+ 12

El juego de las lágrimas

El 29 de Junio de 1986, en el imponente Estadio Azteca de la Ciudad de México, la selección Argentina de Futbol se consagraba por segunda vez en su historia, Campeón Mundial de mayores. Estamos acercándonos al cuarto de siglo de esa gesta inolvidable. Cinco lustros pasaron y conforme nos acercamos a la fecha, más lejos estamos de volver a repetirla.

Así como España logró brillantemente –esto va de mío- el último mundial, un logro que se le venía negando desde el comienzo de la historia, ningún aficionado, sea del país que fuese, pudo sorprenderse por esto. Era la culminación de un trabajo que España venía insinuando con la Eurocopa en 2008, con una Liga jerarquizada por los mejores futbolistas de los 5 continentes, en fin… por muchos factores cuya resultante fue la coronación en Sudáfrica.

Digo que Argentina se aleja cada vez más de repetir una gesta así, porque a pesar de seguir produciendo jugadores como para tener aspiraciones de ganar todo lo que juegue (la cantera argentina fue, es y será pródiga en ese aspecto) nos empeñamos en hacer todo mal. Todo improvisado; todo “tirado de los pelos”.

Julio Humberto Grondona –ya ha sido dicho- maneja dictatorialmente los destinos de la entidad madre del fútbol desde hace más de 30 años. Pero no es el único culpable del estado de situación. En absoluto. Que nadie se haga el distraído ni mire para otro lado, porque todos los que de algún modo u otro forman parte de este circo, están sucios en algún costado y sería hipócrita pretender que este marasmo es culpa únicamente de “el Padrino”.

Periodistas abominables que están vendidos por un pancho y una gaseosa y que hacen campaña de un modo grotesco para tal o cual jugador, y denostan, denigran e injurian al que no les da notas porque no comulga con ellos, porque no quiere… o definitivamente porque –como a mí- le dan asco algunos lenguaraces de la radio y la televisión. Esto viene de lejos (recuerdo el caso de Hugo Villaverde, uno de los mejores centrales que vi en mi vida, que edificó toda su campaña multicampeona sin hablar con la prensa, luego de que en una de sus primeras notas, le cambiaran radicalmente lo que había dicho).

Los árbitros no podían estar fuera de esta recorrida. Los fariseos de los medios dicen siempre “yo creo en la honestidad de los árbitros” cuando viven cuestionándolos y pasando el peine fino del error para crucificarlos. Yo no creo en tal honestidad así, como colectivo… creo, más bien, que debe haber jueces honorables e impolutos, y algunos “que Dios me libre y me guarde”.

Por último los jugadores, que se han ido convirtiendo –cada día un poquito más- en unos seres absolutamente simuladores, malos compañeros, ventajeros y alcahuetes, pidiendo a los colegiados que repartan tarjetas amarillas y rojas a los del equipo contrario, que la temporada venidera pueden ser sus compañeros de equipo. Todo muy feo… muy medio pelo… muy miserable.

No se ven estas actitudes en un Mundial… ellos saben qué no se puede hacer y qué no se debe hacer… ¡y no lo hacen! Pero acá, en casa, se convierten en personajes patéticos pidiendo tarjetas, simulando codazos, jugando a no jugar. Y en este cocido de picardías, trampas y ventajas, cada vez se corre un poco más la línea y se estiran un poco más las reglas, mientras se dan como aceptadas ciertas pautas, ciertas actitudes, ciertas artimañas.

Puntualmente me refiero a los agarrones dentro del área en cada tiro libre que va a caer dentro de la zona de sentencia. Desde hace varios años, es grotesco ver a las parejas de jugadores forcejeando como si se tratase de un torneo de sumo o lucha greco-romana, viendo como se estiran esas zamarras a medio metro del torso del dueño (digan que estas telas sintéticas de ahora son bastante resistentes, que si no, no habría utilería que aguante).

¿Son penales?… ¡claro que sí! ¡PERO NO LOS COBRA NADIE! Porque si se cobrasen los agarrones dentro del área, tendríamos partidos que terminarían 17 a 15… o guarismos similares. Deberían cobrarse Y SIEMPRE, ni más ni menos, porque así lo marca el reglamento de la International Board, Pero no se hace. Los jugadores lo saben y se prenden como sanguijuelas a su marca. Los árbitros lo saben pero hacen la “vista gorda”. Los comentaristas lo ven cada partido y ya casi ni lo señalan en sus comentarios. La podredumbre de un futbol doméstico sospechado de toda sospecha.

Es por eso que me ha sonado ridículo, absurdo, deplorable, el nivel de llanto de todo el mundo River, luego de perder el clásico contra Boca Juniors el domingo por 2 a 0, reclamando 6, 7, 8, 45 penales a su favor no cobrados por agarrones en el área, por un árbitro que hace 4 meses tiene status de Internacional, que parece ser un buen proyecto de árbitro y al que han crucificado por no cobrar lo que nadie cobra.

Miren… Martin Palermo no es santo de mi devoción a pesar de sus más de 200 chicharos metidos con la camiseta de Boca, lo he dicho en este espacio. Pues bien: a M. Palermo, de esos penales le vienen haciendo 3 ó 4 por partido desde hace diez años, y no exagero.

Por eso me resultó tan ridículo ver a Daniel Passarella -hoy Presidente de River- quejarse del modo que lo hizo ayer Martes, en la A.F.A.

Fue -sin dudas- uno de los mejores defensores de la historia, pero un hombre que no dudaba en romperle la tibia a un alcanzapelotas si no reponía rápido el balón cuando su equipo perdía (aunque permitía que el chico se durmiese una siesta si el equipo iba en ventaja).

Por eso me sonó triste escuchar a Passarella comparar a este joven proyecto de buen árbitro con el abominable Javier Brazenas, al tratar de equiparar un partido más contra el rival de siempre, con la final de Campeonato -corolario de toda una campaña- en la que el susodicho Brazenas privó a Huracán de gritar Campeón. Créanme que los jugadores, hinchas y directivos de Huracán se quejaron mucho menos que lo que Passarella y los periodistas afines a River Plate vienen haciendo desde el domingo. ¿Qué hubiese hecho Passarella si le arbitraban una final de ese modo? … imposible saberlo, aunque a juzgar por sus reclamos post-partido (que lejos de acallarse, van “in crescendo”) lo menos hubiera sido muñirse de una M60 al mejor estilo “Terminator” y emprender contra el personal de la AFA, buscando a Julio “Sarah Connor” Grondona para matarlo)

Ni Passarella ni la prensa adicta se quejó del arbitraje el domingo anterior, sí, sí… apenas el domingo anterior, cuando su jugador estrella, Erik Lamela –a quien he elogiado en este espacio- no fue expulsado por un codazo en el rostro a un rival para que no se perdiera el clásico. Tampoco lo escuché quejarse del gol en claro off-side de Funes Mori contra Independiente en este torneo, y mire que hay más, muchas más, aunque el jure lo contrario.

Por eso, seamos buenos y entendamos que hasta “el juego de las lágrimas” tiene un límite.

Por último: Daniel Passarella, yo estoy de acuerdo con vos, Grondona se tiene que ir cuanto antes. Su tiempo pasó… pero no podes pedirle que renuncie, cuando hace dos meses y sin que los otros clubes se enteren, le pediste que te adelante 20 millones de pesos –que te adelantó- para tapar agujeros en el club. No es ético y se sigue aumentando el estado de putrefacción imperante.

Yo a mis enemigos, no les pido nada. Y en lo posible, a mis amigos tampoco.

Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

12 comentarios

  1. Poco que agregar, me imagino a Arnold Passarella con los lentes oscuros y la ametralladora!!
    Falto agregar la irrupción de Diego Maradona apoyando a su "archienemigo" en esta extraña cruzada contra el (eterno?) Padrino. Obviamente insulto va, ofensa viene, es carne de cañón para el voraz periodismo argentino que a falta de buen fútbol, buenas son peleas para tratar de seducir al público.

    ResponderEliminar
  2. SIMPLEMENTE EXCELENTE NOTA !!!!!!!!! TENDRIAS QUE ESCRIBIR PARA ALGUN MEDIO GRAFICO...BI QUE HABLAR DE COMENTARISTA !!!!!!!! FELICITACIONES MAESTRO!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Gran nota, gran. Quisiera aportar que el pobrísimo nivel de jugadores, estadios caídos a pedazos y árbitrajes siempre puestos en duda, son producto de la acefalía política de no gobernar con coherencia, de no apostar a plazo largo y de no respetar las reglas del juego. Dejaste constancia de que para triunfar no es necesario tener a los mejores (caso Argentina), sino más bien tener un proyecto de crecimiento sostenido que permita ir subiendo escalones en plazos fijados (caso España). Lo triste es que al hincha de fútbol general en Argentina importa muy poco la realidad cotidiana de su club, importa muy poco la hondura de un proyecto, de un modelo de Club, de una identidad de juego definida. Al hincha Argentino le interesa si entra o no la pelotita en el arco contrario, y eso es lo que más duele. Porque los que defendemos la otra parte de la historia, somos pocos. Como siempre, un verdadero placer.

    ResponderEliminar
  4. HS: Y ... Passarella tiene el target para encarnar al famoso personaje de Arnold Schwarzenegger. Con respecto al apoyo de Maradona, podríamos usar esa frase de Borges: "no los une el amor, sino el espanto"
    Gracias por tu aporte.

    Anónimo: ¿Que puedo decirte? ... me exceden tus palabras. De todos modos estoy más que satisfecho de poder garabatear mis impresiones en este espacio y si alguien ejerce algún magisterio aqui ... ese es Gontzal, cuyas crónicas me causan el mismo efecto que las mias te producen a ti. Te agradezco mucho y te envío un abrazo.

    Maximiliano: Coincido absolutamente con tu visión y es notable el modo en que planteas la idea. Caray que vale la pena defender esa parte de la historia de la que hablas si en la trichera me voy a encontrar con gente que piense como tu. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  5. gran comentario MAESTRO!!!!

    ResponderEliminar
  6. Excelente, como siempre!!!!!!!!! un fenómeno Héctor, seguí escribiendo así!!! hacen falta más voces como estas en los medios, captados por la asquerosa hegemonía del poder. Salut!

    ResponderEliminar
  7. Héctor, soy amigo de Miguel "capucha" y soy hincha de River nosotros hemos sufrido yo era chico, de los 18 años sin salir campeón con muchos arbitrajes injustos. Estoy de acuerdo con usted de que Passarella no tenia que pedirle la renuncia si al club le dio plata, pero él como presidente de River tiene todo el derecho de pedirle explicaciones por el mal arbitraje con la primer falta del partido donde el jugador de Boca lo baja al jugador de River pudiendo cambiar la historia del partido, hay otras falta más o menos discutible. Yo no quiero decir que todas hayan sido penal.
    Pasarella se equivocó por pedirle la renuncia pero tiene el deber de reclamarle porque su equipo se vio perjudicado porque él representa a los hinchas y socios de River y la institución aporta con su plata con los montos recaudados a la AFA.
    Quiero decir que en general estoy de acuerdo con usted pero Grondona ya lleva muchos años en el Futbol Argentino y tiene que dar un paso al costado eso es lo que pienso.
    Gracias por permitirle contestarle y le dese suerte.
    Ricardo

    ResponderEliminar
  8. Hector, muy buena y simple tu redacción, yo safe soy de Independiente, pero me mato la frase...muñirse de una M60 al mejor estilo “Terminator” y emprender contra el personal de la AFA, buscando a Julio “Sarah Connor” Grondona para matarlo, que barrrrrbaro, fabuloso.
    Disculpe pero me vi obligado de darle a un hincha de River el derecho a replica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. GRAN COMENTARIO, HECTOR, DAN GANAS DE PONERTE A TI COMO PRESIDENTE DE LA AFA Y POR QUÉ NO DECIRLO, DE LA ANFP, ESE NIDO DE SINVERGUENZAS, ESE "NIDO DE RATAS", SIN MARLON BRANDO.

    ResponderEliminar
  10. René, muchas gracias! tenía mucha rabia cuando escribí la nota porque los que conducen clubes tienen la Obligación de conservar la mesura. Lo de Passarella fué vergonzoso, en tanto presidente de un club con tantos seguidores como River. Sería muy bueno que todas las veces que lo favorecen, saliera con la misma vehemencia y énfasis a decir que los puntos conseguidos fueron mal habidos y a su rival "lo robaron".
    Los que conducen tienen obligaciones éticas que deben cumplir. Un abrazo!

    "Anonimo 6" Gracias! muchas gracias de verdad!

    "Anonimo 8" Me parece perfecto que le hayas dado al amigo de River el derecho a replica. Con gusto ahora le respondo y será un placer hacerlo. Te envío un fuerte abrazo ... y que "el rojo" mejore!

    ResponderEliminar
  11. "Anonimo 7" Ante todo, es un gusto responderte.
    A ver ... yo tambien recuerdo esos 18 años de River sin campeonatos. La verdad es que tenía equipo todos los años para ser campeón, pero a veces errores arbitrales (la mano de Gallo en el partido contra Velez en el´68 o el penal atajado de Roma a Delem en el´62 son emblemáticos) otras veces, defecciones y errores propios de un equipo al que -conforme iban pasando las temporadas sin gritar campeón- se le hacía cada vez más pesada la mochila (recuerda la final perdida con Peñarol en Santiago de Chile) ... pero de esto no lo hagamos cargo a Grondona porque el por esos años acababa de fundar a Arsenal de Sarandí y estaría muy ocupado con su "criatura" jaja.
    Respecto al partido del domingo, indudablemente River fué perjudicado, pero seamos honestos, muchas veces te favorecen. (en este campeonato en curso, no hubo un equipo tan perjudicado como Racing ... tu has oido alguna queja, o que entraran a la AFA pateando puertas? ...¿verdad que no?
    Yo no veo a ningún presidente tener las reacciones de Passarella el último martes y me parece que el busca otra cosa atras de esta reacción (¿ser presidente de la AFA quizas?) si es asi creo que equivocó el camino. El tiene que entender que preside un club muy importante y está jugando con fuegos muy difíciles de apagar una vez que la gente se enardece. Sin ir más lejos, me parecieron mucho más atinadas y respetuosas para con el árbitro las declaraciones de JJ López. Coincido contigo en que Passarella tiene todo el derecho de pedir explicaciones por un mal arbitraje ... pero equivoco el modo. El -y todo el ambiente del fútbol- pueden exigirle la renuncia a Grondona, pero no por un mal arbitraje un dia que te perjudicaron. Passarella tendría que pedirle la renuncia a Grondona, por permitir que Aguilar vaciara al club como lo vació, sin que Grondona hiciera nada o interviniera sabiendo lo que estaba pasando! POR ESO TENDRIA QUE PEDIRLE PASSARELLA LA RENUNCIA, no por un mal resultado el domingo. (y Grondona no tendría respuestas para darle)

    Te envío un abrazo y estoy a tus órdenes!
    (y yo -al igual que Riquelme- a quienes todos critican, tampoco quiero que jueguen la promoción)

    ResponderEliminar
  12. Rainier ... Muchas Gracias! pero mejor me quedo acá, entre amigos ... no vaya a ser que el poder me corrompa! jaja!
    Por cierto, que pelicula "Nido de ratas" ... y que actor Marlon Brando!
    ¿El mejor de todos los tiempos, quizás? (en el podio está seguro!)

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.