+ 7

Buenas noches ...¿esta Messi?

El que vence a los demás es poderoso, el que se vence a sí mismo es invencible”. Lao Tsé

Se de varios jugadores de futbol -aficionados y profesionales- con los que se ha dado una extraña condición, digna del análisis de profesionales de la mente y la sicología humana.
Reconocidamente buenos jugadores … auténticos cracks en muchos casos, ocurría que descollaron en varios equipos, sin embargo tuvieron pálidas performances en los clubes de los cuales eran hinchas.

No vean en esto una curiosidad, no. Se da con más frecuencia de lo que parece.

Como para muestra basta un botón, el primero que viene a mi memoria es Alfredo “el Mono” Obberti. Uno de los mejores centrodelanteros que yo he visto. Lo tenía todo: gol, picardía dentro del area, habilidad y carácter. Goleador en Los Andes, goleador en Newells Old Boys donde fue pieza clave en la conquista del primer título de Primera División de los rosarinos; internacional por Argentina … sin embargo fue un fracaso rotundo en Huracán, club del que era hincha “perro”. Hay más casos similares … muchos más

Evidentemente hay un trasfondo sicológico en esto. Como si donde uno más quisiera demostrar y lucirse, generase un caudal de ansiedad que ata, limita, condiciona.

Toda esta perorata viene a cuento de la ya famosa polémica instalada –al punto que excede los periódicos y medios locales, para ser titular en otras partes del mundo- sobre las bajas actuaciones de Lionel Messi cuando viste la albiceleste.

No es Argentina el mejor país para cuidar a los ídolos, de ninguna manera. Nuestra mezcla de razas ha generado un biotipo con características antagónicas: Hacemos de la amistad nuestra primera religión, y eso es bueno … pero somos capaces de fagocitarnos entre nosotros con una virulencia extrema.

Miren: Astor Piazzolla y Atahualpa Yupanqui -dos genios únicos- fueron admirados y venerados antes en Francia que acá.
Si … ya sé que “nadie es profeta en su tierra” pero de ahí a decir que Piazzolla estaba matando al tango, o “ningunear” a Don Atahualpa al punto de ser ignorado en los medios de comunicación es -cuanto menos- preocupante.


Tendrían los que no viven aquí, que oir los mensajes que los aficionados hacen llegar a las radios sobre Messi … y esto no es de ahora que transcurridos dos partidos por la Copa América, ha tenido dos actuaciones muy pálidas al igual que al equipo. Les diría que viene desde que “la pulga” comenzó a asombrar al mundo por sus actuaciones en el Barcelona.
Que no canta al himno. Que no siente a la Argentina. Que no tiene sangre. Que … que … que.
El caso es que él ha elegido jugar para la Argentina Y PUNTO.

Bien podría haber optado jugar para España, adonde casi toda la afición local le pide que se vuelva, en una muestra de que idiotas podemos llegar a ser. Yo estoy absolutamente seguro de que Messi desea más que nada y que nadie, tener una actuación descollante y ser gravitante y decisivo como lo es en el Barça y acallar de una vez y para siempre, tanto aficionado que en el cerebro tiene menos seso que un raviol … y cuando más presión se auto impone … menos rinde. Y menos rendirá.

Claro esta es mi opinión. La opinión de alguien que lo ve jugar y despojándome del conocimiento de saber quién es, si se pudiera “marmolar” su rostro como hacen con los delincuentes o las víctimas para no exponerlos en TV, diría SIN DUDA: “ese jugador no sé quién es, pero es Argentino” SU ADN FUTBOLERO LO ES.

Coincido con esa definición que dijo una vez César Luis Menotti cuando le preguntaron acerca de “la nuestra”: Mire –dijo el Flaco- usted ve a un muchacho parar la pelota, pegarle, lo ve correr y ya sabe si es argentino, brasilero, italiano o alemán” … bueno, a mi me pasa que lo veo a Lionel y veo a un jugador argentino hasta la médula. Aún cuando juega mal o no alcanza el listón que le conocemos al calzarse la camisa Argentina.

Para mi sigue siendo el mejor de todos porque, además de todo lo que muestra en Europa, le agrega que es un jugador noble, leal, que no simula faltas y que mientras pueda mantener la vertical -aún a riesgo de ensuciar su maniobra- no especulará con tirarse y que le cobren falta.

Es más, tiene 23 años. Con dos años más a este nivel que tiene en España domingo tras domingo, será el mejor de todos los tiempos y no dejará record en pié. ( que le quedan muy pocos por batir)

Tranquilo “Pulga” … a mí y a mucha gente no me tenés que demostrar nada. Ya vi todo.
Me encantaría que levantes una Copa jugando para Argentina, como que no? … pero si no se llegara a dar, para mi seguirás siendo el mismo pibe al que oigo hablar sin que se le haya pegado “ni esto” de acento en el decir.

El mismo que en un Camp Nou atiborrado de gente, en un nuevo festejo de un Barça al que ayudaste a engrandecer dijo por los micrófonos: “aguante Argentina carajo!

Pero esto solo es mi opinión y no puedo hacerme cargo de las demás.

A mi mitad española le gustan mucho los refranes, los proverbios y las frases. Veo mucha sabiduría tras ellos, pero estoy comenzando a pensar que algunas fueron dichas “a la bartola” … como aquella tontada que dice “Vox populi, vox Dei” … no siempre, créanme que no siempre

Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

7 comentarios

  1. Coincido a medias...
    Estoy de acuerdo en que la Argentina por lo general suele maltratar a sus ídolos, a sus genios... adhiero a tu lista el ejemplo indiscutible de uno de los mejores y más lúcidos músicos de la historia, CHARLY GARCIA! el mismo amor odio que genera el Diego, y lo mismo que pasa con RIQUELME, que aún la mitad del país que lo odia se empeña en llamarlo PECHO FRIO... cuanta falta nos haría en esta selección con menos temperatura que un freezer!
    Pero por otro lado, es el mismo público que espera de Messi el milagro, es el que está decepcionado porque antes puso en él toda su ilusión... es el público argentino que lo idolatra sin que él haya hecho nada acá, ABSOLUTAMENTE NADA! Entonces, tanto amor, con algo se paga... se paga siendo criticado cuando decepcionas. Es la otra cara de la moneda, hay que bancarsela.

    Todavía lo esperamos... ya va a llegar y la va a romper!

    Ludmila, argentina y bostera

    ResponderEliminar
  2. Coincido en que acá suelen no valorar a los que valen... pero no hay que olvidarse que el fútbol se juega en equipo... no se puede poner TODAS las esperanzas de victoria en UN jugador endiosado. También depende del técnico, de sus compañeros... hasta del clima! Y aunque es lindo ganar, también se aprende de las derrotas (o empates). Después de todo, si el equipo de uno siempre ganara, sería aburrido, el juego perdería sentido.

    Ánimo y suerte para Argentina!
    Alexis.

    ResponderEliminar
  3. Héctor: Para Messi no es lo mismo tocar con los Beatles que con el Cuarteto Imperial, sin animo de ofender a nadie. Este equipo no tiene pausa, no tiene quien pare la pelota, no tiene quién piense. Es el técnico el responsable de que eso suceda. Vi a Argentina como un equipo vertiginoso y descontrolado. Un equipo que salió a hacer el segundo gol antes que el primero. Un equipo de carísimos cracks inseguros, cometiendo errores infantiles. Y citando a Ludmila, que escribió antes: a este equipo le falta un poco de Riquelme, y yendo más lejos: un poco de Ardiles, O sea jugadores que sepan meter la pausa. Para el rival es muy fácil esperar a un equipo que te ataca desordenadamente, traslada la pelota en demasía y nunca genera espacios para penetrar la defensa. Es tarea de Batista muchachos, ya no se trata de si Kun si o Kun no o Tevez si o Tevez no. Esta vez le doy la razón al padrino cuando dice que Messi siempre juega bien, y los que juegan mal son los que lo rodean. Quién tiene que arreglar eso? El Checho. Ningun otro. Un Abrazo. Hugo.

    ResponderEliminar
  4. Ay Ludmila! ... que amplio es el arco que refracta el prisma de las opiniones. Asi que a Messi aqui se lo idolatra? ... Asi que aqui se le brinda "tanto amor"? cuando una vez que viene de vacaciones a la salida de un restaurant un imbecil de atrás le propinó un golpe. Asi que aqui se le quiere cuando en muchos programas se lo ridiculiza con nimiedades como que no siente la camiseta, que es un "pecho frio" (algún dia, alguno logrará explicarme que significa eso...) y muchas cosas del mismo corte. Si yo fuera Messi, preferiría que no me quieran tanto y me dejaran un poco más tranquilo, que bien podría haber optado por jugar para España con sus compañeros de equipo (Xabi -Iniesta- Pujol - Piqué - Busquets - Pedro ... y sin embargo optó por jugar por Argentina. A veces creo que si la cutícula no doliera, acabaríamos por fagocitarnos nosotros mismos. Asi y todo celebro y respeto tu opinión que es la de la mayoría, pero no la comparto.
    Un abrazo azul y oro!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por los deseos Alexis! la verdad es que coincido contigo: De las derrotas también se aprende ... claro que únicamente los que razonan y piensan aprenden de las derrotas y veo tanta irracionalidad detrás del seleccionado argentino, que me temo que no aprenderemos nada. "El pescado se pudre por la cabeza" y la cabeza del futbol argentino está podrida desde hace rato.
    ¿Como era aquello de "siento un mal olor que viene de Dinamarca"? ... yo no se si será el viento o que, pero para mi viene de la Calle Viamonte!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Hugo, como casi siempre, coincido contigo. Tenemos idéntica visión del problema sin que esto suponga que tengamos razón, claro.
    Que podría agregar a lo que has escrito si está todo muy claro! Finalmente el "Checho" Batista es el único que puede poner en caja esto. Jugadores hay de sobra ... aunque me temo que se le ha cruzado el barco y no se si tendrá el temple y el pulso para enderezarlo ...
    Espero equivocarme pero este velero tripulado por Batista me parece que zozobra...
    Un abrazo Hugo!

    ResponderEliminar
  7. A mi tampoco me tiene que demostrar nada Messi. Pienso que la gente, no sólo en Argentina pues vivo en México y también se escuchan enunciados absurdos acerca de Messi. Inclusive cuando juega mal, lo hace bien, sólo que cuando juega a su nivel acostumbra a la gente que le exige demasiado.
    En lo personal pienso que Messi no jugo mal los primeros dos partidos de la Copa América, inclusive puso cuatro o cinco pases de gol entre los dos partidos. ¿Qué más se puede pedir?
    El último partido con di María, el equipo se vio mejor. Creo que di María debe de ser un indiscutible titular en el equipo.
    Hector: muchas gracias por este post y por seguir compartiendonos tu gran cultura futbolistica.
    Una abrazo!

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.