+ 16

Todo el verano al pié de la letra

Cuando hace ya tres meses, allá por ochomayos, y a más de tres mil kilómetros de Orduña, por las calles de Bucarest la afición rojiblanca convirtió el a lo loco se vive mejor en la referencia absoluta de su hit parade, en aquellas horas de ilusión, de emoción, de orgullo, de viejos laureles reverdecidos, nadie sospechaba la cuesta abajo que se avecinaba. De Bucarest volvimos heridos, tristes y desesperanzados, pero en dos semanas quisimos creer que nos habíamos repuesto y acudimos a Madrid con la fe del converso. Los goles culés, la inacción rojiblanca y la acumulación de fracasos fueron un mazazo en la moral de la tropa de consecuencias, en aquel momento, impredecibles.

En lo que respecta a este blog, tras cinco años, forzaron un parón por el desánimo, un tiempo de reflexión sobre si merecía la pena seguir toda vez que la interactividad estaba en mínimos históricos y quedaba la sensación de aportar bastante poco a una blogósfera sobrecargada de opinión rojiblanca. Aprovechado el descanso para cargar pilas, para intentar idear novedades que incorporar y para hacer bricolaje con html, css y demás tecnologías que no se pueden encontrar en Leroy Merlín, por cariño y respeto a la decena de personas que con más frecuencia dejan acuse de lectura de las reflexiones más o menos acertadas que escribimos cada semana, volvemos a levantar la persiana.

Deportivamente, como si no hubiese habido un paréntesis, reabrimos con goleada, contra el Betis, repitiendo ciclo por aquello de que la historia es caprichosa, con una nueva entrega de despropósitos defensivos que dejaron a un rival muy medianito pasando una factura de goles a la altura de los grandes equipos. Pero lo sucedido no es ajeno a la lógica, el Athletic en tres meses ha convertido lo que debía ser un éxito, a pesar de las decepciones, en una cadena de despropósitos que tuvieron ayer su plasmación sobre el verde.

Con un equipo improvisado, alejado de lo que fue el abecé de Bielsa el pasado año, con un eje de la zaga inédito, con una referencia inane en punta como consecuencia de la apuesta por Toquero como nueve, con unos laterales blanditos por incompetencia de Pérez y por la ya clásica falta de forma de Iraola; todo ello aderezado con un mediocampo incapaz de hilvanar dos pases, forzando al entrenador a sustituir a Iturraspe sin alcanzar la media hora de partido puesto que se había convertido en el mejor aliado de un Beñat que se asoció como nadie con una directiva del Betis que pretende colocarlo en Bilbao ahora que la tesorería que gestiona Alberto Uribe-Echevarría va a desbordar billetes. A los verdiblancos, que sufrieron los primeros cinco minutos pero el Athletic careció de pegada, les bastaron tres llegadas muy mal gestionadas por los de casa, con fallos en cadena, para poner una diferencia insalvable.

El entrenador arregló el desaguisado en el descanso, lo que le costó agotar los tres cambios, puesto que su apuesta había sido desacertada. Ni Toquero es un nueve, ni Iturraspe tenía su día, ni el Herrera que puso por encima de cualquier otro interés poder guardar en su armario el elegante chándal olímpico español estaba para ser titular. Cuando peor estaban las cosas, mejor salieron, y cuando mejor estaban, se volvió a arrojar todo el trabajo por la borda.

Resultaría extraño en otras circunstancias, pero lo sucedido se atiene a la lógica perversa de un Club que ha pasado a actuar al pié de la letra de su particular canción del verano, por lo que  vive a lo loco. La sucesión de tristes hechos han evidenciado que una política comunicativa que confunde la prudencia con el silencio generó un estruendoso conflicto por unas obras donde el entrenador quedó como un extraño Quijote y la directiva, rehén de una poderosa constructora,  en un grupo de bomberos que apaga conflictos a base de comunicados tan breves y lacónicos como desafortunados en plazo, forma y fondo.

La rumorología, esa que alcanza las cotas más altas cuando desde el Club no se alimenta al monstruo que hoy en día no sólo componen los medios sino esas redes sociales que carga el diablo, ha generado un estado de histeria colectiva que da por buenas las versiones que, con más mala leche que otra cosa, difunde la caverna que silenció los éxitos deportivos pero maximiza los conflictos. Las calles vizcainas dan por verosímiles los supuestos enfrentamientos entre estrellitas y entrenador, los jugadores huyen por la imposibilidad de acudir a su pueblo a recoger peras de los frutales porque el míster tiene formas y maneras previas a las de la revolución proletaria, todo el mundo parece haber vivido en persona el ambiente del vestuario tras la final copera y no hay ciudadano que no sepa de primera mano el detalle de las negociaciones por la renovación de Llorente.

Lo cierto es que de buenas a primeras, cuando todo parecía dispuesto para vivir una temporada ilusionante, el Athletic se encuentra a las puertas de uno más de esos cambios de ciclo que ha vivido históricamente. Y es lo que debe suceder cuanto antes, normalizar y digerir la salida de dos puntales deportivos que dejarán las cuentas saneadas para muchos años, y apechugar con lo que viene, un año de transición donde la paciencia será más necesaria que nunca. Reforzar el equipo -innecesario pero asumible si se hace puntual y sin grandes dispendios en un par de posiciones-, normalizar el entorno, desterrar a esos pocos que con su bochornosa actuación ponen al Athletic a la altura de los clubes más impresentables y dejar trabajar a un entrenador que parece ser el que con más naturalidad y sosiego asume las consecuencias de cuanto va sucediendo.

Sólo ha pasado una semana tras la rueda de prensa en la que Urrutia, además de una clase teórica impecable de cómo debe la entidad gestionar los contratos de sus futbolistas, anunció la salida de un jugador vital -pero sustituible- que llevaba tiempo jugando a engañar al Club que le ha permitido alcanzar las cotas de popularidad que le llevan a creer ser el futbolista que no es. Son, como todo lo que le está pasando al Athletic, las consecuencias del éxito, que en el caso del riojano tan mal han asimilado él y su entorno más cercano, ese que juega a representante, a dejarse seducir por las palmadas en la espalda de esos periodistas que siguen de cerca a la selección española y que no tardarán en convertir en hirientes críticas las falsas e interesadas loas actuales.

Urge despejar antes del jueves las incógnitas. Ahora parece claro que el mensaje del presidente no iba dirigido, exclusivamente, a Llorente sino a un Bayern que, como elefante en cacharrería, con la nocturnidad y alevosía de acometer un asalto al límite del periodo de inscripción de fichajes (a recordar, también, la aquiescencia de un amigo como Heynckes), no acaba de depositar los cuarenta millones que Hoeness y Beckenbauer -unos alemanes que parecen nacidos en Indautxu- consideran poco dinero, por miedo a las consecuencias de una decisión que les puede poner en aprietos ante la UEFA.

Cerrado lo de Martínez, que se irá como vino, como un profesional que exclusivamente valora dinero y proyecto deportivo, debería acometerse la salida de Llorente. Por varias razones. La primera por el irrespirable ambiente generado que no permite normalizar la situación. La segunda, por intentar rentabilizar una situación que con la actual actitud sólo favorece al jugador. La tercera porque el valor de las cláusulas no es el mismo con un contrato recién firmado que cuando en seis meses el jugador será libre para fichar por quien le plazca en unas condiciones ventajosas que por su actuación no merece. Y cuarta, y última, porque la ortodoxia extrema que busca ejemplarizar con este caso está reñida con la posibilidad de recaudar una fuente de dinero que permitirá blindar y premiar a quienes sí posean un sentimiento Athletic que aún existe.

Hay que acomodarse a lo que pasa y apostar por la seriedad. Dejar de comportarse como ese Betis que nos arrasó en el campo. Abandonar la vida a lo loco, como si el guión de nuestra vida lo hubiesen escrito los hermanos Fesser y nuestro entorno pareciesen escenas absurdas y disparatadas propias del milagro de P. Tinto.

Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

16 comentarios

  1. En un párrafo resumes lo que ha pasado y está pasando. No se puede salir a desmentir todas las melonadas que se dicen y escriben cada día, pero si un día no dices basta y pones a algunos en su sitio, la repetición de las melonadas acaba reblandeciendo las meninges del personal y provocando el efecto deseado por los meloneros, que no es otro que el de retroalimentarse con más melonadas.
    Durante el verano los meloneros han estado mayoritariamente a orillas del Mediterráneo. Ya verás a partir de ahora. ¡Todos al suelo, que vienen los nuestros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juancar, creo que a lo largo del verano, aprovechando que hacías guardia en tu garita, hemos comentado el asunto de la política comunicativa, en la que eres una de las voces más cualificadas para hablar al respecto por conocer el asunto desde fuera, al igual que bastantes, y desde dentro, algo que pueden decir unos pocos más.

      Las melonadas hacen mucho daño, a ver si nos damos prisa para que dejen asumir lo que nos toca en paz. De momento, del asunto Bayern-Martínez, como dijo el butano de las quinielas en su despedida de la SER, ni pío.

      Eliminar
  2. Gontzal, me alegro mucho de que sigas cultivando este blog, con acertadas reflexiones sobre lo que ocurre en el Athletic.No pueden hacerse tan mal las cosas desde todos los estamentos del club, -incluyo a grupos de descerebrados que dicen ser aficionados del mismo- como se han hecho desde finales de mayo con aquel culebrón de la renovación del entrenador, sin luz ni taquígrafos.
    La pretemporada ha sido para olvidar y sin anestesia,lo que empieza a plasmarse en un comienzo de Liga de montaña rusa con mareo, una primera eliminatoria de Europa League sonrojante y no sé lo que queda por venir. Tiemblo, tengo "mieo" que diría Luisfer ante un proyecto fenecido y un porvenir oscuro. Solamente queda confiar en Bielsa, aunque haga cosas como las que hace con Toquero, Íñigo Pérez y demás.

    p.d.: Buen aggiornamento estético sin necesidad de agarrar por la pechera a jefes de obras ni renunciar a finales de Copa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contini, gracias por pasarte por aquí. Ya sabes que en algunos casos no hemos estado de acuerdo en lo referente a la gestión de la directiva, pero es lo bueno de esto, que cada uno escriba lo que piensa. La pretemporada ha sido lamentable, pero yo soy optimista, aunque consciente de que lo del año pasado no se repetirá. Aún así, en esta liga, mediocre a más no poder, no debiéramos pasar muchos apuros para andar en mitad de la tabla.

      Eliminar
  3. Aupa Gontzal
    Me alegra que al final hayas vuelto a retomar el blog. Lo de ayer, con la defensa de chiste (solo Iraola de la defensa titular), el medio campo sin contener ni construir (Iturraspe como un flan y Herrera, sin operarse tras su insistencia en acudir al despelote de Londres), y con Toquero como "9 de coña" en lugar de "falso 9". Con esto tenemos las tres líneas cogidas por los pelos. El Betis,equipo que lleva jugando a lo mismo y con prácticamente los mismos por lo menos dos años (y bastante bien), tuvo un entrenamiento de 30 minutos. De esta guisa nos encontramos con que nos taladraron sin misericordia durante esos 30 minutos y nos fuimos con un 0-3, que a nada que el Betis hubiera apretado más, se hubiera convertido en un marcador mas propio de pelota mano que de futbol en la élite.

    En cuanto los cambios se asentaron y entraron Aduriz e Ibai, mas el debutante en liga Galarreta, la cosa adquirió otro tono, al menos en la faceta ofensiva. Defensivamente seguíamos teniendo una defensa de feria, pero al menos el equipo era más vertical y se movía con otra intención, hasta que el cántaro se rompió y nos enchufaron esos dos goles, después de hacer lo más difícil.

    Conclusiones ( a mi entender):

    -Habrá que "agradecer" a Fernandito y a Chus "el hermano listo", la delicadeza que han tenido con el club que les paga (y bastante bien por cierto)de comunicar su decisión a 10 días de comenzar la liga. "Que 17 años no es nada". Para esto, podrían haberlo dicho después de la final de copa o después de aquellas dos semanas de abrazos en la eurocopa.

    -Heynckes debería mostrar un poco mas de respeto por este club, porque una cosa es que se lleven a un jugador, y otra es que lo hagan (en teoría, porque aun está aquí) a 4 días de comenzar la liga. Si se lo van a llevar, que no enreden y se lo lleven rápido. El club necesita estabilidad y esto no nos ayuda a adaptarnos a la nueva situación. Veremos si con lo que el Zorreo anunciaba ayer de la posibilidad de que el Athletic acuda a la normativa FIFA, el Bayern va tan sobrado.

    -Javitxu también se ha lucido. Se monta esto a 4 días de empezar la liga y además, vemos que hasta pone pasta para irse y su familia está eligiendo piso en Munich. Se ve que se le ha tratado fatal en el Athletic. De su actitud y rendimiento mientras ha vestido esta camiseta, chapeau, nada que objetar. No así Fernandito, al que hubo que aguantar sus tibiezas y lloriqueos durante el bienio negro en el que el club se jugó la vida, y en cuanto comenzó a asomarse a lo que se pretendía, nos vino mirando por encima del hombro y cambiando de cuadrilla (o intentando que le dejaran, mas bien).

    -La rueda de prensa de Urrutia la semana pasada, perfecta. Aviso a navegantes. Eché en falta que se tratara ya el tema de Martínez si está tan avanzado. Ahora a ver si Amorebieta se nos baja de la nube y se da cuenta de donde está.

    -Una vez las starlettes se van (y espero que pronto), espero que el control del vestuario lo tome la gente más cuerda (Iraola, Gurpegi, e incluso Aduriz). La reconducción de Bart y Herrera está en juego. La entrada de nuevos cachorros de una manera más sensata sería de agradecer.

    -Tema Herrera. Despues de hacer el gili todo el verano, ¿nadie en el club le va a obligar a operarse a este chico? ¿Va a seguir el Athletic pagando las memeces de esta gente? Lo necesitamos al 100%.

    -Para terminar, como a Fidel, a Clemente la historia le absolverá. Hace muchos años fue el que mejor definió a Llorente. Mientras, otros, ofrecían su hombro a Fer para que dijera cosas como "no soy un jugador de mucho sufrir" (leido en El Correo mientras el equipo las pasaba canutas). Con un par.

    Pese a todo, en cuanto se recupere Aurtenetxe, Muniain, Amorebieta, Herrera y recuperemos la cordura con Aduriz, con el espíritu de la segunda parte de ayer, vamos a disfrutar este año otra vez. De la solidez y la unión, haremos un valor que sustituirá lo que hemos perdido. Y si no, al tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arratsalde on Aitor,

      neu bere posten naz zeure luxuzko iruzkinak hemen itziten barriro sartzeagatik.

      Ados nago esandako askogaz, Clementerenean ez ordea. Ez jataz inoz bat ere gustau darabilzan erak edo moduak. Garaian Fernandogaz bere ez.

      Bayern-en asuntuari jagokonez ez dakit, ez dakit azkenean dana okertuko ez dan eta aldagela hankaz gora itziko ez deuskuen.

      Ikusiko dogu. Eta komentatu, espero dot.

      Eliminar
    2. Eguerdi on Gontzal

      Clementerena, batez ere bere jarreraz asmatu zuela hitz eiten ari nintzen "Fernandito" ezizena jarri zionean. Bere garaian, une latzetan Clementek, taldekide guzien konpromezua eskatu zuenean, Fernandok kaka ein zan, ta berari zegokion rola, 35 urteko "atso" bat gehi Valladolidetik (2. mailan garai hortan) ekarritako heldu berri bat (Adurizek) hartu behar izan zuten. Hor izan zuen Fernandok aukera paregabe bat bere zurigorritasuna ta gosea erakusteko. Ta kazetari maltzurrengana negar eitera aritu zen (El Txorreoko elkarrizketa baten bat clubaren ezegonkortasunare bila doa argi ta garbi), ume moko bat zela, ta clubaren biziraupena piper bat etzitzaiola inporta erakusten.

      Lehen, "solidez ta union" kontzeptu gisa aipatzen ditudanean, esan nahi dut aldagelaren barruan. Athleticen inguruaz gero ta gutxiago fidatzen naiz. Interes gehiegi daude, adibidez, Urkullu, Azkuna ta Basagoitiren arteko "iritzi" truke tamalgarria. Kohesioa, batasuna aldagelan da espero dudana. Amorebietak orain ezduela sinatu nahi, Pepe Reinaren lagunak esan diolako oso gutxi eskaini diotelako? Ba Ekiza ta Sanjose-ri eskaintzen zaie aukera ta listo. Hau bezalako funtsagabekoak ez dira beharrezkorik Athleticen. Jende normala, jokalari onak, profesionalak, ta izan badaiteke Garai, Rojo edo Iribarren kamiseta janzteaz esker onekoaz sentitzen den jendea ezinbestekoa da.

      Barkatu txapa.

      Eliminar
    3. Ez da txapa, Aitor. Eta argumentu ia guztiekaz bat nator. Llorenteren kasuan, niretzako behintzat, txarrena bere ingurko pertsonak dira. Dan ez dan jokalaria dala ustearazi deutsoe bai kirol mailean eta baita ekonomikoan eta bere ibilibidea haustea lortuko dabe.

      Ez dauka, neure ustetan, puntako talde baten jokatzeko behar dan jarrera eta adorea.

      Eliminar
    4. Eta Alemanian argitaratutakoa egia bada, ez dakit zer esan Martineztarrei buruz

      Eliminar
    5. Martineztarrak "Vente a Alemania, Pepe" filmearen "remake"-erako paper bila dabilz, Iñaki.

      Eliminar
    6. Ordun ados gaude. Jarri zioten ezizenarekin asmatu zuten ta orain cluba bizitzen ari den bidegurutzean inoiz baino beharrezkoagoak dira dana emoteko prest dauden jokalariak. Aldagela indartuz ta "taldea" eginez.
      Ta konbentzituta nago, cluba eiten ari den apostua, pulso ekonomikoa mantentzen, ta saiatzen indartzen nortasunaren sentimendua (honekin ez dator bat Griezmann ekartzea), ez soilik aurtenerako, baizik eta etorkizunerako ezinbestekoa izango dela Athletic Club proiektu gisaren biziraupena bermatzeko.

      Javitxurena izan da oso kutre.Azkenean ez dakit ze gertatuko den, baina irailaren baterako ez badago bakoitzaren klausula gehi zergak jarrita berriz taldearen dinamikan sartu beharko dire, hasteko buruz. Tartean, ez daude jokatzeko prest. Bestela errespetu falta izango litzake taldekideentzat.
      Ta LLorente ta JMrena, berdin berdina Amorebieta edo nahi duzunentzako etorkizunean. Bazilea amaitu behar da.

      Eliminar
  4. "De la solidez y la unión, haremos un valor que sustituirá lo que hemos perdido. Y si no, al tiempo."

    AMEN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mala Santi, aunque creo que lo de la solidez y la unión en el Athletic, cada vez menos. El famoso asunto de los años ochenta entre Clemente y Sarabia, las elecciones entre Lertxundi y Arrate de los ochenta, el mandato de Macua y la marejada que existe contra Urrutia desde el mismo día que barrió en las elecciones han dejado este Club a los pies de los caballos.

      Eliminar
  5. Me uno al grupo de personas satisfechas por poder seguir acudiendo a este txoko, Gontzal.

    Poco que añadir ya; de pensar y saborear por adelantado en una nueva temporada a esta locura. Esperando que se reconduzca, pienso en que las malas compañías e influencias es lo que tienen en bastantes casos. Si alguien no quiere estar en el Athletic, mejor que lo diga a tiempo y se busque la mejor salida para todos. Por cierto, otra vez Heynckes y otra vez el Bayern por medio; ¿factor concurrente sin más?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el mundo acaba por retratarse, Iñaki, Heynckes nunca ha demostrado demasiado respeto por el Volkswagen que le parece el Athletic y ha decidido, otra vez, venir a por piezas a Lezama, que además con esto de las obras debe estar hecho un desguace.

      Lo de las salidas lo veo cada vez más claro, porque la situación hay que reconducirla, es insostenible y, además, muy cara. El acoso mediático cavernario que va a sufrir el Athletic será insufrible si los que eran nuestros enviados especiales a la mal llamada roja se quedan en la grada o sin ir a Alemania. El juego sucio ya ha empezado. Artículos que ligan los deseos de Llorente de cambio de aires por asuntos políticos.

      Evitemos ser el muñeco del pim pam pum madrileño, ingresemos 60 millones y a reinventarnos otra vez, que son 115 años de existencia.

      Por cierto, para quienes aún no la conozcan que se pasen por tu libreta forofogoitia.

      Eliminar
    2. Y, como te apunté en otra conversación, hablando de comunicación, curioso el silencio de los interesados en twitter. Y es que hay ocasiones en los que el silencio también desafina.

      Eliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.