+ 6

Objetivo cumplido. Próxima parada: Lisboa.

Ni tan mal. Que el Athletic consiguiese sumar los tres puntos en un encuentro plagado de emociones y homenajes previos, algo que no suele ser preludio de nada bueno en el caso de los rojiblancos, y que con ello sustente vivos aún, a falta de escasas cinco jornadas, los objetivos ligueros es para estar satisfechos.

La tarde no invitaba en lo meteorológico más que a sestear, preferiblemente en casa, y el enrarecido ambiente que lleva viviéndose en torno al Athletic desde el triste fallecimiento de Iñigo Cabacas acabó por enfriar la atmosfera de San Mamés. Al emotivo e impresionante minuto de silencio siguió un periodo de otros nueve que sumió La Catedral en una especie de velatorio, pero los jugadores, que habían hecho su particular memorial al chaval fallecido, entraron en el partido con ganas, moviendo el balón y buscando al Mallorca. Fueron de más a menos, con una primera parte en condiciones que fue perdiendo gas, como el encuentro, hasta dar con una reanudación que perfectamente podría no haberse disputado.

Para cuando el público dejó de mirar el reloj del marcador y acabó con los aplausos decretados por las peñas, el Athletic se adelantó, allá por el trece de encuentro, con un gol de Llorente, otra vez de cabeza, que no despreció una falta muy bien tocada por Ibai Gómez, sustituto de Muniain, y que aprovechó la oportunidad para seguir reivindicando minutos a un Bielsa dispuesto a atender solicitudes de ese tipo.

Nada cambió con el gol. El Athletic siguió a lo suyo, a trenzar fútbol desde la salida del balón, liderado por Iturraspe, y solo la falta de precisión de Iraola, Susaeta, Herrera y, sobre todo, de Marcos, que lo intentó todo pero que no le salió nada, evitó que pudiese llegar un segundo tanto. Cierto que el Mallorca envió un balón a la base del palo de Iraizoz, tras coger un tiro de Bigas un efecto que sorprendió también al portero local, pero no se hizo el Mallorca acreedor a nada, aunque bien sabido es que si por algo se caracterizan los equipos de Caparrós es por sacar un rendimiento máximo a sus escasas incursiones ofensivas.

La segunda mitad varió algo el panorama. Hasta a Joaquín Jesús debió parecerle sonrojante el escaso bagaje ofensivo de los suyos y tiró de banquillo dando entrada a Chori Castro, por aquello de intentar demostrar que Iraizoz estaba en el campo. Tuvo Castro el empate, pero tiró flojo sin obligar a Gorka a nada, y ahí acabaron las opciones de los insulares que vieron más cerca el segundo del Athletic que la posibilidad del empate. No estuvieron finos, con todo, los rojiblancos. Cuando no se falló el último pase faltó calidad en el remate, bien de Llorente, bien de Susaeta.

Para la anécdota quedó la vuelta a San Mamés de Gabilondo, en los que seguramente puedan ser los últimos minutos de su carrera en San Mamés, o el tiro al larguero de Toquero, en lo que hubiese supuesto el acierto en mi pronóstico a mi compañero de localidad –con lo que eso luce- cuando vimos cojear a Gaizka tras pelear fiel a su estilo un balón en defensa.

Los dos partidos disputados en casa en una semana se han cerrado con victoria por la mínima y en ambos ha maniobrado desde el banquillo Bielsa para dar solidez al equipo, con objeto de evitar que se volviera a dilapidar en los últimos instantes lo atesorado con bastante trabajo. Ayer aprovechó para dar entrada a Ekiza, otro que ha recuperado crédito a base de buenas actuaciones, y dejar a Javi Martínez ligeramente adelantado pero sin llegar a ser un mediocentro al uso. Ello obligó a Iturraspe a adelantarse, pero aunque sea Ander no es Herrera y la distribución del cuero en la recta final no fue la misma.

En lo no meramente deportivo, San Mamés se llenó de pancartas aludiendo al aficionado fallecido, y Llorente tuvo un bonito gesto tras brindarle el gol, le honra. Sí llamó la atención, sin embargo, una pancarta en el fondo sur que, en euskera, preguntaba al Club cuál es su estilo. Puede que la entidad no haya sido todo lo ágil que debiera en mostrar en público –importante matiz- su duelo a la familia, pero resulta kafkiano escuchar reivindicaciones de estilo, de educación, a integrantes de ciertos grupos que callaron los cuatro años anteriores no porque les gustasen las formas o la gestión, pero sí porque fueron debidamente favorecidos.

El Athletic cierra el ciclo de tres encuentros de Liga con siete puntos de nueve posibles antes de afrontar el que será el partido más trascendente de lo que va de temporada. Volver de Lisboa con la eliminatoria abierta es el objetivo, para lo que habrá que conseguir mantener la firmeza defensiva y marcar. Vaya semana de emociones para los athleticzales, porque si lo del Sporting de Portugal se espera con ansia, el sorteo dominical de entradas coperas ocupa mucho tiempo de las conversaciones. Que haya suerte. Y justicia.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

6 comentarios

  1. Partido el de ayer que no va a pasar a la historia por temas deportivos ni victorias épicas sino por cosas como un minuto de silencio de verdad, con respeto y sin consignas ni "voceras." Ayudó al 1-0 un Mallorca que vino con los deberes hechos y ánimo de no molestar, gracias, socio Caparrós.
    Lo mejor, el resultado y que a día de hoy, parafraseando al gran Howard Kendall, "Champions posible". Toquero se entregó como siempre en 25 minutos, pena del larguero. Gabilondo es como es, no descarto que el día menos pensado nos soprenda con un gol antológico y decisivo.

    El jueves llega lo bueno, hay que salir a por todas en el Alvalade y mentalizarse de que no será fácil pasar la eliminatoria aunque el Sporting pueda no tener el nombre de un Manchester United.Esperemos que también haya sorteo de entradas para Bucarest.

    p.d.: Vivo fuera de Bilbao e igual me pierdo algo, pero no sé qué pintaba lo de "Zein da zure estiloa?"

    ResponderEliminar
  2. Pues sí Contini, esperemos que haya otro sorteo. Por cierto, felicitar a la directiva por la transparencia, se ve claramente que en cuanto hay buena fé y ganas de ser transparente una rifa es algo tan sencillo que lo dominan hasta los clubes de regional.

    Lo de la pancarta sobró, pero va en el ADN de los vascos enredar y dedicarnos a criticar. Puede que el Athletic no haya sido en el asunto Cabacas todo lo ágil que debiera, pero no es fácil posicionar a una entidad como la de Ibaigane, que haga lo que haga estará siempre en el ojo del huracán. En cualquier caso, la familia dicen que está satisfecha, que la Junta, además, se les ha acercado en el plano personal, sin cámaras ni micrófonos, de forma íntima y sincera. Prefiero las cosas así, hechas desde el sentimiento y no buscando publicidad, declaraciones altisonantes o erigirse en protagonistas cuando no tocan.

    Conoceremos Bucarest, Contini.

    ResponderEliminar
  3. Por fin un minuto (de sesenta segundos) de silencio. Que en ocasiones ha durado bastante menos y con el himno al piano de fondo, por si acaso. Algunos igual debieran meditar un poco.

    Hablando de pancartas, no entiendo la de "gurea da garaipena" en la grada norte. Creo que vuelta a mezclar churras con merinas.

    Y la "solidaridad" de otras aficiones... en fin. ¿Quienes gritaban aquello de "Cuellar muérete". Es lo que tiene ir haciéndose mayor. Eso sí, este año con recuerdos también agradables.

    ResponderEliminar
  4. Esa no la vi, Iñaki, pero otros que están como para dar lecciones de nada. Lo que queda claro es que en San Mamés sólo se pueden hacer los minutos de silencio que ciertos grupos quieren y nada más.

    Y ya ha salido la caverna a ponernos en la picota como afición. La presidenta de la AVT, ilustres tertulistos extremo derechistas...

    Lo de siempre. Y lo de la solidaridad de otras aficiones... pues me da la risa.

    ResponderEliminar
  5. Ayer en Getafe había otra pancarta recordando a Íñigo, como hubo otra en el Villamarín...Y ya que hablamos de Getafe, la goleada de éstos al Sevilla permitió que subiéramos al séptimo puesto por aquello de la diferencia de goles del coeficiente general.

    ResponderEliminar
  6. Lo del Getafe no me lo esperaba, la verdad. Vaya remontada. Lo de Míchel empieza a confirmarse como otro de esos entrenadores sobrevalorado, otro de esos inquilinos de banquillo que la prensa madrileña encumbra por amistad y por su pasado madridista.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.