+ 6

Demasiados fallos en ambas áreas

Dejó el Athletic sensaciones contrapuestas, mejoradas con respecto a las que mostrara contra el Rayo, pero similares a las que quedaran tras el encuentro contra el Trambzonspor. La innecesaria revolución Bielsa en la alineación acabó por pasarle factura, principalmente por gastar energía en investigación y desarrollo para el lateral izquierdo, dando la titularidad a un hasta hace poco descartadísimo Iñigo Pérez en una posición que solía ocupar en el Bilbao Athletic. Su fallo de marcaje en el primer gol es inaceptable e incomprensible a partes iguales en un futbolista que de la noche a la mañana pasa de estar proscrito a gozar de la titularidad, demostrando una falta de concentración y de tensión competitiva impropias de alguien que aspira a jugar en primera división.

La cosa es que los zurigorris dejaron ver muchas de las enseñanzas de Bielsa, manejando el balón con cierta soltura, manteniendo la posesión del mismo, presionando en la salida del Espanyol y generando ocasiones. Más que los periquitos y más claras, al punto de hacer del portero Cristian Álvarez, también rosarino, el mejor de su equipo junto a Sergio García, autor éste de dos goles, el primero al alimón con el mentado Iñigo Pérez y el segundo con toda la zaga rojiblanca en general y con Gorka Iraizoz en particular. De qué poco sirve que un portero haga un partido serio si hunde su labor con un fallo clamoroso. No fue el Athletic peor que su rival, más bien al contrario, pero acabó lastrado por los fallos individuales. En un área y en la otra.

Queda mucho, seguramente demasiado, por trabajar. La zaga sigue desajustada, con un San José y un Amorebieta empeñados en emular a Gene Wildwe y Richard Pryor en No me chilles que no te veo, pretendida comedia, como la que debe estar guionizando Bielsa con la broma de los laterales, principalmente el derecho, donde prescindir de Iraola resulta un lujo inasumible. Lo curioso del grupo que alineó el argentino es que se trata de un grupo con jeta, que roza incluso la inconsciencia, con detalles que deben invitar al optimismo, principalmente cada vez que Herrera y Muniain se asocian. Ambos dieron varios balones de gol, marrados por Llorente e Iturraspe, o por de Marcos, que decidió tirar a palos quizás confundido de deporte. Quedaron, al margen del resultado, razones para la duda, que no para el pesimismo.

En la confianza de que las reflexiones que hace Marcelo Alberto sean sinceras, existen esperanzas de que deje aparcadas las tentaciones que tienen todos los entrenadores de intentar hacer descubrimientos extraños y devuelva la titularidad a Iraola, apueste por la concreción en el izquierdo y dé una oportunidad a un Ekiza que causó sensación la pasada campaña. Ante el negativismo –en parte mal intencionado y revanchista- existente entre la ciclotímica parroquia vizcaina, convendría recordar que tan solo se han disputado tres encuentros y que en dos de ellos el Athletic ha merecido mejor suerte.

Que el margen de mejora existe es bastante claro, como también lo es que las intenciones parecen más que buenas. Queda dejar trabajar, dar confianza en lo que se hace y ser justo en las críticas. Por lo menos en el banquillo se es consciente de los errores, se procuran rectificar y no duelen prendas en reconocerlo. Sólo falta dejar de insistir en algunas apuestas para certificar que la palabrería de las ruedas de prensa es verosímil.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

6 comentarios

  1. Hola Gontzal

    Pues a mi me gustó el Athletic. Le vi actitud y personalidad, y por fases buen juego y mucha presencia en el área contraria. Casi como el año pasado cuando perdimos por 2-1 también e hicimos uno de esos partidos de "futbol total" (ironía off). Le he leido a Segurola unos números sobre Caparrós y como a la novena ganó el primer partido en San Mamés cuando debutó, me he acordado de aquel partidazo de debut en el que perdimos 1-3 contra el todopoderoso Almería y me he acordado también de las dos eliminatorias bochornosas contra equipazos de la talla del Young boys y el Tromso para aquellos faltos de memoria. Me parece que este año vamos a ganar muchos mas partidos de los que vamos a perder. El tema aquí es si la guardia pretoriana Macuista va a dejar al equipo en paz o va a seguir desestabilizándolo. Estamos preparando el salto de calidad que este equipo debe acometer. Las opciones son dos: o seguimos jugando a pequeña como quieren algunos, o intentamos que este equipo demuestre algo de ambición cuando salte a un campo, optimizando el perfil de un buen grupo de jugadores como Muniain, que como se canse de que le pasen los sandiazos por encima de su cabeza que le enviaban a Llorente, se aburre y en cualquier momento pliega y se va.

    Agur bero bat

    ResponderEliminar
  2. ¿Nos hubiese extrañado un 1-3 o un 2-4, pongo por caso? Pues coincido con Aitor, a ratos me gustó, fallos puntuales y letales al margen.

    Lo de Iraola supongo que será que no está al 100%. Y lo de Iñigo, un borrón, que hasta M.A. se dio cuenta.

    Otra cosa que me ha sorprendido, y espero que no sea de fachada: que el entrenador admita errores propios. Esto sí que me resulta novedoso.

    ResponderEliminar
  3. Enlazando el comentario a este post con el que hace Floren al post de Sara Estévez, vergüenza me está dando entrar a ver las noticias del Athletic en cualquier periódico (desde Deia hasta el AS) y ver el tono de algunos comentarios hechos o por nostálgicos de la antigua JD o por gente que directamente tiene un interés personal en desestabilizar el club cueste lo que cueste.

    Llevamos tres partidos oficiales y estamos tratando de pasar de jugar al futbol gaélico a tratar de jugar un futbol más acorde con la historia de este club, y sobre todo con las capacidades de este grupo de jugadores (muchos de ellos excelentes peloteros). No se trata de emular al Barcelona ni mucho menos, pero alguien se ha estado encargando durante estos años de meternos en la cabeza que si salíamos a mendigar un 0-0 al campo del Maspalomas, era porque no podíamos hacer otra cosa, porque los jugadores no daban para más y sobre todo, que eso casaba con la historia de este club y los valores de este club.

    Se ha llegado a decir que el estilo que pregonaba el Athletic estos últimos años era la quintaesencia del futbol vasco, un embuste oceánico de alguien que obvia o que no ha visto jugar al Athletic con Rojo, Argote, Sola, Urtubi, De Andrés, Garitano, Sarabia, Goikoetxea, Urrutia, etc o que no ha visto a la Real de Zamora, Kortabarria, Bakero o Begiristain o a Osasuna con Iñaki Ibáñez, Ziganda y Urban que le metió 4 al Madrid en el Bernabeu. Han querido reescribir la historia (ayudados por algunos medios de comunicación y determinada prensa de Madrid principalmente) para acomodarla a lo que les interesaba. Esa misma gente es la que está dando una imagen deplorable, mostrando una visión absolutamente paleta de lo que es el Athletic. Mira que Bielsa ha debido ver cosas por Argentina y Chile, pero la verdad es que la imagen que esta dando la que se autodenomina "la mejor afición del mundo" es equiparable a la del Betis.

    Lo mismo que en mi comentario anterior me he acordado de los debuts de Caparrós, también me estoy acordando del debut con derrota de Valverde o de como Heynckes o Luis Fernández tomaron equipos que habían estado al borde del descenso y los convirtieron en equipos que salían a jugar al futbol y a ganar.

    Vista la progresión que está teniendo el equipo con respecto al día del Rayo, estoy seguro que partidos como el del Espanyol, jugando con esa actitud, de 10 ganamos 8. Con tal de que se tenga un 10% de la paciencia que se tuvo con Caparrós, me conformo.

    ResponderEliminar
  4. Hace un mes, hablando con amigos del Athletic,en Lezama, les decía que Marcelo Bielsa, puede interpretar como pocos, la mística del club.
    El rosarino vive y respira futbol, pero le suma a lo pasional, un conocimiento global del tema, todo esto sumado a unas calidades personales elevadas. Sería una pena que la hoguera que proponen los que han sido vencidos en las últimas elecciones lo consuma.
    Como dice el refrán: "tiempo precisan las cosas" ... ojalá lo tenga.
    (supongo que por este lado pasa el comentario de Sara cuando dice "no lo defraudemos" ... a propósito, es un lujo leerle!)
    Por lo pronto, y aunque los resultados iniciales no digan demasiado, ya se ve el cambio en el modo de jugar y los que amamos el futbol podemos comenzar a disfrutar de esa gema a la que aún le falta un "tilin" de pulimento que es Iker Muniain.
    Por último, el comentario de Aitor O. me parece acertadísimo. De esa nómina de jugadores vascos que cita y más acá en el tiempo, recuerdo particularmente a esa joya que el Athletic nos regaló a los amantes del fútbol en los ´90 : Julen Guerrero
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Aitor O. a este respecto te recomiendo que leas los dos últimos posts de Juan Carlos Latxaga en su blog. Recomendables para recordar que la historia del Athletic es mucho más vasta que el último cuatrienio. Coincido con todo lo que dices, lo expresas fráncamente bien.

    Iñaki disfruto con los análisis de Bielsa. Es la primera vez que veo un análisis sincero de un entrenador. Al margen de la cadencia y las palabras que utiliza, el mensaje coincide con lo que vemos los espectadores, algo que rara vez se ve en el fútbol, que se caracteriza porque los preparadores llevan la contraria a aficionados, periodistas y demás. Este hombre no, valora lo positivo, es sincero con lo que no le ha gustado, no oculta lo que no funciona, reconoce si en algo ha podido equivocarse. Me gusta.

    Héctor es triste, pero el Athletic tiene un punto de cainismo desde mediados de los ochenta que dificulta el trabajo de los entrenadores cada 4 años. Espero que Bielsa consiga resultados, que es lo único que le librará de la agobiante presión a la que le quieren someter. Desde luego su actitud, su conocimiento y su estilo de juego engrandecen un Club con la autoestima demasiado baja.

    ResponderEliminar
  6. Kaixo Gontzal

    He leido el blog de Juan Carlos y coincido plenamente. Aun así iría más allá diciendo no solo que ha habido athletic-s que jugando bien han llegado a altas cotas, sino que en todos los athletics que han hecho algo se ha jugado bien y ha habido jugadores de calidad.

    Podemos comparar el athletic de stepi y el de luisfer y veremos que ambos tenían unas dosis de calidad similares, aunque uno no sabía a qué jugaba y casi nos vamos a segunda mientras el otro llegó como un torbellino e hizo salir al equipo a jugar enardecido ya fuera en casa o fuera (todavía me acuerdo del 3-1 al Barcelona de Ronaldo y un partido a tumba abierta en el Bernabeu que perdimos por 1-0 creo), consiguiendo una clasificación de la uefa y otra para la champions. En su debe, a mi entender el haber descartado la copa. Aquellos dos años el athletic se hubiera comido a cualquiera.

    Si comparamos el primer Heynckes y el año anterior veremos que básicamente era el mismo equipo (con Guerrero añadido), lo que sucede es que un año parecían un grupo de mantas y el año siguiente parecía que hasta se sabían pasar el balón entre ellos. Eso si, era un equipo blandito e irregular pero que en medio campo tenía a Garitano, Eskurza, Urrutia y Guerrero.

    Es por ello que añado que todos los Athletic que han sido algo, al menos lo han intentado, y eso de que el Athletic históricamente solo ha sido empuje es una mentira que por 1000 veces que se repita no va a pasar a ser cierta.

    Agur bero bat

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.