+ 4

Munian responde a Izco en el campo

Sufrió Izco, ese tardorequeté al que tanto gusta confundir fútbol y política, charco en el que chapotea con frecuencia, el mayor de los castigos. Volvió a intentar calentar la previa al partido con la eterna cantinela del expolio rojiblanco a la potencial cantera de Osasuna y fue precisamente Muniain, militante y orgulloso traidor a la causa rojilla, el que le clavó la puñalada donde más duele y cuando más escuece. En una jugada en la que combinó pillería, calidad y provocación por arrobas. Pero no todo vale. Alguien debiera limarle ciertos espolones a este gallo, por su bien y, sobre todo, por el del Athletic, demasiado alejado estos cuatro últimos años de su clásico estilo. Debiera mirar más Iker hacia Messi que hacia Cristiano Ronaldo.

El partido comenzó más o menos como se esperaba, con Gurpegi en banda derecha acompañando esta vez a Iturraspe y Orbaiz en el medio centro por la ausencia de Javi Martínez, y la novedad de la vuelta de Amorebieta a la titularidad por el bajo rendimiento de San José. A las primeras de cambio, y por mor del enésimo choque de cabeza de Gurpegi, David López debió entrar por el de Andosilla, alterando el sistema que Caparrós había diseñado para contraponer músculo a un Osasuna que marcó un ritmo de partido infernal. Con todo, en la primera parte el Athletic no sufrió demasiado, en un partido tedioso a más no poder, con un rival lanzado por una grada enfervorizada que presionó y arengó a su equipo. También se notó el efecto del empuje de la afición local en el árbitro, un Paradas Romero que hace honor a su apellido, que interrumpe constantemente el juego y que aplica el reglamento en el extremo opuesto al de, por ejemplo, Mateu Lahoz.

La infumable primera parte, esa en la que el fútbol no apareció, dio lugar a una segunda más que entretenida y de desenlace enloquecido. Se adelantó Osasuna rápido con gol de Kike Sola, para avivar el debate de navarros traidores a la causa rojiblanca y navarros cuerdos que vuelven a la casa del padre, en una jugada garrafalmente defendida por el Athletic, donde Toquero no despejó a córner como es preceptivo, Castillo saltó con menos brío que un octogenario y en la que Ekiza, que por cierto vio su primera amarilla, algo lógico con Paradas, no hizo demasiado por obstaculizar al delantero osasunista.

El delirio local llegaba a las gradas y rozó el clímax cuando Castillo, por una faltita, veía la segunda amarilla por el afán del colegiado de satisfacer las demandas de la afición local. Lo que parecía el inicio de un precipicio para el Athletic resultó un bálsamo. El cambio de San José por Toquero para rearmar al equipo dio aplomo, serenó el juego e hizo a los rojiblancos jugar con algo más de inteligencia, combinando el juego directo, recurso obligado, con la salida de balón hacia bandas.

Si la diferencia la pasada jornada contra el Real Madrid radicó en la calidad, también lo fue contra Osasuna, demostrándose que no es casualidad que el Athletic sea quinto y que los navarros sufran por mantener la categoría. Con tan solo un balón bien centrado por David López hacia Llorente el Athletic igualaba el marcador, tras un buen remate de un nueve que, a pesar de estar en un bache físico, siempre guarda fuerzas para agradecer y valorar la clase de algunos compañeros.

A partir de ahí los de Caparrós se movieron con comodidad, no sin dosis de extraña brega en las piernas de un buen Iturraspe y de un vaciado Orbaiz, llamados para otro tipo de juego pero que supieron sacrificarse. Osasuna, movido por el ritmo al que le avocaba el comportamiento obsesivo colectivo de la grada, se pasó de frenada, con un fútbol bullicioso y poco efectivo. Ahí, en uno de sus muchos errores, fruto de practicar todo lo contrario al control que en superioridad numérica y de ventaja en el marcador se requiere, llegó la expulsión por segunda amarilla de Sergio, tan injusta como la de Castillo.

Y en el último estertor del encuentro llegó la jugada que se recordará durante tiempo. Muniain corrió a pelear un balón, perdió la posición y propinó un pequeño empujón a Nelson que Paradas no señaló, quizá ya por carecer de aire en sus pulmones tras el recital de silbo, desagradable instrumento musical, y que sirvió para que el defensor Osasunista chocase con Ricardo, en una salida absurda del meta local, que dejaba el balón suelto. La calidad de Muniain, frío como un témpano, sentenciaba el encuentro de la manera más cruel. Las formas de la celebración no fueron las mejores, aunque la juventud y el cúmulo de insultos sufridos durante el encuentro sean eximentes.

El quinto puesto, pues, se afianza. La ya famosa flor de Caparrós y los tropiezos de los rivales consolidan al equipo en una más que meritoria quinta plaza que cuesta comprender con la triste apuesta futbolística que pone en escena el Athletic. Y ojo de aquellos que no abracen el resultadismo. Joaquín Jesús no lo entiende. Sobran las formas. Sólo vale el fondo. Pero nadie debe olvidar que es difícil ganar siempre haciendo tan poco.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

4 comentarios

  1. Hola Gontzal, como siempre genial cronica. He de reconocer que a dia de hoy es la unica que leo, alguno de los que escribe en prensa podía leerte un poco haber si aprenden. Un abrazo. Gontzal E.

    ResponderEliminar
  2. a mi tb me gustan tus cronicas, futuro comentarista en vivo desde San Mames. Este domingo sufrí como el resto de aficionados con el coñazo de partido, malo de solemnidad. Lo unico positivo los 3 puntos y darle en la cara de borrachin al enano presidente anti-Athletic. Sólo por eso mereció la pena el sufrimiento de ¿futbol? que vimos ayer

    eso si, yo sigo apostando por Jokin, a pesar de este mal partido, es una gozada estar luchando por una uefa que por un descenso. en eso que estamos todos de acuerdo, es nuestro unico punto en común, me temo

    ResponderEliminar
  3. "¿Imagen, amigo? Resultados." En fin, ya dijo el rubio de Barakaldo que quien quisiera espectáculo que viniera a ver la gabarra, pero lo del domingo creo que fue demasiado. Aunque quizás en vivo lo pasaráis mejor, con Paradas, Marañón y compañía ;-)

    PD Estás hecho un crack en la radio, Gontzal :-D

    ResponderEliminar
  4. Tocayo, te recomiendo leer todas, hay bastante nivel en la prensa vizcaina aunque no se comparta lo que dicen.

    Darth Txelos, no cedas. No es incompatible el quinto puesto con jugar medianamente bien a fútbol. Parece que se ha instaurado ya la idea de que sólo se puede entrar en Europa a base de bodrios.

    Iñaki ¡clasificación, amigo! je je je. Ondo pasatzen dogu irratsaioan. Ia egunen baten etorten zaran!

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.