+ 8

Victoria trabajada en un momento clave

Llegaba el Athletic a Madrid a jugar contra el tercer equipo, en un campo, el de la carretera de Vallecas, en el que tradicionalmente sufre para arrancar puntos. Con un entorno más pendiente de reservas hoteles para los días veinte o veinticinco de mayo y de concienciarse para respetar a un Mirandés con merecida fama de matagigantes, era fácil que se hubiese aprovechado la coyuntura para que el equipo se despistase y sufriese un tropezón liguero en un momento inoportuno. Porque hubiese encadenado dos derrotas consecutivas que le alejarían de los puestos que dan acceso a Europa y porque se hubieran sembrado dudas antes de disputar el encuentro de Anduva, donde se repetirá el estilo de partido visto ayer.

Consciente ya Bielsa de la kimoletrada que sus jugadores más habituales empiezan a acumular en las piernas, optó, por fin, por dar descanso a algunos de ellos. La ausencia de los Martínez, Muniain, Herrera y la obligada de de Marcos forzaron un once inédito en el que San José ocupó la plaza de la zaga, Iñigo Pérez la de Ander, Toquero la derecha para dejar a Susaeta que intentase hacer de Muniain y un David López que se sumó al centro del campo.

Ante un Rayo plagado de veteranos, el Athletic disputó uno de los partidos en que más incómodo se le ha visto en tiempo. Salieron los de Sandoval a repetir aquello que ya hicieran en el primer encuentro liguero de la era Bielsa: presionar muchisímo, muy arriba, ante un grupo bien plantado que buscó en todo momento presionar la salida del balón del Athletic para evitar que los rojiblancos gozasen de la posesión. El tiempo que les duró la pila, la cosa resultó. Afortunadamente, el equipo vallecano no es el conejo de Duracell, y a los veteranos Trashorras, Movilla, Labaka o Delibasic la batería empezó a agotárseles para la hora de partido.

Empezó el Rayo por ponerse por delante en el marcador, algo que no suele ser síntoma de nada bueno para los zurigorris, tras un fallo defensivo garrafal donde Amorebieta pareció más un espectador que un futbolista. Afortunadamente, Llorente disputó uno de esos encuentros que se le piden a un jugador que solicita para su renovación sueldo de crack y que aspira a participar en una Eurocopa. Es decir, que haga de futbolista desequilibrante. Y vaya si lo hizo. El de Rincón de Soto se cascó tres goles de diferente factura, con algo de fortuna el último de ellos, y pudieron ser cuatro si el larguero no hubiese impedido uno más y Paradas Romero hubiese visto el penalti que le hicieron en la misma jugada.

Por medio la defensa dejó serias dudas. El día en que Javi Martínez desapareció de la zaga, la actuación de esta estuvo a un nivel más cercano al de inicio de temporada. Desde ese punto de vista Bielsa se cargó de razones. La baja del de Aiegi fue clave, la retaguardia estuvo menos contundente que nunca, con numerosos despistes y errores de marcaje, con menos anticipación y mucho peor plantada. Así llegaron el primero del Rayo y también el segundo, aunque a este contribuyó un resbalón de Iturraspe que evitó que pudiera realizar la presión. No se qué tendrán las botas que calzan en la actualidad los futbolistas del Athletic pero empieza uno a aburrirse de tanta caída. Donde estén los tacos de aluminio…

Otra de las claves a analizar fue la actuación de aquellos que vienen solicitando una oportunidad. Así, mientras el juego de Iñigo Pérez es esperanzador, sobre todo por su calidad en el golpeo de balón tanto parado como en jugada, decepcionó absolutamente David López, poco participativo, y no encontró su sitio un Toquero que protagonizó muchos errores pero que, por lo menos, tuvo el acierto de poner el centro del tercero.

Fue un triunfo sin brillo, aunque de más mérito que el de Mallorca, en un día en el que el objetivo era acumular puntos para no descolgarse en Liga y reservar todas las fuerzas posibles para asaltar Anduva. Desde ese punto de vista, no se puede pedir más. Pero el equipo (el técnico seguro que lo hará) debería reflexionar sobre el alto número de ocasiones que el Rayo fue capaz de generarle, así como el peligro innecesario sufrido por la actuación de un Iraizoz que hizo demasiadas cosas mal ahora que llevaba una serie de partidos bastante acertado.

En poco tiempo, en cinco meses, nos hemos acostumbrado mal. Ya no solo pedimos que el equipo gane, sino que lo haga como en Sevilla. Y no siempre es fácil. Lo importante es saber recurrir a la fuerza y a la pelea cuando es necesario, mostrar personalidad, y gestionar las ventajas con el actual estilo, como se hizo ayer en la finalización.

Sólo hay una cosa más que pedir: que el martes se salga en Miranda como ante un equipo de primera, que no se menosprecie al rival y que se esté concentrado al 100%. Esta afición necesita una final de Copa y puede que Bielsa decida renovar si, de una vez, conoce de primera mano, es protagonista, de lo que es la afición del Athletic volcada con su equipo.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

8 comentarios

  1. Kaixo Gontzal
    La has clavado. Para mí hay dos claves en el partido. El campo con unas dimensiones mínimas y un buen Rayo dificultan mucho el juego del Athletic y de cualquier equipo que quiera hacer futbol de control para ir madurando el partido. Se le vió al Athletic demasiado a expensas del Rayo y sin controlar el tempo del match como suele venir haciendo esta temporada, que es lo que hace que vaya ganando o por lo menos no perdiendo los partidos. La otra clave es que el nivel de los suplentes baja en varias posiciones con respecto al teórico titular. De Marcos aun no se a ciencia cierta de qué juega, pero le mete un dinamismo y unos movimientos de ruptura, apoyos a los compañeros, etc, que ayer eché mucho en falta. Una de las claves de este equipo y un auténtico "invento" de Bielsa lo de este jugador. La falta de Javi Martínez la nota el equipo a la hora de plantar la defensa una barbaridad. Una pena que San José, después del partido que se marcó en el Bernabeu no fuera capaz de postularse como recambio de garantías de Javi. Bien Iñigo Pérez en general, aunque no le dejaron jugar demasiado, pero se le vió leyendo bien el partido. David López como siempre, ausente, aunque dejó algunos toques de calidad. Y ante este partido, durante demasiados minutos al athletic le costó aguantar la posesión. Solo la recuperó cuando salieron Ander e Iker y tuvimos unos últimos 5 minutos bastante mas plácidos de lo que parecía que iban a ser viendo como se desarrollaba el partido. Lo de Gorka, "de mear y no echar gota" (perdón por la expresión) que dicen algunos. Incapaz de blocar el balón cuando la ocasión así lo requería, calamitoso en el juego con el pie a dos toques cuando tienes un delantero a tres metros presionando. Vamos, ayer un auténtico amigo. Sobresaliente Llorente, con 3 de 4 ocasiones embocadas. En fin, que estos partidos hay que ganarlos como sea, y ayer se ganó de aquella manera. Ahora habrá que tener cuidado con el Mirandés y preparar bien el partido con el Espanyol, muy importante para empezar a marcar territorio. Nos viene una serie de partidos bonitos en los que el Athletic deberá estar alerta. Espanyol, Betis en Sevilla, Málaga en San Mamés y Vila-Real allí, antes de jugar contra la Real y Osasuna. Si mantiene el nivel de concentración exhibido durante la primera vuelta se pueden sacar adelante todos o casi todos esos partidos, y entonces si que podríamos hablar de estar en posiciones Champions.

    Agur bero bat ta igande zoriontsu bat izan dezazuen.

    ResponderEliminar
  2. Aupa Aitor, me gusta tu capacidad de resumir los partidos en muy pocas líneas. Creo que, de todas formas, hemos subido el listón a un nivel excesivo. Ahora le pedimos al equipo que lo borde siempre, que dé un alto nivel, que gestione el partido con el actual estilo independientemente de quién esté enfrente, que genere ocasiones y que meta todas. Partidos como del Vallecas son lógicos y más cuando se rota, puesto que el nivel competitivo se tiene que resentir, aunque solo sea por la falta de minutos de algunos. Lo de Gorka es tal cual lo defines, ayer me comentaban que había sido benévolo con él, y es cierto, pero creo que no conduce a nada abrir, otra vez, el debate de la portería y menos cuando se ha ganado. Llorente le hizo un gran favor en ese sentido. Es un portero curioso, cuando está bien lo hace muy bien, y los días que falla es calamitoso. Pero en las estadísticas sale bastante favorecido, así que esperemos que el de Madrid fuese el día de los fallos y que no vuelva a tenerlos en tiempo.

    El equipo está en un momento demasiado ilusionante, la afición como en globo, a las puertas de una final, a dos puntos de Champions y con un próximo enfrentamiento contra el Espanyol y vivos en la Europa League. A ver si no hay frenazo de burro manchego, que eso suele traer depresiones...

    ResponderEliminar
  3. Kimoletrada? Así la define Marcelo? :-D

    Pues eso, entre tanta planificación para mayo, mal partido en general (Gorka, no comment) pero los tres puntos al Botxo.

    Y qué emocionante oír por la tele a la afición zurigorri durante el partido. ¿También de ensayo? ;-)

    ResponderEliminar
  4. Ya ves Iñaki, escribir demasiado rápido me hace hablar en rosarino...

    La afición animó a tope, lo curioso me resultó escuchar a Sarabia loar a la afición rayista por sus continuos gritos de apoyo a los locales, sin darse cuenta de que eran los 3.000 zurigorris los que estaban animando constantemente.

    Lo de Manolito para hacérselo mirar, querer ser equidistante lleva a ser demasiado injusta a esta gente.

    ResponderEliminar
  5. Más allá de cargar contra Urrutia y Bielsa, me gustaría inicialmente hacer especial mención a los de la "paciencia", que son los mismos que los que con su irresponsabilidad en la elección del cambio "hacia atrás" nos han llevado a esta situación.

    Lo de ayer fue bochornoso, más aún de lo que se pudo ver contra el Rayo. El "famoso" estilo Bielsa se ha cargado todas las virtudes del equipo anterior y no ha mejorado ninguno de los defectos, en definitiva se trata de una gran mentira. Pero esto aún tiene solución si Urrutia se olvida de los de la "paciencia" y provoca un cambio necesario que pasa por la sustitución del actual técnico.
    Tenemos probablemente el mejor equipo de los últimos 10 años y hay que exigirle en consonancia!

    Aupa Athletic!!

    P.D.: Me alegro que el Sr. Astorki reconozca por fin la incompetencia del portero.


    Bartolo, 19/09/2011

    ResponderEliminar
  6. Anónimo acabo de leer tu comentario y he muerto. Hasta siempre

    ResponderEliminar
  7. Tranquilo Txus, que como ves, es un simple copia y pega del comentario que el tal Bartolo envió después de alguno de los primeros partidos anunciando el apocalipsis. Ya ves 5 meses después lo fatal de los fatales que estamos. Poco a poco, que este equipo pinta bien.

    ResponderEliminar
  8. Resucita Txus, como bien dice Aitor se trata de un comentario de archivo que alguien ha rescatado. No está mal como recordatorio de que no todo el mundo quiso apoyar a Bielsa, de que algunos prefirieron no respetar lo que las urnas dictaron y aprovecharon el menor tropiezo para desestabilizar.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.