+ 7

Buenas noches ...¿esta Messi?

El que vence a los demás es poderoso, el que se vence a sí mismo es invencible”. Lao Tsé

Se de varios jugadores de futbol -aficionados y profesionales- con los que se ha dado una extraña condición, digna del análisis de profesionales de la mente y la sicología humana.
Reconocidamente buenos jugadores … auténticos cracks en muchos casos, ocurría que descollaron en varios equipos, sin embargo tuvieron pálidas performances en los clubes de los cuales eran hinchas.

No vean en esto una curiosidad, no. Se da con más frecuencia de lo que parece.

Como para muestra basta un botón, el primero que viene a mi memoria es Alfredo “el Mono” Obberti. Uno de los mejores centrodelanteros que yo he visto. Lo tenía todo: gol, picardía dentro del area, habilidad y carácter. Goleador en Los Andes, goleador en Newells Old Boys donde fue pieza clave en la conquista del primer título de Primera División de los rosarinos; internacional por Argentina … sin embargo fue un fracaso rotundo en Huracán, club del que era hincha “perro”. Hay más casos similares … muchos más

Evidentemente hay un trasfondo sicológico en esto. Como si donde uno más quisiera demostrar y lucirse, generase un caudal de ansiedad que ata, limita, condiciona.

Toda esta perorata viene a cuento de la ya famosa polémica instalada –al punto que excede los periódicos y medios locales, para ser titular en otras partes del mundo- sobre las bajas actuaciones de Lionel Messi cuando viste la albiceleste.

No es Argentina el mejor país para cuidar a los ídolos, de ninguna manera. Nuestra mezcla de razas ha generado un biotipo con características antagónicas: Hacemos de la amistad nuestra primera religión, y eso es bueno … pero somos capaces de fagocitarnos entre nosotros con una virulencia extrema.

Miren: Astor Piazzolla y Atahualpa Yupanqui -dos genios únicos- fueron admirados y venerados antes en Francia que acá.
Si … ya sé que “nadie es profeta en su tierra” pero de ahí a decir que Piazzolla estaba matando al tango, o “ningunear” a Don Atahualpa al punto de ser ignorado en los medios de comunicación es -cuanto menos- preocupante.


Tendrían los que no viven aquí, que oir los mensajes que los aficionados hacen llegar a las radios sobre Messi … y esto no es de ahora que transcurridos dos partidos por la Copa América, ha tenido dos actuaciones muy pálidas al igual que al equipo. Les diría que viene desde que “la pulga” comenzó a asombrar al mundo por sus actuaciones en el Barcelona.
Que no canta al himno. Que no siente a la Argentina. Que no tiene sangre. Que … que … que.
El caso es que él ha elegido jugar para la Argentina Y PUNTO.

Bien podría haber optado jugar para España, adonde casi toda la afición local le pide que se vuelva, en una muestra de que idiotas podemos llegar a ser. Yo estoy absolutamente seguro de que Messi desea más que nada y que nadie, tener una actuación descollante y ser gravitante y decisivo como lo es en el Barça y acallar de una vez y para siempre, tanto aficionado que en el cerebro tiene menos seso que un raviol … y cuando más presión se auto impone … menos rinde. Y menos rendirá.

Claro esta es mi opinión. La opinión de alguien que lo ve jugar y despojándome del conocimiento de saber quién es, si se pudiera “marmolar” su rostro como hacen con los delincuentes o las víctimas para no exponerlos en TV, diría SIN DUDA: “ese jugador no sé quién es, pero es Argentino” SU ADN FUTBOLERO LO ES.

Coincido con esa definición que dijo una vez César Luis Menotti cuando le preguntaron acerca de “la nuestra”: Mire –dijo el Flaco- usted ve a un muchacho parar la pelota, pegarle, lo ve correr y ya sabe si es argentino, brasilero, italiano o alemán” … bueno, a mi me pasa que lo veo a Lionel y veo a un jugador argentino hasta la médula. Aún cuando juega mal o no alcanza el listón que le conocemos al calzarse la camisa Argentina.

Para mi sigue siendo el mejor de todos porque, además de todo lo que muestra en Europa, le agrega que es un jugador noble, leal, que no simula faltas y que mientras pueda mantener la vertical -aún a riesgo de ensuciar su maniobra- no especulará con tirarse y que le cobren falta.

Es más, tiene 23 años. Con dos años más a este nivel que tiene en España domingo tras domingo, será el mejor de todos los tiempos y no dejará record en pié. ( que le quedan muy pocos por batir)

Tranquilo “Pulga” … a mí y a mucha gente no me tenés que demostrar nada. Ya vi todo.
Me encantaría que levantes una Copa jugando para Argentina, como que no? … pero si no se llegara a dar, para mi seguirás siendo el mismo pibe al que oigo hablar sin que se le haya pegado “ni esto” de acento en el decir.

El mismo que en un Camp Nou atiborrado de gente, en un nuevo festejo de un Barça al que ayudaste a engrandecer dijo por los micrófonos: “aguante Argentina carajo!

Pero esto solo es mi opinión y no puedo hacerme cargo de las demás.

A mi mitad española le gustan mucho los refranes, los proverbios y las frases. Veo mucha sabiduría tras ellos, pero estoy comenzando a pensar que algunas fueron dichas “a la bartola” … como aquella tontada que dice “Vox populi, vox Dei” … no siempre, créanme que no siempre

+ 11

Día de txupinazo e irreflexión

Poca reflexión se espera en el día de hoy en torno al Athletic. Parece tener lógica, al fin y al cabo, esto del fútbol es algo pasional y más en este Club. Las posturas, más enconadas que nunca, parecen estar bastante divididas a tenor de lo que dicen las encuestas, con una sorprendente igualdad y una bolsa de indecisos menguante.

De confirmarse mañana en las urnas esta tendencia no sería de extrañar que García Macua continuase en la poltrona de Ibaigane otros cuatro años y rompería con esa tradición que asimila la ventaja en las primarias (la recogida de firmas) con la victoria en las urnas.

Tengo claro que si Urrutia pierde será más por demérito propio que por las virtudes de un Macua al que nada va a detener en su pelea por la presidencia. La última polémica se ha desatado con el uso de las palabras de Llorente loando a Caparrós, utilizadas en beneficio propio por la plancha del imputado abogado. El jugador de Rincón de Soto se ha visto obligado a matizar sus palabras y a denunciar el uso interesado por parte de la candidatura de García.
Pero hay más. Cuestionar a Marcelo Bielsa es otra de las tácticas. Dice Macua que sería como lanzar una moneda al aire. Es evidente que el cambio entraña riesgos, pero ahí ha estado acertado Urrutia al recordar que intentar mejorar implica cambios, y por tanto cierta imprevisión. Parece una irresponsabilidad. Su ahora aliado Irureta podría explicarle cuáles son las consecuencias de hacer electoralismo con el banquillo.

Con todo, se le debe reconocer a García Macua capacidad de pelea, de poder dar la vuelta a la situación. No solo por el asunto de las firmas. Apoyado y jaleado por bastantes medios, presentado como persona con capacidad de gestión (aun cuando los números, bien explicados por expertos y no por periodistas partidistas, no le avalen tanto) ha sido capaz, incluso, de travestir una imputación por delito contra la Hacienda Pública en beneficio propio, tras insinuar una teoría conspirativa que deja en juego de niños las que tejían Pedro J. y Jiménez Losantos sobre el 11-M.

Para mucho vizcaino el auto de la Audiencia Provincial de Bizkaia más parece firmado por Andoni Ortuzar, José Luis Bilbao y Mario Fernández, muñidores, dicen, de la candidatura de Josu, que por tres jueces de un tribunal. Eso es lo que queda.

La estrategia de Urrutia, con una campaña de perfil tan bajo que parece inexistente, ha permitido que el debate gire sobre los tres ejes en los que Macua se mueve tan cómodo. El de la (presunta) gestión, el de la estabilidad en lo deportivo (es decir, mantener a un Caparrós hasta hace días en el alero) y en el de presentarse como víctima (de una imputación de la APB y de una campaña del PNV). Y le está resultando.

Pero lo cierto es que el socio, seguramente aburrido, mira como siempre hacia el banquillo y a los nombres que se propongan para Lezama, que es lo que valora. Macua, lanzado, promete llenar ahora el Txorierri de exleones. Lo que importa son los nombres, independientemente de lo que puedan aportar. Alkorta, Ferreira, Carlos Ruiz o Urzaiz tienen gancho, pero su cercanía hacia el fútbol vizcaino no parece excesiva.

Hablando de exleones, algún que otro foro, como me advertía Marathon ayer, ardía por el fichaje de Guerrero como técnico de categorías inferiores del Málaga. Al parecer, algunos lo veían como una traición. Resulta curioso lo de este Athletic, cada vez más cainita. No solo no cuidamos a nuestros exfutbolistas, no nos conformamos con utilizar los periódicos mediante filtraciones deliberadas y no se sabe hasta qué punto ciertas para fomentar su linchamiento. Además, nos permitimos el lujo de juzgar su trayectoria una vez forzados a abandonar la disciplina zurigorri.

Lo que tenemos es el resultado de cada proceso electoral. Pero no es justo responsabilizar a todos por igual. Hay estilos y formas. Y no son iguales el de Urrutia y el de García. Para muestra, la entrevista de Nika Cuenca al último inquilino de Ibaigane en AS. Elegante, desde luego, no parece.

+ 5

Las elecciones a través de las gafas de Marathon

Mi querido Gontzal:

Mira tú por dónde, acabo de enterarme esta misma mañana, que entre las más rancias costumbres del Athletic Club, nunca escrita sobre un papel pero se respetan por palabra de Ley, existió un veto para que ningún futbolista, salvo que hubiera jugado con “ficha amateur”, pudiera ser designado Presidente. A bote pronto me vienen a la cabeza, como excepciones, los nombres de Carmelo Goyenechea (Deusto 1898-1984) y Rafael Escudero (Bilbao 1919-1953).

¡Y yo que me alegro de que por fin hay un futbolista con el valor necesario para dar un paso al frente jugándose el todo por el todo y no resignarse a ejercer un papel de comparsa de lujo! ¡Pero qué tontería más tonta, que diría un bilbaino castizo! ¿Cómo pudo Beckenbauer ocupar el sillón del Bayern Munich?

Si la gente de buena voluntad pensaba que esta campaña electoral iba a librarse de la convulsión social y del desgarro emocional, se equivocó. No sé si se ha abierto la Caja de Pandora o el Arcón de los Dinosaurios. Nunca sabremos cómo hubieran ido las cosas si quien pudo y no quiso se hubieran celebrado las elecciones no más tarde de la tercera semana de Junio. Para entretener al personal hay que sacar cada mañana una exclusiva o cuando menos una novedad. Y así va creciendo el número de irritados, que no indignados.

La poca lógica que rige en el fútbol nos recuerda que se trata de elegir una Junta Directiva, pero con los ojos de la cara vemos a nuestro exentrenador acompañando a su candidato a la Presidencia del Athletic, en las alegres biribilketas de fiestas locales o de algún pueblo de las proximidades. Del otro candidato, un tal Marcelo Bielsa, entre las dudas tan peregrinas que albergan ciertos colegas del periodismo, llama mi atención que, por venir de Argentina, puede que no encaje en el fútbol europeo. Un tal Alfredo Di Stéfano, a quien tuve la suerte de verle jugar, en vivo y en directo, dijo que los buenos futbolistas son capaces de entenderse a los cinco minutos de coincidir en el campo. Lo dijo con ocasión de los encuentros amistosos que solían celebrar las estrellas mundiales de su época. Que eran pocas.

No digo nada del recelo a que sería el primer entrenador argentino en el banquillo de San Mamés. Cierto que Argentina nos queda un poco lejos, pero como Bilbao se sale del mapa no habrá problemas de ambientación. Por añadir algo a su ficha técnica, me cuentan que cuando Marcelo Bielsa entrenó cuatro temporadas, en dos etapas, al Atlas de Guadalajara, Jalisco (México) le recuerdan como un muy buen entrenador y han intentado contratarle de nuevo.

Estas historietas avivan mis recuerdos sobre la lista de entrenadores con los que he hablado largo y tendido de los secretos del fútbol y que en épocas bien distintas generaron nuevas expectativas por su condición de extranjeros.

Los menciono por orden cronológico.

Fernando Daucik, Checoslovaquia (1910-1986)

Martim Francisco, Brasil (1928)
Impulsor de la creación de los equipos Juveniles del Athletic.

Ronnie Allen, Reino Unido (1929-2001)

Milorad Pavic, Yugoeslavia (1921-1972)

Jupp Heynckes (Alemania 1945)
Cuando llegó al Athletic habían pasado dos años desde mi jubilación. Más allá de una presentación y el recuerdo de haberle visto jugar en uno de los Torneos de Verano que organizaba el Athletic, no puedo decir que le conociera más que cualquier aficionado de a pie. Mi opinión es que marcó un antes y un después en el estilo de juego del Athletic y que él señaló a Josemari Amorrortu como su posible sucesor. Hubiera sido interesante verle como manager del Athletic al estilo de Alex Ferguson en el Manchester.

Domingo 3 de julio de 2011, a cuatro días de la apertura de las urnas en Ibaigane.

+ 14

Jabyer le puso y Jabyer le puede echar

Sorpresa y varapalo judicial para García Macua en el peor momento. A menos de una semana para las elecciones, y una vez desvelados los grandes nombres, mientras la rumorología especulaba con la posibilidad de que presentase novedades en forma de fichajes, esta mañana, mientras casualmente tomaba café con Txetxu Lertxundi en el Ercilla ha saltado la noticia de que el juez ha estimado el recurso de dos empleados del Grupo Afer para que en caso de que Jabyer Fernández hubiese incurrido en delito fiscal se juzgue también al expresidente del Athletic.

Así pues, y cuando creía que la pesadilla había pasado, Macua se ve, de nuevo, imputado por delito fiscal. Cierto es que ni fiscalía ni Diputación Foral de Bizkaia habían recurrido su no imputación, pero la resultante es que García Macua deberá sentarse en el banquillo.

En la rueda de prensa que se ha celebrado este mediodía el abogado del abogado García ha transmitido tranquilidad, seguridad y garantías de que no existe riesgo de que Macua sea condenado, con numerosos detalles y explicaciones engorrosas para los legos en materia judicial.

Sea como fuere, en otras circunstancias poca trascendencia debieran tener las ocupaciones laborales del Presidente del Athletic. En esta caso, sin embargo, la relación es absoluta puesto que siempre se ha sabido que fue, precisamente, Jabyer Fernández quien sufragó la campaña que llevó a Macua a Ibaigane y quien avaló, además, los presupuestos del primer ejercicio. Así pues, ha sido Macua quien ha relacionado su actividad profesional con el Athletic, por lo que difícilmente podrá, por mucho que quiera, desligarlo ahora.

Sinceramente, creo que no se debiera juzgar a Macua más que por la gestión que ha realizado al frente del Athletic los últimos cuatro años, aunque será difícil que se pueda desligar ahora de todo esta asunto. Él alimentó un mostruo, el Grupo Afer, y él comenzó una batalla de la que puede salir herido.

De momento ya ha dejado una frase que da para muchas interpretaciones: Esperaba una campaña electoral dura, pero no hasta este punto. ¿Qué insinúa Macua? ¿Que tras la imputación hay presiones de algún tipo por parte de quienes le quieren fuera del Club? ¿Por qué no dice claramente de quién? ¿Se refiere, sin mencionarlo, al PNV, al que alude indirectamente pero con el que no se atreve a confrontar? ¿Pretende tan solo presentarse como víctima?

Da la sensación de que en su huida hacia adelante seguirá perdiendo los papeles. La prepotencia de este hombre le ha granjeado un sinfín de enemistades y cuanta más presión tiene más sentencias -nunca mejor dicho- desafortunadas va dejando por el camino.

Quiero que Urrutia gane las elecciones y esta noticia no cambia mi punto de vista. Tampoco debiera hacerlo en el resto de socios. Pero más importate que todo ello es que Macua no use la imputación en beneficio propio para presentarse como víctima de conspiraciones inexistentes. Si está imputado es por las reponsabilidades que tuvo como asesor jurídico y fiscal en el Grupo Afer, donde estuvo a las duras y debe estar, también, a las maduras.