+ 6

Se pudo certificar el pase

Si algo cabe reprocharle al Athletic de ayer será ese último gol, que le forzará a plantear el partido de vuelta con el equipo de gala, de por sí ya sobrecargado. Sólo eso. El temible Mirandés, ese matagigantes de nuevo cuño, llegaba al partido henchido de orgullo y moral, sin nada que perder y dispuesto a dar la campanada con el aliento del imperio balompédico y la caverna mediática a favor. El ritmo endiablado que se esperaba que diesen al encuentro duró tres o cuatro minutos, los que tardó el Athletic en hacerse con el partido, con el juego, con el balón, y los primeros cuarenta y cinco minutos fueron un monologo que silenció Anduva.

Imperial Llorente, al que el linier hurtó su segundo triplete goleador en tres días, y genial una vez más de Marcos, un jugador con crecederas, que le puso en bandeja el primero al delantero tras carrera por banda, llegada al área y centro donde se debe tras levantar la cabeza. El segundo fue obra del propio Fernando, que se inventó un gol con el pie, como ya hiciera en Vallecas, de los que certifican su habilidad con el tren inferior, aunque se manifieste ésta más en el área.

Fue un monólogo rojiblanco, todo apuntaba a que la eliminatoria se certificaría en tierras burgalesas, pero Pouso rectificó en el descanso, apostó por algunos cambios y mandó a los suyos jugar con algo más de agresividad, a embotellar al Athletic. No es que los zurigorris sufrieran en exceso hasta el cuarto de hora final, hasta la entrada de un Lanbarri que revolucionó la contienda, momentos en los que el Mirandés mandó un balón al larguero y forzó una serie de córneres, y que obligó a Gorka a protagonizar una buena parada, la única intervención exigente que tuvo, para certificar la excepcionalidad de lo protagonizado el sábado en Madrid.

Sorprenden los análisis, hechos más desde el deseo de ver al Athletic eliminado y al Mirandés en la final, que desde la objetividad. Porque lo cierto es que de no mediar la lamentable actuación de los jueces de línea el partido del próximo martes no tendría la menor trascendencia. Incluso el gol de Lanbarri pareció fuera de juego, pero la televisión, volcada con el más débil, decidió, por si acaso, no repetir la jugada ralentizada.

El entorno del Athletic, con todo, no debiera dejar de ir reservando hoteles y planificar viajes. La ventaja debe ser suficiente si el partido de vuelta se toma con la seriedad que Bielsa exige siempre, y más con el premio que hay en juego: final y clasificación europea de facto. Queda feo hablar de arbitrajes frente a equipos inferiores, pero lo cierto es que en Anduva las decisiones del trencilla y sus mariachis condicionaron, al igual que sucedió contra el Mallorca. Y ya cansa.

San  Mamés deberá llenarse el martes para homenajear al equipo e ir preparando el ambiente para la final. No se debe dejar al equipo solo frente al mediático Mirandés y, principalmente, ante una hiena como Undiano Mallenco, que si puede hacer algo por dejar al Athletic en la cuneta, lo hará con una de sus sibilinas actuaciones. Las victorias se deciden y se escapan por detalles, por lo que en un partido que, además, será gratuito La Catedral deberá estar a rebosar.

En lo deportivo, se debe sumar a los elogios el juego de Javi Martínez, la personalidad de Herrera y el cuajo de Amorebieta. Preocupa, no obstante, el bache de Aurtenetxe, la falta de ambición de Iraola, que se conforma con hacer bien lo fácil, y el estado por el que desde hace dos meses pasa Iker Muniain, sumido en un juego que no le permite sacar el jugador que todos creemos que tiene que llegar a ser.

Sea por ansiedad o sea por el cansancio, el txantreano no acaba de encontrar la vía para convertirse en el protagonista, junto a Llorente, del juego ofensivo. El sábado contra el Espanyol veremos si Bielsa le da una nueva oportunidad o decide reservarle a él y también a otros de los habituales. En Anduva no consideró necesario refrescar a un equipo que acabó sufriendo algo, aunque más bien por perder el sitio y el balón que por falta de energía.

Los de Pochetino llegarán buscando adueñarse de la posición que ocupan y ganar el particular goal-average, por lo que una vez más nos encontramos frente a  la tesitura de tener un partido importante tres días antes de uno vital. Comprobaremos la capacidad de la plantilla para afrontar psicológica y físicamente dos competiciones. El momento, aunque las fuerzas puedan empezar a flaquear es más que propicio. Ya prácticamente nadie duda de este equipo. No hay razones para ello.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

6 comentarios

  1. Como odio a los manolos y a la cuchipanda de cuatro y "la secta". Y esa querencia por el "equipo debil" de parte de gente que es del Madrid o del Barca solo me trae una cosa a la cabeza: hipocresía. A ver si también animan al Bate Borisov o al Croatia de Zagreb cuando juega contra el Madrid o contra el Barca. Fueron incapaz de repetir la jugada del gol de Lanbarri que estaba en posible fuera de juego, y obvian los dos fueras de juego inverosímiles que pitaron al Athletic. Incluso "El Zorreo" en su edición de Araba saca una foto de un agarrón de Javitxu a un jugador del Mirandés. Acojonante.

    Pues se van a joder todos estos. Y mira que lo siento por Pouso y por los jugadores del Mirandés, pero se acabó la juerga.

    ResponderEliminar
  2. Lo de la tele. Se pasaron la noche diciendo que el Athletic juega siempre con los mismos y que en el segundo tiempo se había caído físicamente, justo la semana en la que Bielsa había cambiado el cuarenta por ciento del equipo en el partido de Liga anterior. ¡Cuánto topicazo en la viña del Señor!

    ResponderEliminar
  3. Al final hasta me alegré por el gol del Mirandés porque aparte de que se los estaban mereciendo por empuje y trabajo, está claro que le insufla cierta vidilla al partido de vuelta, aunque sea sobre el papel, que yo ya me temía un partido deslavazado en la grada el próximo martes, con todos dando por finiquitada la eliminatoria, a las 10 de la noche y en pleno temporal siberiano.

    Y digo vidilla sobre el papel porque en realidad y respecto al partido de vuelta, el dominio del Athletic sobre el Mirandés en el primer tiempo fue tan insultante que esta eliminatoria se ha convertido en mero trámite, más aún teniendo en cuenta que tendrán que marcarnos más de un gol y ganar en San Mamés si quieren pasar estos nuevos niños mimados de Madrid. En otro tiempo y en iguales circunstancias hubiesen tenido alguna opción por la relajación de nuestros jugadores pero hoy en día no lo creo posible, sobre todo por lo que Gontzal comenta de la seriedad que Bielsa exige a este equipo en cada envite, sea cual sea el rival y lo que nos estemos jugando.

    Y por cierto, no le tengo miedo ni al árbitro ni a su probado odio antivasco, no creo que a la Federación le haga gracia que un equipo que arrastra unos pocos miles de seguidores llegue a la final, con todas las repercusiones económicas que eso tendría en tantos ámbitos. En definitiva, segunda final en 3 años, esta vez espero que en Madrid, hasta vuestros odiados comentaristas de Cuatro lo tenían más que claro.

    Gontzal, hablando de ir reservando hoteles y planificando viajes, ¿qué hay de los nuestros?

    Hypnos

    ResponderEliminar
  4. Cuánta visita ilustre por aquí, coño.

    Pues sí Aitor, resulta curioso que los manolitos, esos que dedican el 98% del tiempo de su pseudoinformativo a hablar del Madrid y las miserias del Barça se erijan ahora en los Robin Hood medíaticos, esos que roban minutos de telediario a los grandes para concedérselos a los pequeños. De Vocento nada (bueno) que esperar, son así, lo importante para ellos es, sobre todo, vender periódicos y para eso lo que haga falta. Canal Athletic en Bizkaia, paranoia antiathletic en Gipuzkoa o Araba, los diarios plagados de anuncios de prostitución mientras los Ybarra, Bergareche y Echevarría se dan golpes de pecho en la iglesia del Carmen... pura coherencia, vamos.

    Juan Carlos, es que fue de risa, los comentarios sobre el Athletic de tópico absoluto, más respetuosos en la primera. En la segunda el amigo Carreño ya se nos desató y veía penaltis, manos y tarjetas por todos los lados. Por todos los lados rojiblancos, quiero decir.

    Hypnos ez nabil azkeneko urte honetan gogo handiagaz eta ez naz ikusten ezer antolatzeko indarragaz, baina edozertara apuntetan naz. Badezpadan, atzera bota daiteken erreserba horietariko bat eginda badekot, argi dagoena finalean egongo nazela (sarreragaz edo barik) da.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi llamadme lo que queráis pero auguro un martes de mucho sufrimiento, espero que logremos el pase pero va a estar muy competido.

    Si finalmente nos clasificamos, en Mayo, con el equipo desfondado y el Barcelona a pleno rendimiento, podemos asistir a la final mas desigual de la era moderna.

    Juan Alfonso

    ResponderEliminar
  6. Hola Juan Alfonso

    Llevo oyendo vaticinios como el tuyo desde Junio de 2011 aproximádamente. No te voy a decir que el que tu mencionas sobre la desigualdad y las condiciones en las que llegarán tanto el Athletic como el Barcelona no tenga posibilidades de convertirse en cierto. Tanto como si ahora te digo yo que vamos a ganar la copa, la Europa League y a disputar la tercera posición de la liga. Puede llegar a cumplirse o no. Es lo bonito del fútbol, que por muchos factores que controles, los resultados finales dependen de tal cantidad de variables, muchas de ellas sujetas al mero azar, que no hay quien pueda dar un vaticinio cierto al 100 % sobre nada. Hace 35 años mi padre acudió al Vicente Calderón a una final contra el Betis. Creo que el último título que había conseguido el Betis databa de los años de la república con el ex-rojiblanco Unamuno como estandarte. El Athletic venía con un equipazo y con inercia de ganar (3º en liga y subcampeón de la UEFA). El Betis no le debía durar un asalto. Se llegó a los penaltys y en el que debía dar el título al Athletic, el que nunca había fallado uno (Dani) falló....y el resto es historia.

    Con esto te quiero decir que puede pasar lo que tu dices, lo que yo digo o que la final sea un Valencia-Mirandés. Desde Junio he ido oyendo que Bielsa no tenía ni idea de futbol de clubes, que no iba a saber tratar con estos jugadores, que nunca conseguiría implantar su estilo porque estos no sabían combinar el juego en largo con el passing-game como hacía el Liverpool hace 30 años, que Javi Martínez estaba desaprovechado de central y que Bielsa no se comería el turrón. Todos estos vaticinios se han ido cayendo inexorablemente. Se ha querido situar a Caparrós en la historia del Athletic por encima o al nivel de Javier Clemente, Gainza, Daucick o Juanito Urquizu, y se ha celebrado un 4-1 en una final de copa.

    Es lo que tiene el adanismo, que te acabas por creer que la historia comienza cuando has llegado tú (y no me refiero a tí, evidentemente) y te olvidas de los 110 años anteriores. Me gustaría que alguien comparase los km recorridos de media este año por los jugadores del Athletic en un partido. Creo que se quiere incidir en el reventón que van a llevar los jugadores a Mayo y pasan por alto que este año el Athletic está corriendo menos detrás del balón y más con él, lo que supone un desgaste diferente. Hace dos años no llegamos a Europa por ejemplo porque los últimos partidos no podíamos ni con las botas. Creo que este año por el detalle de tener nosotros mas el balón y de dominar los partidos y no ir a remolque va a ser distinto, pero me puedo equivocar y no te lo voy a negar. El tiempo lo dirá.

    Juan Alfonso, que en definitiva puede pasar todo esto o no. Es lo que tiene el futbol. Mi única recomendación ( si me lo permites) es que disfrutes y no pienses en dentro de 5 meses. Lo iremos viendo. Para empezar a ganar al Espanyol y luego a pensar en el Mirandés.

    Carpe diem

    Besarkada haundi bat.

    Aitor

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.