+ 2

Ilusión extraviada

Si no lo veo no lo creo.

Ha costado mucho llegar hasta aquí, es decir, regresar a la Europa del Fútbol, y de pronto, se ha evaporado el gallardo espíritu bilbaino. Cierto que últimamente están pasando cosas y no todas buenas, pero si algo tiene el fútbol es su capacidad de generar ilusión. Lo importante es lo que ocurre en el terreno de juego. Once contra once. Cada competición, una historia diferente. Si en la Liga nos persigue el infortunio y nos vemos por debajo de lo que esperábamos y deseábamos, en la “Europa League”, de momento, tenemos el santo de cara. El equipo ha respondido con muy buen juego y un bagaje de tres puntos.

¿Por qué dejarnos llevar por la pesadumbre? Los más cautos sugieren reservar energías para el partido del próximo domingo en Anoeta. Una opción respetable pero no me parece digna del Athletic. Se dice que los futbolistas se divierten más jugando entrenando. Todos sabemos que el cansancio se sobrelleva mejor cuando se gana que cuando se pierde.

Nuestro equipo, sin duda estará preocupado por sus inmerecidos réditos en la Liga, y por eso necesita alejar los nubarrones de su mente, pensar que el ayer no es mañana y que ha sonado la hora de echarle arrestos al duelo contra el PSG. Es otra competición y se han ganado a pulso el derecho a disputarla. No hay mucho que perder y sí todo por ganar.

Preparémonos para disfrutar de una de las llamadas “Noches Mágicas” del Fútbol Europeo en San Mamés.

Sara Estévez Urquijo.
Periodista
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

2 comentarios

  1. Con todo Sarita, yo creo que el partido es el del domingo, contra la Real. Lo de mañana es más para disfrutar, porque tras la victoria a domicilio, la Europa League está encauzada, salvo hecatombe no será difícil la clasificación.

    Pero, efectivamente, no hay ambiente en la calle. El asunto de las cuentas, además ha enrarecido el ambiente.

    ResponderEliminar
  2. Sara, simplemente decirle que es un placer leerle. Aqui, en esta Santa Maria de los Buenos Aires, hace rato que ya no se escribe de ese modo y leer algunos medios es un auténtico "descenso a los infiernos". Afortunadamente, hay excepciones todavía.
    No tengo dudas que -soldando estas palabras con lo que comentaba en mi nota-, Riquelme -personaje difícil, si los hay- hablaría con usted cuantas veces usted deseara. (creo que es el mejor elogio que puedo ofrecerle)
    La saludo cordialmente.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.