+ 0

La crónica del día siguiente

Alguna señal de alarma debió percibir Bielsa cuando en vísperas de la visita del Granada a San Mamés lanzó su aviso a navegantes. No es la primera vez que al Athletic se le atragantan esta clase de partidos. Por otra parte, nunca le han sentado bien las campañas laudatorias. El circo mediático ha dado un giro notable, no solo en el ámbito local, que va de suyo, sino en las sucursales de la Villa y Corte, donde vienen mostrando en sus escaparate las figuras emergentes del hasta hace bien poco menospreciado equipo bilbaino.

Me han preguntado esta mañana el porqué de mis malas sensaciones de ayer domingo y he dicho que ante tanta euforia me vino a la memoria el nombre de José Luis Garay, entrenador al que todavía no se ha hecho justicia a pesar de haber conquistado cinco Campeonatos nacionales consecutivos, en Categoría Juvenil, forjador de grandísimos jugadores. Al término de algunos partidos disputados en el campo de Echévarri, aunque el equipo contrario se hubiera llevado la goleada de costumbre, más de un gallito rojiblanco salió del vestuario con las orejas coloradas porque el míster, en lugar de elogiarle por “lo hecho” le había recriminado “por lo que había dejado de hacer”. De entonces me quedó la frase con la que frenaba mi entusiasmo respecto al futuro de algún futbolista: “Sí, pero cuando se pone la corona”.

El partido de ayer se volvió feo por momentos debido a la astucia que utilizó el Granada para socavar el buen fútbol del Athletic. Los andaluces habían visto un buen número de tarjetas en la primera parte. En el último minuto Aurtenetxe se vio obligado a hacer una falta para cortar un contraataque que parecía mortal de necesidad. Muniain se metió en el ajo y se llevó la tarjeta que el árbitro le había perdonado en una destemplada acción anterior. A este chico no solo hay que quitarle pronto la corona, sino bajarle del trono.

Esta Liga esconde mucho veneno y a veces se nos olvida que está pendiente la primera jornada. Va a llegar de sopetón. La teoría de los partidos fáciles no sirve. En cambio, creo que nos va a venir bien el inciso europeo del próximo jueves para no vivir con la obsesión de la visita a Mallorca donde habrá que echar el resto.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

Publicar un comentario

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.