)

    ResponderEliminar
  5. HS: coincido con tu comentario de "cabo a rabo". Me ha gustado particularmente cuando dices que los jugadores cambian tanto de equipo, que van a acabar no celebrando ningún gol para no "ofender" los colores de un club que han defendido previamente (en una acto de demagogia insoportable)
    Tu alejamiento de los estadios es más que justificado. Tienes razón cuando relatas el maltrato a los que son sometidos los "sufrientes pagantes".
    Los baños de los estadios son "un descenso a los infiernos" y el espectador, a fuerza de tantas vejaciones llega un momento en que -como tu- se pregunta: "Vale la pena ?"
    Finalmente tu frase: "Hace años que están matando al fútbol pero el corazón del hincha resiste..." es triste pero a su vez, esperanzadora.
    Es por eso mismo que tu has escrito y yo estoy respondiendo.
    Un gran abrazo, y gracias por tu valioso comentario que hago extensivo a los otros amigos que han dicho lo suyo. Gracias a todos.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.