+ 0

Paso adelante en otra competición más

Las dudas interesadas que algunos, artificialmente, habían sembrado en torno al juego del equipo, con alusiones a pinchazos de globitos, etcétera, se borraron de golpe y porrazo en los noventa minutos de ayer. El Athletic avanza en el torneo del KO, en la Europa League y sigue afianzado en una posición que le da opciones a casi todo en la Liga.

A pesar del contundente resultado, el partido no resultó sencillo, ni mucho menos. Por los méritos de un Albacete trabajador y bien plantado, pero sobre todo por la repetición de los fallos de un equipo que no acaba de certificar aquello a lo que apunta. Sigue costando una barbaridad hacer gol y aprovechar las ocasiones. Porque si bien es cierto que transformar cuatro goles no es tarea sencilla, lo cierto es que el Athletic dispuso de más de una decena de ocasiones meridianas e innumerables llegadas al área en ventaja como para haber solventado el partido desde el minuto dos.

Pero hay que ser comprensivo y paciente con Llorente, al que habrá que dar algo de tiempo para ajustar la mira telescópica de su arma de precisión, ya que su sola presencia provoca situaciones de ventaja al equipo por el arrastre de, como mínimo, dos defensores rivales. Las oportunidades que tuvo en breve se convertirán en goles a medida que la recuperación de la lesión le permita gozar de chispa. Su objetivo de participar en la Eurocopa se está poniendo caro por el rendimiento de Soldado o Negredo, por lo que puede que de ese pulso el Athletic salga beneficiado en la segunda vuelta liguera.

Mención especial merece, también, Susaeta, que transformó un golazo tras un brillante pase de Muniain por el centro –tómese nota del detalle- que mandó a la red con un gran golpeo en carrera. Eso es lo que se le solicita y el no verlo con frecuencia es lo que le impide al eibartarra pasar de ser una promesa a un jugador determinante. Porque en trabajo, constancia y participación en el juego es tan generoso que hace que para Bielsa sea imprescindible.

Evaluando con frialdad el juego, cabe reconocer que el Athletic no lo tuvo tan sencillo como el marcador refleja. Con el uno a cero, que no tardó demasiado en llegar, el Albacete no se desmoronó, consciente de que sus aspiraciones seguían pasando por la necesidad de meter al menos un gol, y las dos líneas de cuatro y tres hombres que dispusieron consiguieron frenar la elaboración que pretendían Iturraspe, Herrera o de Marcos.

La presión adelantada inicial de los manchegos recordó a la que plantearon allá por el inicio de temporada Rayo o Betis, pero en eso ha mejorado, y mucho, el Athletic que arranca las jugadas desde su portería con más solvencia. Los escasos escarceos del antiguo queso mecánico, además, fueron solventados por Javi Martínez haciendo gala de que su privilegiada zancada es lo que ha determinado que el Loco le confíe el puesto en retaguardia contra la opinión generalizada de la Bizkaia futbolística.

La segunda parte dejó momentos para el deleite de un San Mamés que volvió a dar razones del porqué de la diferencia del Athletic con otros clubes. Mientras el grueso de los campos de primera muestran el cemento de sus gradas jornada tras jornada, La Catedral gozó de una importante entrada. El golazo de Herrera, ovacionado cuando fue sustituido, el postrero gol de San José que evidenció la importancia de Pérez o López a la hora de ejecutar las jugadas a balón parado, o el increíble gol de Toquero de tacón, hicieron que el público marchase a casa con una sonrisa y numerosas anécdotas para amenizar el viaje a casa.

Una reflexión para finalizar. Si la vía para la renovación de Llorente pasa por el apego, según ha venido recogido en prensa, y a ello se está entregando Amorrortu, para buscar la vía sentimental que una al de Rincón de Soto con el Athletic más allá de 2013, en poco ayudan las diferencias que el aplausómetro reflejó entre la salida del nueve y la entrada de Toquero. Como afición, en muchas ocasiones, somos injustos. Nadie duda del trabajo de Gaizka, de su entrega, de lo que se ha ganado por méritos propios tras llegar a Lezama por la puerta de servicio, pero la importancia deportiva de Llorente merece mayor reconocimiento. Está bien que San Mamés presente cada partido una moción de censura a Patxi López propugnado a Toquero para ocupar Ajuria Enea, pero no estaría de más que, al menos, se solicitase la consejería del cariño para Llorente. Aunque sólo sea por egoísmo.

Y ahora toca hablar del Levante. Que nadie se equivoque guiado por los amigos del morbo, por los que buscan el relleno fácil de páginas de periódico, minutos de tertulia radiofónica o contenidos de teletiendas atendidas por vendedores de aspiradoras con nombre de Virgen. Hablar sobre quien ocupa el banquillo del Mallorca es algo accesorio, anecdótico, que no hace ningún bien a un Athletic que debe, de una vez, cerrar las heridas del proceso electoral.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

Publicar un comentario

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.