+ 5

Urko salva los muebles

A pesar de que un empate en el último estertor del partido y fuera de casa siempre deja un regusto dulce, volvió el Athletic a perpetrar otro de los bodrios que acostumbra a domicilio. Otro partido trabado, con fallos incomprensibles en defensa, descontrol absoluto en el centro del campo y ataque sin coordinación.

Solía asemejar Latxaga la suerte de Caparrós con la que –según se decía- tenía Miguel Muñoz, con la gráfica expresión de la flor, que en ocasiones, algunos, suelen colocar donde la espalda pierde su nombre. Y parece que en las últimas jornadas ha reaparecido. El Athletic venció con dos golpes agraciados al Sevilla y rescató un punto en Getafe de manera más que afortunada, con un remate de Urko Vera –en pleno debate sobre el peso de los vizcaínos en el equipo- mientras sufría un empujón de Gorka Iraizoz. La presencia del portero en ataque da muestra clara del tremendismo de la última jugada. Eso y la celebración del empate, como si de una final ganada se tratase.

La primera parte, con un fútbol tan de mínimos como el desplegado en Zaragoza, solo dio para evidenciar que la nueva ocurrencia de Caparrós no daba de sí. La apuesta por de Marcos en banda derecha resultaba inane, mientras que acompañar a Llorente con Susaeta era sacrificar la posibilidad que otorga el reglamento de disputar los encuentros con once futbolistas. Qué debe hacer el jugador de Eibar para perder la confianza del entrenador es una incógnita. El bueno de Markel echó el freno de mano a su evolución como futbolista hace cuatro años y ahí sigue. Aparcado.

El centro del campo, confiado de nuevo a Gurpe y Javi Martínez, fue incapaz de controlar el balón hasta límites desesperantes, de ahí que el entrenador decidiese, contra lo que en él es habitual, dar entrada tras el descanso a Orbaiz, que permitió en la reanudación algo más de elaboración y control. Cierto es que no era difícil.

Desasistido y desesperado, a partes iguales, estuvo Llorente. No se encontró cómodo en el campo, no dispuso de grandes ocasiones, salvo una de cabeza a pase de Muniain, y fue objeto, de nuevo, de la desproporción arbitral.

Precisamente el de la Txantrea -que había sido protagonista involuntario por el afán de los getafenses de intentar calentar un encuentro en el que se jugaban bastante- fue de las notas más positivas, no tanto por el acierto en su juego, trabado, sino por la personalidad con la que encaró el encuentro y aguantó las tarascadas locales, ante la pasividad de un Ayza Gámez que intentó arbitrar al estilo de su compañero de colegio, el tal Mateu Lahoz, confundiendo continuidad en el juego con impunidad.

Tras el tostón de los primeros 45 minutos y los reajustes realizados, la segunda parte resultó más entretenida. Manu del Moral se empeñó en que el partido no estuviese condenado al cerocerismo que el juego de ambos equipos merecía y tras un garrafal fallo de San José transformó el primero de la noche. Viene el central de Atarrabia dando muestras desde hace semanas de que necesita un paso por el banquillo. Con la llegada de Ekiza, cuyo rendimiento tiene que sorprender hasta al cuerpo técnico rojiblanco, resulta paradójico que sea ahora el central diestro el que desentone en el equipo.

A remolque de marcador, como es costumbre, alteró definitivamente Caparrós el equipo inicial. Hombre por hombre, dio entrada a Urko Vera y David López por los blanditos de Marcos y Susaeta. Y resultó. Vaya que resultó. López llevó el peligro visitante a balón parado y Urko Vera demostró su hambre de fútbol yendo a por todas en el remate final.

Cierto es, también, que el protagonista siguió siendo del Moral, que primero desvió a gol un saque de falta bien templado por David López y que, después, adelantó de nuevo al Getafe en una jugada que comenzó con una pérdida de balón absurda e imperdonable de Iraola para seguido encontrarse con un Koi que cedió varios metros ante el capitán del Getafe, y le dejó conectar un extraordinario zurdazo. Gorka, que no se sabe dónde estaba, vio como el cuero entraba con fuerza, pero excesivamente centrado. Pudo hacer más. Bueno, debió hacer algo.

Y en estas, cuando el partido parecía acabado, el Athletic volvió a demostrar su potencial a balón parado. Para desesperación de Míchel, que dio muestras a la finalización del partido, una vez más, de ese doctorado en educación adquirido en la universidad de los barrios bajos. Dime de qué presumes. Hay quien rumorea que la tésis doctoral se la dirigió un tal Valderrama. Pero seguro que es maledicencia.

En el otro banquillo, ataviado con un espantoso chándal, con una imagen más propia de profesor de gimnasia de la escuela pública de Utrera, el entrenador visitante volvió a dar muestras de un planteamiento pésimo que sus defensores volverán a justificar por el afortunado punto cosechado. Cierto que, a golpe de chicle, reflexionó y corrigió lo que no funcionaba, pero desespera la aleatoriedad de sus decisiones. Verá, que dicen vino para el primer equipo, juega en Segunda B, mientras de Cerio entra y sale de las convocatorias a capricho.

Contra el Villarreal no valdrá confiarlo todo a la suerte. Queda la esperanza de un partido más redondo, principalmente por las ganas que, dicen, le tiene el plantel zurigorri al submarino amarillo, en general, y a su técnico, el inefable Garrido, en particular. Y confiemos en que no nos vuelvan a hablar de finales.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

5 comentarios

  1. Kaixo Gontzal, no te quito ni una coma de lo que dices pero creo que eres incluso blando con algunos jugadores. A mi personalmente San Jose me encanta, y creo que va a ser el central del Athletic por muchos años, pero los fallos que comete ultimamente creo que son de juzgado de guardia y debería el de Utrera darle un importante toque de atención, sobretodo viendo como está rindiendo un recien ascendido como Ekiza, menudo jugadorazo!!! me recuerda a mi en mis tiempos mozos, y tu que me has visto jugar lo sabes, jejeje!!!!
    Y lo de Susaeta, me parece lamentable, creo que se le deberñia dar un ultimatum y si no rinde mas venderlo o incluso regalarlo y ahorrarnos su ficha, es patetico verle jugar, no da ninguna sensacion de peligro cuando tiene el valor, y lo cojonudo es que es un ESTRATÉGICO!!!! Manda huevos....... como diria aquel!!!
    Por lo demas, creo que es muy positivo que nos sonria la suerte ya que en otros muchos partidos no lo ha hecho, bien por el arbitro u otras circunstanacias, sin ir mas lejos me acuerdo del partido del Depor en casa!!!!
    Esperemos ganar al Villareal, y situarnos a 6 del 8º, que a falta de nueve jornadas creo que sería importante de cada a clasificarnos para la Europa League!!!
    Por ultimo animos a Abidal, que desgraciadamente nadie esta libre de sufrir estas enfermedades, y esperemos que la temporada que viene le volvamos a ver jugar..... aunque sin jodernos la clasificacion en Copa.


    Bici 29

    ResponderEliminar
  2. No sé si soy blando, creo que no se trata de dureza, sino de ser ecuánime en las críticas y en los halagos. A mi también me gusta San José, mucho, pero no está fino y coincido en que debe pasar por el banquillo. Al final, se le hace al jugador flaco favor, se relajan. La tensión competitiva se debe fomentar desde el banquillo, pero Caparrós en eso me parece un desastre. Los jugadores pasan de titulares a no existir. Ahora Amorebieta no dispone de minutos, mientras que antes era estratégico, por ejemplo.

    Lo de Susaeta es la única excepción, es el jugador de la plantilla al que más oportunidades da con diferencia. A ningún otro le han dado tantas ocasiones de poder demostrar algo con tan malos resultados. No evoluciona. Es más, cada vez creo que retrocede más, le veo más carencias que virtudes.

    Ya quisieran los Iturraspe y compañía la mitad de oportunidades que Susa, el otrora estratégico para el Sr. García.

    Ekiza me ha sorprendido, pero creo que se le debe dar un tiempo, no empezar a subir a los altares, que luego, cuando vengan mal dadas, se le criticará con la misma intensidad que ahora se le adula.

    Y sí, hay que ganar al Villarreal. Además, no soporto a Garrido.

    Lo de Abidal es duro, sí. A ver si remonta...

    ResponderEliminar
  3. Entre David, Urko y Gorka regaron un poco más la flor de JJ. Pero qué partido más tristón, ramplón...
    A este paso, ser estratégico va a ser una carga para el club: Amorebieta, Susa...
    Ekiza creo que ha sorprendido a todos ¿no? Y de acuerdo con lo de San José, Abidal.

    ResponderEliminar
  4. Creo que si ganamos al Villareal tenemos serias opciones de pelear por entrar en Champions, es un partido clave.

    A diferencia de ustedes, yo le sigo teniendo fe a Susaeta, creo que es un jugador talentoso que simplemente está sin confianza. Necesita la comprensisón de la afición. Creo que andar criticándole continuamente no beneficia en nada, ni a él ni al equipo. Las fobias exacerbadas me parecen más propias de otras aficiones.

    Una vez más Gontzal, enhorabuena por este magnífico lugar de encuentro en rojo y blanco.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el comentario Kenneth.

    No creo que aquí exista ninguna fobia exacerbada hacia nadie en general, y menos hacia Susaeta en particular.

    No obstante, te invito a que semanalmente loes su juego. O, incluso, más: te agradecería que hagas un seguimiento de su juego y nos resumas tras cada encuentro lo que ha hecho bien y lo que ha hecho mal.

    Seguro que salimos de dudas. Y si debemos reconsiderar alguna crítica, seguro que lo haremos.

    Quedo a la espera de tus comentarios.

    Un saludo,

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.